La larga veda, en unas pocas horas

Mañana termina la temporada de caza menor en general en Bizkaia tras una campaña irregular en aves migratorias y donde aún restan jornadas al jabalí

Javier Atxa Arrizabalaga

Bilbao

MUCHAS escopetas descansarán en breve hasta el próximo verano, ya que la temporada de caza menor en general ultima ya su calendario y mañana día 31 acabará oficialmente la campaña 2013-2014 en Bizkaia y Gipuzkoa, mientras hoy es la última jornada en Araba y Nafarroa. Además, mañana viernes no se podrá cazar sorda en Bizkaia, aunque para esta especie sí se prolongarán sus fechas hábiles hasta el próximo miércoles 12 de febrero, solo en acotados y zonas de caza controlada del territorio vizcaino. También los guipuzcoanos podrán cazar becadas gracias a su controlado sistema de partes hasta el domingo 16.

PALOMAS

En Araba, liebres y perdices conocieron la veda el 6 de enero, así que hoy jueves solo se podrá salir a especies migratorias, además de conejo o becada. En el viejo reino, aunque hoy acaba la campaña general, a la sorda también se podrá salir mañana viernes. Un galimatías legal que hace que todos los cazadores deban consultar cada orden de vedas de aquellos lugares donde practican, porque la disparidad de fechas, especies y criterios pulula con mucha alegría.

Si miramos a territorios vecinos, la caza menor acabó en Castilla y León el último domingo de enero; esto es, el pasado día 26. Si seguimos mirando al sur, La Rioja cierra hoy la temporada, a las tres de la tarde, para perdiz, liebre o becada. En cambio, en Cantabria se puede cazar sordas o torcaces hasta el 9 de febrero, porque el resto de especies de menor ya se acabó el pasado domingo. Mañana también se termina la temporada en Asturias, mientras que en Aragón los zorzales y estorninos, por ejemplo, duran hasta este domingo, primero de febrero, aunque becadas y acuáticas serán cazables hasta el tercero, hasta el día 16.

La verdad es que el panorama estatal de vedas ofrece unas cuantas curiosidades; así, el día de reyes en Extremadura se terminó la caza menor en general, pero las palomas y los zorzales, entre otras especies, como estornino pinto, grajilla o urraca, se podrán seguir capturando desde puesto fijo hasta el 28 de febrero. Aunque también se debe contar que no todos los días de la semana son hábiles para cazar, como sí pasa en nuestros territorios.

Balance Y volviendo a lo que respecta a nuestros lares, la campaña que ahora se acaba no pasará a la historia por brillante, porque las migratorias no cumplieron con lo esperado para una temporada considerada como normal, aunque pasar, pasaron. Unas pocas tórtolas en la media veda, luego en octubre unas cuantas malvices, de noche o por los sitios menos acostumbrados, y ausentes en las jornadas de viento sur. Después las torcaces se hicieron mucho de rogar y cruzaron en masa, más de un millón, el último día de octubre, deparando que en algunos puestos se reviviera la “contrapasa” esa misma jornada y el primer día de noviembre. La sorda también tardó algo más en llegar, pero por el contrario se quedó en numerosas zonas de nuestros territorios, alegrando las salidas a muchos que no disponen de acotados en zonas de interior. En zonas castellanas también hubo luces y sombras durante esta campaña pasada con el pájaro de pico largo, mientras la perdiz y la liebre parecen mejorar un algo en sus situaciones poblacionales.

En pleno panorama de vedas, la temporada jabalinera aún cuenta con unas cuantas fechas hábiles por delante, por lo que las batidas y la actividad de las cuadrillas siguen plenamente operativas. En Bizkaia, hasta el 9 de febrero, mientras que en Araba y Gipuzkoa podrán cazar hasta el 23, y en Nafarroa hasta el 27. Unos días antes, el domingo 16, cerrarán en y Castilla León. En La Rioja acabarán este próximo domingo 2, y en Cantabria el siguiente, el 9. Para los más viajeros, en Aragón también se puede hasta el día 23. En general, y al revés que la caza menor, todos los comentarios apuntan a una campaña con muy buenos resultados en lo que a cifras de capturas se refiere.

Bizkaia rememora la ‘contrapasa’

Tras un espectacular movimiento de más de un millón de palomas el jueves pasado, los puestos costeros vieron a muchos bandos retornar hacia Francia

JAVIER ATXA ARRIZABALAGA

bilbao. El jueves pasado los puestos de conteos de Banka, Sara, Urruña y Arnegi cifraron en 1.229.067 las palomas que sobrevolaron dichos puestos con dirección a la Península, destacando las de los pasos de interior, con Sara a la cabeza, con más de medio millón de pájaros; seguida por Arnegi y Banka con más de 300.000 palomas cada una. Un espectáculo aéreo que disfrutaron en las zonas guipuzcoanas más al este y sobre todo en los cielos de Nafarroa. En cuanto paró el viento, alguien debió de tocar alguna corneta imaginaria para que este imponente ejército alado, por fin, decidiera cambiar de aires.

import_15735680_11

Las nuevas tecnologías y los mensajes por SMS y WhatsApp anunciaron el jueves que había un primer golpe de pasa serio, que según pasaban las horas se convertiría en impresionante. Porque en los registros de palombe solo figuran cifras parecidas en el primer año del proyecto, 1999, con un martes 26 de octubre en el que más de millón y medio de torcaces cruzaron hacia el sur. Los días buenos de pasa suelen contar con más de 200.000 ejemplares, y solo una vez se había superado el millón durante estos quince años. Claro que luego llegan las matizaciones, porque un movimiento tal no implica ningún porcentaje de capturas.

Aficionados desde puntos de Gipuzkoa, Nafarroa o La Rioja aseguraban ver auténticas bolas de palomas en los cielos, pero volando fuera del alcance de las escopetas. Por supuesto que también hubo sitios donde pasaban más a tiro y se pudieron realizar buenas cifras de capturas, aunque lejanas a las que muchos puedan pensar, ya que la torcaz es un pájaro que evita muchos riesgos gracias a su desconfianza natural y a su rápido vuelo cuando remonta puertos o sobrevuela zonas con puestos. Un solo disparo, más o menos acertado, suele hacer variar la trayectoria de todo el bando en décimas de segundo, para ponerse a buen recaudo lejos de las escopetas.

sorpresas en BIZKAIA La tarde del jueves deparó muchas sorpresas en Bizkaia porque aunque el día no fuera bueno de pasa, esto es, dirección de norte a sur, por la tarde algunos bandos desprendidos de ese inmenso contingente de aves azuladas eligieron arbolados y zonas de costa en las que descansar hasta la jornada siguiente. Desde varios puntos de nuestra costa se frotaban los ojos al ver nutridos bandos de estas aves echándose al atardecer. Y la sorpresa mayúscula fue al día siguiente, festividad de Todos los Santos, ya que docenas de nutridos bandos emprendieron el rumbo al revés, en dirección suroeste hacia el norte y nordeste. Sobre el Gran Bilbao, durante toda la mañana pudieron verse bandos que cruzaban sobre el río Ibaizabal pero en dirección a la costa vizcaina, hacia Matxitxako o hacia el Oiz, con destino hacia tierras guipuzcoanas y francesas. Justo al revés de su trayectoria normal para esta época y permitiendo que muchos rememoraran la añorada contrapasa en su retorno hacia sus lugares de cría europeos que se produce en febrero y marzo, prohibida por los tribunales españoles y europeos.

Algunos de estos bandos disminuían su altura de vuelo según se acercaban a la costa, lo que también permitió capturas en lugares muy poco habituales, además de en los históricos de contrapasa. La propia web francesa recogía el vuelo de retorno, entre el jueves y viernes, de 155.000 palomas, una cifra nada desdeñable para cuando se les ocurra volver a bajar hacia el sur. Además, las cifras actuales hablan del paso total de millón y medio de palomas, así que cabe esperar aún más jornadas de palomas.

Respecto a las malvices, destaca su ínfimo paso esta temporada. Se dejan ver muchos menos ejemplares que de palomas, que ya es decir, y las primeras becadas ya animan a los forofos de esta exigente modalidad de caza con perro. De esta manera, es previsible que aún queden esperanzas fundadas de buenos días para todos los colectivos de cazadores.

El balance cinegético del ejercicio ya concluido deja un amargo sabor

EN los últimos años hablábamos durante las fiestas navideñas con un denominador común: la ausencia total de pájaros que hacían que la mayoría de escopetas se quedaran en casa en fechas tan señaladas. Estas últimas fiestas no han sido una excepción, con vientos del sur y temperaturas inesperadamente altas que han borrado cualquier rastro de aves de nuestros montes, con la salvedad de alguna becada ya “enmontada”; esto es, con las querencias muy señaladas y revoladas tantas veces que a la mínima desaparecen del bosque. Y nada más.

Algunos chubascos en Noche Vieja y Año Nuevo que apenas han mojado los montes y que han hecho más aparentes las salidas de los más valientes con sus canes. Este panorama tan desolador permite echar la vista atrás para ratificar el mal balance que nos ha dejado el ya pasado 2012 en lo que a la caza menor respecta. Una sequía impresionante en la meseta complicó y mucho la pervivencia de las perdices, eje de la caza a nivel estatal y que sigue en un imparable declive.

A su vera, la liebre no termina de remontar por ejemplo en la vecina Castilla y León, y el conejo, aunque apunta mejores síntomas, donde está desborda previsiones, pero también hay muchas zonas donde se le ha perdido el rastro. A comienzos de verano volvieron a crecer las expectativas con las codornices, pero desde mediados de agosto se constató que tampoco era año nada bueno para la pequeña cotúrnida africana. Salvo muy contadas excepciones, la media veda de codorniz fue mala o pésima.

De la tórtola en nuestras costas, también mejor pasar página porque volvieron a brillar por su ausencia. Así que nos plantamos en la apertura general, allá por el lejano 12 de octubre, con todas las esperanzas puestas en las migradoras. Pues tampoco. Apenas un par de días o tres de malvices, menos que otros años, y no con grandes días de esos en los que empiezan a pasar a media luz y no cesan en toda la jornada. En palomas, sí que pasaron, y muchas; así lo reflejaron los datos de “palombe”, donde se reflejan los conteos que se realizan desde Iparralde de las grandes bolsas de azuladas hacia el interior peninsular.

Y entre semana

Pero las torcaces pasaron altas y normalmente fuera del alcance de las escopetas. Tres grandes golpes de pasa que apenas se reflejaron luego en positivo en las líneas de paso vascas y navarras en cuanto al número de capturas se refiere. Y encima ninguno coincidió en fin de semana, Continúa leyendo El balance cinegético del ejercicio ya concluido deja un amargo sabor

Bizkaia prepara sus 1.457 puestos para palomas y malvices

LA temporada sigue dando sus pasos y este fin de semana les llega el turno de apertura a los 1.457 puestos de pase para palomas y zorzales ubicados en un total de 109 líneas de “reglamentación especial” distribuidas por 38 municipios del territorio de Bizkaia. Las palomas torcaces, sobre todo, aunque también las zuritas y alguna tórtola despistada se convierten, junto a las malvices, a partir de este domingo y hasta el próximo 30 de noviembre, en el principal objetivo de los cazadores de puesto, según contempla la orden foral publicada en el BOB número 152 con fecha del miércoles 8 de agosto. Este centenar de líneas se extiende por los municipios de Amorebieta-Etxano, Arrieta, Arrigorriaga, Bakio, Berango, Bermeo, Berriz, Busturia, Dima, Durango, Ea, Ereño, Errigoiti, Galdakao, Galdames, Ibarrangelu, Igorre, Ispaster, Izurtza, Larrabetzu, Lemoiz, Lezama, Loiu, Mallabia, Mañaria, Mendata, Mendexa, Meñaka, Morga, Mundaka, Mungia, Muxika, Orduña, Orozko, Sopuerta, Ubidea, Zeanuri y Zeberio.

Dos semanas después del término de la media veda en Bizkaia, que acabó el pasado domingo 16, las escopetas vuelven al monte, aunque eso sí, enfundadas hasta el propio puesto, que estará debidamente señalizado. El horario hábil es desde las 07.30 de la mañana hasta las 19.00 horas y, a partir del 30 de octubre, con el cambio de hora, se podrá cazar desde las 08.00 hasta las 17.30 horas. Todos los días son hábiles, el “pase” de aves migradoras no sabe de calendarios aunque sí de climatología, y en cada puesto no podrá haber más de dos cazadores o escopetas.

El control de esta modalidad es muy exigente en cuanto al uso de los puestos, cuyo acceso se realiza por sorteo, y cada cazador debe llevar consigo un permiso escrito que le autorice a estar en ese lugar, realizándose además un parte de capturas diario obligatorio que gestionará el cazador normalmente a través de la sociedad de caza pertinente para su recuento y envío al Departamento de Agricultura de la Diputación. Los puestos, una vez utilizados, deberán de quedar limpios de Continúa leyendo Bizkaia prepara sus 1.457 puestos para palomas y malvices

Un comienzo muy ilusionante

Cuatro días seguidos de pase de malvices y una tarde espectacular de palomas ofrecieron un arranque inmejorable a la temporada de caza menor en Bizkaia

El comienzo de la actual campaña de caza menor en Bizkaia el pasado miércoles 12 de octubre ofreció un panorama extraño para muchos cazadores que acudieron a zonas altas o también a las cercanas, a los cauces de ríos, ya que la niebla protagonizó buena parte de la mañana, aunque las primeras malvices se dejaban oír por casi todas partes. Los que no tuvieron niebla en sus zonas sí que pudieron disfrutar con las primeras capturas de zorzales, pero era solo un adelanto de los cuatro días que vendrían después.

Quienes pudieron salir el jueves 13 se encontraron con el primer chaparrón de malvices, que se prolongó con menos intensidad al viernes 15. El sábado, la más pequeña de las aves cazables en España volvió a presentarse de forma nutrida y encima con todos los aficionados al pase repartidos por nuestros montes por lo que las detonaciones sonaron por todas partes hasta bien entrado el mediodía, donde el viento sur ayudó lo suyo. También pasaron muchísimos bandos de zorzales estos días a alturas muy lejos de la escopeta con dirección al centro y sur peninsular.

El domingo también hubo malvices, pero en menor cantidad, y bastantes menos el lunes, seguramente debido al cambio de tiempo y a la ausencia de aires cálidos del sur. El flujo casi desapareció el martes y ayer el agua anuló las expectativas, aunque la previsión de agua y vientos del norte para hoy pueda empujar a nuevos contingentes de zorzales europeos a iniciar su periplo migratorio. Junto a estas aves, en los cuatro primeros días de pase también nos visitaron algunos bandos despistados de avefrías, contadas acuáticas y los primeros bandos de gansos, cuyo vuelo a gran altura a nadie deja indiferente.

Palomas

El sábado, además del montón de malvices, las primeras palomas torcaces se dejaron ver sueltas y en pequeños bandos por zonas de nuestra costa. El paso de bandos de calandrias, que se dejaron oír tanto en la noche del sábado como ya avanzado el día, avisaba de la posibilidad de que llegaran los primeros bandos de torcaces. Como bien suelen indicar los más veteranos, “la torcaz se caza en mangas de camisa” y poco a poco, tras el frío amanecer, el cálido viento sur del sábado fue subiendo grados a los termómetros además con un día claro y luminoso.

Los primeros grupos de centenares de palomas alcanzaban nuestras costas alrededor del mediodía, y después se intercalaban algunas bolas de palomas que superaban los mil ejemplares. Quienes aguantaron en los puestos hasta la tarde no sólo disfrutaron del espectáculo, sino que además contabilizaron las primeras capturas. Claro, para quienes tienen puestos bajos sólo pudieron verlas pasar, pero en las líneas de más altura y de más querencia, las capturas se prodigaron. Por supuesto, las llegadas por la costa avanzaban hacia las líneas de interior hasta bien entrada la tarde y algunas no se atrevieron a superar nuestros puertos, deleitando en la mañana del domingo con su paso, aunque en mucha menor cantidad, a todos aquellos que desafiaron a la fresca madrugada para ir al puesto.

Mientras tanto, la web palombe.com que registra los pasos de paloma por los puestos más al oeste del Pirineo, desde Arnegi, Sara, Banka y Urruña, apenas contabilizaba en su primer día de conteos de la presente campaña, el sábado 15, un total de 16.059 palomas y solo 287 el domingo, cifras que poco tienen que ver con las muchas más avistadas en Bizkaia esos mismos días.

Y ya abierta la puerta de la migración, algunos aseguran haber visto alguna becada suelta estos días, algo habitual cuando hay movimiento de pájaros. Y para el largo fin de semana que viene, son muchos los que miran las predicciones de viento sur para el sábado y domingo, aunque con posibilidad de chubascos el domingo. Ya veremos si se confirma o no aquello de que a las torcaces no les gusta mojarse.