Ciudadanía sorprendida

SORPRESAS

Sorprendida políticamente, no porque triunfase el manoseado Brexit sino porque aun siendo los brithis muy suyos, tras el triunfo parecería que ningún dirigente quisiera ser el padre del neonato ni hacerse cargo de su crianza, que al parecer viene demasiado entreverada. También sorprendida en esto de la res pública con el triunfo sesteado del Podemos más madrí-español que un chotis y que solo despunta como líder ganador en… CAV y en Cataluña; vamos, como para ir a mear y no echar ni gota. Sorprendida, porque a lo mejor sin enterarnos los vascos/as somos cabeza de progresía, progresía bien apalancada considerando el gran número de funcionarios rampantes entre los nuevos podentes. Aparentaría sorprenderme por el ascenso rajonyano de la derecha neo.com pura y dura, pero no es el caso, salvo porque algunos de los que se sorprendieron la vez anterior ahora han vuelto al redil de la caja B…, por si acaso, digo yo. Ahora podría parecer sorpresivo, pero al paso de marcha actual bien podiera suceder que los conde, bárcenas, gürteles, urdangarin e infanta consorte and Cía nos reclamen daños y perjuicios a los ciudadanos del común que sorprendidos en nuestra buena fe llegamos a considerar ilegal su corrupción y metemano en la caja pública. Al tiempo.

Entre los vaporosos postres alcohólicos de una boda a la que asistí hace más de 25 años, la neurona deslenguada por el cava de un chisposo compañero de mesa empezó a desgranar sus proezas financieras (vulgo mordida) como trabajador en el ayuntamiento condal; su sueldo de 90.000 pesetas/mes, se doblaba o más con el pícaro tomaycalla; sólo por dejar “al descuido” sobres sin lacrar y cambiar el orden de registro. Siendo aquel parlanchín etílico el último de la fila, imagínense los niveles superiores de la pirámide. Así que lo sorprendente no son las recalificaciones domingueras, contratas a la baja temeraria… con cazo, putas de lujo, cruceros familiares o vacaciones de cinco estrellas, sino que la policía detenga a alguien, sea el corruptor o el pseudo-corrompido como está haciendo ahora con la cúpula de Adif en Barcelona. Además, queda la sospecha que no sorpresa de que quizá algún ministro empuje/fuerce desde fuera la investigación de la trama catalana.

Pero mucho más sorprendente que este juego de pícaros y buscones es que tras escuchar las reflexiones del reciente galardonado premio fronteras del conocimiento en Medio Ambiente, el climatólogo Veerabhadran Ramanathan, alertando sobre los gravísimos efectos de los gases invernaderos, se estén preparando cruceros para atravesar en verano el Polo Norte. Y más sorprendente aún que sabiendo por boca de otro galardonado, el economista Martin Ravallion, que con 1,95 euros/día se eliminaría la pobreza extrema en el mundo, aún haya 700 millones de personas que mañana no podrán comer. Sorprendida y tal vez asqueada, porque mi café/pintxito matutino vale más que salvar una vida.

Equivocaciones

 

FOTO

En días pasados había apostado desde estas líneas porque los británicos votarían en contra del Brexit siguiendo el rastro de los intereses de sus bolsillos depositados en las casas de apuestas… y evidentemente me equivoqué, porque frente a criterios racionales, contables y “sensatos” (digamos business) ellos/as han preferido votar siguiendo algo mucho menos tangible como son las ideologías más viscerales y un nacionalismo retro-imperial para dejarnos aislados a los continentales tras la niebla del Canal de la Mancha. Y aunque sea por exigua mayoría, ha ganado el agur de despedida. Así que para próximos referéndums me lo pensaré antes de valorar los criterios materiales como preferentes, porque la historia no sólo la escribe la economía, sino que se redacta junto a la religión y al nacionalismo reconvertidos en arietes excluyentes, que son mucho menos racionales pero al parecer no menos efectivos.

Cuando escribo este corto todavía ando rumiando mi fiasco como vaticinadora de los 1,X,2 de la política y no conozco los resultados de las elecciones-bis para el parlamento español; así que aunque podría, no quiero apostar a resultados tan bien colocados, previsibles y conocidos para equivocarme de nuevo.

Se comprende que quien pierda un referéndum (e incluso unas elecciones a adjunto segundo de presidente de comunidad de propietarios) haga memoria justificativa de la derrota llegando incluso a argumentar que nunca se tuvo que haber convocado, que si la atención mediática, que si situaciones ajenas han influido… pero tras el Brexit he oído en demasía mencionar la palabra equivocación y error en referencia la decisión de los votantes. ¿Se equivocan los votantes? Y como ejemplo de que la democracia a veces falla suele ponerse el ejemplo de Hitler que llegó al poder por vía democrática.

Volviendo a casa, estas dos últimas semanas (por no decir desde el 20 de diciembre) lo de la equivocación lo hemos escuchado en abundancia. Y las consecuencias que asocian a esa achacada equivocación siempre son catastróficas. Para los PPboys se hundiría la economía si se vota a Podemos, para estos se aniquila la democracia si se elige a quienes hacen cola para diplomarse en corrupción, para los socialistas el votar a los anteriores es aniquilar el bienestar devenido de la social democracia… vamos que tienen pánico a que los ciudadanos/as nos equivoquemos. El mismo que tienen a convocar un plebiscito en Cataluña, Euskadi… sobre la independencia. Quizá tengan miedo a nuestro error, a que nos equivoquemos como el Brexit. Pero en realidad que a mí no me guste no parece ser una catástrofe para ellos, aunque quizá tengamos que llevar pasaporte o más problemas para estudiar/trabajar allí, pues igual que si vamos a Estados Unidos.   Pero es posible que me equivoque.

 

 

Decisiones

arcelor_foto610x342

Aunque todos se hayan comprometido a no usar el asesinato de la diputada laborista y pro-europeísta Jo Cox en la campaña del “Brexit”, es indudable que el hecho tendrá su peso en la urna. Hasta es posible que un peso decisorio. Las cinco encuestas publicadas la semana pasada en Gran Bretaña destacaban como ganador al bando de los que quieren irse de la UE por un margen no muy elevado pero si holgado, lo que contrasta con el movimiento en las casas de apuestas británicas que creen que no habrá Brexit. Ya sé que las apuestas “no dicen lo que ocurrirá en el futuro”, sino “lo que probablemente sucederá en ese futuro”, pero frente a las sesudas encuestas científico-profesionales, los corredores y casas de apuestas ya acertaron el resultado contra pronóstico en el referéndum de independencia de Quebec y de Escocia. No es que desestimen que los hijos/as de la Gran Bretaña decidan decirnos agur para siempre, pero estos magos del dinero de bolsillos ajenos creen que los indecisos marcarán el paso y como un 60% apuestan por la permanencia, pues la habrá. Y como no se pueden separarse vísceras de mente y bolsillo, es posible que sumado el sentimiento (aunque hayan decidido no utilizado) por el asesinato de Cox más el interés genuinamente británico por ganar la propia apuesta, hará que los britis sigan copando el mediterráneo como ciudadanos europeos. Vamos, que han decidido no dejar aislado al continente. Gracias por la gracia, thank you very much.

Aquí nos parece poco decoroso apostar sobre cosas de tanta trascendencia, pero si en lugar de a encuestas de gran calado demoscópico hiciéramos más caso a los corredores de apuestas, no sólo acertaríamos sobre quién ganará la copa de Europa de fútbol sino también sabríamos si en Moncloa habitará coleta, barba, ambas a la vez o la verbena de la Paloma.

Pero viviendo donde vivo y aunque el Brexit o elegir al futuro inquilino monclovita resulten decisiones importantes, sean más o menos viscerales-racionales, la semana pasada ha captado mucho más mi atención la decisión de los trabajadores de la ACB-acería compacta de Sestao sobre su futuro, no sé si a largo plazo pero sí al menos a corto. Oferta rácana donde las haya de la empresa, postura emparedada del gobierno vasco y decidida oposición de los sindicatos oficiales. Ni los unos ni los otros, los trabajadores han decidido aceptar la oferta y tirar para adelante, digamos que en precario, porque la edad avanza y la necesidad aprieta. Vamos, como para votar a favor del Brexit después de haber apostado mil libras en su contra y haber pagado unas vacaciones en la costa del sol. Apuesto por que el acero siga produciéndose en Sestao aunque a los sindicatos les haya salido un grano forúnculo díscolo cojonudo.

Detalles

FUTBOL
En el fútbol que rezuma machismo rampante; en los presuntos abusos sexuales denunciados, Muniain y de Gea son arropados al únisono por compañeros y perioidstas hombres que callan como ciegos. 

Es frecuente dictar normas de gran enjundia social con parlamentarios rompiéndose las manos y aplaudiendo con las orejas tras aprobar la ley de dependencia, de igualdad de género… me congratulo de tales avances legislativos por el amparo legal que otorgan, pero a esos mismos parlamentarios/as se les olvidan con frecuencia los detalles; por ejemplo, la dotación de medios económico/técnicos a la ley, la sal y la luz a la vida. En la ley de dependencia, la más avanzada de Europa, los gerentes de los servicios sociales cifran en un detalle de 3.000 millones€ los recortes en dependencia entre 2012-2015. Al parecer disponemos de un auténtico monumento inerte al buenismo de ley que no se cumple, porque no se quiera o no haya dinero para cumplirla. Una ley entroncada con la pobreza, paisaje cotidiano español para el 92% de la población, con cara y ojos de niño y mujer en precariedad económica expansiva a pesar del creciente 3,2% del PIB. Avance que al parecer solo favorece a quienes más tienen, agrandando la brecha pobre-rico, aunque la pobreza y la dependencia no sean fenómenos “naturales-meteorológicos” ni maldición bíblica; sino humanos a los que no se les hace frente porque “no se quiere” … aplicar las leyes que ya existen.

Parecido detalle falta en ley de igualdad; muchos que aplauden públicamente la ley porque es políticamente correcto después cicatean dotaciones o escamotean su cumplimiento, sobre todo en el mundo empresarial privado… o no tan privado. Sin empantanarme demasiado en el fútbol que rezuma machismo rampante, es reseñable el NO a la gabarra para las campeonas de un club privado que toma decisiones privadas pero que es subvencionado con dinero público; es una guinda de un pastel machista con el maltrato a las árbitros, lindezas como “guapita” “tu lugar es la cocina” “a tocar el pito a otro sitio”… o casos de presuntos abusos sexuales, donde Muniain y de Gea son arropados al unísono por compañeros y periodistas hombres que callan como ciegos y cierran los ojos como mudos ante los abusos de sus “ídolos”.

Pero esta actuación no es patrimonio nuestro. En la universidad de Stanford un estudiante blanco(B.Turner) ha sido condenado a seis meses de prisión (cumplirá tres) por violar a una mujer inconsciente, hecho que “según la ley californiana” podría ser penado hasta con 14 años. “Escándaloindignaciónmachismoracismo…” describen el rechazo popular mientras el magistrado se justifica, “una sentencia de años podría tener un impacto severo en Turner… no considero que sea un peligro para nadie”, sin paralela reflexión para la violada.

Detalles de desigualdad, también en “anglosajonia”. Bajo el buenismo legal, en todos ellos las víctimas somos mujeres, precisamente porque ese buenismo acalla conciencias de quien no deja festejar en la gabarra, de quien elogia la belleza escultural y no un buen raquetazo o de quien viola con impunidad a una mujer.

El negocio de la muerte

obama SIENDO mañana el día contra el tabaco pudiera pensarse que me refiriera a esenegocio que mata a puñados. Pero citando a Paul Valery, la guerra es una masacre entre quienes no se conocen, para provecho de quienes si se conocen pero no se masacran, el negocio por antonomasia es la guerra. Con las fronteras cerradas por alambradas o bloqueadas por policías y con Turquía de gendarme de la porra, la primavera ha lanzado al mar a miles de sirios huidos de la guerra. Y la zozobra se ha transformado de nuevo en tragedia, centenares de quienes huyen han perecido ahogados o están desaparecidos… y miles de refugiados llegan con lo puesto y nosotros sin muchas ganas de acogerlos. ¿Tengo yo, europea pagaimpuestos, la culpa de qué en Siria haya una guerra? y ¿soy responsable de que siendo tantos los refugiados no haya sitiopara todos?, puedo preguntarme como ingenuo ciudadano. Sí ingenua, porque de no poner remedio en origen los refugiados terminarán cruzando el Mediterráneo a pie sobre cadáveres de ahogados.

Son históricas las movilizaciones de protestas contra la guerra de Vietnam; y el final de la guerra con el odio a muerte ad eternum entre Estados Unidos y Vietnam. Así que la foto de la semana pasada con el apretón de manos entre Obama y el presidente vietnamita T. D. Quang bajo la hierática mirada del busto de Ho Chi Minh desencaja la mandíbula de puro estupor. Más todavía, porque el presidente americano liberaliza la venta de armas americanas al país asiático. De enemigos irreconciliables a socios comerciales en armamento. ¡Qué opinarán los Rambos de ambos bandos!

Estados Unidos, Rusia, China, Alemania y Francia son, según el Instituto para la Paz, los mayores exportadores de armas. Venden a la Siria oficial, a los rebeldes y al Estado Islámico, probablemente a los tres bandos a la vez. España también come del pastel. El señor Morenés, empresario del armamento y ministro de Defensa, al parecer va de ingenuo como yo, aunque sepa que España ingresó 1.300 millones en el primer semestre de 2014 por venta de armas, entre otros a Arabia Saudí que apoya, incluso militarmente, al Estado Islámico. Doble rasero que también utiliza en Venezuela, a quien critica con acritud mientras le vende armamento militar.

Es posible que en Ruanda, el Congo, los Balcanes o ahora en Siria haya múltiples motivos raciales, religiosos, políticos, económicos… para el conflicto, pero que éste sea armado depende en gran medida de quienes les vendemos las armas después de espolear sus discrepancias. Así, la espiral continua para que continúen los beneficios de quienes sí se conocen pero no se masacran. Mientras tanto los ciudadanos europeos-ingenuos nos preguntamos por qué los destilados trágico-humanos del negocio siguen fluyendo hacia Europa a pie o en patera. Negocio, el negocio de la muerte es muy lucrativo.

//

// <![CDATA[
(function(){var h,k=this,l=function(a,b){var c=a.split("."),d=k;c[0]in d||!d.execScript||d.execScript("var "+c[0]);for(var e;c.length&&(e=c.shift());)c.length||void 0===b?d=d[e]?d[e]:d[e]={}:d[e]=b},m=function(a){var b=typeof a;if("object"==b)if(a){if(a instanceof Array)return"array";if(a instanceof Object)return b;var c=Object.prototype.toString.call(a);if("[object Window]"==c)return"object";if("[object Array]"==c||"number"==typeof a.length&&"undefined"!=typeof a.splice&&"undefined"!=typeof a.propertyIsEnumerable&&!a.propertyIsEnumerable("splice"))return"array";if("[object Function]"==c||"undefined"!=typeof a.call&&"undefined"!=typeof a.propertyIsEnumerable&&!a.propertyIsEnumerable("call"))return"function"}else return"null";else if("function"==b&&"undefined"==typeof a.call)return"object";return b},aa=function(a){var b=m(a);return"array"==b||"object"==b&&"number"==typeof a.length},p=function(a){return"string"==typeof a},q=function(a){var b=typeof a;return"object"==b&&null!=a||"function"==b},ba=function(a,b,c){return a.call.apply(a.bind,arguments)},ca=function(a,b,c){if(!a)throw Error();if(2<arguments.length){var d=Array.prototype.slice.call(arguments,2);return function(){var c=Array.prototype.slice.call(arguments);Array.prototype.unshift.apply(c,d);return a.apply(b,c)}}return function(){return a.apply(b,arguments)}},t=function(a,b,c){t=Function.prototype.bind&&-1!=Function.prototype.bind.toString().indexOf("native code")?ba:ca;return t.apply(null,arguments)};var u=function(a,b){var c=parseInt(a,10);return isNaN(c)?b:c};var x;var y=String.prototype.trim?function(a){return a.trim()}:function(a){return a.replace(/^[\s\xa0]+|[\s\xa0]+$/g,"")},z=function(a,b){return ab?1:0};var da=Array.prototype.indexOf?function(a,b,c){return Array.prototype.indexOf.call(a,b,c)}:function(a,b,c){c=null==c?0:0>c?Math.max(0,a.length+c):c;if(p(a))return p(b)&&1==b.length?a.indexOf(b,c):-1;for(;c<a.length;c++)if(c in a&&a[c]===b)return c;return-1},ea=Array.prototype.forEach?function(a,b,c){Array.prototype.forEach.call(a,b,c)}:function(a,b,c){for(var d=a.length,e=p(a)?a.split(""):a,f=0;f<d;f++)f in e&&b.call(c,e[f],f,a)},fa=function(a){var b=a.length;if(0<b){for(var c=Array(b),d=0;dparseFloat(L)){K=String(N);break a}}K=L}var O=K,P={},Q=function(a){var b;if(!(b=P[a])){b=0;for(var c=y(String(O)).split("."),d=y(String(a)).split("."),e=Math.max(c.length,d.length),f=0;0==b&&f<e;f++){var g=c[f]||"",n=d[f]||"",v=RegExp("(\\d*)(\\D*)","g"),va=RegExp("(\\d*)(\\D*)","g");do{var r=v.exec(g)||["","",""],w=va.exec(n)||["","",""];if(0==r[0].length&&0==w[0].length)break;b=z(0==r[1].length?0:parseInt(r[1],10),0==w[1].length?0:parseInt(w[1],10))||z(0==r[2].length,0==w[2].length)||z(r[2],w[2])}while(0==b)}b=P[a]=0<=b}return b},R=k.document,ka=R&&H?J()||("CSS1Compat"==R.compatMode?parseInt(O,10):5):void 0;var S;if(!(S=!I&&!H)){var T;if(T=H)T=9<=Number(ka);S=T}S||I&&Q("1.9.1");var la=H&&!Q("9");var ma=function(a){var b=document;return p(a)?b.getElementById(a):a},oa=function(a,b){var c=b||document;return c.querySelectorAll&&c.querySelector?c.querySelectorAll("."+a):na(a,b)},na=function(a,b){var c,d,e,f;c=document;c=b||c;if(c.querySelectorAll&&c.querySelector&&a)return c.querySelectorAll(""+(a?"."+a:""));if(a&&c.getElementsByClassName){var g=c.getElementsByClassName(a);return g}g=c.getElementsByTagName("*");if(a){f={};for(d=e=0;c=g[d];d++){var n=c.className,v;if(v="function"==typeof n.split)v=0<=da(n.split(/\s+/),a);v&&(f[e++]=c)}f.length=e;return f}return g},qa=function(a,b,c){function d(c){c&&b.appendChild(p(c)?a.createTextNode(c):c)}for(var e=1;e<c.length;e++){var f=c[e];!aa(f)||q(f)&&0<f.nodeType?d(f):ea(pa(f)?fa(f):f,d)}},ra={SCRIPT:1,STYLE:1,HEAD:1,IFRAME:1,OBJECT:1},sa={IMG:" ",BR:"\n"},ua=function(){var a=document.getElementById("feedback-closing-template");if(la&&null!==a&&"innerText"in a)a=a.innerText.replace(/(\r\n|\r|\n)/g,"\n");else{var b=[];ta(a,b,!0);a=b.join("")}a=a.replace(/ \xAD /g," ").replace(/\xAD/g,"");a=a.replace(/\u200B/g,"");la||(a=a.replace(/ +/g," "));" "!=a&&(a=a.replace(/^\s*/,""));return a},ta=function(a,b,c){if(!(a.nodeName in ra))if(3==a.nodeType)c?b.push(String(a.nodeValue).replace(/(\r\n|\r|\n)/g,"")):b.push(a.nodeValue);else if(a.nodeName in sa)b.push(sa[a.nodeName]);else for(a=a.firstChild;a;)ta(a,b,c),a=a.nextSibling},pa=function(a){if(a&&"number"==typeof a.length){if(q(a))return"function"==typeof a.item||"string"==typeof a.item;if("function"==m(a))return"function"==typeof a.item}return!1},wa=function(a){this.v=a||k.document||document},xa=function(a,b){return oa("feedback_description",b||a.v)};h=wa.prototype;h.createElement=function(a){return this.v.createElement(a)};h.createTextNode=function(a){return this.v.createTextNode(String(a))};h.appendChild=function(a,b){a.appendChild(b)};h.append=function(a,b){qa(9==a.nodeType?a:a.ownerDocument||a.document,a,arguments)};h.canHaveChildren=function(a){if(1!=a.nodeType)return!1;switch(a.tagName){case "APPLET":case "AREA":case "BASE":case "BR":case "COL":case "COMMAND":case "EMBED":case "FRAME":case "HR":case "IMG":case "INPUT":case "IFRAME":case "ISINDEX":case "KEYGEN":case "LINK":case "NOFRAMES":case "NOSCRIPT":case "META":case "OBJECT":case "PARAM":case "SCRIPT":case "SOURCE":case "STYLE":case "TRACK":case "WBR":return!1}return!0};h.removeNode=function(a){return a&&a.parentNode?a.parentNode.removeChild(a):null};h.contains=function(a,b){if(!a||!b)return!1;if(a.contains&&1==b.nodeType)return a==b||a.contains(b);if("undefined"!=typeof a.compareDocumentPosition)return a==b||!!(a.compareDocumentPosition(b)&16);for(;b&&a!=b;)b=b.parentNode;return b==a};var ya=function(a){a=String(a);if(/^\s*$/.test(a)?0:/^[\],:{}\s\u2028\u2029]*$/.test(a.replace(/\\["\\\/bfnrtu]/g,"@").replace(/(?:"[^"\\\n\r\u2028\u2029\x00-\x08\x0a-\x1f]*"|true|false|null|-?\d+(?:\.\d*)?(?:[eE][+\-]?\d+)?)[\s\u2028\u2029]*(?=:|,|]|}|$)/g,"]").replace(/(?:^|:|,)(?:[\s\u2028\u2029]*\[)+/g,"")))try{return eval("("+a+")")}catch(b){}throw Error("Invalid JSON string: "+a);},Aa=function(a){var b=[];U(new za,a,b);return b.join("")},za=function(){this.m=void 0},U=function(a,b,c){if(null==b)c.push("null");else{if("object"==typeof b){if("array"==m(b)){var d=b;b=d.length;c.push("[");for(var e="",f=0;f<b;f++)c.push(e),e=d[f],U(a,a.m?a.m.call(d,String(f),e):e,c),e=",";c.push("]");return}if(b instanceof String||b instanceof Number||b instanceof Boolean)b=b.valueOf();else{c.push("{");f="";for(d in b)Object.prototype.hasOwnProperty.call(b,d)&&(e=b[d],"function"!=typeof e&&(c.push(f),Ba(d,c),c.push(":"),U(a,a.m?a.m.call(b,d,e):e,c),f=","));c.push("}");return}}switch(typeof b){case "string":Ba(b,c);break;case "number":c.push(isFinite(b)&&!isNaN(b)?String(b):"null");break;case "boolean":c.push(String(b));break;case "function":c.push("null");break;default:throw Error("Unknown type: "+typeof b);}}},Ca={'"':'\\"',"\\":"\\\\","/":"\\/","\b":"\\b","\f":"\\f","\n":"\\n","\r":"\\r","\t":"\\t","\x0B":"\\u000b"},Da=/\uffff/.test("\uffff")?/[\\\"\x00-\x1f\x7f-\uffff]/g:/[\\\"\x00-\x1f\x7f-\xff]/g,Ba=function(a,b){b.push('"',a.replace(Da,function(a){var b=Ca[a];b||(b="\\u"+(a.charCodeAt(0)|65536).toString(16).substr(1),Ca[a]=b);return b}),'"')};var Ea=function(a){var b={};if(a&&a.key_value){a=a.key_value;for(var c=0;c=this.boundingClientRect.bottom&&this.boundingClientRect.left>=this.boundingClientRect.right)},Ga=function(){var a=new Fa;return a.N&&(!a.Y||a.O>=a.X)};var V=function(a,b){this.F=a;this.l=0;this.j=document.getElementById("mtadmas");this.L=document.getElementById("mtadmaundo");this.B=document.getElementById("mtadmac");this.C=document.getElementById("mtadmback");this.I=document.getElementById("mtadmpc");this.M=document.getElementById("mtadmpundo");this.w=document.getElementById("mtadmpunclose");this.K=this.s=this.G=this.D=null;this.u=0;this.h=null;this.i=!1;this.o=null;this.T=b?b.getAdsLength():1;(this.g=b)&&this.g.registerWidget(this,0);this.H=0},Ha=function(a){for(var b=document.getElementsByName("surveyOptions"),c=0;c<b.length;c++)F(b[c],t(a.U,a,b[c].value));a.L&&F(a.L,t(a.A,a,"1"));a.M&&F(a.M,t(a.A,a,"3"));a.w&&F(a.w,t(a.V,a));a.C&&F(a.C,t(a.back,a));a.g&&(a.g.listenOnObject("mute_option_selected",t(a.J,a)),a.g.forEachAd(t(function(a){a.listenOnObject("multislot_mute_collapse",t(this.S,this));a.listenOnObject("multislot_mute_collapse_undo",t(this.R,this))},a)))};V.prototype.J=function(a){this.D=a.close_button_token;this.G=a.creative_conversion_url;this.s=a.ablation_config;this.K=a.undo_callback;this.u=a.creative_index||0;this.g&&(this.o=this.g.getAd(this.u));if(1===a.type){a=oa("survey");for(var b="survey_"+this.u,c=0;c<a.length;c++)a[c].style.display=a[c].id==b?"block":"none";a=document.getElementsByName("surveyOptions");for(b=0;b<a.length;b++)a[b].checked=!1;this.j.style.display="block";W(this);X(this)}else 0===a.type&&(this.I.style.display="block",this.j.style.display="none",W(this),Ia(this,document.getElementById("pub-feedback-closing"),this.s))};var Y=function(a){a.h&&(window.clearInterval(a.h),a.h=null,a.i=!1);ma("pub-feedback-closing").style.display="none";ma("ad-feedback-closing").style.display="none"};V.prototype.A=function(a){this.i||(Y(this),G(Z(this,"user_feedback_undo",a)),this.K())};V.prototype.V=function(){var a={msg_type:"resize-me"};a.key_value=[{key:"r_nh",value:String(this.H)},{key:"r_str",value:"animate"}];a=Aa(a);window.top.postMessage(a,"*");this.i=!1;this.A("3")};V.prototype.back=function(){this.i||(Y(this),this.j.style.display="block",W(this),X(this))};V.prototype.U=function(a){this.B.style.display="block";this.j.style.display="none";X(this);G(Z(this,"mute_survey_option",a));a=document.getElementById("ad-feedback-closing");this.le||e>g||a.h)){var n=ua();c=t(function(){var a="";g<=d&&0=g&&Y(this);g–},a);c();0<=g&&(a.h=window.setInterval(c,1E3))}},Ia=function(a,b,c){if(c&&window.top&&window.top.postMessage){var d=ya(c),e=Ea(d),f="resize-me"==d.msg_type&&"animate"==e.r_str;if("ablate-me"==d.msg_type&&e["collapse-after-close"]||f&&!Ga())a.w&&(a.H=window.innerHeight,f=document.getElementById("cbtf"),f=xa(x||(x=new wa),f)[1],f=La(a.P,f),c=Ma(d,f)),Ka(a,b,u(e["secs-to-countdown"],1),u(e.countdown,0),u(e["message-tick"],1),function(){window.top.postMessage(c,"*")})}},Ma=function(a,b){if(!isNaN(b)&&isFinite(b)){var c=!1;if(a.key_value){for(var d=a.key_value,e=0;e<d.length;e++){var f=d[e];if("key"in f&&"value"in f&&"r_nh"==f.key){c=!0;f.value=b.toString();break}}c||d.push({key:"r_nh",value:b.toString()})}}return Aa(a)};V.prototype.P=function(a){var b=E(a);a=E(a.parentNode.parentNode);return parseInt(b.height,10)+parseInt(b.marginTop,10)+parseInt(a.marginTop,10)};var La=function(a,b){for(var c=[],d=b;d&&"BODY"!=d.tagName;d=d.parentNode)d.style&&"block"!=d.style.display&&(c.push({el:d,val:d.style.display}),d.style.display="block");for(var d=a(b),e;e=c.pop();)void 0!==e.W&&(e.Z.style.display=e.W);return d},Ja=function(a,b){Ka(a,b,1,0,0,t(function(){var a={creative_index:this.o.getIndex(),undo_pingback_url:Z(this,"user_feedback_undo","1")};this.o.fireOnObject("multislot_mute_collapse",a)},a))};h=V.prototype;h.S=function(){this.l++;this.g.resetAll()};h.R=function(){0