Con Marta en Abadiño, San Blasetan…

 

Resultado de imagen de San blas abadiño

Ayer estuve dando una vuelta por Abadiño con Marta. Se celebraba la fiesta y feria  de San Blas, y fue difícil convencerla de que me acompañara, pues todo este tipo de celebraciones le parecen ” fetichistas y machistas”.

Fetichistas, al parecer, porque se recurre a la “religión más elemental, la más baja en la cotización de Comte, con todo ese despliegue de cordoncillos bendecidos”. Puede ser, pero , puestos a ello, casi que lo de los cordones me parece más cómodo y practicable que aquellas botellas de agua que llevábamos el mismo día a la iglesia de San Nicolás de Pamplona, para que , una vez bendecidas por Don Pedro- célebre párroco conocido por  su “sermón sobre los escotes”- permanecieran  guardadas junto al Chivas o  a la MG, hasta su definitiva podredumbre y/o renovación.

“Ya , y lo de Abadino, San Blasestan, neska zarrak benatetan, ¿no es puro machismo?”

“Bueno, los procedimientos para asegurar la continuidad del personal son de los más variopintos. Sin ir más lejos, en no sé qué  pueblo de Iparralde hay una romería a la que sólo acuden los solteros y solteras. Rezan, comen, beben y bailan, y quienes tienen suerte, ligan. Al día siguiente, se abren las ventanas de las casas de las mozas y en ellas se exhibe el varón en cuestión. Si la moza se queda embarazada, cae una boda y si no…el mozo tiene que cambiar de pueblo y de fiestas…”

“Ya, ya: los sociólogos siempre tenéis buenas explicaciones para todo y siempre a favor, pero el machismo hay que combatirlo , no comprenderlo…”

“¡Oye! ¡Me recuerdas un poco al ex-presidente del labio leporino!”

Al final, sucumbimos al txakoli ( seco y vizcaíno, of course)y, tras ver muchos cuernos ( de todos los tipos), nos fuimos a ver las idi-probak.

Y yo, por mor de no alimentar el fetichismo, le regalé una sarta de roscos. Pero ni por esas: “¡Qué! ¿No te has dado cuenta de que ya estoy con la campaña del bikini?”. “0h, my sweet Marta!”

Poema de los carlistas ( enviado por M.)

 

 

Resultado de imagen de boina roja de los carlistas

Ayer me llamó Mikel para recordarme quién es ahora  la que fue mi ángel de la última entrada. O mejor, quién ha llegado a ser después de pasar del PCE a Euskadiko Eskerra y luego al PSE. Lo hizo con cierto recochineo alabando su, al parecer, reconocida habilidad para la “captatio vaginalis”. El sabrá, porque generalmente sabe lo que dice. A mí , desde luego, no me captó, a lo mejor porque no era “captable” y sólo valía para la “colchoneta”.

Aún así,y acaso para remedar tanta risa, me ha enviado por email el poema que a continuación voy a trancribir, en el que se habla- según dice- de algunos ángeles caídos que defendieron dioses que luego fueron destronados. Ahí va ( hay que tener en cuenta que Jon, es Jon Juaristi, poeta auto-exilado en Alcalá de Henares:

Te preguntan con mirada de pobre:

“¿Pero cómo pudisteis vivir

en medio de tantas mentiras sobre

lo divino y lo humano, sin herir

la cabeza, poniendo el corazón

y confundiendo lo que iba a venir?”

Y tú sonríes con   aplicación

pues no eran mentiras, eran verdades

como puños,  las voces en fusión,

todos unidos camino del Hades,

como nuestros abuelos los carlistas

asaltaban de todas las edades

trincheras liberales. Jon, no insistas,

que nuestro padres no nos engañaron,

que ellos no hicieron menores las listas

de fusilados, tan sólo quemaron

sus detentebalas almidonados

y en lugar de aquel Cristo , nos pasaron

una hoz y un martillo colorados

para  que  nosotros, sus fieles hijos,

nunca quedáramos decepcionados.

Así carlistas todos, niños pijos

disfrazados de carlistas de  roja

boina y  de liberales muy fijos,

llevamos bordado en  la manga floja

aquel “Venga a nosotros el tu reino”

sin saber de qué reïno se antoja.

( Se admiten críticas razonadas que remitiré a Mikel)

 

¿Un ángel con una misión? Deusto 1972

 

 

Imagen relacionada

Ha pasado por delante rápidamente, a la altura de la pastelería Arrese, pero la he reconocido. Fue la primera mujer con la que estuve como hombre (¿tendré que decir ahora como varón?

Era diciembre de 1972 y yo tenía 17 años. Habíamos celebrado una comida de fin de cuatrimestre en la Cervecera de Deusto, precedida de un largo poteo a “pintaos”,por lo que ya comencé a comer muy animado.

No soy ni he sido guapo, ni tenía – ni tengo -precisamente un buen tipo. Pero para aquellas fechas ya sabía que a las chicas les gustaba mi sentido del humor y se reían mucho conmigo. Así que ante la falta de buena caída de ojos o bíceps musculosos, yo exhibía mi gracejo. No me iba mal, aunque mayormente acababa de pagafantas.

Pero en aquella comida pasó lo imprevisible:me tocó sentarme al lado de una colega que me gustó físicamente de inmediato y que,  más allá de reírse sin parar de todo lo que yo contaba, comenzó a mirarme con deseo. Pronto juntamos las rodillas, y luego, las manos por debajo de la mesa. Mas tarde ,cuando se produjo la dispersión generalizada tras los cafés y las copas, me invitó a su habitación del piso de estudiantes en el que vivía.

Era un poco mayor que yo  -aunque los dos menores de edad pues no alcanzábamos los 21 reglamentarios -y había venido a estudiar Derecho desde un pueblo de la costa. No tuve que hacer nada – y más vale porque no habría sabido por dónde empezar: me desnudó delicadamente y se dedicó a mi como si  sólo yo existiera en el mundo…

A las doce  de  la noche entré puntualmente por la recepción del Colegio Mayor – para entrar después había que tener un pase especial- y me acosté  sonámbulo sin ducharme ni limpiarme los dientes.Me dormí oliendo a ella.

A la mañana siguiente la vi en el bar de la Facultad de charleta con Pablo Lucas Verdú , el profesor de Derecho Político, pero no me hizo el menor caso. Ni al día siguiente, ni…nunca más. Y eso a pesar de que coincidimos en varias reuniones clandestinas organizadas por el PCE en el Colegio Mayor.

Siempre he pensado que fue un ángel que cumplía una misión y que la cumplió muy bien, y por la prisa que llevaba hoy no sé si le habría sido encomendada otra misión, acaso  de escala mayor…

 

 

De la República (de humanistas)

En el primer volumen de sus sugerentes memorias ( The Best Times /Años Inolvidables  ) John Dos Passos comenta a la altura de 1922:   “Para subrayar mi repulsa contra las estupideces de la guerra, yo había hecho, al igual que un sacerdote se obliga a la castidad, voto privado de fidelidad a una república  de humanistas que para mí representaba la lucha por la vida contra la muerte y la paralización. Figuras como Giordano Bruno, Erasmo,Rabelais, Montaigne presidían los destinos de mi república de las letras. Entre sus santos recientes clasificaba a  Shelley, Stendhal,Flaubert y posiblemente Walt Whitman y Rimbaud. Esta es una de las cosas que no se habla, ni siquiera con los amigos íntimos, pero las vidas de los hombres se modelan gracias a esas fidelidades secretas” .

Y yo me he preguntado cuáles serían los santos (  y santas, of course) de mi altar. No lo he tenido difícil porque  son pocos y  tengo sus obras  siempre    a mano en una balda próxima.Y son: Matsúo Bashoo ( Sendas  de Oku); Michel de Montaigne ( Ensayos completos);Stendhal ( La Cartuja de Parma) Gustave Flaubert ( Una educación sentimental); Baltasar Gracián ( Oráculo manual y arte de prudencia);Josep Pla ( El quadern gris); y , entre los más recientes, posiblemente Peter Handke (Lento regreso) y Ramon Saizarbitoria (Egunero hasten delako.

Y, ¿cuáles son esas obras , querido lector , querida lectora, que a ti  te sirven para sobrevivir en medio de tantas mareas…?

 

Trump y los bollos de mantequilla

 

El desayuno de los martes de hoy se ha celebrado en casa de Patxi, ya que está convaleciente de la gripe que asola las urgencias. Patxi vive, como ya he comentado en otras ocasiones, con su hermana en una casa de la Gran Vía con vistas  a la plaza elíptica- en el padrón, Moyúa. Es una casa muy grande, de la que usan tan sólo algunas habitaciones , un poco al modo – y en escala- como ocurría con el palacio de El Gatopardo de Lampedusa.

Luisa, la hermana, ha preparado un café excelente que compra en Arauca y  Mikel ha traído unos no menos excelentes bollos de mantequilla de Zuricalday (no ha especificado si de Martina, Hijos o Sucesores de…

El tema – monotema ha sido, como no podía ser menos, las andanzas del nuevo presidente Trump. Marta ha estado sulfurosa y me siento incapaz de reproducir todas las imprecaciones que ha soltado- algo así como racista, machista, populista…- pero Mikel, no sé si por el efecto sedante de los dos bollos que ha devorado a la vez-  esto es  posible, como era posible que el amigo Scott-Fitzgeral fumara un par de cigarrillos al unísono-  ha dicho que confiaba mucho en los jueces y fiscales  estadounidenses para hacer frente al “velociraptor” ( sic): ” Se podrá decir lo que se quiera de los yankis, pero es una sociedad que tiene un sistema político donde funciona la división de poderes… Y no como aquí. Y además el cuarto poder todavía pesa mucho: ¡A ver quién le para los pies al The New Yok Times!”

Patxi ha sonreído. Ha dicho que Michael Moore se va a poner las botas y que  los documentaries  que había hecho hasta ahora – desde Bowling for Columbine hasta Where to Invade Next– se iban a quedar en nada ante tanto , magnífico y nuevo material. Es muy posible. Como también que , por estos lares,  el amigo Moore se aburriera  porque la corrupción siempre suele ser  muy cutre y da poco para la farsa- salvo por ejemplo, el caso de aquel Consorcio de Aguas de no se qué ayuntamiento valenciano que celebraba sus reuniones en…Abu Dabi.

A las diez en punto, Luisa, que tiene una aire- y es- de hermana mayor, nos ha puesto de patitas en la calle, y yo me he ido a comprar otro bollo de mantequilla a la pastelería de otro de aquellos chocolateros guipuzcoanos ( “hijos,nietos o sucesores de “como dice Alberto Santana) que invadieron Bilbao con su dulzura.

Pridie Kalendas Februarias Anno MCDLXX ad Bilbao condita

 

“To protect and to serve”

Flag of the Los Angeles Police Department.png

La Fiscal General norteamericana presentó hace unos días un informe en el que  denunciaba  el abuso de la fuerza policial en Chicago y proponía un acuerdo para promover un “proceso de reformas dentro del cuerpo policial”.

Y, efectivamente, de todos los dispositivos institucionales que se derivan del análisis de nuestras sociedades realizado por Michel Foucault, la policía continúa siendo la que acumula mayor nivel de discrecionalidad, y, por lo tanto, de arbitrariedad.

Pues, ciertamente, la responsabilidad del panóptico, sistema de vigilancia par excellence del régimen burgués, ha sido transmitida a las  frías cámaras de vigilancia – delicia de las series policíacas- y hasta la judicatura ha perdido por estos lares la figura del desacato que podía penalizar por el mero hecho de discrepar de una sentencia.

Sin embargo continúa siendo muy difícil discrepar, en la práctica, de cualquier policía en acto de servicio. Y no se trata de “discrepar”  respecto de acciones tan contundentes como  aquellas a las que nos tienen acostumbrados los “Mossos d´esquadra”, o de   las acciones polisémicas de la Ertzaintza ( todavía colea, desgraciadamente, el “caso Cabacas”), por no hablar de los viejos tiempos en los que la Guardia Civil dejó de ser republicana para convertirse en  un eje fundamental de la represión franquista.

No, no hace falta. Poniéndonos en el perfil más bajo, en el ámbito de la circulación rodada, más allá de una sanción legitimada por un velocímetro o un alcoholímetro, un policía puede efectuar una denuncia por el resultado de su mera observación, sin que sea posible discrepar ya que todavía, por una atribución diríase  que divina, resulta ser fedatario de la verdad ante terceros, convirtiendo por ley a cualquier ciudadano en  un posible mentiroso. Por lo demás, la posibilidad de un recurso, desmenuzada en letra pequeña, solicitando pruebas o testigos resulta tan disuasoria como atractiva la posibilidad de librarse de la mitad de la multa correspondiente por pronto pago (para sonrojo de  la pedagogía  en general y en particular la de las  auto-escuelas).

Y todo esto  no deja de ser preocupante cuando se atisba  en el horizonte del descalabro del Estado de Bienestar, la emergencia de una policía privada que podría cumplir precisamente las funciones más arbitrarias de  cualquier policía sin mucha garantía de formación previa ni casi nada de control institucional.

Algo tendrían que decir al respecto los mandamases públicos. proponiendo reducir ese nivel de arbitrariedad subjetiva restante- más propio del Antiguo Régimen – que se esconde tras la denuncia administrativa, sustituyéndola por una recomendación salvo que haya una posibilidad objetiva de contraste.

Quizá sólo entonces podamos comprender mejor el “To protect and serve” que figura en  la carátula de la Policía Metropolitana de Los Ángeles desde 1955 y que ha sido pretendido (esperemos que de  verdad) por todas las policías que en el mundo han sido.

Basque Culinary Centers…

Resultado de imagen de basque culinary center menu

Al parecer, tras la toma de posesión de Donald Trump  como presidente de los Estados Unidos de América, la versión en castellano de la página web de la Casa Blanca “está en obras”.

Y, en fin,aún sabiendo que para algunos la noticia será motivo de fasto y para otros,de  nefasto, el mensaje, por ahora, no puede ser más claro: “el que quiera enterarse de lo que digo que aprenda inglés”. No sé que pasará en el resto de las instituciones, o en las grandes ciudades. Recuerdo que , por ejemplo, en Chicago, todos los anuncios o carteles significativos eran bilingües( eso sí con el mensaje en castellano en letra de menos calibre. Y tampoco sé si  esta política linguística, una vez más proteccionista,tendrá mucho éxito. Pues la preeminencia de las lenguas es histórica, es decir que cambia con el transcurso de los años.

Es  una anécdota muy conocida que, en su momento, José Ortega y Gasset  recomendó a Octavio Paz que aprendiera el alemán y se dejara de monsergas. En mi adolescencia y juventud el francés era la “lengua de cultura” como lo había sido en las Cortes europeas durante el siglo XIX. Luego vino el inglés como resultado de la expansión, entre otros factores, del rock en todas sus variantes, precuelas y secuelas( y enmendado la plana al British Council.Hace unos pocos años, mi profesor de chino, me decía que ” el mandarín es la lengua del futuro” ( aunque luego comprobé que a muchos chinos no les hacía mucha gracia que les hablara en la lengua unificada.

Yo, a mis estudiantes, les recomiendo que aprendan efectivamente chino mandarín y también,y por supuesto,árabe. Koldo, por otro lado, siempre ha defendido que las lenguas vascas son tres: el euskera , el castellano y el francés. Desde la Consejería de Educación del Gobierno Vasco se ha propuesto un “plan educativo vasco” donde de nuevo tiene gran preeminencia el inglés y el personal no deja de poner nombres en inglés a todo tipo de iniciativas, unas macrofísicas – Bilbao Exhibition Center (BEC)-, otras   microfísicas, como el Donostia International Physics Center (DIPC), y otrosí tan patafísicas como el Basque  Culinary Center (BCC).

Ya sé, ya, qué el inglés ha sido hasta  ahora una lengua internacional.  Pero, ¿continuará siendo una de las lenguas oficiales , una vez que el denominado Reino Unido abandone definitivamente la Unión Europea?

¿O es que en fondo anida el oscuro deseo de formar parte de los United States,del United Kingdom o de la Commonwealth?

Art-Içarra goicetan…( meditaciones matutinas bajo la luz de Venus)

Resultado de imagen de artizarra

El paseo de hoy me ha llevado por  el Campo Volantín al amanecer. En lo alto brillaba con su fulgor invernal Venus , la estrella de la mañana o , por aquí, también, Artizarra. Ha sido un paseo silencioso , atento tan sólo al fluir lento de la ría.

Ya en casa he abierto el dietario  de Josep Pla titulado Notas para Silvia y me he encontrado con un apunte del  25 de abril de 1957, sobre el paso de un cometa: “Lluis Medir ha dicho: Este, ya no lo volveremos a ver jamás. Estas palabras nos han sumido en un mutismo abrumadoramente triste.No existe la menor duda: este no lo volveremos a ver jamás…”

También John dos Passos hace  una mención semejante en la primera parte de su autobiografía –Días inolvidables– , aludiendo a la contemplación   del Cometa Halley en 1910.

Yo tuve ocasión de ver  dicho cometa en 1986 y, en efecto, estando previsto su retorno para  el año 2062, tampoco tendré ocasión de verlo. Sí, para ese año… Todos criando malvas, como se decía antes.

Pero la historia es de los vivos. Y el sentimiento de caducidad que genera es especular: somos caducos cuando nos ubicamos en el tiempo cronológico, no en el tiempo de la duración o en el de la ocasión ( kairós. Y, en realidad, morimos para los demás. A nosotros, talmente, la muerte ni nos va ni nos viene salvo que se crea en una vida post mortem, lo cual , aún cuando legítimo, no deja de ser una creencia.

Sin embargo, mientras estamos vivos, la caducidad, ese  ser-para-la-muerte heideggeriano, nos hace reflexionar sobre lo que dejaremos  más allá del recuerdo en unos pocos, que suele ser voluble y, en ocasiones, interesado. Lo que dejamos  es lo que dejamos materialmente. Son nuestras obras. Y entre esas obras están nuestros descendientes, y los productos de nuestro cerebro y de nuestras manos: la silla o la biblioteca que hicimos, el cuadro pintado y la escultura, aquella fotografía, lo escrito y quizá publicado- ¡estas mismas líneas!

Pero la obra material precisa de un reconocimiento. Reconocimiento de una mirada o de una mano. No muchas necesariamente, basta una. Y entonces se produce el paso del sentimiento de caducidad al sentimiento del aprovechamiento. Aprovechamiento del tiempo restante, o mejor, del que puede restar. La pregunta, entonces, es  ¿qué quiero dejar? O mejor: ¿qué puedo dejar?

Si la pregunta se formula de manera culposa- ¡algo hay que dejar!- la culpa busca  su catarsis en forma de disciplina, como bien lo explico Dodds en su libro Los griegos y lo irracional. Disciplinarse es modelar la vida en función de unos fines, e insistir por encima de los avatares del resto de la vida caducable. Pero, ¿acaso podría formularse esta pregunta de manera  no culposa? ¿No es ya el sometimiento a lo cronológico una aceptación de la culpa? Así es, en efecto. Y entonces aparece  de nuevo la dimensión cósmica de nuestra vida de seres de un día que  ” es de una tristeza aterradora, inmensa” ,como terminaba el párrafo Josep Pla.

Quedan ciertamente, la duración y la ocasión, pero no suelen ser “productivas”. Simplemente están ahí, como Venus en el cielo…

 

El codex calixtinus y los vasco-navarros

“Este es pueblo bárbaro, distinto de todos los demás en costumbres y modo de ser, colmado de maldades, oscuro de color, de aspecto inicuo, depravado, perverso, pérfido, desleal y falso, lujurioso, borracho, en toda suerte de violencias ducho, feroz, silvestre, malvado y réprobo, impío y áspero, cruel y pendenciero, falto de cualquier virtud y diestro en todos los vicios e inquiedades; parecido en maldad a los getas y sarracenos, y enemigo de nuestro pueblo galo en todo. Por sólo un dinero mata un navarro o un vasco, si puede, a un francés. En algunas de sus comarcas, sobretodo en Vizcaya y Alava, el hombre y la mujer navarros se muestran mutuamente sus verguenzas mientras se calientan. También usan los navarros de las bestias en impuros ayuntamientos. Pues se dice que el navarro cuelga un candado en las ancas de su mula y de su yegua, para que nadie se le acerque, sino él mismo. También besa lujuriosamente el sexo de la mujer y de la mula”- ha leído Koldo muy despacio, sin poder evitar que en algún momento le saliera una risita contenida.

“Pero  eso, ¿qué es?” ha preguntado Laura con un gesto de asco. “Esto es un párrafo del capítulo séptimo del libro quinto del Codex Calixtinus, un manuscrito de mediados del siglo XII acerca de Santiago y del Camino de Santiago. ”

“Mira”, ha comentado Mikel,” una buena muestra de que por aquí  hace ya  unos cuantos siglos se hacía casi de todo…Bueno,  siempre puede haber algún listillo o listilla que vea en este texto  algún rasgo de identidad  y proponga que el origen del “cunnilingus”es vasco-navarro…” ” O del bestialismo…” ha añadido Koldo con sorna.

“Así que las mujeres y las mulas…” ha dejado caer Marta.

Y yo he pedido otra ronda de cafés descafeinados ( y la doble malta para Koldo) por ver si nos relajábamos un poco y podíamos volver a nuestras ocupaciones habituales. ¡Vaya  desayuno de los martes!¡Este ha sido de los que dan que pensar!

Ante diem IX Kalendas Februarias Anno MCDLXX ad Bilbao condita

 

Trump y la “Euskal Hiria…Mikro-Sozialista”

euskal hiria geografías vascas euskal geografiak

Estoy dando mi paseo dominical con Mikel.El sol ha salido por fin y la ría fluye lenta, refulgente y plateada.

“¿Qué te ha parecido lo de Trump? “suelto como si hablara del tiempo.”Según las previsiones ” contesta Mikel sin mirarme y como si también hablara del tiempo. “¿Y eso?”

Mikel se detiene bajo el Zubi Zuri ( protesto brevemente pero sin éxito por aquello de evitar alguna de las modalidades del “Calatrava te la clava”), se vuelve hacia mí y me apunta con el dedo índice de la mano derecha: ” Tanto darle vueltas a la modernidad líquida y a la disolución de todo lo que era sólido, y mientras tanto  un gran escualo como el de la película Tiburón, iba creciendo y engordando alimentándose de identidad suma, gran-nacionalismo, proteccionismo ralo, sexismo de siempre, viejo racismo y nuevo imperialismo… Ahí tienes a Trump, sí, pero también a May, a Putin, a Erdogan… Y, en fin, al ISIS… Así que frente a la delicuescencia ilustrada, siempre atenta a hacerle la cama a otro por aquello de mantener el respeto democrático,vuelve  y con más fuerza, la vieja religión nacional”.

Le aparto el dedo y le tomó del brazo como si fuéramos hermanos o seminaristas o las dos cosas a la vez.  Continuamos nuestro camino. “¿Y qué se te ocurre? “.Mikel, que ya está desde hace años en fase  post-poli-mili, me mira de arriba abajo y sonríe. “Bueno,  la otra religión civil que nos ha sido otorgado conocer ha sido el socialismo. Y antes de que el nuevo gran-nacionalismo se convierta, como antaño, en nacionalsocialismo, yo apostaría por un neo-socialismo de pequeña nación, casi de connurbación…”.  “O sea, por aquí algo así  como una Euskal Hiria…”. “…Mikro-sozialista añadiría yo”. ” ¡Tú lo has dicho! ”

En ese momento se ha escuchado un fortísimo graznido sobre nuestras cabezas.  Nos hemos agachado y La Gaviota del Ensanche ha pasado en vuelo rasante sobre nosotros…