Piezas antiguas en espacios modernos

Si tenéis la suerte de poseer alguna pieza antigua, bien sea un mueble clásico de madera o tapizado, estáis de suerte, estas piezas pueden adaptarse a los espacios más modernos, dando un aspecto “intelectual” a la composición.

En el caso de los muebles de madera, lo mejor es lijarlos y darles una cera para recuperar el aspecto original.

Las tapicerías pueden rejuvenecerse con telas lisas, neutras y naturales como el lino o el algodón, para conseguir un aspecto más fresco.

Hay algunas piezas a las que se les puede cambiar la utilidad para la que fueron creadas, un cabecero puede convertirse en un elemento decorativo encima de un aparador, y una bicicleta puede ser un magnifico soporte para un lavabo con toallero.

Los mágicos bosques de Ellie Davies

Ellie Davies es una fotógrafa nacida en Londres en el año 1976.

Sus fotografías están realizadas en los bosques del sur de Inglaterra.

La atemporalidad y sus intervenciones “no invasivas” son las principales características de su trabajo.

Sus fotografías mezclan la realidad y la fantasía creando imágenes llenas de magia.

 

Reportaje en Casas de Campo, interiorista Idoia Goiti

Esta casa del siglo XIX perteneció a un acaudalo sacerdote, la restauración fue un verdadero reto para mí.
El estado en el que se encontraba era de semi-ruina, ya que lo único que conservaba en buenas condiciones era el tejado y las paredes exteriores.
La casa se vació completamente dejando solamente un muro de carga que sujetaba el edificio.
Se cambió toda la distribución original, consiguiendo espacios mucho más amplios y diáfanos.
Un minucioso estudio decidió que especies podrían recuperarse en el jardín.

image

image

image

image

image

image

image

image

imageplagado de árboles centenarios, cerezos, Nogales, perales, ciruelos, manzanos y una preciosa Higuera.
aqui os dejo unas fotos que publicó en su momento la revista Casas de Campo.

Floralis Genérica

La floralis generica, es una escultura realizada en acero inoxidable y donada a la ciudad de Buenos Aires por el arquitecto Argentino, Eduardo Catalano.
La escultura representa una flor que mira al cielo, extendiendo sobre él sus seis pétalos abiertos.
Una de las características de la flor es un sistema eléctrico que abre y cierra sus pétalos dependiendo de la hora del día.
La flor está hecha en acero inoxidable y tiene un armazón de aluminio y hormigon.
Mide 22m. De alto, peda 18 toneladas y abierta alcanza los 32m. De diámetro.
Lockheed Martin la construyó con materiales de uso aeronautico que se arqueaban con el peso y el viento.

image

image

image

image

image

image