Frank Gehry, bodega Marqués de Riscal

Un maravilloso edificio de formas ondulantes, y los colores de la marca Marqués de Riscal son algunas características de este magnífico edificio, diseñado por Frank Gehry, en el año 2006.
Esta es una obra sin precedentes en la historia de la arquitectura y también en el de las bodegas.
El edificio está recubierto de titanio, igual que el Guggenheim de Bilbao, también diseño de Gehry, en este caso el arquitecto ha querido impregnar su obra con los colores representativos de Marqués de Riscal, Rosa, como el vino tinto, oro, como la malla de las botellas de Riscal, y plata, como la cápsula de la botella.
El arquitecto ha intentado que el edificio parezca que esté , flotando en medio de los viñedos, a la vez que se respetaba el entorno, por eso está construido deliberadamente, un metro más bajo que la torre de la iglesia del pueblo.
Incluye, un voladizo que resguarda del sol, que es el que ha creado la exuberancia del diseño.
Gehry describe el edificio como “un animal galopando por el campo, expresa movimiento y eso es lo que quería cuando lo diseñé”
La ciudad del vino Marqués de Riscal, alberga un hotel de lujo de 43 habitaciones, totalmente diseñado por el arquitecto Frank Gehry, que será miembro de la prestigiosa Luxury Collection de Starwood.

Acido Dorado de Robert Stone

Hoy os presento otra casa del arquitecto Robert Stone en el desierto de California.

Una casa que a priori parece muy llamativa, oro en medio del desierto!, pues nada más lejos de la realidad, la casa se camufla perfectamente en la naturaleza, dando la sensación de ser un espejismo.

Stone proyectó esta casa en el año 2010, y es otra de las casas que el arquitecto diseñó para el alquiler vacacional.

El edificio cuenta con una cubierta inclinada y envolvente, realizada con paneles de vidrio tintado. El exterior está rodeado de una verja pintada en color dorado y con adornos barrocos, volviendo una vez más a esa teatralidad que tanto le gusta a Stone, y que ya experimentó antes con la fantástica “Rosa Muerta”
Toda la casa es de color dorado, también el interior, y aunque podamos pensar en un lugar recargado, la habilidad con la que el arquitecto eligió la paleta de colores hace que la casa resulte elegante, cálida y muy relajante.

Rosa Muerta de Robert Stone

Queda muy claro que la experiencia en
escultura del arquitecto Robert Stone está muy presente en su obra.
En vez de buscar clientes, Stone se fue solo al desierto de California, a construir casas de vacaciones para arrendar, y demostrar que la arquitectura D.I.Y. (Do it yourself, hazlo tú mismo) es posible.
La pasión que le pone a su trabajo es bastante inspiradora, en especial para los jóvenes arquitectos, que se ven enfrentados a un panorama laboral incierto.
La casa está enterrada 1,2m. para que el punto más alto esté a 2.4m. sobre el suelo, y se vea como una estructura muy baja para ser habitada.
“He desarrollado un lenguaje estético actual, local y personal, que encuentro que puede relacionarse con su contexto físico y cultural, de mejor manera que las aproximaciones universales y abstractas, que dominan actualmente el panorama mundial. Soy consciente de que lo que hago, es muy distinto de las corrientes que dominan la arquitectura, y estoy seguro de que algunas cosas que he hecho, y que suenan fuertes en el desierto del sur de California, serán difíciles de comprender, para los que no conocen el lugar”.
“Para poner esto en contexto, imaginen un post-modernismo corpóreo…sin la ironía, desprendimiento diagramático, ni referencias de turismo arquitectónico. Imaginen un regionalismo crítico, que funciona con el contexto cultural real, y sucio, más que con arquetipos idealizados. Imaginen un modernismo, que muestra las patologías y cicatrices acumuladas, en más de un siglo de uso y desuso cultural. En algún punto intermedio entre todo esto, he encontrado posibilidades para nueva arquitectura”.

Más allá del espíritu visionario de su arquitecto, Rosa Muerta recoge la mezcla de influencias artísticas y arquitectónicas que colisionan en este autor. La casa es un pabellón horizontal con claras influencias de Mies van der Rohe y Robert Smithson, pero también muestra guiños de “low-culture”, como los corazones, las flores o los espejos, que recrean un ambiente teatral y casi dramático.

Si queréis pasar unos días de vacaciones en esta maravillosa casa, podéis alquilarla a través de Pretty Vacant Properties, la agencia que fundó Robert Stone, para el alquiler de la casa.

Casas de una sola altura

Siempre he sido fan de las casas de una sola planta, ya desde estudiante, me sentía fascinada por la casa Farnsworth, de Mies van der Rohe.
Pienso en las escaleras como una barrera arquitectónica, que con el paso de los años puede ser un problema para los habitantes.
Hoy en día, se colocan ascensores para acceder a los pisos superiores, solo que el hueco para instalarlo ocupará un 10% de la superficie, a esto hay que añadirle los gastos, como la compra del propio ascensor, averías, mantenimiento…
Una sola planta con espacios diáfanos y grandes, un garaje adosado, por el que se pueda acceder directamente a la vivienda y listo!
La casa en una planta acoge cualquier reforma o ampliación, ya que esta, no afectará al tejado.
Al tener mayor superficie de cubierta el agua de la lluvia se aprovechará mucho mejor, también será mucho más fácil el mantenimiento.
Se consigue también una relación mucho más fluida entre el interior y el exterior, ya que desde cualquier estancia se podrá salir al exterior.
También hay algún inconveniente en este tipo de viviendas, el más importante es el coste del terreno, ya que necesitaremos una parcela más grande, también es mayor el coste de la cubierta y la cimentación , pero aún así con todas estas cosas en contra, la construcción de una casa de una planta costará un 10% menos que una de dos plantas.
Me parece muy interesante esa relación interior-exterior y la no invasión del paisaje , respetando siempre la naturaleza del lugar.
¡Totalmente recomendable!

Complejo de apartamentos en West Village de David Chipperfield

Por fin se empezará a construir el edificio de apartamentos diseñado por David Chipperfield para el West Village en Nueva York.
Este será el primer proyecto de Chipperfield en Nueva York: una torre de lujo conocida como The Bryant, frente al parque del mismo nombre, y contará con 57 viviendas de entre una y cuatro habitaciones, incluyendo dos triplex y un hotel boutique.
Además, cada una de las viviendas ocupará una esquina del edificio.
Cada apartamento plasmará líneas depuradas e incluirá puertas correderas, lo que permitirá borrar los límites entre el interior y el exterior. Con una altura de casi tres metros, los techos reforzarán la sensación de amplitud y crearán transiciones fluidas entre los diferentes espacios.
Varios elementos de carpintería dedicados a ocultar armarios, aparatos y sistemas mecánicos se diseñarán a medida por el equipo de Chipperfield, en las cocinas y los cuartos de baño, se utilizarán acabados de mármol italiano para dar vida a espacios elegantes.
“La idea de que la estructura y la fachada son lo mismo, hechas de hormigón pulido, le dará al edificio una presencia física y geológica, a través de esto, el edificio se reduce a columnas y ventanas, de sólido y vacío, masa y espacio”, agregó Chipperfield.
El edificio de lujo alcanzará los 33 pisos y su construcción se preve que finalizará en la primavera del año 2017.