Dias de lluvia.

Una vez mas la lluvia me acompañaba en aquel recorrido. Las gotas caían con fuerza siempre en aquel regreso a mi origen. Tal vez era la metáfora de mis sentimientos como un llanto contínuo a mi retorno, o tal vez por mi ausencia. Una vez más los olores de mi infancia, la luz tan diferente de aquel cielo, los rostros…esos rostros que tanto conocía y que tanto me costaba reconocer. Una vez más en la última curva sentiría el vello erizarse en la nuca y mantendría la respiración, escuchando llorar a la lluvia.

Texto: Irune Benedicto.

Un comentario sobre “Dias de lluvia.”

  1. Hasta un libro se pudiese escribir de esa expresiva poesia , impresionante en todo el sentido de la frase ,un saludo .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *