MUERTOS MUY VIVOS

Resultado de imagen de requiescant in pace latin

Al final de cada episodio de la serie Caso Abierto , el muerto protagonista – generalmente asesinado- aparece unos segundos sonriente para desaparecer a continuación lentamente.

A mi, este tipo de final me parece muy  adecuado al recuerdo con que solemos quedarnos cuando alguien desaparece  de nuestras vidas. Pues en efecto, por lo general le recordamos en algún momento alegre, por mucho que su vida haya sido complicada y hasta cierto punto trágica. Y también, como una imagen que aparece y se desvanece, al principio cada dos por tres , luego, de vez en cuando , y, por fin,  paseando por la calle donde vivía, con ocasión de una fotografía, o al  comer  un postre que le gustaba,  como bien apuntaron Henri Bergson, Maurice Halbwachs o el mismo Marcel Proust.

Otro escritor que ha trabajado siempre entre la memoria y la Historia, Leonardo Sciascia, señalaba con su gracejo siciliano, que , aún así, y que a pesar de uno se muera para los demás, precisamente por ello  se entra en el “ámbito de los recuerdos cambiantes, de los sentimientos cambiantes y de los pensamientos cambiantes de quienes quedan con vida”  y a los que ya no se va a poder responder directamente. Un lío, vamos.

Por eso, acaso  lo mejor que se puede hacer con los muertos, después de llorarlos de verdad, es dejarlos en paz- requiescant in pace. Porque sino, como decía  un clásico: “Los muertos que vos matáis  , gozan de muy buena salud”…Y no hay nada peor que un muerto muy vivo…

 

LOS OJOS DEL VIEJO TOPO

Vestida siempre de negro, viene a ser como un a modo de viuda de sí misma: una parte  de ella, con la que estaba muy unida, murió hace algún tiempo , pero no puede olvidarla y lleva luto por ella. Era una parte juvenil y revoltosa, romántica y alternativa, de izquierdas y de izquierda.

Sin embargo, sus intereses  inmediatos han variado. Se ha hecho experta en vinos y cocinera de altos vuelos – el otro día nos preparó una lubina a la sal espléndida. No  le gusta ya hablar “de política”, y cualquier conversación que toque ese tema, así que sea de manera tangencial, la subsume de inmediato en palabras mayores con la argumentación gatopardesca y totalizante  de que “en la Transición  se cambió todo para que no cambiara nada”. Pero si se insiste, se adivina una culpa escondida que, con algún buen caldo que siempre pone sobre la mesa, se convierte en un lamento “por el ridículo que hicimos”.

Marta, la colega filósofa de la Junta Extraterritorial de los Desayunos de los Martes, dice que nuestra amiga se ha vuelto una anarquista no-sindicalista, algo así como los aristotélicos se tornaron  escépticos y/o epicúreos durante el decadente periodo helenístico en el que la multitud de los  dioses había desaparecido y no había todavía triunfado el Dios Único y consolador.

Pero, a  pesar de todo, hable de lo que hable y diga lo que diga, continúa manteniendo una  mirada aguzada y desafiante, la mirada de unos ojos muy pequeños y muy abiertos. Sin duda, los ojos del Viejo Topo…

DE VENECIA A SAN JUAN DE GAZTELUGATXE

Me comenta la Florio desde Venecia- a donde ha acudido a un Congreso- que ya apenas si se puede pasear por sus calles como no sea de madrugada. De hecho, a pesar de que se ha prohibido la entrada de los gigantescos cruceros, las mareas de turistas que llegan desde Mestre  hacen la ciudad más  impracticable que el aigua alta.

Me suena que en Barcelona el Ayuntamiento está debatiendo tambien  limitar el número de visitantes y, otro sí, en Donosti, donde los indígenas se quejan de no poder  ni ir a comprar el pan  tranquilamente durante el verano.  En la radio oigo, por otro lado, que ,dadas las colas de personal que se montan para subir a San Juan de Gaztelugatxe- sobre todo después de ser utilizado en el rodaje de Juego de Tronos–  a lo mejor ponen una taquilla y a lo peor..¡  Un funicular! Pero, entre tanto, cosas del desarrollo desigual, en Getxo se desviven porque atraquen barcos cada vez más grandes…

Y me pregunto si esta manía de moverse  no intentará compensar  la insatisfacción profunda que debe producir la horizontalidad  contradictoria  por virtual que generan las redes sociales , en las que todo “está-a -la-mano” sin  estarlo verdaderamente. Algo similar a ese deseo de muchos y muchas de vivir intensamente el momento- momentu itzelak!, oyes-  de tan anodina y rápida que se ha vuelto la cotidianidad omnipotente.

Y no dando lugar a discretos viajes físicos -por ese barrio desconocido de nuestra propia  ciudad- ,ni metafísicos – leyendo  ese libro tantas veces postergado-, ni  a  secretas duraciones que se paguen más de extensiones  que de intensiones, como la lenta contemplación de un atardecer  veraniego desde el banco perdido de una  calle solitaria…

 

DE LA CALLE BARRAINKUA A LUIGI ZAMPA

Al final de la calle Barrainkua  de Bilbao (  más allá de Barrainkua W / Rekalde N, en terminología neoyorkina), en torno a la sede del poderoso sindicato vasco ELA, hay varios comercios cerrados entre los que sobresalen La Bernarda y el Ikas-HUB Colearning-Lab  + Café.

La Bernarda estaba situado en un local muy pequeño y proporcionaba todo tipo de T-shirts originales y alternativas que , además, imprimía al momento un joven dicharachero. Probablemente  intentaba imitar a mi primo Mikel Urmeneta que  ahora, por cierto, anda metido en un buen lío a raíz de sus derechos sobre Kukuxumusu.

El Ikas-HUB Colearning-Lab  + Café,  era un sitio grande y escalado que  prometía, como su propio nombre indica,  un lugar para el encuentro y el trabajo en grupo, siguiendo la estela de locales semejantes a algunos anglosajones.

Los dos cerraron sus puertas  tras un breve periodo de  actividad que se  suponía, además, podía reavivar esta manzana un tanto anodina. Probablemente no había una demanda suficiente para propuestas tan decantadas, algo que siempre  parece que debe ser tenido en cuenta cuando se habla a/de “los emprendedores”.  Pues, a veces se acierta y a veces no. Como contra figura ya he citado a mi primo Mikel. Pero también se podría citar  el origen de lo que hoy son  los Golem, un grupo polivante de actividad cinematográfica  surgido del deseo de una cuadrilla de amigos que querían  ver buen cine.

Y, en esto del buen cine…Hace unos días, preparando  el nuevo viaje a Sicilia veía con asombro Gli anni ruggienti,  una película de Luigi  Zampa  con Nino Manfredi a la cabeza. El film  -que,  por cierto, pudiera parecer que inspiró  algunas obras cinematográficas españolas muy conocidas- es de  1962, y supone una sardónica crítica del fascismo. Sin embargo fue comprendida, desgraciadamente,  en sentido inverso y la posterior deriva de Zampa hacia el cine comercial y erótico  no le hizo ningún favor a esta primera interpretación. Pero a mí me ha parecido una obra maestra ( se puede ver en youtube).

O sea que es difícil esto del acertar, porque no basta la intención, por muy novedosa y alternativa que sea. Decía Gracián. “Antes loco con todos que sabio a solas”, pero probablemente se pasaba…algunos pueblos.

GENTE QUE ESCRIBE…

Resultado de imagen

Pío Baroja ( 1872-1956)

Trasteando  en la biblioteca con las persianas bajadas para combatir esta repentina canícula, me he equivocado de libro, y del que he sacado – una vieja edición de Las inquietudes de Shanti Andía de Pío Baroja- se ha desprendido una ficha de lectura que he estado luego leyendo a la luz de una lámpara.

La ficha decía: “Los motivos  que animan a aquellas y a aquellos que se dedican a la escritura, las razones que han fundado sus prácticas, proceden de lógicas diversas  pero no infinitas. El rasgo que une, quizás, a la mayor parte de ellos es una inmensa necesidad de reconocimiento y consideración. Desde ese punto de vista, se puede  plantear la hipótesis de que la <elección> de la escritura no es determinante y que el compromiso con otra práctica artística, si las condiciones objetivas lo hubieran permitido, hubiera adquirido un sentido prácticamente  idéntico” . Se trata de un texto del sociólogo C. Poliak , publicado en  el  2006 y que  lleva por título “Prácticas profanas de la literatura: un estudio de caso en la sociedad francesa”.

He dejado la ficha sobre la mesa, he apagado la  lámpara y me he quedado meditando sobre esas palabras. Y me he acordado de otro libro,  La preparación de la novela de Roland Barthes-  libro que siempre cito porque me parece de obligada lectura para el personal lletraferit. En este libro poliédrico, hay un momento en el que Barthes habla de la renuncia a lo que  denomina ” la libido social” cuando se abandona una práctica artística ( hoy en día yo  también añadiría ” y/o deportiva”) , pero , a continuación, en  una operación  pseudo-psicoanalítica, jugando con “El Yo Ideal” y el “Ideal del Yo”,   reivindica de ese tipo de prácticas como   formas alternativas de socialización.

Y he concluido que para quienes tenemos introyectada esta curiosa forma de relacionarnos – “ser amado por algunos, pero de lejos”- aun siendo compartida y compatible con otras, siempre será la más importante, a pesar de que  sepamos, como bien apuntó, por cierto, Pío Baroja, que  en muchos casos nos arriesgamos al todo o nada como en la ruleta rusa…

BREVE LETANÍA CIVIL SOBRE LA FAMILIA Y EL MUNICIPIO…(EL SINDICATO, OTRO DÍA)

No todos los policías son así... por suerte

Para que las familias – sean del tipo que sean y se denominen como se quiera- comprendan que enseñar a comer, a beber, a limpiarse las manos y los dientes no es asunto de  la Escuela…Te lo rogamos, ¡óyenos!

Para que las familias-  – sean del tipo que sean y se denominen como se quiera- comprendan que los niños y niñas deben divertirse y también aburrirse sin que sea necesaria una programación extraordinaria de actividades extra-escolares…Te lo rogamos, ¡óyenos!

Para que las familias-  – sean del tipo que sean y se denominen como se quiera- comprendan que puede ser conveniente que los niños y niñas  reciban algunos valores- del tipo que sea- para seguirlos o rebelarse contra ellos, si procede…Te lo rogamos, ¡óyenos!

Para que los municipios -grandes, medianos o pequeños-  no compitan entre sí levantando pabellones deportivos deficitarios, museos de temática ridícula y auditorios que sólo se usan una vez al año…Te lo rogamos, ¡óyenos!

Para que los municipios -grandes, medianos o pequeños-  vigilen adecuadamente a su policías municipales para que  hagan cumplir la ley y recuerden, por ejemplo que las bicicletas son vehículos de dos ruedas cuyo tránsito debe ir por  calles, carreteras y carriles-bici y no por las aceras ni por zonas peatonales…Te lo rogamos, ¡óyenos!

Para que los municipios -grandes, medianos o pequeños- no hagan del aparcamiento en sus calles una fuente de financiación de la que luego no puedan prescindir…Te lo rogamos, ¡óyenos!

¡Óyenos, sí! Seas quien  seas y estés donde estés  y danos una señal…

EL LATÍN, ¿FUTURA LENGUA COMÚN EUROPEA?

Ayer durante nuestro paseo vespertino por Abandoibarra, nos encontramos con Mikel e Itzi a la altura de la Campa de los Ingleses. Decidimos  continuar hacia el Palacio  Euskalduna, sobre todo por ver si podíamos pillar algo de brisa fresca del noroeste a través de la ría y combatir así los treinta grados que todavía marcaban los termómetros.

Como siempre, Mikel se traía un temazo entre manos, y en este caso era su propuesta de hacer del latín la futura lengua oficial europea. Argumentaba nuestro profe que tras  el Brexit, tan sólo quedaba la “Irlanda libre” (sic) como país ingléshablante y eso “hasta que  se impusiera el gaélico” ( sic too) y que, ante la redefinición mundial linguística por continentes, ante el inglés, el árabe y el chino mandarín, Europa debía potenciar una lengua común y propia y que esta no podía ser sino el latín. Añadía Mikel que , además, el latín todavía se estudiaba en muchos lugares de la Unión Europea y que su substrato era manifiesto en la mayoría de sus lenguas – “en el euskera hasta en el sesenta por ciento de su léxico”( sic, berriz.

Cuando se nos acabó el paseo porque se nos acabó el muelle, dimos la vuelta  sin decir nada. Itzi comentó divertida que los días ” de mucha calor” le calentaban demasiado las neuronas a Mikel, pero yo , mientras nos aproabamos hacia Begoña bajo  la atenta mirada de un par de grandes gaviotas, pensé que no estaría mal poder usar en el Parlamento Europeo frases como aquella famosa de Cicerón  que decía ” Quousque tandem abutere patientiam nostram?” y en la intimidad la cortante de Okham, ” Entia non sunt multiplicanda praeter  necessitatem” que simplificaría mucho las cosas…Y además , como le gusta a una buena amiga, se podría poner fin a muchas  pesadas reuniones con el ” Roma locuta , causa finita”…En fín ventajas  de una lengua en la que ya se habló de casi todo

LECTURAS HOMEOPÁTICAS ESTIVALES 2: MAURICE HALBWACHS

Siempre que alguien me  pide algún libro para iniciarse en el mundo de la Sociología, yo le recomiendo Las formas elementales de la vida religiosa de Émile Durkheim, a poder  ser en la magnífica edición que hizo en su momento Ramón Ramos en la editorial AKAL

Por supuesto ,  se podrían recomendar otras obras, pero esta plantea muy bien las dimensiones del trabajo sociológico y , en sus páginas finales, lleva a cabo un prontuario  excelente de lo que pronto sería la Sociología del Conocimiento, para mí la más apasionante, pues pretende- y a veces lo consigue- dar cuenta de porqué pensamos como pensamos, y qué entendemos como verdadero.

En esta obra, así mismo se hace una advertencia de tono nietzscheano: los fundamentos de la filosofía y de la ciencia no suponen sino una traslación de los fundamentos religiosos, así como los ritos laicos no son sino una civilización de los religiosos,algo que luego desarrollarían Karl Mannheim o Maurice Halbwachs .

DADO ediciones, de nuevo, ofrece una lectura de esas que ayer denominé homeopáticas, poniendo en circulación, precisamente , un inédito de Halbawchs titulado Los orígenes del sentimiento religioso según Durkheim, en los que se insiste en las premisas de su maestro.

Maurice Halbwachs, más conocido por sus trabajos sobre la memoria colectiva que pocos ( y pocas )  han querido tener en cuenta porque desdice mucho  de los tópicos al respecto – como no han querido aceptar que el socialismo y el nacionalismo  son las religiones civiles del siglo XIX y el deporte y el arte las del siglo XX-  se suma en esta obra a la idea original de que las religiones -las tradicionales y las civiles- cumplen una función social generando sistemas solidarios de creencias y prácticas.

El debate está de nuevo puesto sobre la mesa.  Un debate que puede ser una polémica ácida con los demás, y también una reflexión  sopesada con uno mismo- y con una misma- en otra lectura homeopática estival…

LECTURAS HOMEOPÁTICAS ESTIVALES: OTRA VEZ FOUCAULT

Recuerdo que me leí la Fenomenología del Espíritu de Hegel en uno de mis periodos de single, durante un verano en la playa de Azkorri. Y Ser y Tiempo de Heidegger  en las guardias a las que me presentaba voluntario a lo largo de una singladura  en velero por el Mar del Norte. Y, en fin, y por confesarlo todo, El mundo como voluntad y representación de Schopenhauer, costeando la isla de Corfú.

Así que, en su momento, llegué a la conclusión  de que  el verano, en mi caso, no era para las bicicletas – o viceversa- sino que , en la canícula me salía, una veta homeopática que pretendía , y conseguía, opacar la extremosidad  del sol y el mar con una hiperactivación neuronal.

A Michel Foucault ,  sin embargo, me lo fuí leyendo en fines de semana invernales y todavía lo utilizo en mis clases para explicar el mecanismo del bio-poder, quizá su hallazgo más trascendente,  dando cuenta de que la Escuela es uno de los lugares en el que el dispositivo de la disciplina- que vuelve nuestros cuerpos productivos- y el  dispositivo de la “sexualidad”- que los vuelve (o no) reproductivos, es más evidente.

Esto, que no acababan nunca de comprender algunos y algunas colegas y que siempre era motivo de disputa por apartar la proa del Macro- poder del Estado, supuso desoír algunas críticas  bastante bien fundamentadas como las de Jean Baudrillard ( “Foucault es el espejo de los poderes que describe”) o Antonio Negri (“Foucault , al cabo, perfecciona el Estado”) que disponían de una carta de navegación a mayor escala.

Mario Domínguez, de DADO Ediciones, me acaba de enviar   el libro de Arnault Skornicki titulado La gran sed de estado: Michel Foucault y las Ciencias Sociales, en el que se atisba un puesta en paralelo de las doctrinas del filósofo francés  con las de Max Weber, Norbert Elias y Pierre Bourdieu. Promete. Y no sé si será lectura homeopática para la canícula que ya se nos viene encima u  heteropática para fines de semana invernales en los que no nos sea dado jugar a cartas, ni a nada… On verra!

 

16 DE JUNIO DE 1977…

Resultado de imagen de TRIUNFO DE UCD 1977

El 16 de junio de 1977, a las ocho y veinte de la tarde, me encontré en la calle Descalzos de Pamplona con K que me dijo que acababa de expulsar a todo el Comité Provincial de su partido a la vista de los resultados electorales. Un poco más tarde, a eso de las diez, me enteré de que  el asunto no había sido exactamente así, pero no le dí mayor importancia porque aquellos llamémoslos reajustes eran muy frecuentes entre  quienes, como yo, militábamos en grupúsculos que se escindían y reagrupaban sin cesar, y sobre los que todavía nadie se ha atrevido a escribir un artículo global en la Wikipedia.

Este , digamos, solipsismo político llegó a ser un tanto esperpéntico por el deseo omnipotente de mantener una ortodoxia  y  una organización más atenta a concelebrar una y otra vez su existencia que a ejercer algún tipo de influencia social   y condujo , casi de inmediato,  a  un largo periodo de desencanto y a recolocaciones del personal antes implicado en las posiciones más variopintas- recuerdo a un colega que , aplicando el marxismo-leninismo pensamiento mao-tse-tung, se hizo con la Presidencia de una potente Cámara de Comercio.

El siempre lúcido Jordi Gracia se desplegaba hace poco con un artículo de fondo titulado “La Transición trágica” en el que entre otras muchas cosas decía que ” la Transición constituyó una  traición sangrante, despiadada, a aquellas juventudes revolucionarias…que habían construido un programa de futuro sin contar con una población …real, cuantificable,que votó masivamente a Adolfo Suarez.. “y devoraba con fervor las novelas  del  franquista nostálgico Fernando Vizcaíno Casas. Pero, por otro lado, el no menos lúcido Joaquín Estefanía Moreira- antiguo colega de la revista El Cárabo– apuntaba, también la semana pasada, que el 67 por ciento de la población juvenil actual se situaba muy a la izquierda de la socialdemocracia.

Si  esto último es así- y no una nueva fantasía buenista-  la pregunta que  nos podríamos hacer es :¿Se sentirá traicionada también esta juventud en el futuro ? The answer, my friend, is blowin’ in the wind…