Bogando por la red: Turismo en Madrid con la guerra civil

Turismo en Madrid con la guerra civil

La presidenta de la comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, ha decidido recuperar y restaurar los viejos fortines de la guerra civil española. Dicho así, parece una buena noticia, al fin un dirigente popular demuestra su sensibilidad con la cruenta contienda y va a reivindicar la memoria histórica de las dos Españas. Sin embargo, un pequeño matiz hace dudar de sus intenciones, la finalidad de la medida está centrada en un interés meramente turístico. La deuda histórica no se salda con un parque temático.

Orgullo hetero

Desde la popular cuenta en Twitter, @laquintacolumna, comparten la imagen de un retrógrado cartel de las Juventudes Falangistas, en el que reclaman el orgullo hetero. Recién finalizada, con gran éxito, la mayor fiesta a favor de la diversidad sexual, los recalcitrantes nostálgicos de la moral única se sienten amenazados por un mundo que les supera. Como bien apunta el conocido tuitero: “¿Cómo de frágil tiene que ser tu identidad sexual para que la sientas amenazada por la libertad de otros?”.

Hacienda y el ahorro energético

A pesar de las campañas publicitarias, la cultura del ahorro parece no ser del gusto de los responsables de las arcas públicas. Según recoge El Plural, un contribuyente madrileño ha recibido una desagradable sorpresa. Hacienda le reclamaba una importante cuantía económica alegando que en base al consumo eléctrico había detectado que su vivienda no era ‘habitual’. Hasta el momento, actas de juntas de vecinos, certificados de empadronamiento y demás alegaciones no parecen ser justificaciones suficientes.

Trump desprecia, de nuevo, a la prensa

El desprecio del presidente norteamericano, Donald Trump, por la prensa, alcanza límites estratosféricos. El archiconocido vídeo, compartido, como es habitual, en su cuenta de Twitter, golpeando a un personaje con el logo de la CNN es una muesca más en su larga lista de afrentas al cuarto poder. El dueño de un imperio empresarial se puede permitir estos dispendios, pero hablamos ahora de un cargo electo. Compadezco a los humoristas gráficos que tienen que retratar a un personaje que es una caricatura en si mismo.

Sony retorna al vinilo

Han pasado casi tres décadas desde que la multinacional Sony abandonó el vinilo como soporte musical, pero en un mundo en el que vintage es la palabra de moda, lo retro se impone a la tecnología y acaban de anunciar que volverán a fabricar discos en este formato. Las plataformas de música online, como Spotify e iTunes, no pueden competir con la nostalgia y la indescriptible sensación de apoyar una aguja sobre el disco, por ello el mercado vuelve la vista hacia un negocio en constante crecimiento.

¿Vintage o nostalgia?

Vintage, es el termino de moda para reproducir antiguos clichés estéticos que retornan con fuerza a nuestras vidas, en algunos casos para brindarnos ese toque de nostalgia que tanto adoramos.

No hay más que darse un paseo por el dial de radio para descubrir emisoras que sólo emiten música del siglo pasado. Y ese retorno tiene una de sus máximas expresiones en el bestseller “Yo fui a EGB”, toda una oda a tiempos pretéritos que, para aquellos que los hemos vivido, no deja de arrancar una sonrisa. ¿Acaso hay algo más vintage que un Cinexin o Seat 600 impecablemente conservado?.

egb

 

En el mundo de la fotografía, tal y como nos cuenta Iker Moran en Photolari, el bombazo de las pasadas navidades fue la fotografía instantánea. Un retorno no sólo al soporte físico, sino una mirada al pasado con el recuerdo de las cámaras Polaroid en la mente. Además, han añadido un detalle para dar un toque aún más ñoño, la película en blanco y negro.

 

Nos encanta lo analógico y adoramos el sonido de la aguja al posarse sobre el disco, tal vez sea una de las razones por las que la música en vinilo no ha desaparecido nunca, incluso se encuentra en auge. No había grupo alternativo o underground que no lanzara sus propuestas en este soporte, con lo que la moda se ha ido extendido a la música de masas. Lo moderno es lo antiguo, y si quieres estar a la última… comprate un tocadiscos.

194935-p-thickbox