Casas de una sola altura

Siempre he sido fan de las casas de una sola planta, ya desde estudiante, me sentía fascinada por la casa Farnsworth, de Mies van der Rohe.
Pienso en las escaleras como una barrera arquitectónica, que con el paso de los años puede ser un problema para los habitantes.
Hoy en día, se colocan ascensores para acceder a los pisos superiores, solo que el hueco para instalarlo ocupará un 10% de la superficie, a esto hay que añadirle los gastos, como la compra del propio ascensor, averías, mantenimiento…
Una sola planta con espacios diáfanos y grandes, un garaje adosado, por el que se pueda acceder directamente a la vivienda y listo!
La casa en una planta acoge cualquier reforma o ampliación, ya que esta, no afectará al tejado.
Al tener mayor superficie de cubierta el agua de la lluvia se aprovechará mucho mejor, también será mucho más fácil el mantenimiento.
Se consigue también una relación mucho más fluida entre el interior y el exterior, ya que desde cualquier estancia se podrá salir al exterior.
También hay algún inconveniente en este tipo de viviendas, el más importante es el coste del terreno, ya que necesitaremos una parcela más grande, también es mayor el coste de la cubierta y la cimentación , pero aún así con todas estas cosas en contra, la construcción de una casa de una planta costará un 10% menos que una de dos plantas.
Me parece muy interesante esa relación interior-exterior y la no invasión del paisaje , respetando siempre la naturaleza del lugar.
¡Totalmente recomendable!

Complejo de apartamentos en West Village de David Chipperfield

Por fin se empezará a construir el edificio de apartamentos diseñado por David Chipperfield para el West Village en Nueva York.
Este será el primer proyecto de Chipperfield en Nueva York: una torre de lujo conocida como The Bryant, frente al parque del mismo nombre, y contará con 57 viviendas de entre una y cuatro habitaciones, incluyendo dos triplex y un hotel boutique.
Además, cada una de las viviendas ocupará una esquina del edificio.
Cada apartamento plasmará líneas depuradas e incluirá puertas correderas, lo que permitirá borrar los límites entre el interior y el exterior. Con una altura de casi tres metros, los techos reforzarán la sensación de amplitud y crearán transiciones fluidas entre los diferentes espacios.
Varios elementos de carpintería dedicados a ocultar armarios, aparatos y sistemas mecánicos se diseñarán a medida por el equipo de Chipperfield, en las cocinas y los cuartos de baño, se utilizarán acabados de mármol italiano para dar vida a espacios elegantes.
“La idea de que la estructura y la fachada son lo mismo, hechas de hormigón pulido, le dará al edificio una presencia física y geológica, a través de esto, el edificio se reduce a columnas y ventanas, de sólido y vacío, masa y espacio”, agregó Chipperfield.
El edificio de lujo alcanzará los 33 pisos y su construcción se preve que finalizará en la primavera del año 2017.

Studio Mumbai, casa Tara

Liderado por el arquitecto Bijoy Jaim, el Studio Mumbai se basa en un modelo de arquitectos-artesanos que diseñan y construyen sus proyectos ellos mismos.
Sus diseños deben ser alagados por romper con el lenguaje propio, e inyectar un espíritu moderno en la cultura india.
Rodeada por montañas, bosques y las aguas del mar Arabigo, se construyó la casa Tara, situada en Kashid Maharashtra, al rededor de un jardín tropical rodeado de helechos, hiervas, bambú y jazmín.
Bajo la cubierta de madera, las habitaciones están vagamente organizadas a través del patio, tejiendo rutas entre ellas por medio de galerías y pasillos, las superficies interiores del edificio están compuestas de piedra, madera y yeso pulido.
Debajo del patio se encuentra una habitación secreta llena de agua de un acuífero subterráneo.
La Luz disminuye a medida que se desciende por las escaleras, a través de un pasillo de piedra, intensificando la sensación de estar bajo tierra.
La piscina tiene un reconfortante silencio , ya que el agua entra en el edificio sin ondas ni sonido.
La habitación subterránea es un refugio del caliente sol de la India, que atraviesa el suelo a través de agujeros de aire circulares.
Dentro de la cavidad forrada de piedra, los sonidos del océano resuenan, sensibles a las estaciones y las mareas. Cuando llueve, el agua del techo de la casa se filtra en el pozo, recargando el acuífero ; el pozo es el principal suministro de agua de la casa y los jardines, a lo largo de todo el año.

La casa Eames

Charles y Ray Eames, son más conocidos por sus maravillosos diseños de muebles, los Eames diseñaron y construyeron su casa, en lo alto de una colina, mirando al Océano Pacífico, la llamaran “la casa Eames”
La casa se construyó con trozos de acero prefabricado, a finales de los años 40, y hoy en día sigue siendo considerada como una obra maestra de la arquitectura moderna.
Se compone de dos cajas separadas por un patio, que confirma la partición de la residencia, las cajas tienen dos funciones diferentes, una es la vivienda y otra el estudio.
En contraste con la fría estructura de acero con la que se construyó la casa, el interior es cálido y confortable, con solados de madera, y la suave luz que penetra en cada habitación, a través de las transparencias.
El uso de materiales naturales en el interior, acerca la casa a la naturaleza .
La casa Eames, es una hermosa continuación del espacio, La habitaciones son liberadoras, que hacen fluir de una hacia la otra. Los espacios públicos y privados no están estrictamente divididos. Desde el dormitorio situado en la planta superior se puede ver el salón.
La separación entre las dos cajas se fusiona con un patio.
Los paneles metálicos en colores azul, amarillo, rojo y negro son un claro homenaje a la pintura de Mondrian.
La casa y sobre todo su mobiliario, siguen siendo fuente de inspiración para los diseñadores contemporáneos, entre ellos la famosa silla Eames.

Entre cosas bonitas

Me gustan mucho las flores, las cosas bonitas, el olor a limpio, el viento, la tranquilidad, el silencio, cuando algo me resulta atractivo soy capaz de estar mirándolo mucho tiempo, los objetos están en nuestra vida, siempre hay cosas allí por donde vamos, buscar la belleza es un ejercicio que reconforta mucho y está en todas partes, en las cosas más sencillas y en las más complejas, solo hay que fijarse.
La belleza transporta, emociona, y es muy democrática porque cada uno de nosotros podemos decidir lo que nos gusta ¡Y lo que no!
No hay reglas para la emoción, para observar ni para sentir.
Si nos acostumbramos a mirar, todo mejorara, ¡O por lo menos eso espero!