El futuro de la caza. Perspectivas ¿alentadoras?

Los máximos representantes cinegéticos Sarasketa, Iturmendi e Iker Hidalgo recalcan la necesidad del respaldo de todos los cazadores en los próximos años

COMO ya adelantamos, el club de cazadores Bilbur, con motivo de su 25º aniversario, realizó una interesante mesa redonda en Bilbao bajo el título El futuro de la caza. Perspectivas ¿alentadoras? en la que participaron los principales representantes del ámbito cinegético, como el presidente de Adecap y de la Oficina Nacional de la Caza, Juan Antonio Sarasketa Leguina; el presidente de la federación autonómica de caza de Castilla y León, Santiago Iturmendi, además del presidente de la federación territorial de caza de Bizkaia, Iker Hidalgo; acompañados por Magdalena Iturmendi, cazadora y experta en planes cinegéticos.

Aunque el plantel, de auténtico lujo, hubiera sido para un lleno abrumador, apenas unas docenas cazadores, la mayoría socios del propio Club Bilbur, respaldaron un encuentro cercano que dio pie a preguntas sobre los principales temas que inquietan al colectivo. Entre los asistentes e invitados, junto al presidente de Bilbur, José Luis Nuñez, y el vicepresidente, Javier Zorriketa, y diversos directivos, estuvieron aficionados y personas inquietas e interesadas en el encuentro como el presidente de la Federación de Burgos, José Antonio Calzada; el biólogo y periodista Julen Rekondo, el exarmero bermeano Antón Goikoetxea Kurtzio, o Alejo Mendizabal, expresidente de la sociedad de Caza y Pesca de Mundaka, entre otros.

Así, Iker Hidalgo abrió plaza recordando que cada año 16.500 vizcainos sacan la licencia en el territorio, antes de recordar las dificultades que encuentran para gestionar bien el corzo en Bizkaia o los problemas que tienen con los daños causados por el jabalí y que pagan los cazadores. Iker solicitó que los cazadores estén unidos e informados para afrontar los retos que llegarán, a sabiendas que la federación y las asociaciones son buenas conductoras de las preocupaciones de los cazadores.

“El campo te la da y te la quita” Por su parte, Magdalena Iturmendi, valoró los problemas que padecen desde Bilbur, e insistió en desarrollar el mejor aprovechamiento posible de cada acotado, a sabiendas de que la mayoría de los socios son sorderos y la cría de este pájaro se resuelve muy lejos. Magdalena recordó que las poblaciones tienen que estar equilibradas, aunque hay muchísimos predadores, y que “la caza, te la da y te la quita el campo” aseguró. Su padre, Santiago Iturmendi, cifró en veinticinco los años que lleva en tareas federativas, ahora al frente de Castilla y León, antes de hacer una metáfora sobre la situación de la caza menor y la mayor con la casa que tiene cada una. Así, mientras la menor vive en una casa absolutamente deteriorada, sin paredes ni techos, en los que es imposible que se pueda desarrollar y vivir; por el contrario la caza mayor “tiene una casa estupenda” gracias al abandono de los montes y donde han proliferado jabalíes y corzos de forma espectacular en los últimos años.

Iturmendi afirmó que caza y agricultura han de ir de la mano y que, de cara al futuro, “como colectivo tenemos que tener otra actitud. De la caza lo sabemos casi todo y los problemas los solucionamos en la barra de un bar” por lo que pidió a los cazadores que colaboren en los proyectos que están en marcha, y a las federaciones y asociaciones que hagan cosas, olvidando individualismos. “Hay que apoyar a la gente que trabaja por la caza, y es un poco esfuerzo de todos”, resumió.

En ese sentido también incidió Juan Antonio Sarasketa, recordando que la Oficina Nacional de la Caza “ha abierto una puerta a la esperanza” con la próxima reforma de la Ley de Tráfico y los accidentes con animales salvajes, a pesar de los empeños contrarios de alguna aseguradora, y la próxima Ley de Montes, “gracias a muchas personas que arropan el trabajo que se hace a favor de la caza de forma altruista”. Al final, fue una tarde que se hizo corta para resolver todos los asuntos que marcarán el futuro de la caza.

Sarasketa: “No retrocederemos en materia de caza”

EL clima favorable ayudó sin duda a que la explanada central del antiguo aeródromo volviera a anegarse de miles de personas con ganas de disfrutar un año más de otra fiesta, con un importante plantel de exhibiciones, además de un mensaje de unión y futuro lanzado por el presidente de Adecap, Juan Antonio Sarasketa Legina.

Aunque a primera hora no había el movimiento de personas de otras citas, pasadas las 11.00 horas tanto la pista central como los accesos y las zonas de aparcami1ento eran un hervidero de miles de personas y vehículos que secundaron la convocatoria. Tras las vistosas carreras de galgos en una campa con zonas muy húmedas, las exhibiciones de perros de muestra ofrecieron momentos brillantes.

Iñaki Elorriaga al final no pudo estar, pero la delegada federativa vizcaina y jueza a nivel estatal de este tipo de pruebas, Susana Zabala, le suplió de maravilla, aunque la tarea fuera fácil por el nivel de los participantes: Lorenzo Urra, Carlos Barahona Cuba de Adarmendi, Ismael Carro y Jesús Santos. Y entre los canes, Leader di Loropiceno, Fico, Dac de Playabarri, Nerón de Ugartebetxi, Ciro y Falco de Adarmendi, Kiko de los Ibores y Dardo de la Coplilla. Setters y bretones con unas muestras a perdiz, algunas espectaculares, que ofrecieron unas notas de plasticidad y belleza impresionantes.

Les siguieron las carreras de caballos, con quince corceles en la pista, antes de la esperada intervención de Sarasketa, a las que siguieron las exhibiciones de cetrería a cargo de Isaac Jimeno.

Las palabras de Juan Antonio Sarasketa, presidente de Adecap y de la ONC, representaron la otra parte fundamental de la jornada, porque resuenan después en otros muchos ámbitos, tanto propios como ajenos, y nunca defraudan por su calado. El eibarrés afincado en Durango anunció la presentación urgente, desde la Oficina Nacional de la Caza, de un proyecto para la recuperación de la perdiz roja e informó de las negociaciones que se llevan a cabo también con el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente sobre el contenido del borrador de la Ley de Montes, que atajará los problemas de los accidentes de tráfico y los daños a la agricultura causados por especies cinegéticas, “un sueño que parecía inalcanzable y que lo vamos a conseguir entre todos”, dijo.

“Nos tendrá enfrente” Sarasketa también reivindicó la añorada contrapasa. Luego destacó que “no retrocedemos en materia de caza” tras años “de lucha, discutir, dialogar, templar gaitas con partidos políticos; pero ha merecido la pena” y avisó que al partido político que se oponga a estas reivindicaciones “nos tendrá enfrente, con toda la fuerza que seamos capaces, que no es poca” recordando las dos manifestaciones hechas en Donostia y Madrid.

También habló de presentar un decálogo de buenas prácticas agrícolas que llevarán hasta Bruselas para que luego sea de obligado cumplimiento en la nueva política agraria comunitaria. Y tuvo palabras de reconocimiento para los jóvenes y para las sociedades de caza, donde “la federación tiene que estar a expensas de las sociedades y no a la inversa. Vamos a construir entre todos, con madurez, valentía y capacidad de sobreponernos a los problemas, que se nos plantearán” previno el presidente, pero “si os mantenéis unidos y nos seguís apoyando, os garantizo que avanzaremos”, porque “servir a los cazadores no es enfrentarlos, perpetuándose en los altos cargos de por vida y restringiendo el paso a las nuevas generaciones; servir a los cazadores es trabajar, trabajar y trabajar. Con altruismo y humildad, como lo están haciendo los jóvenes de Adecap”.

Los jóvenes presidentes de las federaciones de Bizkaia y Araba le acompañaban sobre el estrado. Y un público totalmente entregado reconoció su intervención con una cerrada y larga salva de aplausos.