Acido Dorado de Robert Stone

Hoy os presento otra casa del arquitecto Robert Stone en el desierto de California.

Una casa que a priori parece muy llamativa, oro en medio del desierto!, pues nada más lejos de la realidad, la casa se camufla perfectamente en la naturaleza, dando la sensación de ser un espejismo.

Stone proyectó esta casa en el año 2010, y es otra de las casas que el arquitecto diseñó para el alquiler vacacional.

El edificio cuenta con una cubierta inclinada y envolvente, realizada con paneles de vidrio tintado. El exterior está rodeado de una verja pintada en color dorado y con adornos barrocos, volviendo una vez más a esa teatralidad que tanto le gusta a Stone, y que ya experimentó antes con la fantástica “Rosa Muerta”
Toda la casa es de color dorado, también el interior, y aunque podamos pensar en un lugar recargado, la habilidad con la que el arquitecto eligió la paleta de colores hace que la casa resulte elegante, cálida y muy relajante.

Rosa Muerta de Robert Stone

Queda muy claro que la experiencia en
escultura del arquitecto Robert Stone está muy presente en su obra.
En vez de buscar clientes, Stone se fue solo al desierto de California, a construir casas de vacaciones para arrendar, y demostrar que la arquitectura D.I.Y. (Do it yourself, hazlo tú mismo) es posible.
La pasión que le pone a su trabajo es bastante inspiradora, en especial para los jóvenes arquitectos, que se ven enfrentados a un panorama laboral incierto.
La casa está enterrada 1,2m. para que el punto más alto esté a 2.4m. sobre el suelo, y se vea como una estructura muy baja para ser habitada.
“He desarrollado un lenguaje estético actual, local y personal, que encuentro que puede relacionarse con su contexto físico y cultural, de mejor manera que las aproximaciones universales y abstractas, que dominan actualmente el panorama mundial. Soy consciente de que lo que hago, es muy distinto de las corrientes que dominan la arquitectura, y estoy seguro de que algunas cosas que he hecho, y que suenan fuertes en el desierto del sur de California, serán difíciles de comprender, para los que no conocen el lugar”.
“Para poner esto en contexto, imaginen un post-modernismo corpóreo…sin la ironía, desprendimiento diagramático, ni referencias de turismo arquitectónico. Imaginen un regionalismo crítico, que funciona con el contexto cultural real, y sucio, más que con arquetipos idealizados. Imaginen un modernismo, que muestra las patologías y cicatrices acumuladas, en más de un siglo de uso y desuso cultural. En algún punto intermedio entre todo esto, he encontrado posibilidades para nueva arquitectura”.

Más allá del espíritu visionario de su arquitecto, Rosa Muerta recoge la mezcla de influencias artísticas y arquitectónicas que colisionan en este autor. La casa es un pabellón horizontal con claras influencias de Mies van der Rohe y Robert Smithson, pero también muestra guiños de “low-culture”, como los corazones, las flores o los espejos, que recrean un ambiente teatral y casi dramático.

Si queréis pasar unos días de vacaciones en esta maravillosa casa, podéis alquilarla a través de Pretty Vacant Properties, la agencia que fundó Robert Stone, para el alquiler de la casa.

David Hockney “82 retratos y una naturaleza muerta” , noviembre en el museo Guggenheim

El artista británico David Hockney presentará su obra en el museo Guggenheim, en el próximo mes de noviembre.
Se trata de 82 retratos de personas sentadas, pintadas en dos años y medio.
Vibrantes y llenos de vida, son un álbum de las personas con las que el idolatrado artista británico, tuvo tratos en los últimos dos años y medio: incluso el de la persona del servicio técnico que le reparó el frigorífico.
La muestra se llama : David Hockney, 82 portraits and 1 Still-Life, que se exhibirá primero en otros importantes museos, la naturaleza muerta de la muestra corresponde a un día en el que el modelo faltó a la cita.
Tras la serie, de una viveza trepidante y un naturalismo directo, hay un método que Hockney mantuvo a rajatabla: pedía el consentimiento al modelo, buscaba un buen momento para la cita y le exigía que posara durante tres días, ni uno más ni uno menos. Empezó casi por casualidad, pintando el retrato de su agente, y se dejó absorber por el proyecto.
Hockney, que describe cada pieza como una “exposición de veinte horas” (el tiempo medio de posado de cada modelo) pintó a todos los sujetos sentados en la misma silla, colocada contra un fondo neutro.
Los cuadros proporcionan una notable penetración en la personalidad de los retratados, además de permitir a Hockney proseguir con su ya larga exploración del género del retrato.

La exposición permanecerá en el museo Guggenheim desde el 10 de noviembre del 2017 al 25 de febrero del 2018.

Casas de una sola altura

Siempre he sido fan de las casas de una sola planta, ya desde estudiante, me sentía fascinada por la casa Farnsworth, de Mies van der Rohe.
Pienso en las escaleras como una barrera arquitectónica, que con el paso de los años puede ser un problema para los habitantes.
Hoy en día, se colocan ascensores para acceder a los pisos superiores, solo que el hueco para instalarlo ocupará un 10% de la superficie, a esto hay que añadirle los gastos, como la compra del propio ascensor, averías, mantenimiento…
Una sola planta con espacios diáfanos y grandes, un garaje adosado, por el que se pueda acceder directamente a la vivienda y listo!
La casa en una planta acoge cualquier reforma o ampliación, ya que esta, no afectará al tejado.
Al tener mayor superficie de cubierta el agua de la lluvia se aprovechará mucho mejor, también será mucho más fácil el mantenimiento.
Se consigue también una relación mucho más fluida entre el interior y el exterior, ya que desde cualquier estancia se podrá salir al exterior.
También hay algún inconveniente en este tipo de viviendas, el más importante es el coste del terreno, ya que necesitaremos una parcela más grande, también es mayor el coste de la cubierta y la cimentación , pero aún así con todas estas cosas en contra, la construcción de una casa de una planta costará un 10% menos que una de dos plantas.
Me parece muy interesante esa relación interior-exterior y la no invasión del paisaje , respetando siempre la naturaleza del lugar.
¡Totalmente recomendable!

Alfombras

Las alfombras son hoy en día una pieza clave en nuestros hogares, sobre todo cuando empiezan a bajar las temperaturas, la primera clave que quiero daros, es que nunca compréis una alfombra antes de tener colocados los muebles, y delimitados los espacios, digamos que la alfombra es la última pieza a decidir, si compramos las alfombras primero corremos el riesgo de equivocarnos en las medidas, los colores e incluso en las texturas.
La certeza del origen de las alfombras está cubierta de misterio, la primera teoría nos dice que las alfombras fueron inventadas para servir a las necesidades de los pueblos nómadas, al principio no tenían contacto con el suelo, servían para exhibir las pieles de los animales cazados.
Fue después cuando se colocaron en el suelo, pero de forma rudimentaria, otros investigadores sostienen que estás alfombras estaban decoradas al estilo nómada, según patrones establecidos, se tejían en telares horizontales o verticales, desmontables, para poder transportarlos de un lugar a otro, su función principal era decorativo.
Estás alfombras se hicieron importantes durante las ceremonias festivas y tradicionales, hasta convertirse en una parte esencial en la vida de las personas.
A pesar de que en Europa ya se importaban alfombras orientales desde la antigüedad, se desconocen los orígenes de la fabricación de alfombras de nudo en este continente.
La divulgación en Europa de las alfombras de nudo pudo deberse a la presencia de los Árabes en España, a los viajes de Marco Polo, a las cruzadas, así como a las embajadas orientales en Venecia, a partir del siglo XIII, así como la colonización portuguesa en Asia en el siglo XIV.
Después con la introducción de los telares mecánicos, la producción de alfombras anudadas a mano decreció , pero esto que os cuento forma parte de la historia.
Los materiales que se usan hoy en día para fabricar alfombras son muchísimos, algodón, lana , seda, arpillera, yute, sisál…. y un sin fin de materiales más, estando en total vigencia las alfombras clásicas.
Al colocar una alfombra debemos tener en cuenta varios aspectos: ya sabéis que las alfombras son una buena opción para delimitar espacios, por la alfombra se sabe cuál es la zona de comer, de estar, de lectura…
Es muy importante elegir bien los tamaños, si vamos a ponerla debajo de una mesa de comedor, lo mejor es que sea lo suficientemente grande para que las sillas queden encima de la alfombra, por lo menos los dos apoyos delanteros, de no ser así quedará pequeña y el efecto será raro, también tendremos en cuenta la forma de la mesa para que la alfombra siga la misma línea, rectangular, cuadrada, redonda….
Delante del sofá la alfombra tiene que sobrepasar a este un poco por los lados, por ejemplo: en un sofá de 2,20m la medida Standar de la alfombra sería 2,40 x 1,70.
En cuanto al color, debemos de jugar un poco con el resto de la decoración, si tenemos suficiente color podemos poner una alfombra de yute, o de sisál, para conseguir un suelo más neutro, al contrario, si la decoración es bastante neutra, nos podemos conceder la licencia de poner una alfombra con más color.
Os recomiendo que los materiales sean siempre naturales, el resultado será mucho mejor!
Aquí os pongo unos ejemplos por si os pueden servir de ayuda