Michael Kenna, Una Historia Silenciosa

Michael Kenna es un fotógrafo Ingles, nacido en el año 1953.
Es muy conocido por sus paisajes en blanco y negro, llenos de misterio y belleza. Las fotografías de Kenna atrapan al espectador y lo cautivan, invitan a la reflexión y a soñar con paisajes insólitos.
Todas sus fotografías son de formato cuadrado, la razón es que utiliza cámaras Hasselblad de formato medio.
Varios museos, como el Victoria and Albert Museum, de Londres, han adquirido sus fotografías.

Colores de Otoño


Los cálidos tonos del otoño nos hacen sentir bien.
Estos colores calientan nuestros interiores evocando a los tonos del sol en los rojos los amarillos…….
Para utilizarlos en casa hay que apagarlos un poco, se puede conseguir añadiendo un poco de sombra y blanco al color primario.
Los rojos con toda su viveza son perfectos para dar pinceladas de color en espacios neutros, podéis probar con cojines y elementos que no cueste mucho cambiarlos, lo mismo con los violaceos

Henri Cartier Bresson

Cartier Bresson fué un fotógrafo Francés (chateloup-en-Brie,1908 / Provenza, 2004)
Su excelente trabajo hizo que fuera el primer fotógrafo que expuso su obra en el museo del Louvre.
Fue un artista en el saber captar el “instante preciso” como él lo denominaba, observando y mostrando su óptimo conocimiento del ser humano, del entorno y consiguiendo efectos muy novedosos en la época.
Sus fotos tienen una naturalidad, un movimiento, una realidad, que te cuenta una historia completa a través de las imágenes.

“Para mí lo importante es el tiempo, todo es inestable, nada permanece para siempre, todo cambia en todo momento”

“Nunca busco la gran foto, más bien la foto viene a mi, tienes que estar ahí y captarla, estar ahí sin pensar, olvidarte de ti mismo, no quererla, requiere un buen olfato y ojo avispado. No hay secretos, eso es todo lo que hay”

“La fotografía es simplemente un oficio más ¿porque se relaciona con el arte? Somos artesanos, tiene que estar bien hecha, como un carpintero haciendo una buena silla”

“No me dedico a la fotografía por sí misma, me gusta estar ahí, registrarlo. El dedo en el disparador, las dudas……robamos, pero para dar.

Edward Sheriff Curtis, el captador de sombras

Así es como acostumbraban a llamarle los indios que posaban para sus fotografías.
Curtis fue un fotógrafo autodidacta, había nacido en Whitewater (Wisconsin) en el año 1868, y falleció en Los Ángeles en el año 1952.

En 1891 todas las tribus aborígenes del norte de America habían sido condenadas a vivir en “reservas” o se integraban como la escala más baja de la cultura anglosajona.
Interesado por las culturas indígenas comenzó a viajar y fotografiar a unos colectivos en los que su declive se percibía con toda claridad.

Curtis escribió: “la muerte de cada hombre o mujer significa el fin de alguna tradición, de algún conocimiento o rito que solo ellos poseían, por lo tanto, la información que puede ser recopilada para los futuras generaciones debe recogerse ahora o la oportunidad se perderá para siempre.

Los indios le respetaban y confiaban en el, aceptándole como uno de los suyos, y permitiéndole obtener testimonio gráfico de algunas de sus ceremonias más sagradas.

En palabras de Don Gulbrandsen, biógrafo de Curtis “los rostros de los indios nos miran fijamente con sus ojos oscuros, a través del tiempo y el espacio, inmortalizados para siempre en papel desde una epoca lejana y antigua, y a medida que observamos con detenimiento sus rostros, su humanidad se pone de manifiesto, vidas, llenas de dignidad, pero también tristeza y pérdida, representantes de un mundo perdido que hace mucho que desapareció.