Telencinquizando

Cuando los dineros detrás de Telecinco desembarcaron en Cuatro, algo más que un montón de billetes se ponían sobre la mesa. Después de meses mareando la perdiz, parece que en los próximos días la Comisión Nacional de Competencia va a dar el visto bueno a la fusión de las dos cadenas, pero los nuevos aires hace tiempo que ya empezaron a advertirse en la cadena más progre de ese, su mando a distancia.

Puede que usted recuerde que fue allá por el mes de febrero cuando Gabilondo -azote que lo fue de Berlusconi, il capo de Mediaset, que controla Telecinco- encontró acomodo en CNN+. Recorte de plantillas, fuga de rostros… y de cerebros. Hoy mismo sabemos que Paolo Vasile no quiere a la directora de Contenidos de Cuatro en el nuevo organigrama de la corporación. Tuve la oportunidad de conocer a Elena Sánchez cuando la cadena de verdad se creía eso de que eran diferentes, jóvenes, urbanos y fashion. Ahora ya no les quedará ni siquiera la ilusión de lo que pretendieron ser.

Hoy Cuatro va camino de convertirse en el discípulo igualmente bochornoso de la todopoderosa Telecinco -que por cierto lidera habitualmente los registros de audiencia en Euskadi-, lo cual a nivel empresarial tiene sus ventajas. Los beneficios de la cadena de la Esteban crecen y crecen como si no hubiese un mañana. Pueden reprochársele muchas cosas, pero no la falta de eficacia.

Ya en junio se podían intuir sus modos y maneras en la programación de Cuatro. Y me temo que cada vez con más claridad encontraremos ese toque Telecinco insertado, cual trasplante de plasma entre hermanastros, en la mayoría de los espacios de su socia. Para muestra, extraigo dos botones de la parrilla de Cuatro: el domingo se estrenó Tu vista favorita, un remedo de nuestra añorada La mirada mágica que invita a los espectadores, a golpe de mensaje o llamada cobrados a precio de oro, a elegir entre los parajes más hermosos de la geografía ibérica. Un bonito documental grabado desde un helicóptero con taxímetro incorporado, ya que el objetivo no es dirimir si playa o montaña, sino adornar la cuenta de la cadena con esos recursos atípicos que tanto tiempo llevan agenciándose en Telecinco.

El segundo botón me molesta más todavía. El domingo finalizaba la tercera temporada de Granjero busca esposa, un programa relativamente pequeñito, el único reality que he podido seguir sin avergonzarme por ello, un guilty pleasure bien editado, divertido por momentos y con un planteamiento respetuoso. El “Telecinco’s way” implica la explotación al máximo de los recursos, así que ya iban tardando en exprimir al más televisivo de los protagonistas del espacio, a coste cero y dificultad mínima, y organizar rondas de entrevistas, intervenciones, payasadas, retroalimentación y exhibición de feria al mono con el que se han encontrado por el camino.

Imagen de previsualización de YouTube

Imagen de previsualización de YouTube

Con una única factoría de “estrellas” ya teníamos más que suficiente.

Tags: , , ,

5 comments

  1. Pues no veo mucha alternativa de cadena, porque en ETB2 ni las noticias puedo ver desde hace un tiempo… Y La Sexta, ¿qué es La Sexta?

    Hace bastantes meses decidí volver a ver la tele y sólo me enganchó Neox a la tarde. Pero, como pura radiofórmula, repetían y repetían tanto American Dad y Los Simpson, que de nuevo migré esas horas a Internet.

    Para qué engañarnos, en mi caso donde necesito un audímetro, es en el ordenador.

  2. Muy perspicaz y interesante post, si señora. Qué placer leer algo sugerente sobre televisión! Gracias por hacerme ver esa “mutación”, que yo ni siquiera había intuido, inocente de mi.

    Sólo una observación, muy menor; al ritmo que va la cosa, lo de “átipico” tendrà que revisarse. El SMS es ya tan típico como la publicidad. En Catalunya, hasta en la pública…

    Salut, maitea!

  3. [...] This post was mentioned on Twitter by estefanía jiménez, estefanía jiménez. estefanía jiménez said: La fusión entre Cuatro y Telecinco está trasladando a aquella las formas de hacer de ésta. Si no querías caldo,… http://fb.me/wZb9c7Vz [...]

  4. Como Vasile eche finalmente a Elena Sánchez Cuatro caerá en picado. Ella se lo ha currado y ha apostado por series de mucho éxito que han resultado bien y por programas que no han ido mal.

    Telecinco era mi cadena amiga, hubo un tiempo en el que todas las noches tenía una serie para ver, al menos de lunes a jueves y los domingos, y una buena película los viernes. Desde hace tiempo es sólo Telebodrio, ese canal donde sale gente como la Esteban y donde de interés dan bien poco. Luego decían de la época de las Mamachicho… Eran menos casposos.

    En fin, seguiré viendo el cable.

  5. Aidel,

    Estoy convencida de que en televisión se emiten joyitas, y prácticamente todas las cadenas tienen alguna escondida. No tires la toalla ni desesperes, por favor, que hay que creer en el género humano y en su capacidad para crear en positivo.

    Josep Angel,

    Gracias por tus palabras, y por tu observación, absolutamente certera: los mensajes son una fuente de ingresos atípicos relativamente importante para casi todas las cadenas, que no han sabido o querido sustraerse de la tentación, disfrazada de… ¿interactividad? Durante un tiempo también en algunos programas de la televisión pública vasca se han admitido mensajes, si bien creo que ahora mismo no se atreven a abrir ese canal por “miedo” a lo que muchos espectadores harían aparecer en pantalla. Con todo, sigue recaudándose menos mediante SMS que a través de la publicidad.

    Amaia,

    Que yo sepa, Elena Sánchez será reubicada, pero el movimento dejará a las claras el viraje que se pretende dar a Cuatro. No obstante, hay que entender las decisiones respecto a la programación de cualquier cadena como una labor de equipo, sujetas a cierta imprevisibilidad. Ningún programador tiene un libro de recetas para saber con qué acertará, y en Cuatro ha habido, igual que programas bien dignos, otros que no lo han sido tanto. Gracias a los tres por vuestras interesantes aportaciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>