Ahorro, paraíso y fraude fiscal

El Estado español paraíso fiscal? Sí para ExxonMobil Spain, porque en los dos últimos años con un solo trabajador en nómina ganó 10.000 millones sin pagar un euro en impuestos. Aunque el día del ahorro sea en octubre, la necesidad impuesta desde Europa a los psoe-gobernantes les ha calado hondo o les tiene bien cogidos por los fondos; sea como fuera, la realidad es que cada día desayunamos una nueva medida gubernamental para ahorrar o al menos eso dicen, aunque el neoliberalismo de estos exsocialdemócratas parece mal reciclado y poco creíble.

Como utilizo poco el coche no había reparado en el precio de los combustibles, pero sí, parecen angulas, de modo que gastar menos parece muy saludable económicamente. Así que aprovechando que Gadafi lleva 40 años sobre el barril y que el petróleo tiene sus reservas contadas, nos obligan a circular más despacio para gastar menos oro negro. Será mejor circular más despacio que deprisa, pero que sea por ley y provisional, parece un modelo de gobernación a golpe de telediario, con improvisación alevosa, prefiriendo ahorrar pocos del bolsillo de muchos que los muchos-muchos del de unos pocos afortunados. Del acaparamiento y sinecura de ciertos cargos socialistas (et al.) en épocas de bonanza (¡y de crisis!) mejor no hablar, pero en el reparto de la pobreza que generan son expertos: congelan pensiones, bajan el sueldo a funcionarios, jubilaciones reducidas, parados al alza, ayudas sociales a la baja, control fiscal exhaustivo de asalariados… Bueno sería que pusieran el mismo énfasis ahorrador y recaudador vigilando el PER clientelista o a las entidades de tenencia de valores extranjeros (ETVE), fórmula legal que permite a las multinacionales usar “en tránsito” el espacio fiscal español, eludiendo pagar impuestos en su país de origen, en el de destino y en el intermediario español.

Aquí, además de ExxonMobil Spain otras multinacionales como Vodafone, Hewlett Packard, American Express, General Mills o Eli Lilly han utilizado/utilizan las ETVE para canalizar sus participaciones en empresas extranjeras. Será ingeniería financiera que hicieron legal gobiernos anteriores, pero con más de un lustro gobernando podían haber modificado la ley para evitar lo que los sufridos y fiscalizados paganos denominamos directamente fraude a secas. Porque si no fiscalizan estos bolsillos repletos, qué esperan rascar de los bolsillos exangües de ciudadanos que sí pagan a escote, aunque circulemos a 20 km/h o dejemos el coche para ir a pie.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*