Las “felipadas” del Alameda y la justicia distributiva

Felipadas

El desayuno de los martes de hoy se ha transmutado en amaiketako y ha recalado en  el Bar Alameda, en el que hemos degustado sus felipadas picantes y no-picantes acompañadas mayormente de cerveza sin alcohol ( ¡Hay que ver lo conseguidas que salen!) .

Mikel , de la facción de las felipadas picantes, nos ha elevado desde el principio el punto de mira, pues ha relatado un sueño en el que las crisis de los partidos de izquierda se resolvía con la refundación de la I Internacional en la que socialistas y anarquistas volvían a compartir txoko, asumiendo cada facción sus debilidades y todas las bobadas , torpezas y hasta  crímenes organizados que llevaban en su mochila.

La estupefacción ha sido total, pero Marta le ha seguido la cuerda manifestando su deseo de que  en este 2017 que comienza, los varones retomemos las discusiones de los años ochenta del siglo pasado y nos dediquemos a construir también nuestra perspectiva de género, como han hecho algunas mujeres.  Yo me he posicionado  rápidamente a favor, en recuerdo ,sobre todo, del desaparecido amigo Josep Vicent Marqués que ya se percató de  que había que hacer algo así antes de que viniera toda esa blandenguería celestial de la inteligencia emocional y la metrosexualidad.

Patxi, fiel a su “No futur” colectivo, ha comentado que todo lo anterior le parecía muy bien, pero que la liberación será personal, o sea, particular, o no será y que por eso, precisamente por eso, el arte es la única vía alternativa, pues, a pesar de todo lo que pueda parecer , el arte continúa dirigiéndose a  cada uno y a cada una…”hasta el Realismo Socialista”, ha concluido.

A Laura todo lo anterior le ha parecido la consecuencia del mucho  comer y el mucho beber de estas fiestas. No se considera , ha dicho, particularmente convencional pero, ha añadido,  que cuando el listón de las conversaciones se pone a la altura de hoy, “parecéis una cuadrilla de jubiletas recordando una Guerra de Vietnam en la que no pudisteis, por edad, participar…”

Todos nos hemos reído. Es cierto, ni en la guerra de Vietnam, ni en Mayo del 68… Koldo no ha  dicho nada, convencido de la inutilidad de las utopías y de las contra-utopías: debería haber salido filósofo nihilista y no psiquiatra. Y como toda  intervención ha apurado su cerveza – siempre  de doble malta .

“¿Por cierto,tú  no sueles tener unos bolos por ahí ?” ha preguntado  a continuación señalando la Alhóndiga / Azkuna Zentroa. “Tenía,sí, y tendré si los presupuestos municipales  al respecto no van para abajo y se mantiene la Letra Eskola”…” Pues que pongan  multas a los ciclistas que van por las aceras, que se forran”. ¡Ah , Koldo! ¡ Tú eres de los míos! ¡ Todavía creemos en la justicia distributiva!

Ante diem IV Idus Ian. Anno MCDLXX ad Bilbao condita

“Contra-Psicología”: nuevas perspectivas sobre viejos problemas

Resultado de imagen de contra-psicologia dado ediciones

Los colegas de  Dado Ediciones me han enviado su última publicación de la colección Disonancias. Se trata de Contra-psicología. De las luchas antipsiquiátricas a la psicologización de la cultura, una obra colectiva coordinada por el profesor de Psicología Social Roberto Rodríguez López.

El libro recoge hasta cuatro perspectivas, desde aspectos históricos  y epistemológicos hasta otros  culturales o institucionales, siendo la tesis de fondo que  “la extraordinaria expansión actual de la psicología ( psicologización) hunde sus raíces en los procesos de  individualización social y crea un poderoso mecanismo de despolitización”, por lo que, ” en términos generales, a más psicología menos socialidad” y “por lo tanto, a más psicología menos política” como comenta el psiquiatra Guillermo Rendueles.

El colectivo que aporta sus deliberaciones  es plural , recuperando a  autores ya muy conocidos ( y reconocidos) como Fernando Álvarez-Uría,  Francisco Vázquez , Mario Domínguez o Santiago López Petit,  e incorporando  a jóvenes investigadores e investigadoras como Ana Elúa o Patricia Amigot.

Es  de suponer que  la lectura de estas reflexiones  , tan variadas y , en algunos casos, tan precisas, contribuirá a aclarar  un poco más el entorno en el que vivimos y el rol de la psicología ( y de la psiquiatría) en la modulación crítica o simplemente salvífica de sus circunstancias. Así ha sido  al menos en mi caso, actualizando aquellas sugerentes y densas  discusiones  sobre  El yo dividido de R. D. Laing, El lenguaje de la locura de D. Cooper o la Historia de la locura o Vigilar y castigar de M. Foucault.

A favor de una Escuela de Papis y Mamis

Resultado de imagen de familia

El paseo gélido de ayer- dos graditos de nada al mediodía – estuvo pespunteado por el rítmico e inagotable bote del balón que un niño, acompañado de sus padres, repetía sin cesar ante la indiferencia de sus progenitores que iban  hablando cada uno por su smartfone. Intenté despistarles  varias veces pero todo fue inútil: nos volvíamos a encontrar en la siguiente esquina .Así durante más de media hora.

Supongo que se trataría de una pareja que había hecho una aplicación particular de la teoría de la socialización del sufrimiento tan en boga en estos lares durante tantos años ( otros hicieron otro tanto con el marxismo-leninismo. ¿O  acaso pensarían que era La Escuela la encargada de enseñarle al  niñito a no dar la tabarra ?

No lo sé, pero si sé que La Escuela se ha convertido en el pozo sin fondo  donde ha ido cayendo todo lo que los padres y madres ya no hacen o no  quieren hacer. Y no ya, por ejemplo, saber saludar, dar los buenos días, pedir perdón o dar las gracias. No,no. Primero se transfirió la custodia, previa ( guardería), durante la comida ( servicio de comedor) y tras la jornada escolar ( extra-escolares). Después la educación sexual básica. A continuación, la apertura a  la multiculturalidad externa e interna ( no nos olvidemos de veganos, vegetarianos y otras sub-culturas). De seguido, la reflexión sobre la violencia ( desde ETA  o el GAL hasta el bullying)…La lista es larga y la última incorporación  parece que va a ser la educación sexual matizada por la cuestión de la homosexualidad y lo transgenérico…

Para adoptar un niño o una niña, se recibe de entrada una charla disuasoria acerca de todos los  posibles inconvenientes. Si se supera ese trago, hay que hacer toda una serie de test psicológicos y unas cuantas entrevistas. Visitan tu casa y recaban información sobre tus finanzas. Pero para ser eso que se llama padre o madre biológico, no se pasa ninguna prueba y a algunos y algunas parece que les ha tocado el carnet en una tómbola…Y muchos de ellos luego se quejan de que sus hijos e hijas hacen demasiados deberes o que reciben reconvenciones excesivas.

Pero, en fin, para darse cuenta de que un niño o una niña está dando la brasa, no hace falta ningún carnet, sino una mínima,minimísima conciencia de responsabilidad. O una  Escuela de Papis y Mamis.

Yo debería haberme llamado Ataúlfo Viscarret

Resultado de imagen de ataulfo urmeneta

Según resulta evidente, habitualmente firmo estas croniquillas ( y otras escrituras serias) como Vicente Huici, aunque la mayor parte del personal me llama coloquialmente Peli o El Peli debido a que fui pelirrojo en una anterior reencarnación.

Sin embargo, yo, en realidad, debería haberme llamado Ataúlfo Viscarret. Me explico. Mis familias originarias – los Huici y los Urmeneta- no se han movido políticamente sino en el estrecho cauce que se abre entre el carlismo y el nacionalismo vasco. Mi abuelo Vicente guardaba  su boina roja y su mauser en un armario perdido del cuarto de la plancha de su casa de la Rochapea. Y mi abuelo Ataúlfo formó parte del primer núcleo navarro del PNV junto con los Cunchillos,los Irujo o los Aranzádi. El vínculo más claro entre ambos mundos era la religión- católica por supuesto- de obligado cumplimiento en el abuelo carlista y vivamente vivida en el caso del nacionalista ( en su casa del Paseo de Valencia de Pamplona, se rezaba el ángelus, y, al parecer, también el rosario. De hecho, la leyenda familiar cuenta que el abuelo Ataúlfo se salvó de la quema del 36, gracias, entre otras cosas,  a que su amigo y dirigente carlista Ignacio Baleztena dió fe de que coincidían todas las mañanas en la primera misa que se celebraba en la parroquia de San Nicolás.

El otro vínculo que unía a ambas facciones era su vasquismo.Un vasquismo todavía difuso, enredado en  temas folcklóricos o  raciales (como el predominio del RH-) ,en el que el euskera no tenía todavía mucha importancia. Mis dos abuelos lo hablaban- el Huici más bien lo chapurreaba- pero cuando yo decidí aprenderlo por mi cuenta, hice dos descubrimientos: que la única que me animó a seguir estudiando aquella “lengua de pueblo” fue mi abuela Agapita Viscarret (de la parte Huici) y que el abuelo Ataúlfo ( de la parte Urmeneta) lo había hecho ya anteriormente con ahinco según unos cuadernos suyos que descubrí y que , además, estuvo publicando durante la etapa republicana y  con el seudónimo de “Latz”, algunas columnas en el periódico La Voz de Navarra.

Ciertamente, yo no heredé el vínculo político, pues mi contacto con el mundo clandestino nacionalista antifranquista  fue a partir de la eclosión de ETA VI ( sector pro-maoísta) y luego la mirada se me fue hacia Pertur y hacia su proyecto político, todo  demasiado salpicado de socialismo;como fue también salpicado el carlismo que quiso reagruparse criminalmente en Montejurra en 1976: mi madre volvió a casa al poco de aquellos  sucesos con la frase en la boca que le había soltado una Baleztena: “Ya sabes, Camino,los carlistas, somos de comulgar y matar”.

Pero, pasados los años y las transiciones políticas y personales, recuerdo con mucho cariño a mi abuelo Ataúlfo (Urmeneta) y a mi abuela (Agapita) Viscarret que me animaron a seguir con lo único de todo aquello que me ha quedado, el euskera. Y , por todo ello, yo debería haberme llamado Ataúlfo Viscarret…que , además, me suena muy bien.

 

De reyes y magos ( o “El porvenir de una ilusión”)

Resultado de imagen de Reyes magos de oriente

Ayer, viniendo de Pamplona, quedé al mediodía con un amigo en el Café Dublín de la capital alavesa para recoger unos libros ( o dispositivos no-electrónicos de lectura. Fue una visita breve, pero al volver hacia el aparcamiento de la Catedral, me encontré en el Parque de La Florida con un belén gigante. Gigante de verdad  por el tamaño de sus figuras y por su  extensión. Movido por la curiosidad visité la gruta  en la que estaba colocado el nacimiento,custodiado por un vigilante de seguridad ya que algún colectivo anarquista autóctono había amenazado con secuestrar al buey – según pude escuchar que decía  una señora. Pero lo que más me impresionaron fueron las figuras de los Reyes Magos, cuya cabalgata , por cierto, se estaba celebrando a esa hora por las calles céntricas de la ciudad ( supongo que para que no coincidiera con algún evento deportivo.

Ya de vuelta a Bilbao, conduciendo tranquilamente por la autopista,estuve pensando  en lo curiosa que es esa tradición que te convierte en pecador antes de que abras la boca y a poco que la abres te cuentan una historia que luego descubres como el primer fraude: los Tres Reyes Magos de Oriente, ni eran tres, ni reyes ni magos ni venían de Oriente… y además son los padres ( y las madres. Así que luego no resulta extraño las vueltas y revueltas que da el personal, culpándose de todo lo  propio y ajeno , y sospechando a diestro y siniestro.

Lo más curioso de todo, sin embargo , es  que algunos supuestos modernos abandonan  a voces el culto al nieto de Jehová y caen de rodillas ante  el Buda, el “deus absconditus” del vacío de Oteiza o ante  las piernas de Williams, sin percatarse de que es muy posible  que luego venga un D. T. Suzuki simplificador, un Txillida armado con una fotocopiadora o que, sense procés, un testículo pueda alcanzar la independencia invirtiendo la produción de testosterona.

Mucho se ha pensado sobre todo esto y , más allá de Nietzsche, Durkheim, Weber o Bourdieu, acaso el que más acertó fue el amigo Freud en “El porvenir de una ilusión” concluyendo que la religión es… inevitable, sea en la forma que sea, tradicional, civil del XIX ( con sus nacionalismos y socialismos), civil del XX ( con el arte emancipado y el fútbol como deporte universal) o civil recientísima ( con la masterchefización desde la más tierna infancia. Sólo que, como siempre, habrá Dos Verdades, una para el Patriciado y otra para la Plebe.

Y sobre este punto los avisos han venido desde lejos. Ya Platón dejó muy claro que si quien habiendo salido de la Caverna y visto el Sol, pretendiera volver a la oscuridad para liberar a sus compañeros, sería tomado por loco y probablemente asesinado. Y más recientemente, Baltasar Gracián lo dijo, como él lo solía decir, bien clarito: ” Mas vale loco con todos que sabio a solas”.

Pues eso,  que cada uno y cada una se haga sus cuentas  y que sus dioses (y/o diosas, of course) le sean propicios.

Quousque tandem abutere patientia nostra? ( o de las impertinencias bancarias)

 

Resultado de imagen de ventanilla de un banco

Ya estábamos acostumbrados a peregrinar por alguna planta de Esos Grandes Almacenes hasta encontrar algún empleado o empleada que se dignara a cobrarnos. Pero ahora este régimen de espléndida displicencia parece estar extendiéndose  a otros sectores  como si se tratara de  una consigna de obligado cumplimiento.

Para muestra dos botones arrancados de las oficinas del banco en el que ( por ahora) tengo guardados mis ahorros. Primer botón: al otro lado de una mesita supuestamente acogedora me atiende la que se supone que es mi “gestora personal” que  reconoce  en primera instancia que no me conoce de nada. Me  escucha como si oyera llover ,  y me indica que lo que he venido a pedirle que haga, lo podría haber hecho yo desde mi ordenador. Sonrío porque me educaron en los Hermanos Maristas, y me callo que llevo muchos años trabajando con plataformas virtuales y, por supuesto, con la web del banco en cuestión. Pero ella insiste  y quiere enseñarme hasta  cómo funciona un ratón “para aprovechar la visita”. Hago , pues, yo mismo la operación  bajo su atenta mirada y ella me felicita con una sonrisa más falsa que un amadeo ( que diría M.S-O). A continuación, “para aprovechar la visita” ( repite con voz aflautada) comienza a informarme sobre algunos productos para “clientes exclusivos” ,como, por ejemplo, un seguro para el coche. En este punto,  harto ya  de su estupidez de pitagorina y de su incapacidad para saber cómo reconocer  a un cliente, me levanto, le doy la mano y me voy.

Segundo botón: Voy a hacer un ingreso en metálico. Me atiende un chavalín de corbata que debe de  estar en prácticas y lo hace muy correctamente. Pero su compañero de mostrador ( ¿su tutor?), un hombrón en niki y sudoroso,me suelta sin que yo le haya dicho nada, que para hacer ese ingreso están los cajeros automáticos, como se indica en un cartel que efectivamente he leido antes de entrar y que , dada su sintaxis retorcida , parece señalar todo lo contrario. Así lo comento en voz alta para que se entere el susodicho que  no contesta ni mú. Ganas me dan de cerrar la cuenta y sacar toda la pasta- que no es mucha-  pues no hay cosa que deteste más en este mundo que la impertinencia ilustrada, pero respiro profundamente y dejo que el chavalín cierre la operación.

De todo lo anterior cabe quizá deducir que la progresiva privatización de la administración está teniendo su correlato en la administrativación de lo privado y que el viejo “vuelva usted mañana”  va siendo aplicable con la reformulación de ” venga usted a gastar y si no, no moleste”. Y, desde luego, la impúdica inmunidad de algunos grandes capitostes que se llevan euros a manos llenas estará ayudando mucho a este nuevo, llamémoslo,  “estilo de trabajo”.

Bueno,  hasta que  una mañana nos  cansemos y les digamos aquello de ” Quousque tandem abutere patientia nostra? ” y nos marchemos para no volver…

 

Tomando un café en el Scala y hablando sobre “Paterson”, de Jim Jarmush

Paterson (2016), Adam Driver

El desayuno de los martes de esta semana se ha celebrado hoy miércoles en la terraza del Scala , de la calle Ercilla. El café , excelente, y los croissants preparados, tan colesterólicos como jugosísimos.

Por primera vez  en muchos martes, se ha tratado de una reunión monográfica, pues, aconsejados por Patxi, el personal fue ayer a ver “Paterson”, la película de Jim Jarmush.Lo cierto es que se ha armado la marimorena, y de las tres estrellas de Patxi,  apenas si ha quedado polvo de las susodichas.

Koldo, nuestro irónico psiquiatra, ha abierto el fuego diciendo que le había parecido un “documental muy  encomiable sobre el síndrome de Asperger”(sic) padecido por el protagonista, y, de paso,  una introducción  de manual sobre el trastorno de personalidad obsesivo-compulsivo, encarnado en su mujer. De hecho sólo ha salvado de su clasificación psicopatológica a Marvin, el perro que convive con ellos, y que es ” el único que muestra parametros normalizados de conducta” ( sic).

Mikel se había fijado en la estructura circular del film, que evoca los ciclos naturales y que “suele ser habitual en todo tipo de representaciones conservadoras que toman lo natural como modelo de lo social”(sic). Lo circular, ha añadido un exaltado Mikel , suele eludir lo temporal y lo espacial y por ello se vuelve anti-histórico por anti-lineal y, al cabo, sutilmente reaccionario. En este sentido,  ha recordado una frase de Doc, el camarero negro del bar habitual al que acude Paterson : “No hay que intentar mejorar las cosas porque empeoran”.

Por si lo anterior fuera poco, Marta ha dicho que salió muy irritada de la “memez buenista” de Laura,  la mujer del protagonista, que “ni trabaja ni estudia”  y vive a costa de su marido en una nueva versión de La casa de la pradera sin niños.

Por fin, Laura ha confesado que se durmió a la media hora  y que se despertó a la altura de una de las escenas finales en la que aparece un japonés y una libreta muy mona…

Oído lo oído, y no visto lo visto porque ayer  me tocaba   PIN con mis sobrinos  y no acompañé a mis amigos, doy fe de nuevo de todo lo anterior, sobre todo para que le conste a Patxi que hoy no ha aparecido porque se ha ido con su hermana a pasar el día a Biarritz.

Ante diem nonas iaunarias anno MMDCCLXX ad urbe condita

Anima Sana In Corpore Sano ( ASICS) y otras marcas para la Victoria (NIKÉ)

Resultado de imagen de zapatillas cool

 

Por lo visto, una de los regalos más demandados de estas navidades ha sido el par de zapatillas deportivas-urbanas “en policromías definitivas e intensas”(sic).

De ello habrá que deducir que el espíritu sportif que cada vez  se desarrolla más en nuestra sociedad ya no se contenta con encarnarse hegelianamente en runners romperrodillas  y  cardíacos que corren y recorren nuestro paseos y avenidas, en competencia con alados  ciclistas, sino que la aspiración a la Victoria( NIKE) y al “anima sana in corpore sano” ( ASICS) se mimetiza en lo civil en subliminal mensaje que reclama que todos y todas estemos siempre preparados para la invasión de alguna playa próxima ( nos llegará la orden a través de los pinganillos con los que ahora escuchamos música).

Como casi todo tiene su  Causa Eficiente y en la provincia norteamericana en la que vivimos sobrevivimos como Causa Formal, no puedo evitar recordar  lo mucho que me sorprendió en mi primer viaje a Chicago ( ¡ No me he olvidado de vosotros, Altagracia, Mike, Susan!…Todavía tengo la visera de los CUBS siempre a la vista) la habilidad  que manifestaban  mis colegas féminas de la uni que llegaban en metro calzadas con un a modo de bambas y para ir a clase se  las cambiaban por zapatos de salón o de tacón, en perfecta distinción de roles, para luego hacer la operación inversa en volviendo a casa o en yendo a O`Rouker´s a  tomar unas birras. Ni tampoco puedo evitar recordar la habilidad de mis colegas varones para no aparecer jamás en blue-jeans ( vulgo: vaqueros), que ellos identificaban con los “blue-collars” , obreros generalmente de la construcción…o, como es  lógico, vaqueros de las granjas…Así que  no comprendían que yo les recordara de vez en cuando que me llevaran, por favor, a algún sitio para comprar una tacada de Levi´s  501 ( pronúnciese “livas”) que había prometido a familiares y amigos, pues estaban muy de moda en la piel de toro.

“For the times they are a-changing” cantaba el controvertido Premio Nobel Bob Dylan cuando iba de alternativo ( ya nos avisó R.K. Merton que las anomias no son sino los avisos de nuevas nomias) pero  yo no lo tengo tan claro y casi que me quedo con el bíblico “Nihil novum sub sole”…Hau mundua!

P.S. Revisa tu zapatero, colega, y no valores tanto lo cold o lo hot como lo cool,  sobre todo, my friend, si estás en edad ( o en necesidad) de merecer.

Uno de enero…

 

Resultado de imagen de gran vía luces de navidadbilbao

El viejo colega y espléndido aforista Ramón Eder afirma en uno de sus escritos que ” el carácter se forja los domingos por la tarde”. Otro viejo amigo  repite de viva voz en numerosas ocasiones que los domingos son como meses de agosto en miniatura y , lógicamente, que  el mes de agosto viene a ser como una sucesión de domingos ( es de la Ribera, y es comprensible el talante de sus metáforas). Pero no he oído  nada a nadie acerca de  los domingos que además son uno de enero, es decir día de Año Nuevo.

Viene todo lo anterior a que ayer, fiel a mis ritos,  salí a dar mi paseo cotidiano, y elegí la Gran Vía y sus aledaños para mi ir y venir. No sé si llegué a encontrarme con una decena de personas. Los bares estabán cerrados, las terrazas clausuradas, los comercios con la persianas a media asta y tan sólo las tétricas luces azules que ( no sé si por ahorrar) ha colocado  en los tilos el Ayuntamiento ( ¡Pero no habíamos quedado en que el azul era un color frío!) competían en protagonismo con las estrellas semovientes de esos grandes almacenes cuyo nombre, por conocido,  no merece la pena mentarse. La única  agrupación humana reseñable ( disolvible,  a pesar de su escaso número, en tiempos de Manuel Fraga o Martín Villa) era la que entraba y salía   de la Farmacia Non-Stop, recurso de última instancia para excesos y casi decesos. Parecía como si tras el orgasmo múltiple y colectivo de la nochevieja, todos los amantes se hubieran dispersado antes de que la luz del día permitiera reconocer sus rostros y sus miradas.

A la altura de la Plaza Elíptica me encontré con X ( no pongo su nombre por lo que a continuación se verá) demacrado, despeinado, maloliente y  sucio. Se trata de un padre de familia supuestamente equilibrado y responsable, antiguo compañero de trabajo, y ,antes de que yo le dirigiera la palabra, me soltó  en voz baja y pausada: ” No sabes las ganas que tengo de que volvamos a la normalidad”. No le contesté nada porque a la vista del aspecto que tenía cualquier comentario hubiera sido inmoral. Me despedí de él tras darle unas palmaditas en el  hombro que él agradeció como si fuera un perrito.

Ya en la calle Rekalde recobré el ánimo y pensé, como ahora pienso- y lo cuento-, que los fastos existen porque hay nefastos, pero que tanto unos como otros pueden resultar muy cansinos , sobre todo, si para celebrar los fastos hay que atender, casi minuto a minuto , a todo el protocolo comercial con que nos bombardean ( los anuncios televisivos de colonias de este año han aparecido  en cadena, como abducidos unos de otros.

Pero, en fin, el único consuelo es que tras el uno de enero, vendrá en dos de febrero…¡Y ya queda menos para San Fermín!

El I Ching y el año nuevo

Imagen relacionada

Ayer bebí poco, cené suficiente y me reí un montón después de los besos y la copa de cava correspondientes, porque me  dediqué a echar a mis amigos el I Ching.

Sigo llamando así  (y no YiJing) a esta compilacion adivinatoria china que después sirvió de base para muchas derivas filosóficas – como la de Confucio- porque estoy un poco harto de que Mao-Tsé-Tung se haya convertido en Mao- Zedong y Pekín en Beijing. Y si me divierte es porque, a pesar de su originaria severidad, el procedimiento de consulta- que practico con tres monedas- y las sentencias que se deducen encandilan todavía al personal y salpican a conciencia eso que el amigo Freud denominó El Inconsciente. No soy, por supuesto , un experto, pero en su momento recibí la conveniente instrucción de mi profesora de mandarín, idioma al que me dediqué durante unos años en un ataque filológico alternativo.

Al final, en la soledad del amanecer, he hecho una última tirada intentando encontrar pistas para el año que hoy comienza, al modo del Calendario Zaragozano de Don Mariano Castillo y Osciero que consultaba mi padre con gran atención.

Ha salido el hexagrama número 9 ( Xiao Xu, Poca Acumulación) en combinación ( de abajo arriba: 9/9/9/8/9/9), con transformación hacia el 2 ( Kun:  El Principio Pasivo) y teniendo como contrario el 16 ( Yu: Satisfacción).

No será , pues,  un año favorable. De hecho,  no será ” posible domesticar a los grandes ni detener a los potentes”. Aparecerán “grandes nubarrones” pero no llegará a caer lluvia.Los tres primeros nueves del signo base indican la posibilidad de un leve reforzamiento  entre las gentes del pueblo si se solucionan los “problemas conyugales”. Los dos nueves finales, y sobre todo el nueve arriba, presagian una acumulación de fuerza si se opera con sinceridad. El hexagrama transicional  indica que, en el camino abierto hacia la acumulación de fuerzas, habrá que tener “la firmeza de una yegua” y habrá que procurar apartarse de la agitación de un caballo.

¿ Qué os parece, colegas? De nada.