Lucia Moholy, la fotógrafa de la Bauhaus

Lucia Moholy
La fotógrafa de la Bauhaus

La Bauhaus además de ser la primera escuela de diseño del siglo XX, fue también todo un movimiento artístico que se convirtió en un referente internacional de la arquitectura, el arte y el diseño.
La Bauhaus es sinónimo de modernidad, de colores primarios, nuevas concepciones del espacio y de la forma y de la integración de las artes.
La escuela tuvo su sede en tres cuidades: Weimar, Dessau y Berlín.
Fue fundamental el trabajo de documentación de la fotógrafa
Lucia Moholy (Praga, 1894 – Zúrich, 1989), una mujer a la que muchas veces se ha intentado ocultar detrás del que fuera su marido, el también artista László Moholy-Nagy.
En los años veinte entra a formar parte de la Bauhaus de Walter Gropius, primero en la sede de Weimar y luego en la de Dessau, gracias a ella se documentó la construcción de la nueva sede, los interiores de las casas de los profesores, los trabajos que salían de los distintos talleres, retratos de sus compañeros, de las fiestas, de la vida cotidiana en la escuela.
Unas fotografías que entran de lleno en lo que se llamó nueva objetividad, con primerísimos planos, para captar desde la mayor de las proximidades, la expresión de los modelos.
Fotografías que en ocasiones repintaba para potenciar los efectos del claroscuro, imágenes en las que busca ángulos complejos, introduce distorsiones ópticas y una abstracción deliberada, para acentuar aquellos detalles que consideraba mas interesantes.
Al mismo tiempo, fotografía los interiores de la Bauhaus, las viviendas en las que los muebles están pensados en función de la misión cotidiana que tienen que cumplir.
Lucia Moholy, sirviéndose siempre de luz natural, tenía una especial habilidad para capturar la singularidad de los objetos, los espacios interiores y el mobiliario que se diseñaba en la escuela, así como su célebre arquitectura.
Su trabajo fue particularmente relevante para promover la estética y la filosofía de la Bauhaus.

Michael Kenna, Una Historia Silenciosa

Michael Kenna es un fotógrafo Ingles, nacido en el año 1953.
Es muy conocido por sus paisajes en blanco y negro, llenos de misterio y belleza. Las fotografías de Kenna atrapan al espectador y lo cautivan, invitan a la reflexión y a soñar con paisajes insólitos.
Todas sus fotografías son de formato cuadrado, la razón es que utiliza cámaras Hasselblad de formato medio.
Varios museos, como el Victoria and Albert Museum, de Londres, han adquirido sus fotografías.

Colores de Otoño


Los cálidos tonos del otoño nos hacen sentir bien.
Estos colores calientan nuestros interiores evocando a los tonos del sol en los rojos los amarillos…….
Para utilizarlos en casa hay que apagarlos un poco, se puede conseguir añadiendo un poco de sombra y blanco al color primario.
Los rojos con toda su viveza son perfectos para dar pinceladas de color en espacios neutros, podéis probar con cojines y elementos que no cueste mucho cambiarlos, lo mismo con los violaceos

Henri Cartier Bresson

Cartier Bresson fué un fotógrafo Francés (chateloup-en-Brie,1908 / Provenza, 2004)
Su excelente trabajo hizo que fuera el primer fotógrafo que expuso su obra en el museo del Louvre.
Fue un artista en el saber captar el “instante preciso” como él lo denominaba, observando y mostrando su óptimo conocimiento del ser humano, del entorno y consiguiendo efectos muy novedosos en la época.
Sus fotos tienen una naturalidad, un movimiento, una realidad, que te cuenta una historia completa a través de las imágenes.

“Para mí lo importante es el tiempo, todo es inestable, nada permanece para siempre, todo cambia en todo momento”

“Nunca busco la gran foto, más bien la foto viene a mi, tienes que estar ahí y captarla, estar ahí sin pensar, olvidarte de ti mismo, no quererla, requiere un buen olfato y ojo avispado. No hay secretos, eso es todo lo que hay”

“La fotografía es simplemente un oficio más ¿porque se relaciona con el arte? Somos artesanos, tiene que estar bien hecha, como un carpintero haciendo una buena silla”

“No me dedico a la fotografía por sí misma, me gusta estar ahí, registrarlo. El dedo en el disparador, las dudas……robamos, pero para dar.