Plan para el fin de semana. BTT Poza de la Sal.

No sabéis que hacer este fin de semana???

Les recomiendo una prueba de las que tengo el honor de haber estado en todas sus ediciones, salvo la del año pasado: Marcha BTT Poza de la Sal. El primer año como voluntario, el segundo corriendo, el tercero me tuve que retirar por una rotura y este sábado espero que la cosa me vaya mejor…

A una carrera/marcha se le tiene que pedir que esté hecha con ilusión. Eso lo primero. Que se piense en el corredor y no en el número de dorsales vendidos. Velar por la seguridad del ciclista. Y que en la medida de lo posible el ciclista esté lo más cómodo posible: el que va a ganar y el que va a disfrutar. En esta os doy mi palabra que todo se cumple. Detrás de la organización hay personas que antes de ser organización son ciclistas, que tratan de llevar lo mejor de cada prueba a su prueba. Que pierden días de vacaciones por buscar los mejores senderos y estos estén en perfecto estado. Podrá haber fallos, despistes… pero cuando metes todo esto en un coctelera es complicado que pase.

Este año como novedad tiene un recorrido corto de 24km para todos aquellos que quieran disfrutar pero 48km se les hagan lagos. Más Info aquí: http://www.pozadelasalbtt.com/

 

Si a todo esto le sumas un pueblo volcado en la prueba, casi más voluntarios que ciclistas, comida popular, carreras para los más peques y más sorpresas… tienes una prueba hecha con el cariño de una copa del mundo pero a precio popular. 

Os dejo el vídeo de la prueba:

 

Volvemos a la carga, campeonato de españa de veteranos de judo.

Ni estaba muerto, ni estaba de parranda… hace tiempo que no dedicaba tiempo a este blog. Las razones son dos y muy sencillas: no tengo mucho tiempo y mi actividad deportiva no ha estado enfocada en el marco del running-triatlón, etc etc… Pero aunque sean pocos, hay gente que sigue o seguía este blog, y aunque solo sea por estos o porque simplemente me apetece, es momento de retomar la actividad…

Dejábamos esto hablando del duatlón de Sopelana. La carrera fue buena (quedé entre los 5 últimos o así). Contento por volver a competir, por ponerme el mono, por hacer transiciones… pero siendo muy realista y sabiendo que no tengo la cabeza en esto. Poco después corrí la carrera de montaña de Arrigorriaga, la corta y nocturna, mejores resultados y muy satisfecho por el trabajo hecho y más sabiendo que no tenía la cabeza ahí. ¿Y dónde tenías la cabeza? En este fin de semana, en el Campeonato de España de Judo Veteranos.

Desde que nació Peio (Octubre) ya vi que aunque quería y que me gustaba mucho el triatlón, ya no tenía ni fuerzas ni ganas de afrontar otra temporada al “100%” pensando en cloro, bici y zapatillas. Son diez años y estoy saturado, saturado porque uno de mis problemas es que me vuelco mucho y eso me desgasta.

Paralelo al crecimiento de Peio, crecía el uso del kimono y los entrenos en el tatami. Primero un poco, luego un poco más…para acabar desde semana santa muy focalizado en la prueba del sábado. Lo he ido simultaneándolo con el jiu jitsu brasileño, algo que me ha servido mucho.

Después de 15 años, había que volver con un campeonato? pues seguramente no. Pero yo soy así. No sé hacer las cosas en bromas y como estoy acostumbrado a la derrota, no me preocupa volver con un rotundo fracaso deportivo. Ya que sería solo deportivo, porque en lo personal estoy muy satisfecho. Excusa de mediocres. Vuelvo en la categoría de -66kg, lejos quedan los -60kg pero cerca quedan los 76kg que pesé el lunes después de las vacaciones de semana santa. Había que volver a entrenar duro, retomar las rutinas, pero sobre todo… entrar en la categoría.

En este tiempo también he aprovechado para matricularme y así poder ejercer como Entrenador personal y experto en nutrición deportiva. Es algo que siempre me ha gustado y que me gustaría saber más y ayudar a quien le pueda interesar.

Espero retomar el blog con más asiduidad. De momento les dejo el programa del viernes en Tele 7 con consejos para los que se inician en triatlón:

Debutando en el duatlón de Sopelana

Mañana toca ponerse el traje de torero, otra vez (espero entrar). Buscando en el baúl de los recuerdos se cumplen 9 años de la primera vez que corrí un duatlón de carretera. Antes había participado en duatlón cross, pero de carretera era el debut. Mañana en Sopelana toca buscar esas sensaciones de primerizo.

La verdad que podríamos decir que es como empezar casi de cero. Y no creo que haya muchas diferencias entre mañana y hace ocho años. He perdido tanto, que la vida me ha regalado la oportunidad de re-aprender lo olvidado. Eso está bien, porque me supone un aliciente. Llamar reto a un duatlón sprint, me parece obsceno, aliciente está bien.

Durante la primera época sí que me gustaban mucho los duatlones, pero luego cuando piqué otros deportes: ciclocross, cross… el duatlón quedó un poco apartado. Por lo que realmente es que casi es un debut al uso. Y como decía, estoy me gusta.

P3301803 P3302066

La gran diferencia de la carrera de mañana con (casi) cualquier otra carrera, es la aceptación de que acudiremos para entrenar/disfrutar/pasar la tarde… muchas veces he atacado a las personas que suelen decir esto. Siempre he pensado que eran excusas ante un posible fracaso. Pero con el tiempo me he dado cuenta de las prioridades, de los objetivos y sobre todo: de mi estado de forma. Soy muy consciente de que estaré muy atrás, sobre todo en bici, pero mis objetivos son otros y nunca en febrero. Es la primera vez que miro los tiempos de corte.

Con la ilusión del aprendiz nos presentaremos en Sopelana, buscando mejorar la forma para Mayo/junio que es cuando quiero estar bien y sabiendo que el duatlón es un medio y no un fin.

Cambio de aires.

Nuevos aires merodean el blog. Aviso que este post va más enfocado a los lectores más habituales del blog, a los que podría nombrar uno a uno (no es el marca), pero no lo haré. Este final de año ha coincidido con el final de un periodo de pruebas, test y reflexiones… y este año nuevo comienzo con ilusiones nuevas/retos/enfoques.

Para los que me conocéis más en persona, sabéis que en octubre nació Peio, segundo heredero de mi imperio de bicis, zapatillas, hierros y mierdas deportivas. Algo que ha sido un elemento más a tener en cuenta en la toma de decisiones. Si cuando nació Jon me planteé dejar el triatlón de larga distancia, el ultra fondo y tal… con Peio aquí tengo todo mucho más claro.

El triatlón distancia Ironman, las carreras a pie a partir de la maratón y este tipo de cosas que hacía, requieren muchas horas (por si no lo sabíais), hay Youtubers que lo hacen en 2 semanas, pero yo no puedo o no me gusta. No solo requieren muchas horas de entreno (esto es lo menos importante), requieren estar al 100% en esto: descansar, planificar, comer bien, dormir por la noche… anteponer en ocasiones el deporte a otras cosas. Y yo a eso, ya no estoy dispuesto, aunque pudiese (que no puedo). Creo que he hecho lo que tenía que hacer y cuando he querido hacerlo y ya estoy cansado. Han sido muchas pruebas en poco tiempo, desde 2008: 5 Ironman, 4 ultras, 6 maratones, medios ironman ni sé, 24h corriendo, pruebas de ciclismo por etapas, Campeonatos de España de ciclocross, cross, atletismo en pista… Ya no me llena.

Con la llegada de Jon bajé de distancia. Pensando que con menos entreno rendiría igual (algo no difícil dadas las expectativas). Pero no fue así. Y lo más triste es que ni me divertía. Han sido dos años no muy productivos. Entrenaba para corta: no rendía en corta y no disfrutaba en larga. Con las dos excepciones de Lesotho Ultratrail y las 24h de ChiangMai.

Sabiendo lo que “me se” venía encima, desde octubre empecé a probar ciertas cosas. La primera cambiar de equipo de triatlón al RCTri, equipo capitaneado por el mejor triatleta nacional (y punto) Richard Calle, necesitaba cambiar de aires. La segunda volver a sacar los kimonos de la bolsa, volver al Judo y probar el brazilian Jiu Jitsu. Y tercero montar un gimnasio en el garaje. Con estos tres cambios he encontrado un equilibro que estaba buscando, creo, quién sabe. Lo bueno de este nuevo enfoque de combinar deportes de lucha, triatlón y trabajo de fuerza, lo que busco es una mejor versión de mi mismo (plano físico) y seguro que llegará la diversión. Sabiendo que nuca voy a correr como lo hacía antes, que no voy a hacer judo como antaño… pero por otro lado puedo hacer muchas cosas que me llenan. Y lo más importante: lo puedo conciliar.

Si has llegado hasta aquí, cosa difícil, pensarás: y para que cuentas esto, te crees que la gente lo estaba esperando? que es como cuando se retiró Induráin? Ni mucho menos, solo que puede servirle a alguien, y por otro lado advertir al lector que ya no leerá determinadas historias. Ni más ni menos. Seguiremos con historias de superación, trabajo y esfuerzo…orientados a otros deportes quizás, no lo sé… 

Os dejo una de las cosas que me motivan bastante, la comunicación. Programa del viernes de Tele 7.

 

Correr en tiempos revueltos. Sorteo Gernika-Bilbao running.

Vivimos una época convulsa en la que parece que lo mejor es salir corriendo… con lo que se ve cada día en la TV poco lugar a la esperanza hay. Hace tiempo leí un artículo, en el que cada vez que pasaba este tipo de crisis, el número de corredores aumentaba. Ojo, no de tenistas o futbolistas o ciclistas… de corredores.

Este hecho no parece muy difícil de entender, si no puedes tener mucha capacidad de maniobra en el trabajo (si lo tienes), si no puedes cambiar lo que te rodea… solo te queda ser dueño de tus pasos, de tus ritmos y de tus objetivos. Al menos ser dueño de algo.

No es menos cierto que (o al menos eso dicen) cuando corres se produce una liberación de endorfinas y cuando terminas te sientes mejor que cuando empiezas. Y más si es con un dorsal…

Una de las mejoras cosas que tiene este blog es conocer a gente “cojonuda” que nos da un dorsal para la carrera: Gernika-Bilbao. Os dejo la info aquí: http://gernikabilbaorunning.com/es/home/

Si quieres un dorsal, envía un mail a iker.corrernoesdecobardes@gmail.com y lo sortearemos hoy al final del día.

gernika-bilbao-running-2016-cartel