Si buscas, encuentras. Retorno al Ironman.

El otro día me decía un amigo que parecía que estaba enfadado, que en el blog no aparecían más que críticas. Que no estoy enfadado lo se, que solo aparezcan críticas pues puede ser… si que de un tiempo a esta parte, cada vez aguanto menos. Hay días que veo cosas que no hacen ningún bien a este deporte y no me apetece callarme. Si quieren blogs de candy candy ya tienen muchos y como no vivo de esto y me es lo mismo el número visitas, retuit, me gusta o compartir… no voy a callarme.

Dicho esto, no perdamos la perspectiva que esto es un blog. Por lo que la esencia del mismo, es contar las aventuras y desventuras del autor. No recuerdo donde dejé mi aventuras deportiva, seguramente en alguna charcutería, pero haremos un breve resumen. Desde mi llegada de Tailandia arrastre lo que creía un buen estado de forma hasta el campeonato de Euskadi veteranos de pista cubierta: 60m, 400m, 800m, 1500m y lanzamiento de peso. Ya en enero con la llegada del crudo invierno, entré en el túnel en el que siempre entro. Preparé el campeonato de Euskadi de lanzamientos pero no tenía la mínima, por lo que no pude ir (lógicamente). Para preparar este campeonato, nonato, recurrí al powerlifting. El powerlifting es una modalidad similar a la halterofilia que se basa en tres movimiento: Sentadilla, press de banca y peso muerto. Lo tuve que dejar ya que mientras mi fuerza y masa muscular aumentaban, mis ritmos iban en caída libre… Así que desde Abril he vuelto a centrarme en correr el 800m, tanto en el campeonato de Bizkaia como en el de Euskadi veterano y aquellas pruebas en las que se me permita correr. Esta chapa, solo por ponerles al día. Mientras preparo el 800m he vuelto a las salidas en bici, a nadar…

Los que siguen el blog desde 2011 (caso de que haya alguien) se habrá dado cuenta de la re-conversión de pruebas que se citan en el blog. Si en ese 2011 el protagonista era el Ironman de Niza hoy lo es un 800m. Desde mi último Ironman hasta hoy han pasado muchas cosas, personales, deportivas… Y la verdad que esta deriva no me ha hecho muy feliz. Pensando, me gusta mucho pensar, en qué me apetece y que no me gusta, me he dado cuenta que esto no me hace feliz. He disfrutado mucho, pero no me ha hecho feliz, con la salvedad de las pruebas de larga distancia.

Una vez me dijeron: sabes cual es la diferencia entre un cristiano y un budista? Que si al cristiano se le enferma su madre, irá a pedirle a Dios que la cure y pondrá muchas velas… el budista, se parará, pensará y buscará la mejor solución para ayudar a su madre. Algo así he hecho yo. Me he parado y he buscado en mi disco duro los momentos que más feliz me han hecho (deportivamente) y sin buscar mucho ha salido el Ironman y la larga distancia en general. Es la prueba que más me gusta, es la prueba que me permite compaginar más deportes debido a su preparación, es mi prueba. Y porqué lo dejé? La razón es muy simple, si ya era malo cuando tenía todo el tiempo del mundo, cuando llegó Jon me decanté por pruebas más cortas para no perder competitividad. Y el resultado no ha podido ser peor, mismos resultados y menos ilusión. Por lo que, teniendo en cuenta lo que me pagan, es hacer el idiota… así que volveremos a la senda del Ironman. Si antes llegaba el ante último ahora seguramente llegue último, pero nene: que me quiten lo bailao. Y mira que he dicho que el triatlón está herido de muerte y que el ambiente ya no me mola mucho…pero el Ironman es otro tema.

Así que, si esperan un poco, volverán a leer historias relacionadas con el triatlón y más en concreto con el Ironman. Con un nuevo proyecto y seguramente re-debutando en Lanzarote. El único Ironman que me da miedo de verdad. Que mejor manera de cumplir con la tercera carrera de 5 carreras en 5 continentes que con uno de los Ironman más duros del mundo. Eso sí, en 2018. Que aún estoy muy verde, hay trabajo por hacer…

Como siempre, lo mejor los vídeos:

CON TODAS NUESTRAS FUERZAS.

Hoy ha llegado a mí gracias a un amigo tuitero Iñaki Martinez este trailer. Muchos habréis visto vídeos sobre el padre que realiza un Ironman con su hijo. Se ve como el padre nada con una barca en la que lleva a su hijo con discapacidad, pedalea en una bici adaptada y corre con una silla especial. Se convirtió en un viral, pero si aún así no la han visto, aquí se la dejo:

El trailer que les pongo a continuación se trata de la película que han hecho con la historia real de esta pareja de padre e hijo. Donde se muestra la lucha interna del padre por la aceptación de la discapacidad de su hijo y cómo entre los dos consiguen afrontar la dureza del Ironman. El vehículo para contar las historia es muy bonito, con el triatlón como metáfora de la lucha constante.

Aunque lo que se muestra en realidad es el cariño que un padre puede tener por un hijo, tenga o no todas las piecitas o alguna no funcione del todo bien. Porque no hay cariño más grande que el cariño por un hijo.

IMG_20150621_101134

 

Extrememan Getxo. A 4 días de la prueba. Consejos básicos.

Bueno a falta de 4 días para la gran cita vamos a dar algún consejito para los que se inician en esto de la larga distancia.Siempre os digo que yo no soy ni más ni menos que nadie, solo doy consejos desde la experiencia. Son muchas carreras y muchas meteduras de pata. Si con esto puedo ayudar a alguien pues perfecto.

Los días previos:

No hay que volverse loco entrenando, lo que no has hecho ya, no lo vas a hacer. No conozco a nadie que en dos días mejore y si de uno que se lesionó antes del Ironman de Calella por hacer el tonto.

Alimentación:

Hay que cuidar los hidratos, la hidratación y en días de calor como el domingo la sal. No hay que pasarse con la comida ya que también bajamos drásticamente el volumen de entrenos, a veces pecamos de comer demasiado. Normalmente yo suelo comer el día antes unas galletitas saladas, o un poco de jamón serrano… Si no tenemos suficiente sodio es posible que no asimilemos los hidratos. No hay que volverse loco con los experimentos, no hay que probar nada estos días.

Durante la carrera es importante comer y beber lo que sepáis que os va bien, nada de comer geles X por que los toma Eneko Llanos… lo que os vaya bien. Tened un pequeño plan de lo que os vais a comer y a que hora más o menos.

Logística:

Es importante repasar todo bien, portadorsal, vaselina para el neopreno, portachip, calcetines,…. Haced una pequeña lista y que no se os olvide nada. No es bueno tampoco estrenar ropa ni material el dí­a de la prueba. Id con tiempo a los sitios.

En carrera:

No hay que volverse loco, si has entrenado a 4:50 el día de la carrera no vas a ir a 3:15… el dorsal te da un plus pero no te hace profesional… Hay que ser realista y disfrutar de cada momento. Id bebiendo que hará calor.

Psicología:

No hay que venirse a bajo si las cosas no salen como crees. Es bueno tener una táctica pero hay que saber adaptarse a las nuevas situaciones que puedan surgir. Cuando piensas que no puedes más seguro que algo más ya puedes… y cuando pienses que vas a ganar relájate que no lo vas a hacer. En una carrera de estas características, pasas muchos estados: euforia, desánimo… hay que saber controlarlo…

Recordad que el primer objetivo de una carrera de estas debe ser siempre terminar y disfrutar, por respeto a votr@s mismos y al esfuerzo que hemos hecho.

Siempre les digo, que junto con los lectores, lo único que merece de verdad la pena de este blog, son los vídeos:

http://www.youtube.com/watch?v=2PggOwp7cuM

A un mes del Challenge de Vitoria-Gazteiz.

Estamos a falta de un mes para que la familia Challenge llegue a Vitoria-Gazteiz. La verdad que es llegar el verano y empezar a “oler” a larga distancia. Tengo ganas de que llegue el circo a casa, de ver a los triatletas, la feria, o­ír las lenticulares… para mi es el momento del año, para el que te has estado preparando.

En lo deportivo, nos quedan 4 semanas, poco se puede hacer. Si hacemos dos semanas de descanso activo antes de la prueba nos quedan solo dos de trabajo. No me considero nadie para dar consejos a nadie, solo pongo lo que haría (o lo que voy a hacer yo).

No creo que ahora se el momento de acumular fatiga, de sumar muchas horas de entreno como hemos hecho en el periodo anterior. Creo que es mejor entrenar menos, más intenso y asimilar bien estos últimos entrenos. No se trata de no hacer nada. Yo lo que hago es al menos un entreno clave a la semana de cada una de las disciplinas: 3000m en el agua, 130km acoplado en bici y 20-25 a pie. No todas las semanas, pero si buscando ya los ritmos y no tanto solapar sesiones. Si antes era muy común doblar, ahora salvo las transiciones prefiero hacer un bueno entreno al día, asimilarlo y seguir cuando esté 100% recuperado.

También influye mucho el aspecto psicológico, es mejor acabar todos estos entrenos con buenas sensaciones que con la duda de cómo iré? en estas semanas, ya poco podremos hacer para mejorar y si lesionarnos por exceso.

Es muy (si no lo más) importante trabajar en estos días y en estos entrenos claves: la alimentación, hidratación y material. Tratar de asemejar estos entrenos de estas semanas a la propia competición… Si vamos a competir con casco aero, salir a rodar con él, nos evitamos dolores de lumbares, cuello… O ampollas si no hemos entrenado con las zapas de competir.

Otra buena práctica, ahora que ha salido el sol, es ir a nadar con el neopreno. Muchas veces nadamos muy bien en la piscina (no es mi caso) y el día de la competición no nos orientamos bien o nos roza el neopreno… A parte que estos entrenos son más amenos después de todo el año oliendo a cloro.

Bueno que no queda nada, esto es lo que yo hago pero seguro que hay otras formas de llevar este mes de espera.

Un vídeo para hacernos una idea de lo que nos espera:

Un saludo

De poco tiempo, lucha, recuerdos… IM Niza 2011

Este fin de semana se disputa el Ironman de Niza. Esta mañana me venía a la cabeza aquella carrera… Muchos habéis venido al blog en esta última fase, por eso os la refresco.

No la había leido desde entonces y me he dado cuenta que refleja fielmente el espíritu del blog, de mí como persona… Y de lo que solemos llamar #metodosoviético

Prometo actualizarles el blog con más frecuencia, pero créanme si les digo que no tengo tiempo.

Espero que os guste, Niza 2011, tercer Ironman, supuestamente el que mejor iba preparando…

Son las 4 de la mañana y suena el despertador. La noche previa a una competición es difícil dormir, tienes nervios, repasas mentalmente si tienes todo preparado (comida, gafas de natación, neopreno…), y que salvo que seas muy dormilón es difícil quedarse dormido a las 22:00. Por lo que para mí, la primera transición comienza aquí. Desayuno secreto en el hotel, quedar con los compañeros en la recepción y juntos a la salida. El camino hasta la playa es gracioso, se junta una oleada de triatletas con cara de ir al matadero con oleadas de borrachos franceses que tienen cara de venir del matadero… es lo que tiene madrugar tanto.

 

Camino de la salida, muy pronto

En boxes debería estar todo preparado ya que lo dejamos el día anterior, repaso de última hora, hinchar las ruedas, comprobar los últimos ajustes… neopreno y a la playa. Me es inevitable, otra vez me vuelve a pasar, la emoción me puede y se me cae alguna lágrima (le digo al de al lado como Bustamante, no le hizo gracia… David no has cuajado en Francia…), no me  importa. las cosas o se viven con pasión o es mejor no hacerlas.

Boxes

A las 6:30 suena la bocina, 2500 personas = 5000 piernas y 5000 brazos se adentran al mar en menos de 100m de ancho y buscando una boya a 1000m, las tortas son inevitables. Si no has estado en una de éstas es difícil entenderlo, es como estar en una manifestación salvo que en el agua, un medio hostil, si paras el de atrás te pasa por encima y además es difícil nadar recto… alguna vez me ha dado alguna pequeña crisis de ansiedad ya que te pones muy nervioso (aguadillas, golpes, te agarran de las piernas, patadas…). Salgo tranquilo y ya en la salida recibo una patada en la cara, noto que tengo un corte en la lengua bebo agua para quitar el sabor y me abro bastante, lo que conlleva nadar más metros… fue una decisión mía nadar menos en la marabunta o nadar más metros pero más tranquilo. En 1:14 estoy fuera, ya he pasado lo peor para mí los 3,8km. Pensaba hacerlo en menos, pero nadar en el mar es una lotería, puede que esté mal medido, que haya corrientes, que no elijas el camino más recto… o como es mi caso que no nades muy bien. Al salir veo a mi gente y eso me anima… las ikurriñas y banderas del Athletic invaden niza…

Transición tranquila y cojo la bici, por delante 180km. Tenía clara la táctica, nadar tranquilo, andar en bici con cabeza (bebiendo y comiendo bien) y correr con lo rabia. Pensaba que era mi fuerte. Así que con esa idea salgo… los primeros 20km los paso mal, pienso que no voy super el cuenta kms no baja de 35km/h no voy cómodo, como y bebo y supero esta mini-crisis, sé que soy diesel que me cuesta entrar.

Del km 20 al 50 me encuentro super, paso a gente y gente subo con el plato y con la sensación de ser Indurain en el Tour del 91 cuando se va en el Tourmalet y solo le sigue Chiapuchi. En el km 50 empieza el Col d’Ecre… punto de inflexión de mi carrera y casi de mi corta vida… antes de llegar noto que he pinchado… paro y miro, se confirma… desmonto la rueda y cambio (aquí no hay coches como en el Tour)… 18min perdidos, no pasa nada pienso, aprietas en la maratón y listo… salgo con fuerza pero noto que la bici no va bien… me paro y veo que de estar en la cuneta se me han metido hierbas en los cambios, los quito y sigo… pero no va bien la rueda va dando botes… pienso; estos franceses no saben ni asfaltar… 21km con la rueda dando botes y cuesta arriba… no sé muy bien cómo llego arriba, cojo la bolsa del avituallamiento bebo la cocacola y miro la rueda: esta desinflada, ostia!!… la vuelvo a hinchar y sigo como puedo… quedan más de 100km aún… de ahí al 120km paro un montón de veces a hincharla otra vez… en el 120 me paro y pongo mi otra cámara… ya no tengo más… pero tampoco va bien he debido hacer un balón o la he pellizcado con los desmontables… me quedo en la cuneta y no sé qué pensar, en ese momento llevaba el tiempo que pensaba invertir en toda la carrera… la cabeza es un no parar de ideas, mientras por delante mío pasan las posibilidades de bajar de 11h, de 12h, de 13h…: retirarse, seguir en llanta, retirarse, buscar un pueblo, retirarse… todo el año jodido para esto? ya te compensa? merece la pena esto?… me tomo unos segundo para pensar qué hacer… Niño tira para adelante, sea como sea hay que llegar a la meta SIEMPRE… a riesgo de una sanción, me dedico a parar a los que pasan a ver si me dejan una cámara… premio! el primero es vasco, me deja una cámara y pienso; ya está arréglalo y para abajo… pero como en una mala película de Berlanga ésta tiene mal el obús (pitorro para meter el aire)… joder que más me puede pasar que venga Pepe y me pegue una patada pensando que soy Messi? al final aparece un sudafricano con un mallot del iBanesto que me deja otra cámara y consigo llegar a Niza… 60km dando muchas vueltas a la cabeza, hace mucho calor y se me olvida comer…

Ya sólo queda la maratón… me pongo a correr y veo lo que me espera… mucho calor (35º) y mucho cadaver andante parecía eso walkingdead… cambia el chip, está claro que no vas a bajar de 3:30 en esta maratón (como creía) es difícil exprimirse en estas circunstancias. Corro-ando la primera vuelta y calculo si libro el fuera de control (hasta ese momento no sabía ni que existía)… me amoldo y poco a poco voy terminando, sin forzar porque cada vez que paso por el hospital de campaña que han montado hay un inquilino nuevo.

Se hace duro mentalmente, para una persona competitiva verse tan atrás es duro… pienso en qué pensará la gente que me ve… pensarán que me he pasado el año enfrente de la TV… enseguida borro esa idea y pienso en esa persona a la que dejo en la cama temprano para salir a entrenar y que cuando vuelvo me espera con la comida, al que me espera a las 8h en el bidegorri, en mi hermano… y no sé cómo termino.

Después de más de 15h llego a la meta, pensaba hacer 11h ó 11:15h, (tampoco lo hubiera conseguido creo), nunca lo había pasado tan mal, estoy contento, muy contento, satisfecho. El que más me ha costado y el que más he disfrutado de todos. Contento por como he reaccionado y cómo he podido jugar las cartas que me han venido. Cuando uno lo da todo hay que estar contento.

Ha costado…

Esto ha sido todo, 15h de lucha continua. Creo que es el espíritu de este tipo de carreras, luchar contra ti mismo y superarte. De esto hace tres semanas, ya estoy recuperado y el sábado me marcho al desierto a correr una carrera que me pone mucho la Isostar Desert Maraton primera carrera desértica europea en autosuficiencia. Ya os contaré qué tal me va.

Fotos: Marathon-Fotos.com