La imagen de la semana: Atentado en Londres

atentado_londres

El mundo se sobrecoge de nuevo, un atentado terrorista golpea Londres, como antes lo fueron otras tantas ciudades del mundo occidental que han sido objetivo de los yihadistas.

En esta ocasión, como ha sucedido en tantas otras, una ola de solidaridad recorre esta parte del planeta, amplificada al máximo por las múltiples condenas internacionales. Aunque no debemos olvidar que la mayor parte de las víctimas de atentados cometidos por los radicales islamistas se producen en Oriente Medio o África, y su repercusión es mínima comparada con la que nos ha ocupado y estremecido esta semana.

Los oportunistas xenófobos y racistas no dudan en hablar de choque de culturas e instar a los gobiernos a cerrar las fronteras, e impedir que los refugiados, que huyen de cruentas guerras y atroces condiciones de vida, reciban una pequeña luz de esperanza desde lo que llamamos primer mundo.

Muchas potencias mundiales deberían sonrojarse y sentirse culpables por desestabilizar ciertos países. Instruyendo, apoyando, financiando y dando soporte a ciertos grupos que con el tiempo están mordiendo la mano con una inusitada ferocidad de aquellos que les daban de comer.

Ignoro la solución a esta cadena de terror, ni siquiera intuyo que exista. Sin embargo, cerrar fronteras no va a alejar ni un ápice la posibilidad de que de forma fácil y sencilla un lobo solitario (maldita la culpa que tendrán los lobos en esta historia) siembre el pánico a la vuelta de cualquier esquina.

La imagen de la semana: El laberinto catalán

laberinto

Inaguro nueva sección dentro del blog, la imagen de la semana, todos los viernes intentaré compartir y comentar un montaje con una de las noticias destacadas de la semana en curso.

Comienzo con la encrucijada en la que se encuentra, por enésima vez, el proceso catalán. Cansados de dar vueltas los nacionalistas catalanes se han inmerso en una espiral cuyo objetivo es buscar atajos o saltar muros, sin embargo, el gobierno español  ha optado por la vía judicial para elevar la muralla hasta el infinito, y mas allá.

El laberinto que lleva hasta la independencia ha añadido un nuevo obstáculo, la inhabilitación de Artur Mas. Aunque más que una traba podemos pensar en un efecto boomerang, y convertirse en un nuevo impulso a las ansias de desconexión de España. El defenestrado ex-president parece renacer de sus cenizas, y la publicidad y los apoyos recibidos le han vuelto a colocar en una posición de privilegio en el universo político catalán.

No puedo dejar de esbozar una sonrisa irónica cuando oigo hablar de democracia relacionada con un proceso participativo, mientras intentan apartar a Mas de la primera línea política, como si legalidad y democracia fuesen sinónimos.

Este puede ser uno de los temas que tratemos esta noche en la tertulia de periodistas en Gabon de Onda Vasca, a la que amablemente me han invitado, y que podréis seguir a partir de las 21.30 horas.