Algo más que el compañero de celda de ‘Lauaxeta’

Esta semana se cumplirán 80 años del fusilamiento del comandante del batallón de Eusko Indarra y cofundador de ANV, José Placer Martínez de Lecea

Un reportaje de Iban Gorriti

Algo más que el compañero de celda de ‘Lauaxeta’ Foto: DEIA
Algo más que el compañero de celda de ‘Lauaxeta’ Foto: DEIA

SE le conoce, en muchos casos, casi exclusivamente por ser aquel compañero de celda del poeta y periodista vizcaino, y comandante de intendencia Esteban Urkiaga, más conocido como Lauaxeta, sin embargo, tras analizar la biografía de José Placer, sería injusto retener tan solo ese capítulo. Fue una personalidad política relevante en Araba cuando estalló la Guerra Civil española, además de comandante de gudaris en el batallón Eusko Indarra de la ANV que cofundó. Finalmente, fue fusilado tras un juicio sumarísimo tras ser apresado por los golpistas franquistas mientras defendía una batería en Gernika.

El 5 de julio se cumplirán 80 años de su muerte. En su memoria, el Ayuntamiento de Barrundia ha organizado un acto de recuerdo por él y el resto de represaliados de la zona el 8 de julio a las 13.00 horas en la plaza del Ayuntamiento de Ozaeta.

El primer hijo de quince hermanos del matrimonio Gerardo Placer y Feliciana Martínez de Lecea, Pepe, nació en Ozaeta en diciembre de 1896. Allí vivió su infancia, donde su padre ejerció la profesión de médico de Barrundia durante 35 años. “Como curiosidad, aunque era natural de Zaragoza, Gerardo también trabajó en Busturia, donde fue médico de Sabino Arana”, recuerda Félix Placer, sobrino del fusilado.

José Placer tuvo que dejar pronto su pueblo para trabajar en Gasteiz, aunque volvía con cierta frecuencia a Ozaeta. De convencidos sentimientos nacionalistas e ideas progresistas estuvo afiliado a EAE-ANV desde los comienzos de su militancia política. Fue uno de sus cofundadores e impulsores en la capital alavesa en 1931.

Secretario del comité de Gasteiz, impulsó la corriente de izquierdas dentro de EAE-ANV. Pepe, miembro del nuevo Comité Nacional y representante de Araba, tomó parte activa en la campaña electoral de 1936. Al triunfar la izquierda se renovó la gestora de la Diputación de Araba. Los dos miembros de ANV fueron Joxe María Belaustegigoitia y José Placer, primeros representantes, por tanto, de la izquierda abertzale en esta institución.

El 18 de julio de 1936, tras el golpe de Estado contra la Segunda República, mientras algunos compañeros de partido fueron detenidos, Placer consiguió huir por Ozaeta. Lo recuerda su hermana Ofelia: “Estaba sola en casa. Mi padre fue a visitar a un enfermo en Narvaja y mi madre lo acompañó. Eran las once de la mañana. Inesperadamente se presentó mi hermano Pepe. Quería pasar por el monte a Gipuzkoa, pero no se acordaba muy bien del camino a seguir. Me preguntó si yo sabía de alguien que pudiera acompañarle, porque tenía miedo a perderse. Fui a buscar a un vecino de confianza. Lo acompañó y vino a avisarme de que Pepe ya estaba seguro. Después tuvo problemas por haberlo acompañado”, lamenta Ofelia, y continúa: “Nada más marcharse Pepe, apareció por la puerta de delante de casa el guarda de Elgea. Me preguntó con mucha insistencia a ver dónde estaba Pepe. Le dije que no tenía ni idea y de ahí no me sacó, pero venía a detenerle”.

José tuvo dos hermanos más que fueron gudaris: Eloy Placer, teniente alistado a su mismo batallón, al Eusko Indarra; y Félix Placer, comandante de la unidad comunista Karl Liebknecht. “Félix, se llamaba como yo, era mi padre y Eloy mi tío, como Pepe. Eloy fue condenado en Santoña y, tras exiliarse, trabajó como profesor de la Universidad de Reno. Fue gran investigador de la cultura vasca y escribió sobre Pío Baroja”, continúa relatando. De entre los quince hermanos también destacaron otras personas como Araceli Placer, reputada activista del PNV como conferenciante de Emakume Abertzale Batza.

José Placer luchó en Donostia y después como comandante del batallón Eusko Indarra en las unidades de artillería que actuaban en Gernika, junto a su hermano Eloy. Allí fue hecho prisionero el 3 de mayo, después del bombardeo de la villa. Le llevaron a Ondarreta. Reclamado por el Gobierno, estuvo preso en el convento de los Carmelitas de Gasteiz junto con Lauaxeta con quien compartió celda, condenado a muerte el 15 de mayo por el mismo alférez juez instructor José María Sarachaga y tuvieron como “defensor” de oficio al alférez José Antonio Sáenz de Santamaría, las angustiosas semanas de prisión.

Ambos fueron fusilados en el mismo lugar, en la pared norte del cementerio de Santa Isabel con días de diferencia: Placer el 5 de julio de 1937 y Lauaxeta el 25. “Murió con patriotismo y valentía, según lo atestiguó el Padre Moreno, que le atendió en sus últimos momentos. “Murió gritando Gora Euskadi askatuta”, subraya Félix.

José Placer era primo carnal del padre de la famosa escritora vasca Toti Martínez de Lezea. “Sí. Mi abuelo y su madre eran hermanos. Estos días que he leído sobre el homenaje a Lauaxeta no he podido evitar pensar en él. Compartieron celda en los Carmelitas de Gasteiz y fueron fusilados ante la tapia del mismo cementerio, pero de él apenas una palabra”, comenta a este diario la escritora, y añade: “Su madre, mi tía abuela Feliciana, fue a pedir que le dejaran ver a su hijo antes de morir, y no se lo permitieron”, concluye Toti.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*