Cambio de aires.

Nuevos aires merodean el blog. Aviso que este post va más enfocado a los lectores más habituales del blog, a los que podría nombrar uno a uno (no es el marca), pero no lo haré. Este final de año ha coincidido con el final de un periodo de pruebas, test y reflexiones… y este año nuevo comienzo con ilusiones nuevas/retos/enfoques.

Para los que me conocéis más en persona, sabéis que en octubre nació Peio, segundo heredero de mi imperio de bicis, zapatillas, hierros y mierdas deportivas. Algo que ha sido un elemento más a tener en cuenta en la toma de decisiones. Si cuando nació Jon me planteé dejar el triatlón de larga distancia, el ultra fondo y tal… con Peio aquí tengo todo mucho más claro.

El triatlón distancia Ironman, las carreras a pie a partir de la maratón y este tipo de cosas que hacía, requieren muchas horas (por si no lo sabíais), hay Youtubers que lo hacen en 2 semanas, pero yo no puedo o no me gusta. No solo requieren muchas horas de entreno (esto es lo menos importante), requieren estar al 100% en esto: descansar, planificar, comer bien, dormir por la noche… anteponer en ocasiones el deporte a otras cosas. Y yo a eso, ya no estoy dispuesto, aunque pudiese (que no puedo). Creo que he hecho lo que tenía que hacer y cuando he querido hacerlo y ya estoy cansado. Han sido muchas pruebas en poco tiempo, desde 2008: 5 Ironman, 4 ultras, 6 maratones, medios ironman ni sé, 24h corriendo, pruebas de ciclismo por etapas, Campeonatos de España de ciclocross, cross, atletismo en pista… Ya no me llena.

Con la llegada de Jon bajé de distancia. Pensando que con menos entreno rendiría igual (algo no difícil dadas las expectativas). Pero no fue así. Y lo más triste es que ni me divertía. Han sido dos años no muy productivos. Entrenaba para corta: no rendía en corta y no disfrutaba en larga. Con las dos excepciones de Lesotho Ultratrail y las 24h de ChiangMai.

Sabiendo lo que “me se” venía encima, desde octubre empecé a probar ciertas cosas. La primera cambiar de equipo de triatlón al RCTri, equipo capitaneado por el mejor triatleta nacional (y punto) Richard Calle, necesitaba cambiar de aires. La segunda volver a sacar los kimonos de la bolsa, volver al Judo y probar el brazilian Jiu Jitsu. Y tercero montar un gimnasio en el garaje. Con estos tres cambios he encontrado un equilibro que estaba buscando, creo, quién sabe. Lo bueno de este nuevo enfoque de combinar deportes de lucha, triatlón y trabajo de fuerza, lo que busco es una mejor versión de mi mismo (plano físico) y seguro que llegará la diversión. Sabiendo que nuca voy a correr como lo hacía antes, que no voy a hacer judo como antaño… pero por otro lado puedo hacer muchas cosas que me llenan. Y lo más importante: lo puedo conciliar.

Si has llegado hasta aquí, cosa difícil, pensarás: y para que cuentas esto, te crees que la gente lo estaba esperando? que es como cuando se retiró Induráin? Ni mucho menos, solo que puede servirle a alguien, y por otro lado advertir al lector que ya no leerá determinadas historias. Ni más ni menos. Seguiremos con historias de superación, trabajo y esfuerzo…orientados a otros deportes quizás, no lo sé… 

Os dejo una de las cosas que me motivan bastante, la comunicación. Programa del viernes de Tele 7.
Imagen de previsualización de YouTube

 

Recomendaciones de material para la Reebok Spartan Race Invierno.

Esta semana llega una nueva prueba de las Spartan Race, esta vez en Valencia. Y hoy en el blog unas pequeñas recomendaciones en cuanto a material… ya que no podemos ir hasta Valencia, podemos dar algún consejito para que el material no sea una lastre. Aquí podrán leer en varias ocasiones la siguiente reflexión: El material no te va a hacer ganar una carrera, pero si perderla. Eso es cierto, si vas con el mejor material y no has entrenado bien, no vas a ganar. Pero si has entrenado bien y vas con el material equivocado, no rendirás acorde de tu rendimiento.

Para saber qué es lo mejor para un deporte, lo primero es conocer el medio en el que se desarrolla, tipo de movimientos, clima, normas… bueno, lo primero es haberlo practicado varias veces, para saber qué es lo que peor y mejor va. Y de este modo recomendarlo.

Para las carreras de obstáculos sobre todo las spartan y más en invierno, yo recomiendo ir con ropa ajustada. Más cuando te mojas. No es agradable ir con ropa mojada y además que te quede algo grande… es como arrastrar un saco. La carrera de este domingo, puede que sea fresca, por lo que recomiendo usar prendas largas. También para evitar rozaduras llevar los codos y las rodillas cubiertas… Por eso recomiendo estas dos prendas que Reebok ha creado para la ocasión:

 

IMG_20161128_121832   IMG_20161128_122029IMG_20161128_122005

Lo que diferencia a estas prendas de las “normales”, o por lo que yo las recomiendo, es logicamente por ser ajustadas, pero lo suficiente como para que puedas moverte con facilidad. El efecto de mejora de estas prendas es difícilmente demostrable, es más por sensaciones… a mí me van muy bien, sea para spartan race o para un trail o maratón o lo que sea… Fijaros en los pantalones, la cantidad de cortes o paneles que tienen… de este modo el movimiento es mucho más fácil. La camiseta cuenta con ventilación a la zona de las axilas, lo que evita “recocernos”. He puesto el detalle del puño del pantalón, para que veáis que son sin costuras.

La ropa compresiva para mí es muy útil, si le añades que evitas quedarte frío y no cargar con agua, tienes la prenda perfecta. Pero si no te gusta ir con prendas ajustadas en las piernas. Otra opción son los pantalones cortos. Están diseñados con una tela que repele el agua, no se empapan y además cuentan con una goma a la altura de la cintura que evita que se te caigan o muevan. Son tipo surferas, pero con un material muy resistente, ligeras e impermeables.

IMG_20161128_121719 IMG_20161128_121733

Para los pies lo tengo claro: Reebok All Terrain Super… es la fórmula uno de este tipo de calzados. Mejoradas respecto a otras versiones ya analizadas. Más ligueras, con la misma suela que se agarra a cualquier superficie y con un nuevo sistema de protección del talón. Si le sumas la lazada nueva… tienes una versión ideal para estas carreras. Ligueras, con mucho agarre, sin acumular agua y más resistentes. Qué más quieres? Se las recomiendo sin ninguna duda.

IMG_20161128_122054 IMG_20161128_122119 IMG_20161128_122133Con esto no vas a ganar, pero si has entrenando para rendir bien, saber que por el material no va a ser. Ahora a entrenar y disfrutar.

Si buscas, encuentras. Retorno al Ironman.

El otro día me decía un amigo que parecía que estaba enfadado, que en el blog no aparecían más que críticas. Que no estoy enfadado lo se, que solo aparezcan críticas pues puede ser… si que de un tiempo a esta parte, cada vez aguanto menos. Hay días que veo cosas que no hacen ningún bien a este deporte y no me apetece callarme. Si quieren blogs de candy candy ya tienen muchos y como no vivo de esto y me es lo mismo el número visitas, retuit, me gusta o compartir… no voy a callarme.

Dicho esto, no perdamos la perspectiva que esto es un blog. Por lo que la esencia del mismo, es contar las aventuras y desventuras del autor. No recuerdo donde dejé mi aventuras deportiva, seguramente en alguna charcutería, pero haremos un breve resumen. Desde mi llegada de Tailandia arrastre lo que creía un buen estado de forma hasta el campeonato de Euskadi veteranos de pista cubierta: 60m, 400m, 800m, 1500m y lanzamiento de peso. Ya en enero con la llegada del crudo invierno, entré en el túnel en el que siempre entro. Preparé el campeonato de Euskadi de lanzamientos pero no tenía la mínima, por lo que no pude ir (lógicamente). Para preparar este campeonato, nonato, recurrí al powerlifting. El powerlifting es una modalidad similar a la halterofilia que se basa en tres movimiento: Sentadilla, press de banca y peso muerto. Lo tuve que dejar ya que mientras mi fuerza y masa muscular aumentaban, mis ritmos iban en caída libre… Así que desde Abril he vuelto a centrarme en correr el 800m, tanto en el campeonato de Bizkaia como en el de Euskadi veterano y aquellas pruebas en las que se me permita correr. Esta chapa, solo por ponerles al día. Mientras preparo el 800m he vuelto a las salidas en bici, a nadar…

Los que siguen el blog desde 2011 (caso de que haya alguien) se habrá dado cuenta de la re-conversión de pruebas que se citan en el blog. Si en ese 2011 el protagonista era el Ironman de Niza hoy lo es un 800m. Desde mi último Ironman hasta hoy han pasado muchas cosas, personales, deportivas… Y la verdad que esta deriva no me ha hecho muy feliz. Pensando, me gusta mucho pensar, en qué me apetece y que no me gusta, me he dado cuenta que esto no me hace feliz. He disfrutado mucho, pero no me ha hecho feliz, con la salvedad de las pruebas de larga distancia.

Una vez me dijeron: sabes cual es la diferencia entre un cristiano y un budista? Que si al cristiano se le enferma su madre, irá a pedirle a Dios que la cure y pondrá muchas velas… el budista, se parará, pensará y buscará la mejor solución para ayudar a su madre. Algo así he hecho yo. Me he parado y he buscado en mi disco duro los momentos que más feliz me han hecho (deportivamente) y sin buscar mucho ha salido el Ironman y la larga distancia en general. Es la prueba que más me gusta, es la prueba que me permite compaginar más deportes debido a su preparación, es mi prueba. Y porqué lo dejé? La razón es muy simple, si ya era malo cuando tenía todo el tiempo del mundo, cuando llegó Jon me decanté por pruebas más cortas para no perder competitividad. Y el resultado no ha podido ser peor, mismos resultados y menos ilusión. Por lo que, teniendo en cuenta lo que me pagan, es hacer el idiota… así que volveremos a la senda del Ironman. Si antes llegaba el ante último ahora seguramente llegue último, pero nene: que me quiten lo bailao. Y mira que he dicho que el triatlón está herido de muerte y que el ambiente ya no me mola mucho…pero el Ironman es otro tema.

Así que, si esperan un poco, volverán a leer historias relacionadas con el triatlón y más en concreto con el Ironman. Con un nuevo proyecto y seguramente re-debutando en Lanzarote. El único Ironman que me da miedo de verdad. Que mejor manera de cumplir con la tercera carrera de 5 carreras en 5 continentes que con uno de los Ironman más duros del mundo. Eso sí, en 2018. Que aún estoy muy verde, hay trabajo por hacer…

Como siempre, lo mejor los vídeos:

Imagen de previsualización de YouTube

De perros y cuestas. Reflexiones de un corredor urbano I.

Cuando no tienes nada interesante que explicar (la mayoría de las veces) puedes o inventarte algo que quiera leer la gente por ir de populista o tirar de anécdotas varias o opinar sobre un tema o…. (Habrá más opciones). Hoy me voy a decantar por la segunda: las anécdotas. Como os he dicho alguna vez, paso mucho tiempo solo entrenando y eso da para que te pasen cosas. Muchas veces mi mujer me dice que vaya cosas me pasan, seguro que si te quedas en el sofá nunca te pasa nada.

Estaba yo entrenando en mi lugar habitual donde hago las series en cuesta. Un sitio céntrico de Bilbao, próximo a la ría. Una cuesta de 10m ancha sin peatones. Cuando en la segunda serie me salta un perro, que no sé de dónde había salido. Hago un pequeño inciso: es una zona donde no se pueden llevar los perros sueltos. Hago un segundo inciso: si las personas que llevan los perros sueltos, donde no se pueden llevar y estos son de saltar a la gente, supiesen el daño que puede producir el impacto de un cuerpo de 70kg a 3:30min/km, tendrían más cuidado. Continuo el relato, me salta el perro y se me tira a las zapatillas con interés de mordérmelas. Me paro, con lo que jode pararte a mitad de una serie. Y aparece la dueña. Perdona, perdona ya le he pegado una paliza antes y no me hace caso. Le respondo: a los perros no hay que pegarles palizas, yo he tenido perro y nunca se me ocurriría pegarle una paliza, tampoco lo he llevado suelto allí donde pueda molestar. Lo que tienes que hacer es llevarlo atado, no pegarle, o llevarle a una zona habilitada para ello. El perro me sigue molestando y no me deja correr… pégale una patada me dice… como le pegue una patada le paso al otro lado de la ría, concluyo.  Si no me saltan, no me importa que vayan sueltos, aunque no se pueda, pero si saltan a la gente, que vaya atado.

Reflexión 1:   De un tiempo a esta parte la gente está muy crispada. Ciclistas que se enfadan con todos los conductores, conductores que se enfadan con todos los ciclistas. Ciclistas que se enfadan con los que corren por el carril bici, corredores que se ponen a correr en medio de la multitud un domingo a la mañana, los de los perros, los niños con el patinete… Yo creo que hay que convivir y que entre todos tenemos que disfrutar donde no molestemos al resto. Porque los ciclistas también conducimos, los que corren tienen perro y hay padres con niños y patinete que les gusta bajar a correr. Como diría aquel portero: un poquito de por favor.

Se marcha la señora con el perro y sigo a lo mío. 30 series tocaba. Hacía la mitad del entreno, tirando al final. Una chica sentada en un banco que llevaba 5min viéndome como subo y bajo una cuesta cual toro en estafeta, por el peso no por los cuernos. Me dice: pero no te cansas de subir y bajar todo el rato. A lo que le tengo que responder, pues la verdad que sí, pero es lo que toca. Porque estoy casado, pero la podía haber pedido el facebook… Sigo a lo mío como Forrest Gump.

Reflexión 2: Es increíble lo que hace la mente cuando está motivada. Hay pocas cosas más absurdas que subir una cuesta para bajarla y acto seguido repetir el proceso. Pero cuando tienes un objetivo, de repente utilizas expresiones del tipo: porque hay que hacerlo, es lo que toca… Me encanta esa sensación de llevar la mitad de un entreno, pensar que no lo acabas y acabarlo. No se paga con dinero. Bueno, si eres profesional supongo que sí.

Lo mejor de este blog, aparte del precio, son los vídeos. Dudo si este lo he puesto ya… Rob Krar y su depresión. Genial.

9×06. 24h El test a casi dos semanas de la carrera.

Hoy me encontraba en el Facebook de la organización de la carrera que estamos a 15 días… un poco más pero no mucho más. Estamos ya en las puertas de partir hacia Tailandia, hacia Chiang Mai, hace una batalla de 24h corriendo alrededor de un lago.

Este fin de semana hice un último test. Y casi primero. Porque este tipo de test no los puedes hacer 50 veces. El test era muy simple, el sábado se disputaba la maratón nocturna de Bilbao, pues que mejor que ir corriendo desde mi casa (14km) correr la maratón y volver. Tirada larga, de noche, con lluvia, humedad… vamos un planazo. Me gustaría recordarles que estos entrenos los hago yo, no busquen base científica, ni crean que es lo mejor. La cosa no fue mal, creo que aprendí mucho y además vi que se podía hacer, estar 70-75km corriendo sin parar. Al final paré el test poco antes de llegar a Lutxana en el tramo de vuelta ya. La carretera estaba peligrosa, iba sin luces, había parado a cagar muchas veces… era un test, no una carrera y de valientes está lleno el cementerio y ahora las redes sociales. Yo simplemente soy un corredor, y malo.

No les voy a mentir, no me gusta mentir y no me gusta que la gente les mienta. Esto es muy duro… estamos hablando que desde las 22:30 o así hasta las 2 de la mañana el dolor de piernas es inaguantable. La sensación de que los músculos te arden es constante. Que el cuerpo solo te pide parar y luego ya es la mente la que te dice que hay que parar. Tu cuerpo se revela ante eso, en mi caso (creo que por falta de sales) con un problema de estómago. Pero hay que estar muy atento. No entiendo la gente que sale diciendo que esto es maravilloso. Esto es una mierda, maravilloso es bajar a comer un bocata y una caña con tu mujer. Lo hacemos porque nos gusta, pero es duro. Volver después de correr una maratón y 14km, por Zorrozaurre de noche y lloviendo no mola, ahí poco postureo. Lo haces porque lo haces, tampoco tienes que demostrar nada a nadie. Muchas gracias a Asier como Sonia que estuvieron pendientes en todo momento de este pequeño hobbit que parecía un walking dead y a mis padres que aguantaron la carrera bajo la lluvia y luego esperando mi llegada.

Más adelante profundizaré en la táctica o mejor dicho, cómo gestionar el esfuerzo y el rendimiento… es un tema que me atormenta (como ingeniero), saber que variables hay que controlar y cómo controlarlas… Pero respecto al rendimiento deportivo obtuve buenos datos.

Les dejo el vídeo de la edición del año pasado realizado por Relentless en el que hablan de la carrera, de la ultra distancia y de su función allí. También les recuerdo que pueden comprar una prueba del SIDA en forma de donación de 3,30€ y que ese dinero irá para la organización:  Relentless a través de Avaiabooksports la cual nos ayuda y colabora reduciendo los costes al mínimo, aquí lo podéis hacer: https://www.avaibooksports.com/inscripcion/index.php?id=2705