3×06. Vuelta a España.Gente con clase: Bradly Wiggings.

No soy una persona que tenga ídolos o mitos o la carpeta del cole llena de fotos de la super-pop, solo recuerdo un poster de Gorospe en mi cuarto. Y esto, en un post en el que hablaré de dos superclases. Digo que no tengo a personas idolatradas, precisamente porque son eso: personas… como tú y como yo, ni más ni menos. Esto es cierto, pero no es menos cierto que hay matices que a algunas las hacen diferentes. 

Bradly Wiggings, un crack. Muchos conoceréis a este ciclista, que se ha puesto tan de moda estos días en la Vuelta a España. Quizás hay datos que no conocéis y me gustaría contároslos. Wiggings era un pistard (ciclista de velódromo), que cosechó una medalla de bronce en los Juegos Olímpicos de Sidney 2000, tres medallas en los Juego Olímpicos de Atenas (una de oro, una de plata y una de bronce) y dos medallas medallas de oro en los Juegos Olímpicos de Pekín en 2008. Ha todo esto le sumas: campeón del mundo en persecución, tanto en la prueba individual como en equipo, y tienes un palmares increíble. 

Junto con otro grande y MOD reconocidoMark Cavendish.

 

Pero la vida de Wiggings no fue fácil, su padre que fue ciclista de pista, le daba al alcohol y a las drogas. La madre de Bradly tardó poco en abandonarle (2 años) y partir con su hijo de su Bélgica natal a Inglaterra. Se crió con su abuelo, fan del fútbol y de la estrella de aquel tiempo: Gary Lineker. Todo parecía indicar que Wiggings sería un hoolingan, amante de la cerveza y seguidor del equipo local de turno. Este plan se rompió cuando en Barcelona 92 un británico saltó a la fama: Chris Bordman (lo recordaréis de los records de la hora que batió con Indurain), en ese momento Bradly dijo que quería ser ciclista, ole ole y ole. Empezó a entrenar y a ganar carreras, cosa que no es fácil en un país como Inglaterra con poca tradición ciclista, lluvía y viviendo en Londres (difícil entrenar la bicicleta), seguramente por eso hasta ahora la mayoría son ciclista de velódromo cubierto. 

Pasa el tiempo y Wigging salta al estrellato en Sidney con su primera medalla. En este tiempo alterna la pista con la carretera, héroe en los velódromos y mediocre en la carretera. De ahí a Atenas 2004 éxito brutal de la pista British… Se pensó, que tras el éxito en las olimpiadas todo iba a cambiar y nadaría en la abundancia, pero no fue así (es lo que tienen los deportes olímpicos) y Wiggings empezó a beber como solo los Británicos saben. El nacimiento de su hijo le hizo ver el estado en el que se encontraba. 

Obsesivo como pocos (me gusta) se dedico otra vez a ser el que era, entrenó duro y en 2007  ya hizo un gran prologo en el Tour ( y eso que la carretera no era su fuerte, aunque sí la contrareloj) pero la Cofidis fue expulsada por un feo caso de dopaje… un nuevo revés. 

En 2008 empieza lo que es para mi la metamorfosis de Wiggings, con el éxito de los Juegos de Pekín y tras la muerte de su padre (con el que apenas mantenía contacto pero que le marcó) nace un nuevo ciclista de ruta. Ficha por el potente Garmin y cambia el chip, obsesivo empieza a bajar de peso: de 82kg a 78kg en su primer año para 1’90m. Su primer año en la élite no es muy bueno, pero le sirve para ver que puede ser alguien. Entrena como nadie para pasar de ser un potente pistard a un ágil escalador en el Tour de Francia. 

Trabajador, se propone hacerlo bien en el Tour del 2009, hasta hoy su mejor Tour, y se machaca en la montaña, vuelve a afinarse y llega hasta los 72kg. Queda cuarto, un grandísimo resultado en el Tour en el que Lance y Alberto dan titulares cada día. 

Junto a Lance.

 

Pasa el 2010, con buenos resultados (etapa del Giro), y llega el 2011.  Ponen a sus pies la potente escuadra Sky. Equipo Ingles (dirigido por la persona que para mí, ha revolucionado el ciclismo moderno) que parece hecho su medida; metódicos, innovadores y que cuidan la estética British… pero la primera semana del Tour es muy complicada y Bradly se cae, teniéndose que retirar… otro traspiés. Es aquí donde empieza lo que para mí, le hace grande y por lo que me he decidido a dedicarle esto. Algunos creen que una vez que se ha recuperado y teniendo el trabajo hecho, ha venido a la vuelta a cosechar lo que no se llevó en el Tour, como si se tratase del segundo plato. Yo no lo creo… la mente de este británico ha dado muchas vueltas por el velódromo y el plan es más ambicioso: ganar el Tour del 2012 y la medalla olímpica en Londres. Desde que acaba el Tour del 2012 hasta los juegos, hay prácticamente los mismo días que desde la Vuelta del 2011 hasta los campeonatos del mundo de este año… Esta Vuelta solo es el prólogo de un plan genial. El ensayo general. 

Si a esto le sumas, que para simular las condiciones que se iba a encontrar en la Vuelta, instaló cuatro radiadores y varios humidificadores en el garaje mientras entrenaba… tienes como resultado un crack. Se presenta en la Vuelta con 69kg, metódico y obsesivo, el plan de Bradly está en camino. 

A mi personalmente esta gente me encanta, gente que se supera, que curra hasta el límite para conseguir algo y que luego por una cosa o por otra no salen las cosas como ellos quieren, pero siguen y siguen… La gente que está de vacaciones, le llaman para correr un Giro y lo gana… pues no se, puedes pensar que es un superclase pero no empatizo… esta gente que trabaja hasta la extenuación y no se averguenza de ello, merecen mis más sinceros elogios. 

Con clase.

 

Por esto y alguna cosa más, cuando pase por Bilbao yo gritare Allez allez Bradly!!! 

*************************************************** 

Cambiando de tema, otro super clase Kilian Jornet… de este hablaré otro día. Este fin de semana se ha disputado el Ultra Trail del Mont Blanc, la más prestigiosa carrera de montaña de larga distancia… 170km… os dejo un vídeo. Ganada por este mago de las carreras de montaña, y segundo el vasco Iker Karrera otro mega crack. 

Fuentes: Cronomanía, Ciclismo a fondo, Biciclismo, Wikipedia, Twitter, periódicos…

3×05. Vuelta a España. Bilbao-Vitoria. Horno y dolor.

Después de la etapa del día anterior tenía miedo de cómo reaccionaría mi cuerpo ante esta nueva kilometrada. Arranqué con extraordinaria alegría, la media en la primera hora fue superior a los 30km/h algo no muy difícil ya que desde Bilbao hasta Zaldibar es plano. Hasta ahí la cosa fue muy bien, estaba mejor que el día anterior, pese a llegar a casa pasadas las 24:00 ya que tuve que volver a buscar mi coche.

Perfil etapa 20.

La primera trampa de la jornada era el puerto de Areitio, de rampas duras en el inicio pero que suaviza según vas dando pedales. Es un tercera sin mucha complicación.

Alto de Areitio.

Desde aquí, en un rápido descenso y pasando por Ermua, llegamos a Eibar, el sol empieza a pegar fuerte (el sábado hizo más de 37º) y en medio de Eibar tomo un desvío a la derecha. Pasando por el campo de Ipurúa subo Karabietas, un primera, largo pero noble sin muchos sobresaltos… empiezo a notar los rigores de la etapa, del calor y del día anterior. El descenso es algo complicado sobre todo al paso por Elgeta.

Karabieta.

Ya estamos en Gipuzkoa… paso un momento muy crítico porque no tengo agua, no veo donde cogerla y no quiero desviarme… son las 15:00 y dar pedales es como hacer rodillo en una sauna… Ahora empieza la etapa… En esta parte cojo un pájara de las buenas, creo que me mareo un poco porque sin querer me meto en una autovía… un coche me insulta diciendo que si soy bobo; un poco, le contesto. Después de pasar Deskarga, que no es puntuable, creo que esto se acaba, subir y bajar este puerto me ha dejado fundido… entro en un bar y me tomo dos cocacolas seguidas y como lo que tengo… aun así hasta Arrasate lo paso muy mal.

En Arrasate paro en una gasolinera y me tomo otra cocacola y un litro de aquarius… una barrita que llevaba y tiro dirección Elorrio, ya he pasado la parte Guipuzkoana. Me digo, que si en Elorrio no mejoro en lugar de subir Urkiola me marcho para casa y listo que no me va la vida en esto.

Subo el Alto de Kanpazar, pensaba que era más duro pero con todo el desarrollo metido y poco a poco subo. El sol ya va descendiendo y parece que me recupero. Los dolores musculares del día anterior hoy son dolores articulares, te duelen músculos que en teoría no influyen en el pedaleo; espalda, brazos… del calor se me han hinchado los tobillos y se me escurren las manos del manillar.

Kanpazar, punto de inflexión.

Una vez abajo y ya viendo Urkiola a lo lejos, par0 a coger agua, llamo a casa y les digo que igual no subo Urkiola y que tiro para casa que esto es muy duro. Aun así parece que las fuerzas me van viniendo… Paso Durango y me planto en el cruce: O para arriba o para casa… decido subir, no me lo perdonaría nunca.

Subir Urkiola tiene su aquel, son un montón de curvas que parece que una mente macabra ha puesto para torturarte… cada pedalada es un combate que debo librar… subo en 45min saco la foto y para abajo. La etapa terminaba en Gazteiz pero no tenía a nadie que me fuera a buscar así que bajo y media vuelta.

Se acabó.

Conclusiones: Esto es muy duro. Lo más duro que creo que hay, y he visto o experimentado mucho. No es tanto el dolor muscular que puedes tener tras una maratón es una sensación de vacío total como si alguien te haya quitado las fuerzas. 21 días haciendo esto debe desgastartemucho. En carrera es todo el rato lo mismo, un pedal otro, los mismos sabores en la boca (hay momentos que no comes porque estás de las o geles hasta las narices), en pelotón los nervios deben ser increíbles, te duele todo no sabes como sentarte… Una vez que terminas, tienes que ir hasta el hotel y todo el tiempo que no estés descansando corre en tu contra… es estar 24h pensando en ciclismo. Solo apto para gente de otra pasta.

Hecho, a pensar en otra cosa…

3×04. Vuelta a españa, etapa 19: Noja-Bilbao. Dolor.

Siempre he dicho que no soy muy inteligente y que para aprender las cosas tengo que vivirlas, tengo que tocarlas y saber cómo son. Por eso ayer trate de meterme, de algún modo, en la piel de un ciclista. Y por ello realicé la primera etapa de la Vuelta España, de las dos que pasan por Euskadi. La 19: Noja-Bilbao.

La etapa, a priori, no será excesivamente dura para los ciclistas, se trata de una etapa con dos puertos de tercera y dos de segunda (los dos pasos por el Vivero, ya en Bilbao). A mi me costó mucho. Las razones pueden ser varias, seguramente por mi estado de forma, por el calor, por el viento, por mi estado de forma… desde Niza que no montaba en bici más de 6h, esto fue hace mes y medio, desde entonces he trabajado otras cosas con sesiones más cortas por lo que una aventura de estas se sabía que iba a ser dura…

Yo salí de Laredo, ya que me era imposible salir de Noja, desde ahí me dirigí a Colindres para coger la ruta en el lugar exacto. Di un par de vueltas por Laredo para equilibrar los kms… y en ruta. El paso de Laredo tiene un sprint especial, es llano y recto no hay más, solo que la aproximación a toda velocidad y el estado de la carretera puede ser “divertido”, siempre que circulo por Cantabria me acuerdo de las declaraciones de Revilla: ” No tenemos TV autonómica pero tenemos las mejores carreteras…” jo jo jo.

De Laredo salgo buscando el primer puerto del día, la Granja, un tercera. En el libro de ruta no te marca como puerto dos “tachuelas” que hay de camino, pero que hacen pupita, la salida de Laredo por el Risko y la subida de Liendo hacia Guriezo.

Alto de la Granja.

Una vez que llegas a Guriezo y hasta que pasas a Bizkaia el recorrido es como un diente de sierra. Dos puertos de tercera, el ya mencionado de la Granja y las Muñekas. Son carreteras retorcidas, que se te agarran y que no te da descanso. No hay un metro ni llano ni recto. Puede ser un punto para que algún equipo endurezca la carrera ya que son casi 40km graciosos.

Las Muñecas.

Una vez que pasas esta parte de la etapa entras en una tramo de calma… es relativo… por lo menos para mi. Desde el alto de las muñecas hasta Bilbao no hay marcados ningún hito montañoso, pero para llegar a Sodupe a mi no se me ocurre otra forma que subir el Alto de Humaran… no se por dónde irán, pero yo fui por ahí. En este momento pensé que se acababa todo… el dolor de piernas era muy fuerte, empecé con alegría pero los dos pasos de tercera y las tachuelas del camino hacen que en el avituallamiento de Sodupe (me paro en la gasolinera ya que nadie me espera con la bolsa de comida) vea muy complicado el terminar. Quedan 75km aún.

Sodupe.

El tramo de Sodupe a Bilbao es muy sencillo, es llano, pero si entra el aire como ayer se hace difícil… las piernas me duelen mucho. He pasado ya las 3h que llevaba de entreno y eso se nota, a partir de aquí toca sufrir… los puertos me han dejado KO.

Llego a Bilbao, la entrada es complicada por las obras y hay momentos que los hago por la acera. Voy hasta el ayuntamiento y subo a Begoña por la cuesta que detrás. No se si es por ahí pero no me sé otro camino para ir a Extxebarri y luego a Galdakano. Ya llevo algo más de 100km y me consuela pensar que solo me quedan 50km… el dolor de piernas se ha convertido en calambres.

Por fin en Bilbao.

Lo único destacable de Bilbao a Galdakano y a su vez a la rotonda de Erletxes, es el aire, los semaforos y los coches. Ya tengo en la cabeza la subida al vivero… solo la he hecho una vez y en coche… sé que es dura. En este momento ya pasado el 105km, mi cabeza se apodera de mi cuerpo y toma las riendas de la situación. Si hasta ahora me dolía todo, ahora mi cabeza parece que ha actuado como bálsamo reparador y me da un poco de tregua.

Las subidas al Vivero merecen un capitulo aparte… con un inicio muy muy duro y un tramo de descanso, son 25min de subida sin parar… en ese momento veo que mi rodillas empiezan a llorar… el sudor cae por la tibia y llega al calcetín. Entro en una especie de trance y llego arriba. Es en ese momento, cuando no sé si por que sé que estoy de vuelta para casa o porqué, pero me vuelven las fuerzas…

Artxanda.

Resumiendo, etapa dura por ser rompepiernas, pero con cuatro pasos para mi duros. No tanto para los ciclistas.

Desde que bajo de Artxanda y voy para casa en bici pienso en la etapa de hoy, bajo el ritmo bebo y trato de guardar lo mas posible. En casa me como un plato de pasta, descanso un rato y voy a Laredo a buscar mi coche, el que dejé a la mañana. Me ha costado dormir por el dolor de piernas y ahora parto para la segunda etapa.

Un saludo.

3×03. Abierto por Vacaciones. Vuelta a España a minutos de empezar.

Llevaba tiempo sin coger el teclado, antes decía que cuando no escribía era o porque estaba triste o porque no entrenaba, esta vez ni lo uno ni lo otro. He estado unos días en Alicante, tierra de turrones, de nórdicos y de los pajaritos. Este año en el maletero, para irnos de vacaciones he metido la bicicleta. Un giro de tuerca más. No sólo la llevaba por la las dos etapas de la vuelta que voy a empezar en minutos sino por el objetivo de octubre. Esto para otro día…

Pues eso, estamos a minutos de partir para empezar la primera etapa de las dos que comprenden este reto de las etapas vascas de la Vuelta a España. Tampoco he querido decir nada los días antes porque hasta hace muy poco no tenía cerrada la logística, algo muy importante en este tipo de cosas. En mucho momentos veía imposible realizarlo, pero si has dado tu palabra aunque sólo sea a una persona que lea esto: hay que cumplirlo. Si quieres hacer un reto de esta envergadura tienes que tener un equipo de apoyo, aunque solo sea para llevarte en coche. Yo lo hago solo y esto dificulta todo mucho. Hace minutos he cerrado los flecos y marcho para tierras cántabras.

Esta será la etapa de hoy:

Etapa de hoy: Noja-Bilbao

Va a haber pequeñas variaciones (ya está éste haciendo trampas) debido a que me es imposible llegar a Noja, así que iré a Laredo,  y dejaré ahí mi coche. Por lo que la etapa comenzará en Colindres, que es donde los profesionales realmente empezarán, ya que hasta ahí va neutralizada la carrera. Para contrarrestar esto en lugar de dejarlo en Bilbao, vendré hasta Portugalete en bici, así los 5kms que me quito al principio los sumo al final. Creo que el espíritu del reto queda intacto.

A la noche cuando llegue pondré mis sensaciones y vivencias.

Os dejo un video que me ha encantado, no tiene que ver sobre ciclismo, es relativo a la forma de ver las carreras de montaña… por ahí irá el segundo reto del blog. Se trata de Kilian Jornet, un crack de esto.

Nos vemos a la noche. Trataré de escribir algo en twitter sobre por donde voy por si alguien se anima.

Fotos: La vuelta.com

Video: Solomon trail running en youtube.

4×01. Con la cabeza en el Maresme.

Antes que nada quería explicar, ya que alguno me lo ha preguntado, el significado de los títulos. En este blog se cuentan historias  personales que con más o menos gracia me van sucediendo en mi mundo del frikismo deportivo. Dicho mundo es bastante caótico; se juntan objetivos, hay pruebas intermedias antes de un gran objetivo, yo tampoco soy especialmente ordenado,… Es por ello que para que el seguimiento fuese más fácil a cada hito o prueba la numero con un numero, así: 1. Ironman de Niza, 2.Isostar Desert Maraton, 3.Reto Vuelta a España y 4. Challenge de Calella (Ironman Maresme), 5. …. para una rueba puedo necesitar varios post entonces recurro al x01, así 3×02 sería el segundo post del Reto vuelta a España… Para poder ver la continuidad.

Dicho esto… El objetivo que me he planteado para final de verano es el Challenge de Calella, podría haber sido otro; aprender Ingles, apuntarme a un gimnasio, ver del tirón Verano Azul o dejar de fumar… pero me dió por éste. Tenía/tengo dudas ya que nunca he hecho dos triatlones de distancia Ironman (3.8-180-42) en la misma temporada y con solo tres meses entre ambos…Entrenar en Agosto no ayuda mucho, nunca había alargado tanto una temporada . Entre medias realizaré las etapas de la vuelta a España para, como ya dije, mostrar desde dentro un prueba así, y por qué no; a modo de entrenamiento.

¿Cómo voy a preparar el segundo Ironman? No lo sé ni yo… después de Niza estaba más vacío que el cerebro de los contertulios del sálvame, luego me fui al desierto y llegue hecho polvo. Este 1 de agosto es cuando realmente he empezado a entrenar. Serán ocho semanas de entreno específico salpicadas de competiciones que me deberían de dar ese puntito de chispica que me hace falta y quitarme las ansias de competir.  

La verdad que tengo dudas, no sé cómo enfocarlo, porque tampoco pude testar mi estado de forma en Niza, los condicionantes externos hicieron que los resultados sean engañosos… por lo que nos hemos plantados en el examen de septiembre sin saber bien la nota de junio. Más o menos creo que sé lo que me hace falta y es ahí donde voy a incidir: la natación (que para mí, es más aburrida que jugar a Curling en la playa) y trabajar la potencia. Niza fue una prueba con un perfil ciclista montañoso (tipo etapa del tour de Francia) y Calella es llano (tipo contrareloj) por lo que aunque parezca lo mismo, la preparación es bastante diferente, ni la propia bici será la misma.

Para desconectar el sábado estuve por los Pirineos, y ya que gozo de un gran convenio con mi mujer me fui a correr por el monte toda la mañana. Me había comprado unas zapatillas nuevas y como obseso del material que soy, quería probarlas. Es una maravilla salir a correr sin rumbo, solo con la idea de correr por correr… Me encanta correr por la montaña (más que hacer triatlón), y por ahí irá el reto de octubre-noviembre. 110% recomendable para los amantes de los deportes de montaña: Panticosa.

Lago al lado del Balneario de Panticosa. El agua? del tiempo.
Correr sin rumbo es lo que tiene... que te lías.

Seguiremos informando.