Test Reebok Harmony Road

Hoy traemos a este blog un nuevo test de zapatillas. Una de las cosas que más me gustan tratar. Sometemos a nuestro test a las Reebok Harmony Road el nuevo modelo de la marca del triángulo orientada al running.

Hay marcas que están muy condicionadas o mejor dicho: etiquetadas. Más cuando eres líder en otro segmento. Este es el caso de Reebok con el crossfit o el fitness o las MMA ahora, oyes Reebok y no te viene a la cabeza atletismo o running. Algo que es injusto y que según pasan los modelos, lo es más. Estoy seguro que si una persona con ese prejuicio, le vendas los ojos sus sensaciones serán similares a otras marcas más “establecidas”. Un hecho que corrobora esta teoría es el premio de la revista Runner´s como mejor debut, algo que no es fácil de conseguir.

Si entramos a analizar la zapatilla, lo primero en lo que nos fijamos (y así debería ser) es en la media suela. Elemento que caracteriza y posiciona una zapatilla. El motivo de porqué una zapatilla es para tal o cual distancia/peso/frecuencia… Las Reebok Harmony Road, cuenta con una media suela en la que se ven tres capas bien diferenciadas: gris, blanco y naranja. Cada componente tiene una función y en conjunto dotan a la zapatilla de una amortiguación y absorción de impactos bastante notable. Algo que la diferencia de sus predecesoras las Reebok Cushion.

IMG_20170609_105521Este nuevo sistema está construido con TPU Kooshlan, se trata de una espuma novedosa que presentan en este modelo. Como decía, una vez que las pruebas, es lo primero que sientes y por lo que destacan.

IMG_20170609_105550(1)El talón es la parte más reforzada, para evitar problemas si no tenemos una pisada “perfecta” y así no tener problemas de lesiones. Por otro lado, hace que se trate de una zapatilla “altita” algo lógico en este tipo de zapatillas.

IMG_20170609_105408 IMG_20170609_105359(1)Si bajamos, nos encontramos con otra novedad, la suela. Se trata de una suela, que añade otro factor diferenciador con sus compañeras de segmento. Construida con material resistente a la abrasión y que la dota de mayor durabilidad. Cuenta con unos pequeños rectángulos, que varían en función de dónde estén colocados y que ayudan a mejorar la propulsión y reactividad. Se puede ver en el talón el material del que está construida. Para mi necesario en zapatillas de entreno que buscan estabilidad y amortiguación.

IMG_20170609_105453El upper, lo reconozco, es algo que no me suele interesar mucho. Simplemente, con que no reste ya hace mucho. Nunca me compraría una zapatilla por los colores o la parte de arriba. En este caso concreto, se cumple esta máxima: no resta. Con una sujeción y transpirabilidad perfecta, además es muy ventilada. Cuenta con una sujeción lateral en la parte interior que sin ser opresiva hace que cuando corremos nuestro pie no baile y quede bien sujeto. Luego, ya no es que no reste, es que suma.

IMG_20170609_105502

IMG_20170609_105512Podríamos concluir que se trata de una zapatilla amortiguada, equilibrada y estable. Tampoco se trata de una zapatilla de rueda pinchada, esas zapatillas que son tan amortiguadas que sientes que vas con las ruedas deshinchadas, arrastrando los pies. No es el caso, tiene reactividad y respuesta a la pisada.

Podríamos decir que es una zapatilla de uso diario incluso para competir, para personas con peso elevado. Y en casi cualquier distancia. Te puede valer para un rodaje o unas series largas o correr una media maratón. Si eres una persona de poco peso, yo la recomendaría para entrenos largos o rodajes, incluso para series largas. O si buscas comodidad y tu objetivo no es competir en distancias cortas. No se trata de una zapatilla voladora, aunque tampoco lo pretende ni es su objetivo. Es una berlina (usando un símil automovilístico) que nos puede llevar muy lejos cómodamente.

 

 

Crónica 10km Puente Bizkaia. Retomar los buenos hábitos.

Otra de las cosas que quedaron atrás en este humilde blog fueron las crónicas de las carreras. Salvo las dos o tres grandes pruebas, el resto pasaban al baúl de los recuerdos. Muchas de esas veces, por pensar que no fueron grandes pruebas, pero no hay que obviar lo que es esto: el blog de un corredor paquete contando sus andanzas. Es importante no perder nunca el norte. Si no miren a Marilo Montero.

El sábado a eso de las 7:30 ya estaba en pie. Hoy tocan los 10km del puente de Bizkaia. Teniendo en cuenta que la carrera era a las 10:30 y que de mi casa a la salida hay 10min, es una hora un poco temprana. Pero si tienes un niño de 16 meses sabes de qué hablo. Súmele que hemos empezado la guardería y con ello las enfermedades de transmisión pedagógica… y tenemos eso: una noche sin dormir y un madrugón guapo. Desayuno rápido, mis cereales, mi cafelito… y hacer tiempo por casa, limpiando vómitos y recogiendo aquello que pudiésemos.

Me planto en la recogida de dorsales con el tiempo suficiente para contar las típicas mentiras del buen corredor: solo que en mi caso cualquiera que lo oiga, se pensará que miento en mi contra…ya que siempre pienso que la cosa va a ir mejor de lo que luego es. Me pasaba en los exámenes. Típicas gestiones en el servicio, hay que salir descargado, calentamiento y listos para la salida. Veo caras conocidas, lo mejor es estas carreras.

Salida caótica, que si si que si no, pumm todos a correr. Salida lenta, es de las pocas veces que veo la cabeza de carrera hasta mediada la primera vuelta (de tres), bien es cierto que tengo una buena vista. Yo voy a 3:45 y delante no creo que vayan a más de 3:35. En los tiempos que corren, lento. El circuito era muy sencillo. Se iba por una calle y se volvía por la paralela. La ida picaba para arriba y la vuelta para abajo. Solo que había más tiempo subiendo que bajando. Cómo??? La subida era más tendida, la bajada era más corta y luego era llano. Por lo que estuvimos más tiempo subiendo que bajando.

Tres vueltas decía, de las que me sobró una, por lo menos. Sin ritmo desde la mitad de la segunda. Pesado y sin chispa. Bien de caja, bien de piernas… pero esa sensación de que no te entra la 5. Acabamos con dignidad lo que iba para test y se quedó en entreno. 4:04 de media, con una gran parte a 3:50, otra a 4:15 y vuelta a bajar un poco. Es lo que hay, el atletismo no miente. Vales lo que dicta el crono.

Aprendizaje: Hay que ser más realista con los ritmos objetivo. No vale lo que hicimos hace X meses o cuando iba a COU, eso delete, borradlo… Hay que jugar las cartas que te toquen ese día: calor, falta de sueño,… y adaptar el día a eso.

Material: Muy contento con las zapatillas Reebok One lite, pensaba que a lo mejor se quedaban algo pesadas pero para nada. Pantalón Reebok One de la misma colección verano, perfecto. Calcetines del HyM, ojo que parece broma pero están de cine y no sé si valen 1€. Camiseta de competición Victory Endurance, transpirable… normal sin incidencias.

Alimentación/ suplementación: Para una carrera de 10km no creo que sea importante hacer nada especial, incluso ni tomar un gel yo creo. Pero dado que había desayunado muy pronto y tenía miedo a llegar justo, me tomé un Energy up con cafeína mientra me tomaba un café antes de la salida. Lo que si suelo tomar es el Race Start que contiene L-Carnitina, que para algunos no vale para nada pero a mí me va bien, ambos de Victory Endurance.

10659455_958175890875954_5726203833757268972_n

Hurrengo geltokia Spartan Race: