Normas, leyes y Constitución

 

LA inundación por el aguaducho político-social en Catalunya, no por anunciado menos imprevisto para algunos dirigentes cegatos, hace difícil eludir esta variable informativa en cualquier comentario sobre cualquier asunto aunque sea el pan tumaca, reclamado en un espacio culinario nacionalista español para sus orígenes andaluz-manchegos. Publican algunos medios que una tal Carmen Jiménez de 57 años fingió ser invidente durante los últimos 28, “para no tener que saludar a la gente y evitar compromisos sociales”. Suena al chiste del mudo que a los 42 años se quejó de la sopa caliente diciendo que no había hablado antes porque no tenía nada importante que decir. Podrá ser verdad o no la falsa ceguera de Carmen, pero de serlo espero que al menos devuelva las ayudas sociales que haya recibido.

A los de cierta edad no se nos ha olvidado que el primer trimestre del curso no comenzaba el 1 de octubre sino el día 2. Los mayores saben el por qué y los jóvenes pueden preguntarlo. Lo que vimos que hacían ayer por tierra, mar y aire contra los catalanes, me recordó bastante las razones soporte-ideológico de aquellos 1-O del pasado.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*