¿Quién me echa un cable con mi página de Facebook?

fb-adminEn los meses de verano es posible que queramos escaparnos unos días y desconectar de todo en general. Durante ese tiempo, podemos pedirle a un amigo que nos eche un cable con nuestra página de Facebook. ¿Cómo? Nombrándole administrador de la misma.

Para ello, debemos situarnos dentro de la página en concreto y entrar en el apartado ‘Configuración‘ (sobre la foto de portada). Dentro de éste, clickaremos en la opción ‘Funciones de administración de página’. 

Veremos que hay un recuadro en el que se nos pide que escribamos el nombre (o dirección de correo electrónico) de la persona que deseamos que gestione la página. OjO: Esta persona, previamente, debe haber dado a ‘me gusta’ en dicha página; de otra manera, no se le podrá nombrar administrador de la misma.

Nos ofrecen varias opciones; escogeremos la de ‘administrador‘ como tal, pues es la que implica que se puedan llevar a cabo las mismas tareas que nosotros desempeñamos. Podemos añadir una o más personas e, igualmente, éstas pueden ser eliminadas después de la función de administración (pinchando en la X que aparece a la derecha).

Una vez hecho esto, recordamos ‘guardar los cambios‘ y listo 😀

Cuando ‘tuitear’ resulta triste :(

alex-face2En este trabajo, como en muchos otros, no todo son buenos momentos. En ocasiones, como en la vida misma, se pasa por malos tragos. Y a los que nos toca comunicarlo, se nos hace duro…

Me refiero concretamente a lo que sucedió el pasado domingo, 20 de julio, y que ya de sobra es por todos sabido: ÁLEX ANGULO muere en un accidente de tráfico.

Era un actorazo con una carrera meteórica. Y, lo que es más importante, debía ser una de esas personas como pocas quedan. Su muerte ha resultado un estrago, no sólo para sus familiares y amigos más cercanos, sino para todo el panorama del cine español y concretamente, por el momento que nos toca, para el equipo de BENDITA CALAMIDAD.

Yo, que colaboro en este proyecto desde la distancia, debo aclarar que no le llegué a conocer personalmente (lo hubiera hecho dentro de unos días; ya no va a poder ser). No obstante, veía su cara día tras día, como la del resto de actores (y demás equipo) de la peli; seguía sus pasos y todos los detalles del rodaje, pues tuve la gran suerte de poder unirme al proyecto como encargada de gestionar las redes sociales de la película, así como todo lo referente a la comunicación de la misma.

Lo que empezó como un tímido proyecto de crowdfunding por fin iba a ser una película de verdad; menuda película… ¡¡Menudo reparto!! La expectación y el entusiasmo por parte de la gente a través de Twitter y (sobre todo) de Facebook, era máximo; resultaba enriquecedor y muy gratificante.

Pero, después de una semana de rodaje, energía, risas y emoción; fotos divertidas y comentarios amables, sucede algo tan trágico que, en un principio, parecía que no podía ser verdad. Lo que era divertido ya no podía ser más amargo; las risas y las fotos chistosas se tornaban en malas noticias, una pésima noticia que, igualmente, había que transmitir.

Los mensajes de cariño, ánimo y aliento por parte de la gente han sido incesantes.

Mil gracias a esas personas que, desde el principio y hasta el final, están ahí. Desde el principio, cuando éramos unos pocos amigos en Facebook intentando ganar seguidores, hasta esta triste semana, que ya son incontables las muestras de afecto recibidas; pasando por muchos buenos momentos, que no tenemos para olvidar.

A todas esas personas que esperan pacientemente ver qué va a pasar ahora, sólo podemos deciros que, en cuanto nosotros lo sepamos, vosotros lo sabréis también. Y que, como no puede ser de otra manera, si esta película finalmente ve la luz, va a estar dedicada al señor Álex Angulo, que en paz descanse. GRACIAS.

Los (#)hashtags, ¿En qué redes usarlos?

hashtagsLa semana pasada veíamos qué son y para qué sirven los hashtags; hoy vamos a analizar en qué redes podemos usarlos y en cuáles de ellas vale realmente para algo.

Facebook: Los señores de la red de redes se sumaron hace relativamente poco a la moda hashtag y, por lo que se ha visto hasta el momento, no les vale para mucho.

En Google+ también se usan… ¿¿Pero alguien usa Google+?? [Más bien no]

En Pinterest sí se usan bastante; cortos y concisos (que siempre es mejor) nos ayudan a filtrar las búsquedas y a dirigirnos de forma directa a lo que queremos explorar. Además de acceder a imágenes, nos llevan también a términos relacionados, a tableros completos y a otros pineadores.

En Instagram también se usan mucho. Nos valen sobre todo para hacer más visible nuestro perfil y, de este modo, conseguir más seguidores. Igualmente, los términos que usemos deben ser palabras ‘populares’ o frases cortas, pues de otra manera resulta difícil encontrar a gente que los use. [Por ejemplo: #bilbao, #vacaciones, #odioloslunes y, en esta línea, un largo etcétera.]

Indudablemente, en este campo, la reina es Twitter. ¿Por qué? Porque permite seguir en tiempo real (casi) cualquier cosa que está pasando en el momento que pasa. Bien en tono serio, bien de cachondeo, los hashtags en Twitter crean corrientes de pensamiento, discusión, críticas y hasta chistes de lo más variopintos (véase el caso del mundial).

Por cierto, hoy tenemos uno de lo más bonito #NelsonMandelaDay

 

¿Para qué sirven los hashtags(#)?

hashtags1Seguramente os hayáis preguntado en más de una ocasión qué son y para qué sirven esas almohadillas que la gente pone delante de algunas palabras o frases (o parrafones incomprensibles) en distintas redes sociales.

Cuando ponemos este símbolo (#) delante de una o varias palabras juntas, tenemos un hashtag. Lo que conseguimos al hacerlo es clasificar nuestro tweet, comentario o publicación en un determinado tema o contexto, al cual se puede acceder directamente a través del propio término.

Por ejemplo, si yo suelo twittear sobre marketing y publicidad y escribo en uno de mis tweets […#anuncios…], éste se incluirá automáticamente en una lista de personas, comentarios, fotos, vídeos, etc. que recojan ese mismo término (siempre y cuando le hayan puesto la almohadilla por delante, claro).

Y, ¿qué conseguimos con esto? Pues, principalmente, darnos un extra de visibilidad a nosotros mismos, leer lo que comparten otras personas acerca de temas que nos interesen o, en el caso de la televisión (habréis comprobado que casi todo en la tele ya tiene un #), seguir en tiempo real los comentarios que hace la gente sobre la serie/programa/partido/loquetoque¿Visteis el de Alemania – Brasil?… No tiene desperdicio.

¿Pineas conmigo?

2014-07-04_112934En el post de hoy veremos cómo invitar a alguien a pinear con nosotros o, lo que es lo mismo, a crear tableros compartidos.

Para ello, debemos situarnos dentro de uno de los tableros que ya tengamos creados, y pinchar en la opción ‘editar tablero’, justo debajo del título de éste.

Aquí podemos cambiar el nombre y la descripción del tablero, editar la información general del mismo, así como añadir un mapa de localización para las imágenes (esto lo dejamos para más adelante). Y, bajo estas opciones, vemos la siguiente pregunta: ¿Quién puede agregar pines?

Escribimos el nombre de la persona (pueden ser varias) con la que queremos compartir el tablero y clickamos en ‘invitar’. Podemos escribir su nombre de usuario en Pinterest o (si no lo conociéramos) su dirección de correo electrónico. Le llegará entonces una notificación personal con dicha invitación para que pinee con nosotros.

Un consejillo: NO os limitéis a vuestro círculo de amistades; animaros a invitar (y aceptar invitaciones) de gente que, aunque no conozcáis personalmente, comparte vuestros intereses. Es una forma genial para conocer a nuevos ‘pineadores’, tendencias, modas y sitios web que, de otro modo, tal vez nunca llegaríamos a visitar 😀