Oscar Mora, el florista de las celebrities

Oscar Mora se inspira en las calles de Nueva York, los murmullos de miles de idiomas y la aspiración por lo grandioso.
Nació y se crió en Caracas, dice que la exuberancia de su país lo marcó mucho, pero fue mucho después cuando encontró su medio de expresión.
Interiorista de profesión, probó en el mundo del diseño de moda, pero lo dejo pronto al darse cuenta de que odiaba coser, también fue peluquero, pero encontró su verdadera vocación en los arreglos florales, es en este trabajo en el que se siente un verdadero artista.
Tuvo la oportunidad de trabajar para las tiendas de Valentino y Chanel.
A partir de aquí las celebrities de Nueva York comenzaron a encargarle flores para sus casas o para sus fiestas.
No acostumbra a hacer bocetos para sus obras, su equipo compra material en el mercado, después se elige la base y empieza a crear, improvisando, con solo colocar dos elementos ya se empieza a ver el resultado.
Entre sus flores favoritas están las Orquídeas kiwi, Calas color chocolate, Bocas de dragón, Peonías, Filadelfos…
Sus alumnos de la Flower School trabajan sobre vasijas redondas de vidrio negro, encima de la mesa, un montón de Calas chocolate, varias Peonías, Angel Cheeks en rosa y algunas Big Ben, lo importante es seguir la línea del florero, pero no colocar las flores a la misma altura.
Según Oscar el negocio de las flores es duro, hay siempre mucho trabajo que hacer, el material es perecedero y caro. El desafío es seguir manteniendo la pasión.
Vivir en Nueva York te obliga a mantenerte conectado con la naturaleza, si no, la ciudad te devora.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*