Apuntes de una intensa fiesta en Dima

Fiesta de la caza y la pesca en Dima

Miles y miles de amigos, cazadores y pescadores, volvieron a llenar otra vez el antiguo aeródromo de Zumeltza el pasado domingo en la Fiesta del Cazador y Pescador de Adecap. Ya lo contó mi compañera y amiga Cristina Martínez el lunes, que se excedió al citar al aquí firmante como organizador, mérito que corresponde por completo a Juan Antonio Sarasketa.

Ahora añadiremos algunos apuntes más del intenso día que comenzó brillante y soleado para lucir los primeros lanzamientos de casting realizados por campeones en la modalidad. Le siguió una veloz y vistosa carrera de galgos, antes de la siempre exigente exhibición de perros de muestra, donde Iñaki Elorriaga se las tuvo que ver con su epagneul bretón en un escenario sin perdices tras un despiste organizativo. Menos mal que el can no hizo muestra alguna mientras hacía lazadas por la campa en busca de piezas que no había. Más suerte tuvo el setter de Lorenzo Urra, ya con perdices sembradas, y el gran espectáculo llegó cuando los perros de ambos adiestradores pusieron una perdiz que se paseó unos metros por delante de ellos sin que los canes moviesen ni los párpados. La Ertzaintza les tomó el relevo con el helicóptero simulando el rescate de un accidentado, antes de que llegara el turno para las reivindicaciones.

discurso Juan Antonio Sarasketa recordó los dos últimos retos surgidos, la Ley Vasca de Caza y la reforma del Reglamento de Armas. “Si valoramos cómo ambos proyectos estaban elaborados y cómo han quedado, podemos decir que hemos salido con nota de ambos”, señaló recibiendo sonoros aplausos, y afirmando que “seguiremos avanzando” con el desarrollo del reglamento del texto vasco, a la vez que agradecía a los partidos políticos que han apoyado sus reivindicaciones en Gasteiz, en clara referencia a PNV y PP, “ni vamos a olvidar a quien no lo ha hecho”.

Recordó que los avances se deben a la unión de los cazadores; como el paso atrás dado por el vicepresidente español respecto al borrador del nuevo Reglamento de Armas “nos empiezan a temer, porque son conscientes que la unión que generó la manifestación de Madrid les supuso temor… esa es la única forma de avanzar: unidos y presionando cuando las injusticias lo exigen”. Sarasketa aseguró que otros problemas van bien encaminados, como el estudio de las semillas que envenenan el campo, la próxima solución a los accidentes de tráfico con especies de caza o los daños que generan éstos a la agricultura, además la siempre reivindicada contrapasa para Euskadi; “llegaremos donde haga falta, llámese Estrasburgo, Bruselas o donde sea” antes de que oirse más aplausos.

También elogió en su comparecencia a los jóvenes de Adecap Gazteak.”Hay buen ambiente y se respira camaradería”, subrayó de cara al futuro, mientras agradecía la inquietud de los departamentos de agricultura, especialmente de Bizkaia, y Gipuzkoa, antes de volver a apelar a la unidad como única forma de avanzar, sin rendirse ante las injusticias, recalcando que Euskadi es un pueblo de cazadores y pescadores.

tiros La mañana prosiguió con la exhibición de Gonzalo Gómez, que tuvo el detalle de esperar a una indisposición de una mujer entre el multitudinario público, y Tirofijo ofreció un recital de disparos, con algún fallo contado, siete años después en la fiesta. Su buen hacer con las escopetas quedó fuera de toda duda, y le tomó el relevo la cetrería de Isaac Jimeno. Un halcón escapado y luego recuperado puso la nota de color en este milenario arte. No hubo perros de rastro, pero sí que Bihurri, recién llegado de Pakistán, no faltó a su cita por la tarde, con Ciriaco al micrófono, para dar cuenta de los troncos de kana erdi ante los fans más incondicionales. Otra fiesta multitudinaria más para recordar e imitar por otros lares. Y el año que viene, la vigésima edición.

Miniferia de altura en Dima

La fiesta del cazador y pescador, organizada por Adecap, el próximo 19 de junio congregará a una nutrida representación del sector armero comercial vasco

Entre los numerosos atractivos que ofrece la fiesta del cazador y pescador que anualmente organiza Adecap y que cumplirá su edición número 19 el próximo domingo 19 de junio, está la exposición de armeros que también quieren participar en el evento llevando sus principales productos y novedades al entorno festivo, a pesar de las numerosos requisitos legales que deben cumplir a rajatabla. Un aliciente más para subir hasta el antiguo aeródromo de Dima en una jornada cargada de exhibiciones, concursos, exposiciones y también de reivindicaciones. Su escenario no serán los lujosos recintos feriales madrileños o valencianos, sino unas carpas instaladas al pie de la pista en las que los miles de visitantes podrán ver e informarse de primera mano.

Entre las ya habituales llegará la firma Borchers, ubicada en Gernika, nombre bajo el que se atesoran marcas de renombre mundial como Remington, Mannlicher, Marlin, Kahles, Chapuis, Baikal, Smith&Wesson, Bushnell, Tasco, o Eotech, entre otras, y que este año presenta una escopeta semiautomática de Remington, que estará presente en Dima, la Versa Max, que promete revolucionar el mercado según fuentes del gigante americano por lo novedoso y efectivo de sus mecanismos.

Tampoco faltará a la cita Beretta Benelli Ibérica, otra “grande” radicada en Araba y que mostrará sus productos como las nuevas escopetas semiautomáticas Beretta de la familia A400 Xplor, o las nuevas superpuestas Perennia, Prevail o Silver Pigeon. También Benelli con sus nuevas “Vinci”, formadas por solo tres piezas, o las nuevas Premium. La firma alavesa asimismo cuenta con marcas como Sako, Franchi, Savage, Steiner, Stoeger, Tikka, Fam, Federal o B&P.

firmas vascas Otra de las históricas y que a pesar de todas las dificultades estará en Zumeltza será Laurona-Zabala, la entidad eibarresa fue de las primeras en abrir plaza en este grato escenario y que comercializa escopetas, las Innova, Vulcano, Eibar, Anthea… de una excelente relación calidad precio fabricadas en la propia villa armera. Como Cometa carabinas, que estará con su propio espacio en la fiesta. Tampoco faltará Ardesa, que desde Zamudio ofrece un potente elenco de firmas como Merkel, Fabarm, Haenel, Outfitter, Strasser, Uberti, Leupold… además de su propia producción de armas de avancarga y réplicas.

Desde tierras de León, aunque originariamente naciera en Deusto, llegará la empresa Excopesa, otra más de las “grandes” del sector al contar entre sus firmas a Blaser, Sauer, Mauser, Perazzi, Zeiss, Sig Sauer, Norma o Peltor. Además, desde la capital vitoriana estará Skyway Technology, empresa que lleva Valtro, Umarex, cuchillos Buck y munición Fiocchi, junto a Suministros Evia. Y también repetirá Bergara Rifles, unos trabajos en cañones y rifles monotiro Apex cuya calidad se va haciendo con un hueco propio en el mercado desde un nítido label vasco.

Los cartuchos también tendrán su espacio a través de Uee-Maxam, o los calzados y prendas técnicas de Fal, más conocida como Chiruca, llegadas desde tierras riojanas.

En conjunto, una estupenda ocasión para que los cazadores y tiradores vascos puedan ver y tocar en directo los principales productos armeros de cara a la siguiente temporada. Por supuesto, todas estas firmas armeras deportivas cuentan con las necesarias y obligadas medidas de seguridad vigentes, vigilancia y expositores, y ningún arma puede funcionar al carecer de sus piezas principales. Quizá en Dima se eche de menos a alguna de las marcas señeras y tradicionales de escopeta “fina” eibarresa, así como a otras marcas internacionales de renombre o incluso a alguna firma vizcaina, pero ellas se lo pierden. La próxima semana, la guía para acudir a la fiesta.

Un arma con label vasco

Con las escopetas, a los cazadores y tiradores nos pasa a veces como con los adiestradores de perros, que si no tienen nombre raro o no vienen de fuera, parecen tener menos mérito y apenas entran en nuestras expectativas, a pesar de las evidencias. Hoy traemos una repetidora con label vasco que podría pasar desapercibida si no fuera por todo lo que ofrece procedente de una empresa de Bizkaia, a pocos kilómetros de Eibar. La sorpresa llegó en marzo en la feria madrileña Fitac, donde Lanber mostraba sus últimas superpuestas del calibre 12 y 20, pero donde destacaba la nueva semiautomática denominada “Dakota”, nombre idóneo para recoger de forma simbólica parte de la esencia del pueblo nativo de Norteamérica, los Sioux.

COMPLETA. Bajo este nombre comercial llega una repetidora muy ligera, de gran aspecto, con poco más de 2,8 kilos de peso, algo que agradecerán los cazadores tras las largas jornadas tras perdices o becadas, y con un nuevo diseño tanto por fuera como por dentro. En su exterior, además del cajón plateado, llama la atención su fino y largo pasamanos, que le confiere un agarre más fácil y seguro. Aunque la revolución le llega por dentro, gracias a un nuevo sistema de recuperación de gases basado en un movimiento lineal del pistón, sin juntas, que junto a unos cilindros autorregulables usan de forma óptima la fuerza de los gases emitidos desde un ajuste mecánico de baja tolerancia que permite disparar cargas de entre 24 y 42 gramos. La escopeta está “hecha completamente en Zaldibar” en todos sus componentes, desde las maderas en nogal europeo hasta todos sus componentes metálicos, aseguran desde la firma, y encima tiene un coste al público que ronda los novecientos euros, además de cinco años de garantía.

PRUEBAS. Todas estas especificidades las asegura el catálogo, así que en marzo se acordó realizar una prueba real, que por fin se hizo la semana pasada en el campo guipuzcoano de Arrate, con Manuel Santos y Sandra Peña, responsables comerciales de esta firma vizcaina. Una tarde soleada y con diversas municiones, mayormente de la firma Armusa, por cierto, cartuchería también vasca fabricada en Gordexola, junto a otros de marcas como Uee, Saga o Jg, en diversos gramajes de tiro y caza. La presentación del arma es muy buena, y en la calle parece aún mejor que tras un mostrador. Su ligereza y equilibrio la hacen gustosa a las manos, y tras acostumbrarse a la presión del gatillo, más duro que en las escopetas de tiro, la repetidora ofrece un manejo sencillo y versátil. La insana intención de encasquillarla con 24 gramos del que la probaba se quedó olvidada después de varias series de platos en las que escopeta alimentó, recargó y expulsó de forma efectiva. Como está recamarada con 76 milímetros, también permite lanzar cargas magnum, aunque en la prueba no se sobrepasara de 36 gramos. Ni el intercambio de marcas de cartuchos, tamaño o peso de perdigones, pudieron alterar lo más mínimo su funcionamiento, aunque tirando con las mayores cargas obviamente se deje notar más el retroceso en el hombro, algo asumible para una escopeta tan ligera.

Según Manuel Santos, el éxito de este funcionamiento impecable radica en los muchos meses de pruebas continuadas, muchos miles de disparos a los prototipos y las mejoras sucesivas incorporadas hasta dar con la escopeta que ahora comercializan con una estupenda relación de calidad y precio. Tras la prueba, para la limpieza se constató que con el nuevo sistema es mucho más fácil de realizar y el mantenimiento resulta menor respecto a otras semiautomáticas de gas, otra ventaja añadida. Una escopeta vizcaina que, sin duda, responderá a las expectativas de muchos cazadores e incluso tiradores por su versatilidad.