“A MI ME GUSTAN MÁS GRANDES…QUE NO ME QUEPA EN LA BOCA”…

Resultado de imagen de me gusta grande que no me quepa en la boca reggaeton

En una esquina del bar, refugiado del frío blanco de este febrero, doy pequeños sorbos a un café con leche muy caliente mientras leo pausadamente el periódico. Me doy cuenta de lo mucho que me gustan estos momentos y más si vienen acompañados de una buena tortilla de patatas como la que me estoy comiendo.

De pronto, cambia la música y comienza a sonar un ritmo repetitivo y facilón. Una voz femenina y  aniñada repite una frase que al principio no acabo de comprender.., Pero sí, está diciendo ” A mí me gustan más grandes … Que no me quepa en la boca”…El pintxo se me atraganta y levanto la mirada. Los parroquianos y parroquianas permanecen indiferentes e incluso algunos  cabecean siguiendo  el estribillo…

” Esto es reggaetón…Es una canción que está muy de moda” me dice  una de las camareras desde la barra tras haberse percatado, sin duda, de mi sorpresa. Asiento y sonrío , pero no me atrevo ni a ver el video…no vaya a ser que se me corte la digestión.

Vuelvo a la lectura del periódico intentando concentrarme en la letra  impresa  para pasar de la cantada. En la página siguiente, bajo  el epígrafe general de “Sociedad” leo un titular : ” La mayoría de los jóvenes se educan sexualmente a través de la pornografía” y que lleva por subtítulo: ” Prefieren practicar el sexo en solitario porque ligar es demasiado complicado”.

Cierro el periódico. Pago y salgo de nuevo a la calle. Foucaultiano ( de don Michel) que no puede dejar de ser uno, me embeleso con la idea de que en algún momento cambiaran las tornas demográficas y se prohibirá la pornografía  en todas su formas como ahora se está prohibiendo el gasoil tras tantos años – y trampas- de apología energética…

2 comentarios sobre ““A MI ME GUSTAN MÁS GRANDES…QUE NO ME QUEPA EN LA BOCA”…”

  1. Yo también me quedé a cuadros cuando la oí por primera vez. La industria musical, y el reggaeton en concreto, no deja de sorprenderme con letras que transmiten mensajes machistas y de mal gusto, fuera, incluso, de lo políticamente correcto, pero no para evolucionar, sino para llevarnos a tiempos que creíamos ya superados.

  2. Cuánta razón llevas. Yo también echo de menos en la degustación de Romo esa música muy suave de Julio Iglesias (que a mí no me gustaba absolutamente nada, pero para esos momentos mañaneros de café y periódico, o para el ascensor de grandes almacenes, está muy bien).
    Y yo también había elucubrado con la letra de este reggaeton, hasta que me dí cuenta de que hablaba de polvorones.
    ¿O no?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *