Chalk Paint, la pintura ecológica

La Chalk Paint es una pintura natural que proviene de la tiza.
Libre de acrílicos, no es una pintura nueva, aunque algunos fabricantes la anuncien como tal, Michelangelo utilizó pintura que contenía tiza y cal, en el siglo XVI.
La tiza (carbonato de calcio) es el ingrediente principal de este tipo de pintura, cuanto más porcentaje de tiza lleve el producto es mejor, si la utilizamos con resinas naturales resulta perfecta porque se adherirá a cualquier mueble dejándolo transpirar, además hay que destacar su suavidad y porosidad, si se termina aplicando cera, quedará perfecto.
No es una pintura adecuada para exteriores o paredes, debido a su porosidad.
Las Chalk Paint que tienen más de un 35% de tiza son las mejores, la base de esta pintura es el agua, resulta muy fácil trabajar con ella, no necesita imprimación y no es tóxica. Al ser una pintura mate, se puede aplicar de diferentes maneras, no necesita decapar, se puede utilizar por encima de un mueble y se consiguen unos resultados muy novedosos, no huele y no es tóxica.
Podemos pintar con ella muebles, suelos, objetos decorativos, telas, plástico, vidrio, cartón, piedra e incluso metales.
Podemos recuperar ese mueble antiguo que nos parecía feo “sin lijar”
También crear estampados, o pintar un suelo, otra opción es cambiar el color de los textiles, como por ejemplo el sofá, o decorar tus cestos, para lo que se pueden utilizar plantillas.
Otra idea puede ser el renovar tu bici ya que está pintura se puede aplicar en metales.
Tenemos un sin fin de opciones, os animo a probar, comprobaréis lo magníficos que pueden ser los resultados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*