El final de una temporada de caza menor nefasta

 

 

Hoy termina en Euskadi la campaña de caza menor 2012-2013, nula en la media veda, muy floja en el pase de malviz y paloma e irregular en la sorda

EL último día de enero supone para los cazadores vascos el cierre de la caza menor, con algunas salvedades como el jabalí y unos días más para la becada, antes de hacer frente a la siempre larguísima veda. Este final de campaña, si miramos atrás, sirve para despedir a la peor de los últimos años, porque el malestar por la escasa presencia de pájaros ha sido generalizado en lo que respecta a la caza de todas las especies, tanto de migratorias en la costa como de las sedentarias en las tierras más al sur, en zonas alavesas. Para los vizcainos, el desastre ha sido más importante y habría que tirar de memoria para recordar una campaña de pase peor que esta.

La ansiada media veda en nuestro territorio concluyó sin tórtolas otro año más, y ya van unos cuantos en que la paloma más pequeña de las migradoras europeas no hace acto de presencia por nuestras costas. Y las pocas codornices que asomaron, llegaron fuera de fechas hábiles y en los sitios más inesperados.

Con octubre se renovaron los ánimos, más aún cuando el día 4 se dejaron sentir las primeras malvices. Buen preludio para el puente del Pilar, pero un temporal del oeste hizo saltar todas las expectativas. Los días siguientes sí que llegaron algunos zorzales, pero tampoco en cifras muy destacables. No transcurrió ninguna jornada como las que sucedían hace años, en las que prácticamente durante todo el día pasaban malvices. Eso sí, por las noches se oía su paso.

Las torcaces azules

Acabando octubre llegan las fechas para las torcaces, y pasar sí que pasaron. Algunos puestos, contados, hicieron perchas, pero en general la gran altura de los bandos hizo disfrutar de un espectáculo aéreo durante varios días, pero muy lejos del alcance de las escopetas. La web francesa palombe certificó el buen año de pase de las aves azuladas, sumando casi dos millones y medio de ellas sobre los puestos de Arnegi, Banka, Sara y Urruña, en el mejor registro desde 2005. Y ello a pesar de que los conteos se realizan entre el 15 de octubre y el 11 de noviembre, dejando fuera las que pasen antes o después. Los mayores movimientos por Iparralde se registraron los días 23 y 29 de octubre, además del 7 de noviembre, cuya mayor repercusión fue justo en los días siguientes en nuestras líneas de paso. Eso sí, viendo grandes e inmensas bolas de palomas, pero muy altas en el cielo, y bien pocas a tiro. Un fracaso en toda regla.

En cuanto a la becada, también se retrasó su entrada. Llegaron tímidamente en la segunda quincena de noviembre, aunque luego hubo una gran eclosión de oilagorras durante el puente de la Inmaculada.

Diciembre después se llenó de anticiclones y hasta el cambio de año se registraron muchos vientos del sur y la práctica desaparición de todas las aves.

Especies sedentarias

El panorama en cuanto a las especies sedentarias ha sido incluso peor. Los miles de cazadores vizcainos que suelen visitar los acotados de tierras más al sur así lo han constatado. Tras otro pésimo año de codorniz, la perdiz roja pasa por momentos de extrema gravedad y nadie parece querer abordar el asunto con seriedad ante los muchos problemas y peligros que acechan a la reina de la caza menor.

Una implacable sequía, las adversas condiciones del campo con la consiguiente desaparición de sus hábitats, merman su complicada crianza, con lo que los bandos de patirrojas o han sido esquilmados o han desaparecido de muchos sitios. Está en juego la propia supervivencia de la especie.

Las liebres tampoco parecen remontar el veneno regado por la plaga de topillos, y los conejos, donde los hay es en exceso, y en el resto han desaparecido. Habrá que confiar en que las nieves del invierno no hagan mella en estas poblaciones de especies cinegéticas necesitadas de ayuda y que den la bienvenida a la larga veda hasta el otoño.

La temporada de caza comienza en Euskadi con la vista puesta en las migratorias

El domingo, 12 de octubre, es la fecha más esperada del año para todos los cazadores ya que oficialmente comienza la temporada de caza menor en los tres Territorios Históricos de la Comunidad Autónoma Vasca. Y el principal interés radicará en el inminente paso de millones de aves procedentes de toda Europa y Rusia en otoño hacia tierras más cálidas del sur europeo y norte de África. Efectivos alados para cuya llegada aún es pronto por las fechas en que estamos, pero que sin duda acometerán su periplo con más fuerza durante la segunda quincena de octubre y en la primera de noviembre.

Un espectáculo para la vista y en el que los cazadores obtienen sus mayores réditos con la captura de las cuatro variedades de zorzales y con las palomas, tanto zuritas como torcaces. La captura de malvices y palomas ahora ya permanece abierta a través de la caza desde puestos en las denominadas líneas tradicionales, reglamentadas, tanto en la CAV como en Nafarroa, por lo que mañana se abre la posibilidad de cazar en las zonas permitidas a todos aquellos que por un motivo u otro no tengan puesto, e incluso podrán acompañarse del perro o perros en espera de la llegada de las primeras becadas.

Resulta difícil saber cuándo llegará la primera entrada seria de pájaros, que a estas alturas suele ser de zorzales comunes. Estos años pasados, el día de hoy y de mañana han obsequiado con la primera oleada de aves, aunque la climatología, tanto aquí como en sus lugares de origen, resulte fundamental, y donde también influyen los cambios de luna. Así, estos días pasados, con temperaturas altas, no han sido propicios para la llegada de malvices, ya que la componente era oeste en altura y de sur a pie de calle, sin borrascas de mención que incidieran en el centro de Europa.

Hoy hace justo una semana se detectaron media docena de malvices del país, pero fue un espejismo Continúa leyendo La temporada de caza comienza en Euskadi con la vista puesta en las migratorias

A las puertas de la larga veda

LOS cazadores vizcainos se preparan ya para la inminente y larga veda que comenzará en menos de una semana. La última jornada para el jabalí será la de este domingo, 29 de enero, y la temporada de caza menor en general de Bizkaia acabará el próximo martes 31, aunque muchos aficionados hayan plegado los pertrechos en las últimas semanas ante la ausencia de pájaros en el territorio. No ha llegado el tan esperado frío al centro y norte de Europa y muchas aves se han quedado en el camino de su ruta hacia el sur.

Las templadas temperaturas de este invierno y la falta de nevadas también han hecho mella en el capítulo cinegético y diversas fuentes hablan de países europeos con abundante presencia de zorzales, palomas y becadas, impensable en un invierno normal para estas fechas. En Bizkaia, desde primeros de noviembre la entrada de aves ha sido casi nula.

Por su parte, los sorderos disponen aún de unas pocas salidas: excepto mañana viernes, que está prohibido, tendrán cuatro días contados más para intentar dar con alguna de las escasas becadas que invernan en nuestros montes. Entre este colectivo, el de los sorderos, queda al menos la posibilidad de cazar hasta el 12 de febrero en los terrenos denominados de régimen especial, según la normativa específica de esta modalidad y en condiciones bastante más estrictas y limitadas que en la temporada de caza general.

En otras zonas En los territorios vecinos, el panorama también aparece igual de sombrío ante el cierre inmediato. En Gipuzkoa también acaban el 31 la caza menor y el jabalí el 29, mientras que la becada se prorroga hasta el 19 de febrero, con un parte de capturas específico para cazador. En Araba la campaña general culmina antes, el domingo 29, ya que en el territorio vecino solo se caza jueves, sábados, domingos y festivos. Por el contrario, el jabalí será hábil hasta el 5 de febrero. Y si miramos a Nafarroa, también cierra de forma genérica este domingo 29 aunque el jabalí durará hasta el 26 de febrero. Ni en Araba ni en Nafarroa se contempla la prórroga de la becada, unas fechas que cada año cuentan con cierta polémica por la postura de sus defensores y detractores entre los propios sorderos.

Y si miramos hacia otras comunidades, en el galimatías legal autonómico de vedas, este próximo domingo se acaba la temporada del zorzal y de las acuáticas en Andalucía, que ya cerró la perdiz y la liebre el 1 de enero. También se cierra en Asturias y Cantabria, aunque nuestra vecina del Este permite cazar becadas y torcaces hasta el 12 de febrero, además de en las también vecinas de La Rioja y en Castilla y León, o en la céntrica Comunidad de Madrid.

Por su parte, Castilla-La Mancha acabará su época de migratorias el día 31 y en los cotos el 8 de febrero. Catalunya cierra antes, el 5 de febrero, el mismo día que se agota la época de acuáticas y de tordos y estorninos para la Comunidad Valenciana, que ya prohibió cazar el resto de especies entre noviembre y diciembre. Otras dos que ya están en plena veda son Galicia, que cerró el día 6 y hoy mismo en los tecores, y Murcia desde el pasado 8 de enero. Aunque siempre quedan algunas posibilidades para los que deseen viajar, que entre los vascos no suelen ser pocos.

En Aragón la campaña general acabó el 15 de enero, pero el zorzal se puede seguir cazando en puesto hasta el 5 de febrero, y las sordas y las acuáticas se pueden hasta el 19 de febrero. Y en Extremadura, cuya campaña para especies autóctonas terminó el 6 de enero, dispone de una prórroga para las especies de paloma, zorzal, estornino pinto, urraca, grajilla y zorro hasta el 19 de febrero. Eso sí, desde puesto fijo autorizado y de 9 a 17 horas los jueves, sábados, domingos y festivos, en toda clase de terrenos acotados y de aprovechamiento cinegético común, y donde se puede utilizar un perro por puesto, que deberá estar atado hasta el momento del cobro.

Todo listo para la apertura de la caza menor

En menos de una semana, miles de cazadores vascos iniciarán la temporada general de caza menor en Euskadi en espera de que comiencen a llegar las aves migradoras procedentes de Europa. En Nafarroa también está abierta la caza en puestos mientras que la caza de perdices, liebres, conejos y acuáticas no comenzará hasta el 1 de noviembre, a pesar de que la becada se abre oficialmente este domingo 9.

Respecto a los territorios vecinos, Castilla y León no abrirá su campaña general hasta el 23 de octubre, aunque La Rioja la inicia el miércoles 12. Por su parte Cantabria comienza la perdiz y diversas especies este domingo 9, lo mismo que sucede en Aragón, mientras que Castilla La Mancha adelanta su apertura a este próximo sábado 8, donde además se barajan unas muy buenas expectativas de obtención de piezas.

Asturias esperará hasta el tercer domingo de este mes, y Galicia abre un domingo antes, el día 16. Extremadura también empezará el 12, y Andalucía arranca hoy mismo en perdices, palomas o acuáticas, mientras zorzales y becadas esperarán a noviembre. Las comunidades murcianas y valencianas también oficiarán la apertura el 12 de octubre, mientras Catalunya adelanta su comienzo a este domingo 9.

Papeles

Estos son los últimos días de preparativos para que todo esté a punto el próximo miércoles. Escopeta en perfecto estado de funcionamiento, cartuchos suficientes, el perro más o menos en forma y sobre todo documentación, mucha documentación actualizada y en vigor, claro. Licencia de caza, permiso de armas, guía de la escopeta, seguro obligatorio vigente del cazador, documentación que acredite a la propia persona, cartilla sanitaria al día del perro o perros, y, para los más concienciados, la para muchos obligada tarjeta federativa y también un seguro propio complementario de responsabilidad para el can o canes que se tengan. Si se acude a cotos o zonas especiales de caza, algún documento que acredite el permiso pertinente.

Mientras el viento sur sigue instalado en este largo veranillo de San Miguel, son muchos los que esperan un inminente cambio de tiempo en los próximos días, y si es hacia los vientos del norte, mucho mejor, y más sabiendo que la luna llena llegará el mismo 12 de octubre, y de todos es sabida la incidencia de los cambios de luna para el movimiento migratorio de las aves. Además, en estos últimos años estas aves parecen mostrar un comportamiento más errático en cuanto a sus lugares de paso, sobre todo en algunas zonas de interior. Y eso sí, olvidando la mala temporada pasada, precipitada en la llegada de malvices y más que exigua en cuanto al paso de las palomas torcaces.

Leyes

Los cazadores vizcainos que deseen estar al tanto de la reglamentación de este año deberán tener a mano el Boletín Oficial de Bizkaia número 151 del martes 9 de agosto, que se complementa en cuanto al cupo de migradoras, aumentado de diez a treinta por cazador y día esta campaña, por la disposición adicional publicada en el BOB número 171 del 7 de septiembre.

Otro documento fundamental que todos los cazadores no deberán perder de vista es la nueva Ley de Caza Vasca, aprobada en Gasteiz el pasado 17 de marzo y publicada en el BOE número 88, del 13 de abril, y que tiene como “novedades” respecto a años anteriores las nuevas distancias de seguridad, duplicadas o hasta cuadruplicadas según el caso, o entre otras la definición genérica de “días de fortuna” que ahora no deberán ser obligatoriamente declarados como tales por las correspondientes diputaciones forales. Esperemos que el Reglamento de esta ley, que debiera estar ya en trámite, clarifique estos y otros aspectos.

Con todo, ya queda menos para afrontar la nueva temporada de caza en Euskadi. Suerte y buena caza.