El agua de Bilbao. La ría del ocio o del negocio.

Es cierto que no me gusta entrar en estos temas “polémicos” y según ha ido avanzado la historia del blog han ido a menos, pero es que este tema lo han dejado botando y había que chutar. No se trata de nada más que, nadar en la ría de Bilbao sí o no… Antes que nada decir dos cosas: los más importantes y las verdaderas víctimas de esta historia son los deportistas (luego diré porqué no pongo triatletas ahora) que no se nos olvide, los que han estado enfermos son ellos y a ellos habría que darles explicaciones (si las hay). La segunda, voy a tratar desde mi punto de vista (opinión personal) la gestión de los acontecimientos surgidos a raíz de que las personas que enfermaron por nadar en la ría o no. No de la propia ría, si no de la gestión de la información y de la gestión del propio incidente. Paso a exponer cosas que a mi modo de ver son “raras”.

Por situar al lector menos familiarizado con el asunto. El 23 de junio salta la noticia de que varios triatletas han sido hospitalizados, alguno grave, por una enfermedad denominada: lepteroris. No me expando más, tienen la nota aquí.

Se señala como factor de riesgo el triatlón de Bilbao del 20 de mayo. 20 de mayo-23 de junio. Un mes. Es cierto que hay un periodo de incubación, pero según las declaraciones de los triatletas, ahora ya si podemos decir triatletas ya que según el comunicado lo han contraído muy probablemente en el triatlón de Bilbao, empezaron a sentirse mal al de pocos días. No está de más aplicar el principio de prudencia, analizar, ver… pero por esa regla de tres, no redactas un comunicado así. No está balanceado. No olvidar lo dicho al principio: la víctima no es la prueba, son los triatletas. En ese mes, ola de calor mediante, he visto nadar, hacer padel surf (campeonato incluido), canoas… a niños, excursiones, despedidas… Pero si hay una bacteria así?, qué hace esa gente? Sabemos si el día de la prueba estaba esa bacteria en la ría, se hicieron análisis (ese día digo), se han hecho análisis alguna vez?

Tras el comunicado, empiezan los despropósitos (iba a decir circo o show, pero es que compañeros lo han pasado mal y no es para bromas). Estaba en cuestión la ría… el maná del turismo del nuevo Bilbao. Un tema más controvertido que los fichajes en el Athletic. Se puede nadar en la ría? Está la ría sana? Hemos vendido que la regeneración de Bilbao pasa por la limpieza de la ría y tenemos a un triatleta ingresado y alguno más a punto de ingresar? (y no quiero entrar en otros sucesos de otros años). No es un tema trivial, la ría es motor de muchas actividades, se hablaba de hacer una playa. La ría es imagen, es dinero y es política. Y por eso se ha gestionado tan mal, porque hay muchos intereses.

Me choca, que se de por hecho que los triatletas se infectaron en la ría. Yo mismo en privado o en este blog que no deja de ser un mero espacio de reflexión personal, pienso que lo han contraído ahí o que al menos tiene toda la pinta. Pero no me atrevería a decirlo con esa rotundidad. No se sabe seguro… porque no hay análisis, no hay registros y no hay pruebas… Y si las hubo el día de la prueba y no se hizo nada, ya esto es muy grave. A raíz de este trágico accidente, hemos movido un árbol que estaba lleno de manzanas, muchas podridas. Quién autoriza a una empresa a realizar una prueba deportiva? Se ha hecho la prueba sin autorización? Supongo que no, diría que seguro que no. En virtud de qué se ha dado el VB? a ojo, metiendo el dedo y probándola? pues sí, se puede nadar, o no, parece oscurita.

No será, que la imagen de la ría llena de triatletas es una foto que nos llena de orgullo y satisfacción? Y esa foto había que tenerla sí o sí. No lo creo, aunque a veces lo parecía. Digo el triatlón como las travesías, los partidos de waterpolo o los acuatlones. Hubo una época que parecía que había que hacer de todo en la ría, menos análisis parece. Aún me acuerdo de la primera edición… todos querían salir en la foto.

A raíz del comunicado empiezan las dudas de los políticos… que si yo no tengo competencia, que si yo me bañaría, que yo no me baño ni loco, que no es apto para el baño, que está prohibido… se oyó de todo. A esto voy con la crítica a la gestión. Parece (digo parece porque espero estar equivocado y lo espero de verdad y sin ironía) que el hecho de nadar en la ría o no, ha sido un tema de decisión política. Y no se han seguido los cauces oportunos y además todos han mirado a otro lado, porque interesaba. Algo así como un vacío legal. El Gibraltar de la natación.

Bueno… como colofón a este despropósito, se realizan LOS ANÁLISIS… la bacteria de marras ya no está. Pero hay otras, entiendo que igual de malas. Y tachán: no es apto para el baño, pero que el que quiera puede bañarse bajo su responsabilidad. Ojo… Todo mucho más tranquilo. Es como si ahora en el Tour no cortan el tráfico y dicen: oye cuando llegues a un cruce si viene un coche, ándate con ojo, bajo tu responsabilidad. Estoy casi seguro, que si este análisis se hace en otras zonas de natación dará resultados similares más o menos graves. Pero el hecho es que se han hecho aquí y se ha gestionado fatal.

Voy terminando. Agazapado y confesando claramente que no tengo ningún interés ni a favor ni en contra de: nadar en la ría, el ayuntamiento, las diputaciones, el gobierno vasco, la federación española o vasca… que me da igual todo eso, salvo la salud de los compañeros… he visto comportamientos rarunos. A saber: se ha visto que hay un colectivo que le tenía ganas al triatlón de Bilbao, por lo que sea, ellos sabrán, personalmente no creo que tengan la culpa o dicho de otra manera: no creo que sean tan estúpidos de hacer una prueba sin el consentimiento de….. y esto es lo importante. Otro grupo de interés ha puesto el ojo en la gestión del alcalde y otros estamentos públicos. Que había que defender el baño en la ría casi por encima de todo: qué hacemos con los que saltan del puente de la Salve, los del Red Bull… que se tiren con la boca cerrada y un mano en la nariz? Las excursiones de niños en la ría?. Lo que estoy seguro es que se ha sido mucho más estricto (gracias) con el tráfico en el sector ciclista que en la natación.

Normalmente estas historias acaban con una moraleja, después de todo este lío, al menos hemos aprendido que…nada, no hemos aprendido nada, porque estamos peor. Qué hubiese pasado si el chico que estaba grave hubiese muerto? de quién es la culpa? de él, seguro que no. Y no me vengáis como he oído: y si le muerde un tiburón de quién es culpa? la diferencia entre negligencia y accidente no es tan fina. No es lo mismo resbalarte y caerte, a que no se controle el tráfico y un camión te pase por encima.  Y ahora qué? Las pruebas que han invertido en disputarse en la ría porque parecía que todo estaba correcto, ahora qué!!!! A ver si nos hemos tirado a la piscina y no había agua.

Esto no deja de ser mi opinión personal. He intentado ser lo más objetivo posible, pero me es imposible, dado que yo podría ser uno de los infectados. Soy el primero al que le gustaría que el nadar o bañarse en la ría fuese algo cotidiano. Pero solo si se puede. Si no, es utilizarnos para sacar la foto, ir a fitur o donde corresponda y vender una cosa que no es.

Unas veces se gana y otras se aprende.

Una de las frases que tenía en la lista de excusas: unas veces se gana y otras se aprende. O se gana o se pierde, pensaba. Pero tras lo vivido este fin de semana en Salamanca, en el campeonato de España de Judo para veteranos, las 4h de viaje y un par de noches mal durmiendo… me la envaino y creo que tiene mucho sentido.

Al revés de los relatos clásicos, empezamos por el desenlace. La competición consistía en una liga de 5. 5 personas, todos contra todos… Hasta ahí todo bien. El primer combate, tras 15 años era como mi primera vez. Y como en otras primeras veces, duré lo que duré, segundos… Hay que dejar claro, que hacía 15 años que no competía y que cuando me fui era de los peores. Que contamos esto, como si volviese Induráin, y no es así. Dicho esto, volvamos al relato. Primer combate: salgo tranquilo a ver cómo era esto… y para cuando me quiero dar cuenta tengo al otro debajo y yo rumbo al cielo… intento girarme en el aire para evitar caer de espaldas y así prolongar mi agonía… caigo, hay dudas, un árbitro cree que es Ippon, los otros no… Ippon, para casa… En este momento, me hubiese gustado ducharme y para casa. Segundo combate, salgo a lo loco, como un mariachi en una despedida, a generar la locura… aguanto más, nos vamos al suelo, me intenta luxar el codo… salgo… pero voy tan loco que acabo debajo de él… es lo que tiene generar el caos, que a veces se apropia de ti…me inmoviliza y para casa. La sensación de ridículo era muy grande, tras meses de esfuerzo acabar así… Tercero, sabía que tampoco le iba a ganar, le había visto los otros combates y era netamente superior. Aún así aguanto bastante y solo al final y cuando voy como un loco a atacar, me mete un Ippon de libro.

Llegamos al último combate y el que da título al post. Siendo 5 personas, entendía que ese combate era por saber quién era 4 o 5. Algo que personalmente, me daba igual. Sabía que era el único combate que podía ganar. Lo llevo bien, incluso me adelante y voy ganando durante tiempo. Pero no se gestionarlo y me dejo remontar al final. Digo que me dejo, porque con el tiempo que quedaba podría haber gestionado las sanciones… podía hacer un Clemente o una argentinada, irme al suelo, jugar… pero no supe gestionarlo, bueno no es que no supiera, es que en ningún momento llevé el tempo del combate, no sabía ni cuánto tiempo quedaba, ni por donde entraba el contrario…Todo fue un cara o cruz. Y aún así, podía haber ganado. Antes de ayer, me enteré que uno de los 5 era de una categoría más joven, por lo que este combate era por el bronce. Por un bronce un poco descafeinado, pero un bronce… me llevé un mal rato.

Lo que da título a este post, si hubiese ganado, nunca hubiese sido consciente de la falta de control que llevaba, de la ausencia de mirar el reloj, de lectura del contrario… creo que es mejor aprender esto para la próxima y haber perdido, que ganar como hubiese ganado antes (generando un torbellino) pero si aprender lo básico. Por eso creo que es mejor un aprendizaje que una medalla.

Dicha esta moraleja, la experiencia fue muy positiva, reencontrándome con amigos de antaño, recordando los días de pabellón, olor a sudor y esparadrapo… viendo judo durante casi 8h. La siguiente mejor, eso no cabe duda.

Delegación vasca
Delegación vasca

 

 

La medalla finisher y la gestión de la derrota.

Hoy va un post de psicología de garrafón, quedan avisados. Y si me apuran para el target que creció más cerca de Oliver y Benji que de La patrulla canina.

Una de las ventajas de practicar muchos deportes (de manera compulsiva) y hacerlo (por deformación profesional) con la mente abierta, es que obtienes pequeños análisis de la situación que en estos deportes se vive. Las diferencias entre el mundo del triatlón: entiéndase aquí, maratón, marchas btt, runners… y el mundo de los deportes de lucha, es palpable. Hoy trataré solo un aspecto, la gestión del fracaso y sus derivadas.

Uno de los aspectos que más me gustaban del triatlón era que siempre se ganaba, siempre y todos? Bueno si esto lo lee mi mujer dirá que no, porque siempre acababa enfadado. Pero el 99% de los “finisher” habían ganado. Bien porque su objetivo era terminar, bien porque le han ganado al del club, bien porque han mejorado el tiempo del año pasado, bien…. Esto no pasa en un deporte en el que te enfrentas a otro y solo uno gana. O ganas o pierdes. Y te ha ganado una persona, no una carrera. Una persona con nombres y apellidos, no una situación.

Con el paso del tiempo y mientras corría en soledad me he dado cuenta que esto es uno de los atractivos del triatlón/running… Cada sábado te regalaga una oportunidad de llevarte un premio moral. Un refuerzo. Como el que está a régimen y se come un helado a escondidas. Estaré puteado en el curro, pero ojo: hoy he mejorado mi marca 1minuto. Psicológicamente esto es muy positivo, salvo que bajes tanto el listón que la autocomplacencia se apodere de ti.

En un combate de judo no pasa eso… tú puedes entrenar como un animal, tener tus tácticas, tus técnicas… pero luego viene uno mejor y para casa… no hay medalla finisher. No vale con lo de: al menos he acabado. Esta gestión de las emociones es algo que hay que trabajar. Incluso se pueden gestar miedos, no quiero que me toque este luchador porque siempre me gana… En cambio tú puedes decidir no correr el triatlón de Zarautz porque el puerto de Aia es muy duro…

No digo que sea ni bueno ni malo, ni mejor ni peor… simplemente es algo que he observado y que al salir un poco de la burbuja del triatlón (nunca mejor dicho) me he dado cuenta. También es un punto a favor de entender que proliferes tantos corredores de mediana edad. Es más balsámicos acabar con el reto de correr la Herri Krossa que apuntarte al campeonato de pádel y perder todos los partidos 6-0 6-0. Una humilde deducción, seguramente errónea, es que te tiene que gustar mucho el pádel para seguir…Te tiene que gustar mucho jugar, ya que cada vez que juegas pones de manifiesto tus miserias y virtudes (lógicamente) y esto a veces es duro.

De vez en cuando soltaré alguna reflexión. A parte que creo que puede aplicarse a otros ámbitos de la vida.

 Nadal de marca blanca

Recomendaciones de material para la Reebok Spartan Race Invierno.

Esta semana llega una nueva prueba de las Spartan Race, esta vez en Valencia. Y hoy en el blog unas pequeñas recomendaciones en cuanto a material… ya que no podemos ir hasta Valencia, podemos dar algún consejito para que el material no sea una lastre. Aquí podrán leer en varias ocasiones la siguiente reflexión: El material no te va a hacer ganar una carrera, pero si perderla. Eso es cierto, si vas con el mejor material y no has entrenado bien, no vas a ganar. Pero si has entrenado bien y vas con el material equivocado, no rendirás acorde de tu rendimiento.

Para saber qué es lo mejor para un deporte, lo primero es conocer el medio en el que se desarrolla, tipo de movimientos, clima, normas… bueno, lo primero es haberlo practicado varias veces, para saber qué es lo que peor y mejor va. Y de este modo recomendarlo.

Para las carreras de obstáculos sobre todo las spartan y más en invierno, yo recomiendo ir con ropa ajustada. Más cuando te mojas. No es agradable ir con ropa mojada y además que te quede algo grande… es como arrastrar un saco. La carrera de este domingo, puede que sea fresca, por lo que recomiendo usar prendas largas. También para evitar rozaduras llevar los codos y las rodillas cubiertas… Por eso recomiendo estas dos prendas que Reebok ha creado para la ocasión:

 

IMG_20161128_121832   IMG_20161128_122029IMG_20161128_122005

Lo que diferencia a estas prendas de las “normales”, o por lo que yo las recomiendo, es logicamente por ser ajustadas, pero lo suficiente como para que puedas moverte con facilidad. El efecto de mejora de estas prendas es difícilmente demostrable, es más por sensaciones… a mí me van muy bien, sea para spartan race o para un trail o maratón o lo que sea… Fijaros en los pantalones, la cantidad de cortes o paneles que tienen… de este modo el movimiento es mucho más fácil. La camiseta cuenta con ventilación a la zona de las axilas, lo que evita “recocernos”. He puesto el detalle del puño del pantalón, para que veáis que son sin costuras.

La ropa compresiva para mí es muy útil, si le añades que evitas quedarte frío y no cargar con agua, tienes la prenda perfecta. Pero si no te gusta ir con prendas ajustadas en las piernas. Otra opción son los pantalones cortos. Están diseñados con una tela que repele el agua, no se empapan y además cuentan con una goma a la altura de la cintura que evita que se te caigan o muevan. Son tipo surferas, pero con un material muy resistente, ligeras e impermeables.

IMG_20161128_121719 IMG_20161128_121733

Para los pies lo tengo claro: Reebok All Terrain Super… es la fórmula uno de este tipo de calzados. Mejoradas respecto a otras versiones ya analizadas. Más ligueras, con la misma suela que se agarra a cualquier superficie y con un nuevo sistema de protección del talón. Si le sumas la lazada nueva… tienes una versión ideal para estas carreras. Ligueras, con mucho agarre, sin acumular agua y más resistentes. Qué más quieres? Se las recomiendo sin ninguna duda.

IMG_20161128_122054 IMG_20161128_122119 IMG_20161128_122133Con esto no vas a ganar, pero si has entrenando para rendir bien, saber que por el material no va a ser. Ahora a entrenar y disfrutar.

Opinión sobre el Nocillagate, los patrocinios, la élite y los globeros.

Reconozco que no tengo el don de la oportunidad, seguramente tampoco lo busque. El fin de este blog es comunicar, y no estar en el candelabro, como dijo aquella miss. Y que este post meses atrás hubiese tenido más impacto. Pero uno hace las cosas cuando quiere o puede. Aviso que es un tema un poco de “nivel intermedio” de conocimiento del deporte y la comunicación, pero que creo que se puede extrapolar a todos los ámbitos de la vida. Pelotas, enfurruñaos, amargados, mentirosos y gente buena, hay en el deporte y en la pintura (creo).

Arranco este relato con un incidente (para mi entender, gracioso) que nos sacudió en verano. El nocillagate. No me voy a poner a explicarlo en su totalidad, porque aquí lo hacen mejor. Si lo quieres resumir mucho, pero mucho mucho: A una persona conocida, muy mediática en redes sociales, le lanzan un gancho para promocionar una marca. El que le lanza el gancho, ni es de nocilla ni nada, solo buscaba ver su reacción. La reacción, se puede ver en el artículo, “pica” el gancho y se pone a promocionar el producto en sus cuentas. Al de un tiempo, se destapa la farsa y empieza el show. Por un lado los ultra seguidores y por otro los que estaban esperando un traspiés, para darle con todo. La reacción del protagonista no la valoro, porque me parece que se sale del tiesto.

No voy a juzgar yo, la actitud de Josef Ajram, protagonista de esta historia. Ni a la persona, ni al personaje. No es santo de mi devoción y he tenido la ocasión de compartir con él cierto tiempo. Un recurso que utilizan algunos fenómenos en las redes es: te caigo mal, porque no me conoces, solo conoces al personaje. Bueno, no es mi caso, las ideas políticas y de carácter social que tiene, pues no son santo de mi devoción, pero ni es el momento, ni es el lugar. Ni por su puesto, como se verá, la forma de trabajar la difusión. Tampoco creo que nadie me haya visto nunca meterme con él. Y mira que tuve ganas con aquél vídeo que hizo, medio en bromas, medio en serio riéndose de los que empiezan (los kalenjis). Cada uno, es como es, no lo comparto, pero lo respeto.

Voy a tratar de analizar las respuestas. Digo tratar, porque es difícil, cada uno tiene una postura y ésa, es legítima. Qué había ganas de darle? se sabía aquí y en la china. Que lo ha puesto a güevo, eso es más dicutible. No me parece lo más grave que haya hecho. Los que le atacan con criterio, a los que atacan por atacar no puedo defenderlos, se agarran a que se trata de un vende humos y que con esto queda desenmascarado. Que podría vender cualquier cosa siempre que se lleve algo al bolsillo? Seguro. Y que se vale de su fama en redes sociales para vendernos lo que sea? Pues también. Hasta aquí no creo que haya mentido. Pero supongo que como cualquier modelo que anuncia una cerveza que no bebe o unos pantalones que no se pone.

En mi opinión, no creo que haya hecho nada mal. Nada mal, para su forma de ver la vida ojo. Si lo ves como un maniquí. Él se vende como modelo o como cartel publicitario. Se aprovecha de su fama y la rentabiliza. Como tantos. El problema que veo yo, es que cuando haces de tu vida una publicidad constante, no puedes vender hoy nocilla y mañana nutella, hoy colacao y mañana nesquik, hoy orbea y ayer cannondale, hoy isostar y ayer multipower, hoy corremos descalzo y mañana con unas nike… Porque una cosa es ser modelo y otra cosa vender tu vida a modo de reality. Si te inclinas por lo segundo y ésta, está llena de contradicciones, pierdes credibilidad. Y es esto lo que se muestra en esta trama, a mi parecer. Pero nada más… de ahí a insultar dista un abismo. Incluso habrá gente que no lo vea como yo. Pero yo no doy credibilidad a perfiles así en cuanto a lo que material se refiere. Pero tampoco a un super pro. Hay otros perfiles que son mejores (como el de Rodrigo Rorro Morath, de foroatletismo por citar algún medio). Tampoco entiendo los que critican esto y hacen un retuit o comparten un anuncio de una marca para entrar en un sorteo, ya que están haciendo lo mismo. A menor escala. Están demostrando que si a ellos les hubiesen hecho la oferta, lo hubiesen cogido.

Otro foco de críticas viene por un numeroso grupo, no pocos, que ven en el Josef deportista, un fracaso, un farsante, un vende humos y por tanto, no podría ser nunca imagen de nada o recibir patrocinios. Y que estos deberían ser siempre, para aquellos que ganan carreras, porque son los que se lo merecen. Aquí ya se puede entrar en debate… si yo tengo un bar y quiero poner un anuncio, no lo haría en este blog, lo haría en el marca. Esto lo leen cuatro y el marca miles o millones. Pese a que a veces la calidad del marca sea cuestionable (como este blog, dicho sea de paso). La fama de Josef se ha fraguado en las RRSS, algo que está al acceso de todos, de los profesionales también o de los que tienen grandes resultados y ningún patrocinio. En igualdad de oportunidades, quién tiene la culpa, el que pudiendo trabajar su política de comunicación no lo hace o el que lo hace?. Si eres un gran atleta y las redes sociales, blog, youtube…son gratis y no los aprovechas, quién tiene la culpa Josef o tú? Otra cosa es que solo haya una bici para patrocinar y se la den al hijo del gerente de Orbea, ahí entendería las críticas. También se ha instaurado la falsa creencia de que porque soy bueno, me tienen que dar todo… y si le dan algo a un corredor peor se produce un error que debo corregir a cualquier precio y si no, le hago saber al mundo que éste es un paquete.

En el caso concreto del triatlón se ha instaurado una postura, que al menos a mí no me gusta. Para defender a X tengo que atacar a Y. Para defender a los profesionales tengo que atacar a un equipo de barrio, integrado por chicas que sale en los medios. Podrás estar a favor de una cosa, sin estar absolutamente en contra de la otra… Hay gente que se siente más identificada con un determinado colectivo y otros con otro. Hay gente que le gusta Mozart y a otros Juan Magan. Yo puedo sentir mayor curiosidad por la vida de Frodeno (vencedor del Ironman de Hawaii) y mi mujer por un colectivo que hace triatlones sprint, quedan por atrás, pero su perfil es más parecido al suyo. Pero ninguno de los dos, tiene más razón que otro. Y más, puedes ser de Frodeno y no atacar a Pepito Perez. Y lo más importante, lo que diga Frodeno estará bien o mal, según que diga, no quién lo diga. Que parece que si un “élite” dice que comer tubulares es bueno hay un colectivo que se pone a comer tubulares mañana mismo y además atacaría, a los que comemos carne. Creo que hay que sumar y no restar. Y también creo que Pepito Perez no le quita nada a Frodeno.

Sin más, todo esto son reflexiones, seguramente no tenga más razón o menos que cualquiera. Básicamente porque son opiniones. Otra cosa sería, que se recurra a la mentira, ahí no hay justificación. Ser Pepito Perez y decirle a los de Orbea que eres Frodeno, eso no hay quien lo defienda.