Receta: Bizcocho de chocolate con platano y queso

Endulzarse la vida, debería de ser una obligación que todos tendríamos que llevar a rajatabla. Para ello os propongo un delicado bocado de chocolate, queso y una fruta tan exquisita como fina y untuosa, el plátano, una fruta de sabor dulce, intenso y perfumado. Traído desde Asia a nuestras costas sobre el año 650, llego a canaria en el siglo XV y de ahí salto a América. Hoy en día es una de las frutas más consumidas a nivel mundial.

Ingredientes: (Para 4 personas)

  • 250 gr Agua
  • 250 gr Azúcar
  • 20 gr Cacao
  • 2 lamina de bizcocho de chocolate
  • 1 nuez de mantequilla
  • Queso crema
  • 2 plátanos
  • Licor de naranja
  • Helado para acompañar
  • Frutas para decorar
  • Culis de fresa

Elaboración:
Comenzamos haciendo un almíbar ligero con el agua, el azúcar y el cacao, lo dejamos hervir por espacio de 5 min. En un molde colocamos una de las capas de bizcocho y la empapamos bien con el almíbar, sobre el colocamos una capa de queso crema y lo tapamos con la otra lamina de bizcocho que volveremos a mojar con almíbar. Reservamos.

Pelamos los plátanos y los laminamos a un grosor de ½ cm. los salteamos en una sartén junto con la mantequilla y los flambeamos con el licor de naranja. Dejamos que tomen color pero que no ablanden demasiado. Colocamos los trozos de plátano flambeado sobre la última capa de bizcocho y los caramelizamos con azúcar y un soplete de cocina.

Emplatado:
Cortamos 1 ración en forma rectangular y la ponemos en el centro de un plato acompañándola con unas frutas de temporada, una bola de helado y unas gotas de culis de fresa.

Receta: Bizcocho de Naranja

Pocas frutas pueden presumir de tener tan cantidad de letras como apellidos: vitamina A,B,G, y C, así como calcio, fosforo, hierro, magnesio o potasio, por mencionar algunos. La mejor vitamina para combatir los resfriados en esta temporada de invierno sin duda siempre nos las han ofrecido nuestras amigas las naranjas, posiblemente la fruta más apreciada de la temporada invernal. Así que como íbamos a dejarla pasar sin dedicarle un plato para ella sola. Os dejo una receta para que la probéis de otra forma diferente que el mítico zumo de los desayunos. Buen provecho, on egin.

Ingredientes: (para 4 personas)

4 rebanadas de pan brioche de unos 2 cm.de grosor
Helado o sorbete de sabor (a elegir)

Para la confitura:

  • 3 naranjas
  • 1 limón
  • 1 l de agua
  • Azúcar
  • 200ml. de licor de naranja

Para los gajos de naranja:

  • 2 naranjas
  • 20 gr Mantequilla
  • 25gr de azúcar

Elaboración:

Para hacer la confitura de naranja:
Cortamos las naranjas y el limón sin pelarlos en daditos pequeños, de unos 5 milímetros y los cubrimos con el agua, esta mezcla la dejamos reposar 24 horas en la nevera. Transcurrido el tiempo, lo hervimos a fuego mínimo durante 45 minutos y pasado el tiempo le añadimos el licor de naranja, hervimos durante 15 minutos más para eliminar el alcohol, lo dejamos reposar durante otras 24 horas. El resultado lo pesamos y le añadimos el mismo peso en azúcar y lo ponemos al fuego, lo hervimos a fuego suave durante 30 minutos. Dejamos templar y reservamos.

Para los gajos de naranja:
Pelamos la naranja ayudándonos de una puntilla para limpiarla bien de partes blancas, una vez limpia sacamos los gajos de entre sus fibras. Ponemos al fuego una sartén, una vez caliente le añadimos de golpe la mantequilla y los gajos de naranja para saltearlos a fuego vivo, añadimos el azúcar, removemos y sacamos del fuego. Reservamos.

Emplatado:

Cortamos las rebanadas de brioche en unos rectángulos de 3 por 6 centímetros y las sumergimos en la confitura de naranja previamente templada, dejamos 10 min para que emborrachen bien. Seguidamente cada una la colocamos en un plato, sobre ellas añadimos unos trazos de la naranja confitada y sobre ella colocamos los gajos de naranja apoyados unos sobre otros. Acompañamos con el helado de canela (en este caso) y decoramos al gusto, en este caso con flores de verónica y canela en polvo.