Colores de Otoño


Los cálidos tonos del otoño nos hacen sentir bien.
Estos colores calientan nuestros interiores evocando a los tonos del sol en los rojos los amarillos…….
Para utilizarlos en casa hay que apagarlos un poco, se puede conseguir añadiendo un poco de sombra y blanco al color primario.
Los rojos con toda su viveza son perfectos para dar pinceladas de color en espacios neutros, podéis probar con cojines y elementos que no cueste mucho cambiarlos, lo mismo con los violaceos

Jason deCaires Taylor

Jason deCaires Taylor, es un artista subacuático, nacido en Dover, condado de Kent, Reino Unido, en el año 1974.

La obra más emblemática creada por Jason hasta ahora representa un anillo compuesto por 26 niños de todas las razas cogidos de las manos, que se sitúan a una profundidad de cinco metros bajo el Mar Caribe.

El material empleado es una mezcla de cemento de grado marino, arena y micro-sílice, para producir un hormigon de pH neutro que no contamina el agua.

Taylor vió en este arte una manera de devolver y preservar el ecosistema dañado por fuertes tormentas, ya que podría volver a regenerarse la vida marina adhiriéndose al exterior de sus esculturas.las esculturas se llenan de conchas, moluscos, crustáceos y todo tipo de algas marinas. Además, los recovecos que quedan son una excelente morada para cangrejos y todo tipo de fauna acuática.

Vidrieras

Las vidrieras quedan perfectas en espacios modernos, transforman la luz y crean una atmósfera que influye en el espacio y en el ánimo.

Hoy más que nunca la luz es protagonista de los espacios interiores, y ya sea natural o artificial, los matices que el vidrio le aporta, la atmósfera que la vidriera crea en un ambiente, es irresistible.

David Hockney, “Bigger Trees Near Water”

David Hockney es el pintor vivo más importante de Inglaterra, nació en Bradford, en el año 1937, está considerado como uno de los fundadores del movimiento Pop Británico.

Bigger Trees Near Water, es una monumental obra de cuatro por doce metros y compuesta por cincuenta lienzos, y representa un paisaje de Yorkshire.

El espectador se siente sobrecojido por la belleza de los árboles en invierno, y la energía del paisaje de Yorkshire.

En esta obra Hockney ha combinado la pintura tradicional al aire libre con la tecnología digital a escala monumental, el paisaje simboliza la llegada de la primavera, por eso se ven unos narcisos junto a la carretera.

El cuadro fue regalado finalmente a la Tate, que cuenta ya con siete de sus cuadros.