PATRIA Y REFERENDUM

Hoy va a ser un día difícil y complicado. Difícil porque no será fácil mantener la calma y complicado por lo que puede suponer de  colisión de emociones pero también de ideas.

Han quedado atrás las discusiones sobre la legalidad o la ilegalidad y sobre la democracia o sus  limitaciones. También sobre la bondad o maldad de los nacionalismos confesos o silentes.

Para quienes más bien aspiran a naciones sin Estado o , más teóricamente, a la concepción de nación como estructura abierta, la jornada resulta , además, un tanto angustiosa.

Por todo ello, y para asumir hoy toda la responsabilidad de lo que digo, sólo puedo recordar aquel poema que yo escribí…

PATRIA

Luz, mar azul,

cóncava nave negra

y sin bandera.

Pero, ya se sabe, la poesía es poesía y no pretende convencer a nadie…

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*