Idoia Goiti, interiorista

Desde la pasión que siento por mi trabajo, creo que ha llegado el momento, de agradecer a todas las personas que seguís mis publicaciones, y tenéis siempre palabras de cariño hacia mi trabajo, y también hacia mi persona.

Ya de pequeña, sentía una gran curiosidad por el misterio que me transmitían las casas, el arte, la arquitectura, las cosas bonitas, el orden, el color, la porcelana, las telas, las flores…
Ahí se empezó a crear mi propio mundo, una niña solitaria con la cabeza llena de ideas, que disfrutaba muchísimo mirando una casa o una flor durante todo el tiempo posible y más… hoy en día lo sigo disfrutando igual.
Después de terminar el colegio decidí estudiar Bellas Artes, pero no era lo que que yo quería, algo me faltaba ahí, y opté por estudiar Arquitectura de interiores.
Fue una etapa muy bonita, aún mantengo relación con algunas compañeras, con las que quedamos todos los meses para comer, y compartir experiencias y sensaciones.
Después estudie también publicidad y me hice profesora.
El especial cariño con el que recuerdo a mis alumnos, el respeto y la confianza, fueron las claves a la hora de despejar las dudas, o en esos momentos donde las cosas y el entendimiento se ponían algo más difíciles.
Después llegó el momento de tener mi propio estudio, como yo quería, allí sigo creando, soñando, pensando siempre en hacer un poco más cómoda y feliz, la vida de las personas que vienen a encargarme algún trabajo.
Un trabajo que está muy ligado a la psicología, al entendimiento de las necesidades de los demás, siempre recuerdo a aquel querido profesor que me repitió un millón de veces eso de que “la casa no es tuya, es del que la habita”
Lo entendí muy bien, cada uno de nosotros somos únicos, como nuestra vida y por supuesto nuestras casas, hay que hablar y conocer las necesidades y gustos de los que te confían algo tan importante, el lugar más íntimo en nuestras vidas.
Me fascina reciclar, poder dar una segunda oportunidad a un objeto, aunque sea otra la función inicial para la que fue creado, mezclar piezas antiguas en espacios contemporáneos, investigar, probar…
La naturaleza es mi mejor fuente de inspiración, creo que no existe nada tan bello, tan sabio, ni tan perfecto.
La sencillez, pero con una perfecta ejecución, el atrevimiento, la mezcla de estilos, y las flores, siempre flores…
El hogar, en toda la extensión de la palabra, como refugio confortable en nuestras vidas.

Quiero agradecer a la editorial RBA, y en especial a Itziar Unzurrunzaga, por esos fantásticos reportajes que me han publicado en revistas como El mueble o Casas de Campo.
También a Josetxu Rodríguez, por darme la oportunidad de poder desarrollar una nueva faceta, escribiendo en mi blog de este periódico llamado “el espacio interior”.
A la maravillosa Amaia Asategi Iturralde por esa sesión de fotos tan divertida.

Y a todas las personas que a diario me dedicáis esos comentarios tan bonitos en Facebook.

Idoiagz1605@gmail.com

Las flores, mucho más que decoración

Está más que demostrado que las flores despiertan sensaciones.
Es una pena que aquí las flores se compren en ocasiones especiales, para adornar algún evento o hacer un regalo.
En países como Holanda, Francia y Reino Unido, es costumbre bajar a por el pan y las flores, estas, forman parte de las cosas que se compran cotidianamente , nosotros no tenemos esa “cultura floral”.
Las flores transmiten muchos sentimientos, por su forma, su olor y fundamentalmente por su color, si colocamos unas flores azules y moradas en el recibidor, sentiremos un remanso de paz al entrar en nuestra casa, estos colores transmiten tranquilidad.
En el trabajo las flores naranjas y rojas despiertan la creatividad y la inspiración y hacen que nos sintamos mucho más activos.
El rojo siempre ha sido el color de la pasión, las colocamos en el dormitorio?
Si lo que queremos es descansar, elegiremos algo más suave.
Además del color se dice que hay un lenguaje asociado a las flores, sus orígenes fueron en Oriente y tuvieron su máximo apogeo en el romanticismo, las madres legaban a sus hijas el secreto de “hacer hablar a las flores”.
Si vamos a regalar flores estaría bien investigar cuál es la flor preferida de la persona afortunada, parece ser, que con la que más se acierta es la Rosa, este dato tiene su lógica, ya que existen más de 30.000 variedades distintas.
Como cada uno de nosotros tenemos nuestras preferencias, lo más recomendable es poner las flores como nos guste, buscando las mejores sensaciones.
El recipiente donde las vayamos a colocar tiene mucha importancia, también el lugar, los hay de todos los materiales y formas, es una buena idea reciclar, cualquier recipiente como un bote o una botella pueden servir, así les damos otra vida, ayudamos al planeta, y ahorramos algo de dinero.

La vuelta a casa

La vuelta de las vacaciones es el momento perfecto para darle algún cambio a nuestro hogar.
Seguro que habéis pensado como podríais mejorar vuestra casa, y hay formas fáciles, que no suponen un gran desembolso económico.
Normalmente nuestras casas no disponen de demasiado espacio, si este es el caso, lo mejor es pensar en los elementos que podéis eliminar, a veces hay muebles que no tienen ninguna utilidad, lo mejor es hacer primero una reflexión.
El color de las paredes es otro tema fundamental, si no os apetece pintar la casa podéis empapelar algunas paredes en sintonía con el color que ya tenéis,
Si lo que ocurre es lo contrario, podéis descargar un poco, quitando el papel de algunas paredes, y pintando el resto, mejor en un color neutro.
Otro tema muy importante son las telas, las cortinas o visillos tradicionales ocupan espacio físico y visual , si colocamos en su lugar unos estores ampliará mucho la estancia, os aconsejo usar siempre telas de color blanco para las ventanas, deja pasar mejor La Luz y da sensación de limpieza.
Los cortinones, solo son adecuados cuando las ventanas no tienen persianas, por lo demás solo son un elemento decorativo del que se puede prescindir.
En este apartado de las telas los cojines y las colchas también son muy importantes, siempre en colores claros para que podamos tener luminosidad.
En el caso de los cojines, nos podemos permitir alguna que otra licencia con más color, un conjunto de cojines de distintas formas y colores dará otro aire al sofá.
También nos fijamos en las alfombras. Si son muy recargadas se pueden sustituir por alfombras de yute, de bolon o de lana, siempre eligiendo el color con mucho cuidado, y se pueden combinar con las que ya tenemos.
Otro tema muy importante es la iluminación, hacernos con algunas lámparas de pie o de sobremesa, y encenderlas para crear una luz ambiente que resultará muy agradable.

Estás son algunas de las cosas que pueden mejorar nuestras casas, para encontrarnos con un hogar agradable de cara al otoño e invierno cuando pasamos más tiempo en casa.

Si tenéis alguna consulta podéis escribirme a: idoiagz1605@gmail.com

Joaquín Sorolla, la vendimia y Jerez, diez estudios preparatorios

En su prolífica vida como pintor, Sorolla dejó varias pinturas dedicadas al mundo del vino, la vid, y los viñedos.
En la etapa de la que quiero hablaros, el pintor estaba muy preocupado por temas sociales, mostrando en sus cuadros, acciones y conflictos de gente corriente.
Joaquín Sorolla viajó a Jerez para reflejar uno de los vinos más apreciados, de ahí surge en el año 1914 “vendimiando en Jerez”, todo un testimonio gráfico de una época desarrollada en plena madurez artística.
Fue un encargo de diez bocetos realizados en óleo, el tema son los trabajos realizados con motivo de la vendimia, son pinturas rápidas, realizadas con trazos muy sueltos, también resultan un valioso testimonio etnográfico, ya que se representa tanto el trabajo como la vestimenta usada para la labor, y otros muchos detalles.
Sorolla demostró una vez más ser “el pintor de La Luz” sus cuadros coloristas y alegres querían suavizar el duro trabajo en el campo, las mujeres curtidas por el sol con un sombrero y un pañuelo, y mostrarlo algo más dulce.
Entre los diez bocetos encontramos escenas costumbristas y también paisajes de viñedos, mostrando en todo momento la esencia de las personas sencillas en sus quehaceres diarios con un trasfondo tierno y orgulloso.
En esa época, los trabajadores Jerezanos vivían un momento difícil, muy preocupados por reivindicar sus derechos.
Estos bocetos se conservan en la actualidad en la casa museo de Sorolla en Madrid.
Un fantástico documento con mucho valor histórico y cultural.

Frank Gehry, bodega Marqués de Riscal

Un maravilloso edificio de formas ondulantes, y los colores de la marca Marqués de Riscal son algunas características de este magnífico edificio, diseñado por Frank Gehry, en el año 2006.
Esta es una obra sin precedentes en la historia de la arquitectura y también en el de las bodegas.
El edificio está recubierto de titanio, igual que el Guggenheim de Bilbao, también diseño de Gehry, en este caso el arquitecto ha querido impregnar su obra con los colores representativos de Marqués de Riscal, Rosa, como el vino tinto, oro, como la malla de las botellas de Riscal, y plata, como la cápsula de la botella.
El arquitecto ha intentado que el edificio parezca que esté , flotando en medio de los viñedos, a la vez que se respetaba el entorno, por eso está construido deliberadamente, un metro más bajo que la torre de la iglesia del pueblo.
Incluye, un voladizo que resguarda del sol, que es el que ha creado la exuberancia del diseño.
Gehry describe el edificio como “un animal galopando por el campo, expresa movimiento y eso es lo que quería cuando lo diseñé”
La ciudad del vino Marqués de Riscal, alberga un hotel de lujo de 43 habitaciones, totalmente diseñado por el arquitecto Frank Gehry, que será miembro de la prestigiosa Luxury Collection de Starwood.