Bake-Eder

Luis María Aznar, empresario relacionado con la industria naviera, compró el chalet Bake-Eder, una casa de estilo Old English, situado en la avenida Zugazarte de Las Arenas.

Encargó su reforma al arquitecto Manuel María Smith, en el año 1909, aunque el proyecto inicial fué obra de Luis Elizalde.

La cúpula se hizo muy alta para que fuera la casa más destacada de las Arenas, como símbolo de poder y ostentación.

Sufrió un incendio en el año 2001, después de varios años de abandono, en este mismo año, el Gobierno Vasco declaró el palacio Bake-Eder conjunto arquitectónico monumental.

La diputación convocó un conjunto de ideas para acoger en estas instalaciones a la fundación Biskaytik, resultando ganador el proyecto presentado por González Cabía, con una idea en la que potenciaba un “diálogo” entre el edificio viejo y el edificio nuevo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*