La larga veda, en unas pocas horas

Mañana termina la temporada de caza menor en general en Bizkaia tras una campaña irregular en aves migratorias y donde aún restan jornadas al jabalí

Javier Atxa Arrizabalaga

Bilbao

MUCHAS escopetas descansarán en breve hasta el próximo verano, ya que la temporada de caza menor en general ultima ya su calendario y mañana día 31 acabará oficialmente la campaña 2013-2014 en Bizkaia y Gipuzkoa, mientras hoy es la última jornada en Araba y Nafarroa. Además, mañana viernes no se podrá cazar sorda en Bizkaia, aunque para esta especie sí se prolongarán sus fechas hábiles hasta el próximo miércoles 12 de febrero, solo en acotados y zonas de caza controlada del territorio vizcaino. También los guipuzcoanos podrán cazar becadas gracias a su controlado sistema de partes hasta el domingo 16.

PALOMAS

En Araba, liebres y perdices conocieron la veda el 6 de enero, así que hoy jueves solo se podrá salir a especies migratorias, además de conejo o becada. En el viejo reino, aunque hoy acaba la campaña general, a la sorda también se podrá salir mañana viernes. Un galimatías legal que hace que todos los cazadores deban consultar cada orden de vedas de aquellos lugares donde practican, porque la disparidad de fechas, especies y criterios pulula con mucha alegría.

Si miramos a territorios vecinos, la caza menor acabó en Castilla y León el último domingo de enero; esto es, el pasado día 26. Si seguimos mirando al sur, La Rioja cierra hoy la temporada, a las tres de la tarde, para perdiz, liebre o becada. En cambio, en Cantabria se puede cazar sordas o torcaces hasta el 9 de febrero, porque el resto de especies de menor ya se acabó el pasado domingo. Mañana también se termina la temporada en Asturias, mientras que en Aragón los zorzales y estorninos, por ejemplo, duran hasta este domingo, primero de febrero, aunque becadas y acuáticas serán cazables hasta el tercero, hasta el día 16.

La verdad es que el panorama estatal de vedas ofrece unas cuantas curiosidades; así, el día de reyes en Extremadura se terminó la caza menor en general, pero las palomas y los zorzales, entre otras especies, como estornino pinto, grajilla o urraca, se podrán seguir capturando desde puesto fijo hasta el 28 de febrero. Aunque también se debe contar que no todos los días de la semana son hábiles para cazar, como sí pasa en nuestros territorios.

Balance Y volviendo a lo que respecta a nuestros lares, la campaña que ahora se acaba no pasará a la historia por brillante, porque las migratorias no cumplieron con lo esperado para una temporada considerada como normal, aunque pasar, pasaron. Unas pocas tórtolas en la media veda, luego en octubre unas cuantas malvices, de noche o por los sitios menos acostumbrados, y ausentes en las jornadas de viento sur. Después las torcaces se hicieron mucho de rogar y cruzaron en masa, más de un millón, el último día de octubre, deparando que en algunos puestos se reviviera la “contrapasa” esa misma jornada y el primer día de noviembre. La sorda también tardó algo más en llegar, pero por el contrario se quedó en numerosas zonas de nuestros territorios, alegrando las salidas a muchos que no disponen de acotados en zonas de interior. En zonas castellanas también hubo luces y sombras durante esta campaña pasada con el pájaro de pico largo, mientras la perdiz y la liebre parecen mejorar un algo en sus situaciones poblacionales.

En pleno panorama de vedas, la temporada jabalinera aún cuenta con unas cuantas fechas hábiles por delante, por lo que las batidas y la actividad de las cuadrillas siguen plenamente operativas. En Bizkaia, hasta el 9 de febrero, mientras que en Araba y Gipuzkoa podrán cazar hasta el 23, y en Nafarroa hasta el 27. Unos días antes, el domingo 16, cerrarán en y Castilla León. En La Rioja acabarán este próximo domingo 2, y en Cantabria el siguiente, el 9. Para los más viajeros, en Aragón también se puede hasta el día 23. En general, y al revés que la caza menor, todos los comentarios apuntan a una campaña con muy buenos resultados en lo que a cifras de capturas se refiere.

Cazadores de Bizkaia se unen para evitar destrozos de jabalíes en caseríos

La Federación elabora un plan que propone batidas sin muerte y que presentará en breve a la Diputación

Bilbao. La población de jabalíes en Bizkaia ha crecido en los últimos años y, por lo tanto, cada vez son más las denuncias -dos centenares al año- que presentan los baserritarras por los daños que genera este animal salvaje en sus terrenos y plantaciones. Es complejo lograr el equilibrio; sin embargo, es una labor que hay que conseguir por el bien del medio ambiente.

Por este motivo, la Federación de Caza de Bizkaia tiene previsto elaborar un plan para la prevención de daños en la agricultura. “De lo que se trata es de gestionar lo mejor posible las poblaciones de jabalí. Ahora existen las batidas en temporada, pero la idea es organizar salidas voluntarias con perro con el fin de ahuyentar a los animales para alejarlos de las zonas de caseríos”, explica el presidente de la Federación de Caza de Bizkaia, Iker Hidalgo. Consistiría en modalidades sin muerte, en las que cazadores federados participarían en unas salidas por zonas castigadas por los daños de jabalí. “Lo que se plantea es perrear por las zonas con mayor presencia de jabalíes e intentar alejarlos. Estas salidas se realizarían siempre y cuando hubiese daños y la organización sería del departamento foral de Agricultura en coordinación con el responsable de las cuadrillas”, dice.

Aunque el plan está en fase de desarrollo, esperan darle forma esta misma semana y definir así los puntos. Concretamente, responsables de la Federación de Caza, un biólogo y responsables de cuadrillas del territorio vizcaino se reunirán para dar forma al borrador que recoge los puntos de este proyecto. “Todavía solo contamos con un borrador al que hay que dar más forma, pero entre los puntos se plantean poner en marcha modalidades como las esperas nocturnas en zonas en las que se han producido grandes problemas”, relata Hidalgo. Una vez que esté finalizado se presentará al departamento de Agricultura de la Diputación de Bizkaia, que es quien deberá dar el visto bueno al mismo.

En la actualidad, la Diputación vizcaina tiene establecido un protocolo de actuación en los casos en que la presencia de jabalíes provoquen daños en cultivos, huertas y pastizales. Al año, se contabiliza una media de unos 200 ataques de estos animales a pastos y explotaciones vizcainas. Los ataques se suelen producir de noche, que es cuando menos actividad humana y movimiento detectan; es entonces cuando aprovechan para entrar en pastos, praderas y huertas. La maleza y la espesura que cubren los montes de Bizkaia constituyen el hábitat ideal para los cerdos salvajes, que además carecen de depredadores naturales. La progresiva desaparición de las labores forestales, que antes realizaban los baserritarras, ha dejado el camino libre a la multiplicación de estos animales. Estos, inevitablemente, acaban ocasionando daños en los cultivos y prados de los caseríos, y las reclamaciones y protestas de los baserritarras perjudicados desembocan generalmente en batidas previamente autorizadas por la Diputación, pero que carecen de efectividad y protección final sobre las producciones en estos momentos.

Este año, la Diputación permitió 678 batidas con el objetivo de “ejercer una presión mayor” ante la creciente población de jabalíes en Bizkaia. Esta circunstancia afecta a la totalidad del territorio, porque una de las particularidades de esta especie es que puede desplazarse muchos kilómetros hasta encontrar acomodo en un lugar apacible y el territorio lo es. Por eso, al llegar el invierno, los jabalíes encuentran en el clima más templado de Bizkaia respecto a zonas, como Castilla-León o la vecina Araba, el lugar ideal en donde hacer frente a la época más fría del año con comida abundante.

DAÑOS TODO EL AÑO

Los daños en la agricultura no solo se registran en la época en la que se permiten las batidas, ya que los destrozos en campos y huertas son una tónica todo el año. Es la realidad con la que se deben Continúa leyendo Cazadores de Bizkaia se unen para evitar destrozos de jabalíes en caseríos

A una semana de la larga veda

La temporada de caza menor general en Bizkaia termina el próximo jueves, mientras que la del jabalí seguirá hasta el 10 de febrero y la sorda, hasta el 12

LOS  miles de cazadores vizcainos disponen solo de una semana antes de que llegue la siempre larga veda, tras más de un mes sin haber visto la llegada de pájaros migradores sobre nuestros cielos, y salvo excepciones muy contadas y puntuales para los becaderos. Los jabalineros disponen de algunas fechas más, ya que la campaña finalizará el próximo 10 de febrero, y los sorderos cuentan con una pequeña prórroga hasta el martes 12 de febrero, solo en los cotos y zonas de caza controlada de Bizkaia.

Con todas las ilusiones puestas en estas fechas por la llegada de temporales, los efectos no han sido los esperados y otra campaña más los cazadores de a pie no han visto que lleguen pájaros, ni siquiera zorzales, desde el lejano noviembre. Se trata de un dato vital porque las posibilidades que ofrece nuestro territorio están mediatizadas por el pase de aves de Europa en su ruta de invernada hacia el sur, hacia la planicie peninsular e incluso el norte de África. Aunque se cuente con muchos días hábiles, luego los días efectivos de caza son muchísimos menos, a pesar de que el calendario diga lo contrario. O se coincide con esos días de pase, normalmente en octubre e inicios de noviembre, o no se caza, al depender al cien por cien de las migratorias. Y luego en nuestra so-ciedad o por otros lares hispanos la creencia es que todos los días se está capturando aves: nada más alejado de la realidad para un territorio que no dispone de especies sedentarias.

Cierre

Si repasamos las órdenes de veda de otras comunidades autónomas, veremos que cada una ofrece sus fechas y peculiaridades, lo que obliga al cazador a saberse o a consultar las leyes allá adonde se desplace. Así, además de Bizkaia, Gipuzkoa, Araba y Nafarroa, también La Rioja o Madrid terminarán la caza menor en general el próximo jueves 31. Andalucía acabó el 30 de diciembre para perdiz y liebre, pero permitirá la becada hasta el 27 de enero, el zorzal hasta el 3 de febrero y la torcaz hasta el 17 de febrero. En Aragón también se cerró la general el domingo 20 de enero, pero dejan los zorzales y estorninos hasta el 3 de febrero y la becada y las acuáticas hasta el 17 de febrero. Asturias permite cazar hasta el 10 de febrero, mientras en la vecina Cantabria clausurarán la temporada este próximo domingo 27, aunque la becada y la torcaz se podrán hasta el 10 de febrero. Castilla La Mancha estará activa hasta el 8 de febrero, aunque las migratorias no acuáticas acabarán el 31 de enero, lo mismo que las aves acuáticas.

En nuestra vecina Castilla y León se acaba el último domingo de enero. Catalunya aguantará una semana más con permiso para cazar, hasta el 3 de febrero. Y Extremadura cerró las especies de menor en general el 6 de enero, aunque zorzales, palomas, estorninos pintos, urracas, grajillas y zorros se pueden cazar desde el 7 de enero y hasta el 28 de febrero, desde puesto fijo, los jueves sábados, domingos y festivos. Galicia acabó el 6 de enero, con la salvedad de los permisos para terrenos de régimen especial, donde se podrá cazar becada y becacina hasta el 3 de febrero. También los zorzales hasta el próximo día 31 de enero en varios tecores.

En la zona mediterránea, Murcia cerró el 6 de enero, con la liebre con galgos permitida hasta el 31 de diciembre, y paloma bravía se puede hasta el 17 de febrero, el mismo día que se cierra desde puesto fijo la caza de zorzales, córvidos y de gaviota patiamarilla. La Comunidad Valenciana vedó sus zonas comunes el 4 de noviembre y la caza menor en general el 25 de diciembre, pero las acuáticas se pueden cazar hasta el 3 de febrero, y hasta el 10 contemplan una posible prórroga para los tordos y estorninos en los acotados que lo tengan incluido en su plan técnico, con un cupo de quince pájaros por cazador y día. En definitiva, en los próximos días se acaba esta nefasta temporada de caza 2012-2013.

A las puertas de la larga veda

LOS cazadores vizcainos se preparan ya para la inminente y larga veda que comenzará en menos de una semana. La última jornada para el jabalí será la de este domingo, 29 de enero, y la temporada de caza menor en general de Bizkaia acabará el próximo martes 31, aunque muchos aficionados hayan plegado los pertrechos en las últimas semanas ante la ausencia de pájaros en el territorio. No ha llegado el tan esperado frío al centro y norte de Europa y muchas aves se han quedado en el camino de su ruta hacia el sur.

Las templadas temperaturas de este invierno y la falta de nevadas también han hecho mella en el capítulo cinegético y diversas fuentes hablan de países europeos con abundante presencia de zorzales, palomas y becadas, impensable en un invierno normal para estas fechas. En Bizkaia, desde primeros de noviembre la entrada de aves ha sido casi nula.

Por su parte, los sorderos disponen aún de unas pocas salidas: excepto mañana viernes, que está prohibido, tendrán cuatro días contados más para intentar dar con alguna de las escasas becadas que invernan en nuestros montes. Entre este colectivo, el de los sorderos, queda al menos la posibilidad de cazar hasta el 12 de febrero en los terrenos denominados de régimen especial, según la normativa específica de esta modalidad y en condiciones bastante más estrictas y limitadas que en la temporada de caza general.

En otras zonas En los territorios vecinos, el panorama también aparece igual de sombrío ante el cierre inmediato. En Gipuzkoa también acaban el 31 la caza menor y el jabalí el 29, mientras que la becada se prorroga hasta el 19 de febrero, con un parte de capturas específico para cazador. En Araba la campaña general culmina antes, el domingo 29, ya que en el territorio vecino solo se caza jueves, sábados, domingos y festivos. Por el contrario, el jabalí será hábil hasta el 5 de febrero. Y si miramos a Nafarroa, también cierra de forma genérica este domingo 29 aunque el jabalí durará hasta el 26 de febrero. Ni en Araba ni en Nafarroa se contempla la prórroga de la becada, unas fechas que cada año cuentan con cierta polémica por la postura de sus defensores y detractores entre los propios sorderos.

Y si miramos hacia otras comunidades, en el galimatías legal autonómico de vedas, este próximo domingo se acaba la temporada del zorzal y de las acuáticas en Andalucía, que ya cerró la perdiz y la liebre el 1 de enero. También se cierra en Asturias y Cantabria, aunque nuestra vecina del Este permite cazar becadas y torcaces hasta el 12 de febrero, además de en las también vecinas de La Rioja y en Castilla y León, o en la céntrica Comunidad de Madrid.

Por su parte, Castilla-La Mancha acabará su época de migratorias el día 31 y en los cotos el 8 de febrero. Catalunya cierra antes, el 5 de febrero, el mismo día que se agota la época de acuáticas y de tordos y estorninos para la Comunidad Valenciana, que ya prohibió cazar el resto de especies entre noviembre y diciembre. Otras dos que ya están en plena veda son Galicia, que cerró el día 6 y hoy mismo en los tecores, y Murcia desde el pasado 8 de enero. Aunque siempre quedan algunas posibilidades para los que deseen viajar, que entre los vascos no suelen ser pocos.

En Aragón la campaña general acabó el 15 de enero, pero el zorzal se puede seguir cazando en puesto hasta el 5 de febrero, y las sordas y las acuáticas se pueden hasta el 19 de febrero. Y en Extremadura, cuya campaña para especies autóctonas terminó el 6 de enero, dispone de una prórroga para las especies de paloma, zorzal, estornino pinto, urraca, grajilla y zorro hasta el 19 de febrero. Eso sí, desde puesto fijo autorizado y de 9 a 17 horas los jueves, sábados, domingos y festivos, en toda clase de terrenos acotados y de aprovechamiento cinegético común, y donde se puede utilizar un perro por puesto, que deberá estar atado hasta el momento del cobro.