Test Reebok FloatRide Run Ultraknit

Levaba tiempo con estas zapatillas, pero aún no me había lanzado a realizar el artículo de test sobre ellas. Quería ponerlas a prueba en diferentes situaciones y ver si realmente iban superando mis expectativas. Y la verdad que cada modelo de Reebok supera al anterior.

En casi todos los artículos que he escrito sobre zapatillas de running de Reebok, he dicho (y me mantengo) que arrastran el san Benito de zapatilla de domingueros o de aquel que se apunta al gimnasio y sale una vez por semana. Da la sensación que se las desprestigia en ese “cielo” de las zapatillas de atletismo y que solo son un capricho de runner posturero. Si ya con el modelo anterior (Harmony) dije que habían dado con la tecla para crear una zapatilla de entreno muy digna, para mirar a la cara a cualquier modelo de cualquier marca. Con estas Floatride Run Ultraknit creo que ocupan ese espacio en el que nunca habían estado y alguno no pensaba verlas: zapatillas de competición. Cuando me las puse por primera vez pensé: con estas zapatillas cualquiera podría plantarse en una carrera sin ningún tipo de complejo. Además han sido premiadas por la revista Runner’s best debut.

Lo primero que destaca de estas zapatillas es su upper, de una sola pieza y de un tejido muy transpirable y cómodo. Pero para mí eso no es lo más importante, lo más importante es la nueva media suela y la suela. Una media suela de lo mejor que he probado. Con una amortiguación justa para ser una zapatilla versátil, con la que puedes hacer una carrera corta, unos entrenos de series o llevarte a la maratón (depende de la persona y los ritmos). Blanda al tacto. Para mi tienen el grosor justo, ya que con más cantidad de material podría convertirse en una zapatilla demasiado amortiguada, para ser una zapatilla de competición o mixta. Pero podría ser una buena idea, pensando en otro concepto de zapatilla. La espuma con la que está creada se denomina Floatride y es nueva. Cuenta también con una parte superior, la parte negra que la separa del upper, que es más dura que la espuma y la hace más reactiva. Le da una mayor consistencia en la pisada. Me recuerdan mucho al sistema Boost de adidas y la suela continental. Por si les ayuda.

La suela es un factor fundamental, sobre todo en estas zapatillas con cierta ligereza. Por la durabilidad de la misma y sobre todo por la adherencia al suelo. Estas Float Ride Ultraknit disponen de una  suela de pequeños cuadraditos situados de manera regular por toda la suela. Son de material más duro, para precisamente, mejorar la durabilidad y la adherencia al suelo.

El upper, como comentaba al inicio, llama mucho la atención. Si bien es cierto que hay más modelo con una upper de una sola pieza y con forma de calcetín, no las calificaría de zapatillas de atletismo y menos a ritmos altos, ya que el pie te baila demasiado. Pensé lo mismo al verlas… no sé si será la composición del material o el soporte que ayuda a cerrarlas, pero el cierre es similar al de una zapatilla “estándar”. Además cuenta con el talón reforzado y algo más alto para evitar la sensación de que se te vayan a salir los pies al correr. Esta composición hace que sean mucho más ligueras y transpirables.

Resumiendo, podríamos estar hablando de una zapatilla mixta. Tanto para entrenos alegres como para carreras que vayan desde los 5km hasta la maratón, ya que una persona ligera y que corra a ritmos altos la puede usar para cualquier tipo de carrera y una persona de mayor peso la puede usar para carreras de 10km a media maratón, creo yo.

La escala de éxito percibido como baremo.

Es una buena época para hacer balance, todas son buenas, pero normalmente después del verano (o antes quizás) y antes de navidad suelen ser las fechas en la que entregan las “notas deportivas”… Hoy voy a afrontar este tema, pero desde la perspectiva del baremo. No tanto sobre mis “notas” si no en virtud de qué ponemos las notas. Creo que sería algo así como el meta-balance.

Cómo un deportista aficionado se pone nota? Ya de por sí es una buena pregunta… En el caso de un deportista de élite (profesional ya es otro tema) lo veo claro. Tu te estas preparando para el campeonato de Europa de pingpong, tu objetivo es quedar entre los 10 primeros, si quedas el 8 pues muy bien, si quedan el 5 mejor y si quedas el primero ni te cuento…y si quedas el 15 pues el balance sería muy negativo. Pero en el caso de un perfil como el nuestro… Nunca vamos a ganar, nunca nos vamos a poder dedicarnos al 110%, las competiciones son variables… Cómo lo hacemos?

Ante esta disyuntiva caben ciertas opciones, de ahí el interés del post. Tiras por el lado del deportista de élite?: en tal carrera en 2017 quedé el 230 y en 2016 el 250, he mejorado… hombre hay tantas variables que afectan a este método que no lo considero fiable. Salvo que pases del 230 al 1, ahí se ve un salto. El tiempo? Un año haces 40min en un 10.000 y al siguientes 39:30 o 41min…has mejorado/empeorado? pues no se… puede ser un golpe de suerte o que te has esforzado un poco más. Pero estás igual de bien o mal que el año pasado… No sé si es un método correcto para alguien de mi/nuestro nivel.

Otro “método” es el que planteo… la escala de “éxito” percibido. Basado en la escala de esfuerzo percibido. Digamos que sería algo así como; una vez terminado un objetivo o una temporada, sepamos ponerle una nota o una valoración, en función de las circunstancias que la han condicionado. Así podemos acabar una maratón con peor tiempo que otra y darle más valor a esa temporada/prueba/objetivo, igual hemos estado lesionados o hemos cambiado de trabajo y no hemos podido entrenar… Al igual que con la escala de esfuerzo percibida la “escala de éxito” percibida será más eficaz cuanto más experiencia tengamos, no haremos más pulcros con el método.

Es simplemente una forma de ver las cosas. Creo que hay un montón de gente que se fustiga por un “mal resultado” (y lo entrecomillo porque igual no es ni malo) o gente que no se atreve a dar el paso por miedo a no estar a la altura… también está el extremo, el que hace poco o nada y se cree la bomba. Pero estos me preocupan menos, el tiempo pone a cada uno en su sitio.

Test Reebok Harmony Road

Hoy traemos a este blog un nuevo test de zapatillas. Una de las cosas que más me gustan tratar. Sometemos a nuestro test a las Reebok Harmony Road el nuevo modelo de la marca del triángulo orientada al running.

Hay marcas que están muy condicionadas o mejor dicho: etiquetadas. Más cuando eres líder en otro segmento. Este es el caso de Reebok con el crossfit o el fitness o las MMA ahora, oyes Reebok y no te viene a la cabeza atletismo o running. Algo que es injusto y que según pasan los modelos, lo es más. Estoy seguro que si una persona con ese prejuicio, le vendas los ojos sus sensaciones serán similares a otras marcas más “establecidas”. Un hecho que corrobora esta teoría es el premio de la revista Runner´s como mejor debut, algo que no es fácil de conseguir.

Si entramos a analizar la zapatilla, lo primero en lo que nos fijamos (y así debería ser) es en la media suela. Elemento que caracteriza y posiciona una zapatilla. El motivo de porqué una zapatilla es para tal o cual distancia/peso/frecuencia… Las Reebok Harmony Road, cuenta con una media suela en la que se ven tres capas bien diferenciadas: gris, blanco y naranja. Cada componente tiene una función y en conjunto dotan a la zapatilla de una amortiguación y absorción de impactos bastante notable. Algo que la diferencia de sus predecesoras las Reebok Cushion.

IMG_20170609_105521Este nuevo sistema está construido con TPU Kooshlan, se trata de una espuma novedosa que presentan en este modelo. Como decía, una vez que las pruebas, es lo primero que sientes y por lo que destacan.

IMG_20170609_105550(1)El talón es la parte más reforzada, para evitar problemas si no tenemos una pisada “perfecta” y así no tener problemas de lesiones. Por otro lado, hace que se trate de una zapatilla “altita” algo lógico en este tipo de zapatillas.

IMG_20170609_105408 IMG_20170609_105359(1)Si bajamos, nos encontramos con otra novedad, la suela. Se trata de una suela, que añade otro factor diferenciador con sus compañeras de segmento. Construida con material resistente a la abrasión y que la dota de mayor durabilidad. Cuenta con unos pequeños rectángulos, que varían en función de dónde estén colocados y que ayudan a mejorar la propulsión y reactividad. Se puede ver en el talón el material del que está construida. Para mi necesario en zapatillas de entreno que buscan estabilidad y amortiguación.

IMG_20170609_105453El upper, lo reconozco, es algo que no me suele interesar mucho. Simplemente, con que no reste ya hace mucho. Nunca me compraría una zapatilla por los colores o la parte de arriba. En este caso concreto, se cumple esta máxima: no resta. Con una sujeción y transpirabilidad perfecta, además es muy ventilada. Cuenta con una sujeción lateral en la parte interior que sin ser opresiva hace que cuando corremos nuestro pie no baile y quede bien sujeto. Luego, ya no es que no reste, es que suma.

IMG_20170609_105502

IMG_20170609_105512Podríamos concluir que se trata de una zapatilla amortiguada, equilibrada y estable. Tampoco se trata de una zapatilla de rueda pinchada, esas zapatillas que son tan amortiguadas que sientes que vas con las ruedas deshinchadas, arrastrando los pies. No es el caso, tiene reactividad y respuesta a la pisada.

Podríamos decir que es una zapatilla de uso diario incluso para competir, para personas con peso elevado. Y en casi cualquier distancia. Te puede valer para un rodaje o unas series largas o correr una media maratón. Si eres una persona de poco peso, yo la recomendaría para entrenos largos o rodajes, incluso para series largas. O si buscas comodidad y tu objetivo no es competir en distancias cortas. No se trata de una zapatilla voladora, aunque tampoco lo pretende ni es su objetivo. Es una berlina (usando un símil automovilístico) que nos puede llevar muy lejos cómodamente.

 

 

La medalla finisher y la gestión de la derrota.

Hoy va un post de psicología de garrafón, quedan avisados. Y si me apuran para el target que creció más cerca de Oliver y Benji que de La patrulla canina.

Una de las ventajas de practicar muchos deportes (de manera compulsiva) y hacerlo (por deformación profesional) con la mente abierta, es que obtienes pequeños análisis de la situación que en estos deportes se vive. Las diferencias entre el mundo del triatlón: entiéndase aquí, maratón, marchas btt, runners… y el mundo de los deportes de lucha, es palpable. Hoy trataré solo un aspecto, la gestión del fracaso y sus derivadas.

Uno de los aspectos que más me gustaban del triatlón era que siempre se ganaba, siempre y todos? Bueno si esto lo lee mi mujer dirá que no, porque siempre acababa enfadado. Pero el 99% de los “finisher” habían ganado. Bien porque su objetivo era terminar, bien porque le han ganado al del club, bien porque han mejorado el tiempo del año pasado, bien…. Esto no pasa en un deporte en el que te enfrentas a otro y solo uno gana. O ganas o pierdes. Y te ha ganado una persona, no una carrera. Una persona con nombres y apellidos, no una situación.

Con el paso del tiempo y mientras corría en soledad me he dado cuenta que esto es uno de los atractivos del triatlón/running… Cada sábado te regalaga una oportunidad de llevarte un premio moral. Un refuerzo. Como el que está a régimen y se come un helado a escondidas. Estaré puteado en el curro, pero ojo: hoy he mejorado mi marca 1minuto. Psicológicamente esto es muy positivo, salvo que bajes tanto el listón que la autocomplacencia se apodere de ti.

En un combate de judo no pasa eso… tú puedes entrenar como un animal, tener tus tácticas, tus técnicas… pero luego viene uno mejor y para casa… no hay medalla finisher. No vale con lo de: al menos he acabado. Esta gestión de las emociones es algo que hay que trabajar. Incluso se pueden gestar miedos, no quiero que me toque este luchador porque siempre me gana… En cambio tú puedes decidir no correr el triatlón de Zarautz porque el puerto de Aia es muy duro…

No digo que sea ni bueno ni malo, ni mejor ni peor… simplemente es algo que he observado y que al salir un poco de la burbuja del triatlón (nunca mejor dicho) me he dado cuenta. También es un punto a favor de entender que proliferes tantos corredores de mediana edad. Es más balsámicos acabar con el reto de correr la Herri Krossa que apuntarte al campeonato de pádel y perder todos los partidos 6-0 6-0. Una humilde deducción, seguramente errónea, es que te tiene que gustar mucho el pádel para seguir…Te tiene que gustar mucho jugar, ya que cada vez que juegas pones de manifiesto tus miserias y virtudes (lógicamente) y esto a veces es duro.

De vez en cuando soltaré alguna reflexión. A parte que creo que puede aplicarse a otros ámbitos de la vida.

 Nadal de marca blanca

Running in Thailand.

Reconozco que he tardado en publicar este artículo porque tengo la sensación de que una vez que lo haga, cierro una etapa. Running in Thailand, está enfocado a todas aquellas persona que o bien van a viajar a este país o residen allí y quieren animarse a correr. Por lo leído en foros y tras conversaciones con otros corredores, podría titularse Running en el sudeste asiático, porque salvo con excepciones, podrían equipararse a Vietnam, Birmania, Camboya, Laos… pero como no he estado allí, me limito a mi experiencia, lecturas, conversaciones… en el antiguo Reino de Siam.

El hecho de poder correr o cómo correr en Thailandia, no debería ser un motivo para visitarla. Hay miles de razones. Esto solo pretende ser una pequeña guía para aquellos viajeros que les guste correr y no quieren dejar de hacerlo en sus vacaciones o Runners que allí residan. Este artículo (o artículos depende del público) pretende que el corredor, entienda cómo está el fenómeno running en Thailandia, para buscar el mejor emplazamiento y hacerlo con seguridad.

Para empezar, hay que entender cómo es Thailandia socio-económicamente hablando. Porque una vez que entiendes la sociedad Thai, podrás adaptarte mejor. En Thailandia el running como tal, no está extendido en la sociedad mayoritaria. Yo lo comparo con España hace 30 años, cuando veía a mi padre correr. Antes en España se hacía footing, o lo que es lo mismo: salir a correr después de trabajar, para estar más o menos en forma, sin ninguna ambición deportiva. Sin GPS, sin zapas de colores, sin buscar una marca en la media maratón de XXXX. Supongo que cuando tus objetivos vitales son llegar a fin de mes, mantener a tu familia lo más cómoda posible, el hecho de tener 1:30 en media maratón apenas tiene importancia. Esto podríamos aplicarlo a la mayoría de la población Thai. No es menos cierto, que el fenómeno Running ha llegado o está llegando. Son muchas las carreras que se celebran por toda Thailandia, en especial en el área de Bangkok, la zona de playas y el norte de Thailandia. O lo que es lo mismo: allí donde más turismo y/o trabajadores extranjeros residen y/o población Thai con menos apuros económicos. Por lo que si vas de vacaciones, no te costará encontrar una carrera allí dónde estés. Personalmente te recomiendo que lo hagas, de este modo podrás conocer otra versión del running diferente a la europea. Es otra historia. No esperes calles abarrotadas, ni que la gente entienda porque corres 10km para volver al mismo sitio.

12185206_1667336750186712_7864848681564796493_o

Podríamos concluir que en Thailandia (en las zonas citadas), hay un grupo de personas que va creciendo que práctica el footing, cuya velocidad de crecimiento la va a marcar el interés por la salud, el bienestar… Un segundo grupo, el de los runners tal y como lo conocemos, en el que se están empezando a centrar las marcas y las carreras,  que avanza a un ritmo menor que en el resto del mundo, pero que se nutre de turistas y clases un poco más altas. Un tercer grupo, el menor de todos, el de los atletas al uso, los de 1500m, la élite. Y por último los que corren porque practican otros deportes: en un tanto por ciento muy alto Muay Thai, que es su deporte rey. Correr, running, footing o atletismo… no están en su lista de prioridades.

MasterminmuayThai Foto
MasterminmuayThai Foto

Todo esto para qué sirve? Para conocer la sociedad Thai, saber porqué se mueve y por dónde se mueve… que nadie espere ver las calles pobladas de tiendas de running, ni gente corriendo por todos lados, ni … No existe esa cultura de la estética que existe en Europa que nos lleva a correr para no estar gordos. Ni ha llegado el gusanillo de los tiempos en carreras… ni hay mucho perfil en redes sociales de influencers runners. Una vez explicado esto, vamos a ver dónde se puede o debe correr en Thailandia.

Un tema importante cuando lleguemos a Thailandia y queramos salir a correr es elegir el dónde/cuándo?. Lo repito (y soy un enfermo del deporte), si vais a estar 15 días en Thailandia no malgastes el tiempo en correr ;-). Para empezar hemos de saber que salvo muy contadas excepciones, el calor puede ser insoportable. Por lo que yo correría a primera hora o cuando el sol de vaya. La primera hora, no son las 8, son las 5 de la mañana. Thailandia amanece antes… En las zonas muy turísticas puede que esto se puede atrasar un poco. Yo de 8 a 18 no me plantearía correr en la calle.

Ahora llega el dónde?, dónde corro por Bangkok, por ejemplo? Yo le recomendaría que lo hiciese en el gimnasio del hotel. Eso de primeras. Pero no hemos llegado a Thailandia para meternos en un gimnasio… Hay un dicho que NO se aplica en Bangkok: la mejor forma de conocer una ciudad es corriendo. En Thailandia el tráfico es una locura, por lo que descartaría correr por la carretera… en las zonas dónde están la mayoría de los Hoteles no hay aceras. Bueno si hay aceras, pero éstas están ocupadas por puestos callejeros. En las zonas menos turísticas, al otro lado del Chao Phraya,  he podido correr o ver qué se pueda correr, pero son dos manzanas… No lo recomiendo. Pues voy al paseo marítimo? En Thailandia no existen los paseos como puede haber en Barcelona, Bilbao, Málaga… En la zona de playas, Ko Thao, Phi Phi, Phuket… podría hacerse por las carreteras de la costa. Que es donde suelen correr las personas que acuden a entrenar para Muay Thai… pero es arriesgado, hay accidentes de tráfico cada dos por tres. Otra cosa son las zonas del Norte o los pueblos no tan turísticos, ahí si que se podría correr por la calle: con mucho ojo!!!

Foto: Viajero-turismo.com
Foto: Viajero-turismo.com

Dónde recomiendo correr? En los parques, parques naturales, recintos deportivos o gimnasios. En todas las ciudades hay uno o varios parques para poder hacer deporte. Puede que si estés preparando una maratón tengas que tomarte una biodramina… pero es lo más cómodo y seguro. En Bangkok en Lumpini será tu mejor opción, desde cualquier hotel puedes llegar y es muy grande. Otra opción, es coger un coche o tuc tuc e irte a una zona de “esparcimiento”, son zonas que los Thailandeses utilizan para pasar el tiempo de ocio, hay menos tráfico, hay “bares” y encontraras a los nuevos runners. Los parques en contra, están poblados de gente haciendo footing. También puedes pagar una entrada y acudir a los centros deportivos, normalmente vinculados a las universidades. Esta zona es la que está poblada de atletas. También puedes correr por el campus. Y como decía, si no: la cinta de un gimnasio.

Foto: Stickyrice
Foto: Stickyrice

Mi recomendación es que metáis las zapas de trail y os vayáis al monte… es de lo mejor que tiene Thailandia, mejor que las playas, la bebida a bajo coste y a la altura de sus grandes templos budistas. Solo comparable con su gente y su forma de ver la vida. Es más seguro, más bonito y si que vais a conocer una Thailandia desconocida.

Foto: Viajeatailandia.com
Foto: Viajeatailandia.com

Creo que me he pasado escribiendo… pero si alguien va a viajar a Thailandia y quiere alguna recomendación que no dude en contactar conmigo, será un placer.