ELS SEGADORS

 

Esta mañana, mientras desayunaba (y a la vista del día que es) he recordado que  el viernes leí una columna  en el diario Berria en la que la suscribiente, una joven de sonoros apellidos vascos, comentaba que se había emocionado mucho con el cántico en el que habían irrumpido los diputados del Parlament tras la aprobación de la ley del referendum, cántico que no conocía pero que le había parecido muy “épico”. Despues añadía que, detectado el tal cántico, resultaba ser Els segadors y a continuación nos los traducía con tanto entusiasmo como fervor.

Tal  mezcla de candidez y sinceridad no ha evitado sino que ha precipitado que  recordara algunos episodios ( universitarios) como la indiferencia total ante una fecha como 1876 ( de 1841, mejor no hablar), la afirmación rotunda de que ” Franco era un rey que…” o el desasosiego colectivo ante mi mención del ” carlismo”. En este úlimo caso fue incluso precisa la entonacion y análisis del Oriamendi para mayor ilustración…

Lo cierto es que no sé qué demonios han estudiado algunos ( y algunas) en sus respectivos institutos, colegios o ikastolas para venir tan cortos ( cortas ) de alcance, perdiendo por el camino aspectos singulares de la memoria colectiva. En mis tiempos, uno se sabía por ley el Cara al sol, el Oriamendi, y de la mano de la familia y de los amigos el Eusko gudariak y el Gernikako arbola,  añadiéndose en mi caso Os pinos ( aprendido de la boca de  una colega de las “mocedades revoltoseiras”) y, por supuesto, Els segadors

Conocer ” cánticos” como este y contextualizarlos hablando de paso de la lengua y la literatura de donde proceden ayudaría más , supongo, que el papanatismo puntual que ,  en ocasiones, se está viendo durante estos últimos días.

Y mientras tanto…Bon cop de falç!

Un comentario sobre “ELS SEGADORS”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *