Pasta por el desagüe

Estoy harta de la Eurocopa. O mejor dicho, del cultivo intensivo de fútbol y chascarrillos al que nos someten Telecinco y Cuatro día sí y día también. Esa rara habilidad que tiene Mediaset de dar vueltas de tuerca a todo lo que toca contribuye a que la retransmisión de este torneo pase a la historia, probablemente, como la más explotada publicitariamente de la historia. Hay que rentabilizar los derechos de emisión –entre 65 y 70 millones de euros-, así que empachemos al personal a base de fútbol, chascarrillos, orgullosos patrocinadores, héroes dignos de mejor causa, zapatillazos con el logo bien visible, pinturas guerreras y cervezas que unen colegas, familias y generaciones. Y por el mismo precio, venga cuarto y mitad de imposición de símbolos y referencias.

Telecinco exhibe capacidad para tematizar a base de fútbol y explota su material de la mañana a la noche. Cuatro no se queda atrás. ¿Pero soy la única a quien le parece que el despliegue de Televisión Española en la Eurocopa está excediendo lo razonable?

Siguiendo una lógica comercial puedo entender que Manolo, Manu, Sara y sus amigos aparezcan de vez en cuando, entre spot de cerveza y spot de cerveza, para comentar lo verde que está el césped, el ambiente garrulo en la calle a ritmo de Manolo Escobar, lo providencial de la parada de Iker y que Shakira está en las gradas. Ayer fue Gran Hermano, hoy toca balompié. Y admito que incluso como fenómeno transmedia incontrolado también hay quien sabe sacarle chispa.

¿Pero Televisión Española? ¿De verdad es necesario desplazar a un equipo en el que cuento al menos media docena de periodistas -sumen cámaras, técnicos, productores, sonidistas… que también comen, beben, duermen y es de suponer que recibirán su pertinente compensación por tenerse que desplazar a la otra punta de Europa para desarrollar su trabajo- para cubrir un evento que consiste en partidos que emiten otras cadenas? ¿De verdad que el interés informativo -no discutiremos aquí el interés que despierta el fútbol- justifica obvias piezas declarativas sin interés con patrocinador de fondo? ¿La entrega televisada de una camiseta de la selección española a Lech Walesa? ¿Polacas disfrazadas de sevillanas? ¿La pulsera de la suerte? ¿La sonrisa de un niño? ¿Y así durante un mes entero?

¿Qué tal unas lecciones de economía de guerra? Pasta por el desagüe: la nuestra, “la de todos”.

Un comentario sobre “Pasta por el desagüe”

  1. Espana es el único pais del mundo con una ley que declara de “interés nacional” la emisión de partidos de fútbol en televisión……(ley cascos – 1997)….

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *