¿Y si no quiero unas botas (normales)?

Frente a las clásicas Timberland o Panama Jack o a modelos más tradicionales y “vestidos” que nos ofrecen marcas como Massimo Dutti, H.E. by Mango, Boss, etc. hemos encontrado cinco modelos con la misma función -protegernos de la lluvia y el frío- pero con un diseño mucho más arriesgado. Para aquellos que quieren salirse de lo convencional.

 

 

  • Nanu Hike de Clarks. Fabricadas en cuero (marrón, negro o marino) es el cruce perfecto entre una bota técnica de monte y un modelo “de calle”. Cuenta con tecnología Gore-Tex y suela de goma ultrarresistente. Un estilo único. 150€.

  • Abington Haley Chukka Boots de Timberland. La casa americana tiene en su colección Abington un homenaje a “los hombres que construyeron las infraestructuras” de su país. Modelos con una durabilidad extrema pero aderezados con un diseño moderno y funcional. Con tejido Woolrich, detalles de piel y suela blanca en contraste, han nacido para estar en la ciudad. 150€.

  • Botín deportivo de piel de Zara. Con un concepto similar a la anterior pero con los materiales combinados justo al revés (hay más ante que tela), una caña más baja y una suela blanca menos estriada, Zara nos presenta un modelo que emplea el poliéster y el poliuretano para aislar el pie de las inclemencias climáticas. Tremendamente cómoda, harás muchos kilómetros con ellas. 39,95€.

  • Safari Suede de Natural World. La firma que nos enamoró este verano con sus materiales cuidados y su respeto al medio, Natural World, nos presenta un modelo en serraje y caucho natural vulcanizado con el interior suavizado y en un tono Kaki (no. 822) muy de moda. Cómodas y resistentes. Además, son baratas. 49,95€.

  • Scott de Gant. Nuestro último modelo es este botín de caña media en color cognac y con remates acolchados verdes que cuenta con suela de goma reforzada especialmente adherente y el interior forrado de borreguito. Un ejercicio de diseño y comodidad que, además, nos dará un toque diferente y nos protegerá del frío como pocos. 169€.

 

La hora de sus majestades satánicas

Fundada en 1865 por un joven de 22 años -Georges Favre-Jacot-, Zenith no ha sido nunca una empresa relojera al uso. En sólo diez años, mientras la mayoría de sus rivales buscaban movimientos artesanos y personales, la empresa ya tenía a cien trabajadores en plantilla. Su nombre -que evoca al punto más alto del firmamento- era toda una declaración de intenciones. Querían ser el constructor relojero de referencia… y lo estaban consiguiendo. En 1920 ya había dos millones de unidades en todo el mundo y abrían sucursales en las ciudades de referencia de medio planeta.

Sin embargo, el punto de eclosión, el culmen de la manufactura de los de Le Locle se dio en 1969 cuando crearon “El Primero” que, junto con el Calibre 11 de Heuer, se disputaría el título de primer mecanismo cronográfico de carga automática. Con 36.000 alternancias por minuto le permite una precisión de 1/10 segundos. Un calibre de tal reputación que hasta hace bien poco lo equipaba otro reloj legendario: el Rolex Daytona.

Cuando en 1999 la empresa fue adquirida por LVMH, Zenith recibe una enorme inyección de capital que le permite mejorar todos sus calibres y lanzar cuatro nuevos. Además, la firma recibe el soporte suficiente como para atreverse con colaboraciones arriesgadas que han dado lugar a modelos legendarios.

Con una complicación Tourbillon dentro de su caja de 44 mm y un sistema de fecha único en la periferia de la jaula del mismo, los 381 componentes laten con una precisión superior. Su diseño de tres esferas tiene ahora un nuevo icono. Se trata del legendario logo creado por John Pascher para The Rolling Stones, la provocativa lengua roja que nos presenta el primer modelo de la colección Cinco Estrellas y que fue presentada por Jean Claude Biver, responsable de joyería de la matriz LVMH.

 

Más allá del tiempo

Hay algunos accesorios que pueden considerarse eternos. Artículos de fantasía (muchas veces sirven para introducirnos en el catálogo de firmas minoritarias) que destacan por su diseño atemporal, sus acabados cuidados y sus materiales excelsos. Complementos pensados para convertirse en una inversión y que dotan de una personalidad única a nuestros estilismos con el paso del tiempo. Os acercamos una pequeña colección hasta nuestra bitácora para que empecéis a preparar el primer borrador de vuestra carta navideña.

  • Guantes. Unos guantes de piel forrados con el mejor punto, muñeca ajustable y un tacto excepcionalmente suave son la carta de presentación de la cada vez más acertada colección de complementos de la casa británica. Su tono chocolate les garantizan una buena vejez y la flexibilidad de sus materiales y el confort que proporcionan harán que desees que llegue el invierno. 89€.

  • Foulard. El suave tacto de la lana y el cashmere sobre la piel sólo rivalizan con el acertado tono marino de la lana -siempre tintada con productos naturales que fijan mejor el color- y el efecto tiza de las rayas y cuadros de cada lado de esta sobresaliente bufanda. Desde los flecos de cada extremo a su acertado ancho, una bufanda pensada para durar años y combinar con cualquier cosa que quieras vestir. Pura esencia británica. 210€.

  • Billetero. Ha de ser lo suficientemente grande para poder meter todos nuestros papeles -el equivalente masculino al pozo sin fondo de los bolsos de las mujeres- y lo suficientemente pequeño para que no ocupe en ningún bolsillo. En Gant han buscado un modelo plano sin casi costuras pero con espacio para un monedero y varias tarjetas. Como siempre, con una piel bovina muy bien cuidada. 75€.

  • Maletín. Hay muchas formas de llevar las cosas en un maletín. Tantas como tipo de bolsos. Nosotros nos decantamos por uno que se personalice con el paso del tiempo y que deje marcadas en su piel todas nuestras experiencias. Los chicos de Blauer han unido toda lo mejor de la tradición marroquinera italiana con el diseño masculino yanqui. El resultado es este bolso cruzado lleno de compartimentos y bolsillos y con refuerzos que lo hacen casi indestructible. 365€.

  • Reloj. Una de nuestros fabricantes relojeros favoritos ha renovado su legendaria gama PRS 516. Modelos automáticos inspirados en el deporte del motor en los años 60 en el que el diseño y los materiales de primera dan como resultado una colección llena de personalidad y estilo. El acero, el cristal de zafiro y el movimiento 2836-2 se dan la mano para resultar en una joya suiza. 470€.

 

Aprovecha el mes de las carreras

Otoño, noviembre y diciembre son meses en los que los runners aprovechan para disfrutar de algunas de las carreras más relevantes del calendario. Las maratones, medias maratones y otras distancias respetables pueblan el calendario por toda nuestra geografía. Por eso, si todavía no te has dispuesto a renovar tu material te proponemos cuatro básicos que creemos que te vendrán de perlas.

 

 

  • Adidas. La sudadera con capucha Icon Response está confeccionada con tejido climalite para repeler el sudor y mantenernos aislados de las inclemencias climatológicas (ojo, si llueve es necesario un chubasquero). Los puños con agujeros para los pulgares, las bandas y el logo reflectantes y su ajuste para todos los públicos la hacen un básico que te durará mucho más de una temporada. 48€.

  • Nike. Los de Oregon nos proponen como siguente capa una camiseta con cremallera a medio pecho que emplea la tecnología Dri-Fit y paneles de malla ubicados estratégicamente para facilitar la ventilación en cualquier condición climática. El cuello elástico es más alto de lo habitual para abrigarte mejor y la manga ranglan facilita los movimientos. Cuenta con costuras planas para evitar roces. 100€.

  • ASICS. La apuesta de los nipones por el Muscle Support empieza a diversificarse y cada vez son más los productos que cuentan con esta tecnología de compresión que facilita una postura correcta y minimiza la vibración de los músculos propia del impacto contra el suelo. El tejido, además, es muy ligero y mantiene notablemente bien la temperatura corporal. 80€.

  • Reebok. Las zapatillas son, sin duda, la inversión más importante para cualquier atleta. Da igual que sea aficionado u opte al oro en maratón, es la herramienta que nos protege del suelo y que nos ayuda a despegar. Nuestra mejora compañera y la que más debemos mimar a la hora de comprar. Desde la compra de Reebok por Adidas la colección de los de Massachussetts ha vivido toda una revolución y mientras los germanos se decantan por el Boost los americanos heredan tecnologías sumamente contrastadas. Las ONE Cushion 2.0 son la actualización de un modelo que sorprendió a propios y extraños por su adaptabilidad a casi todos los corredores, su diseño rompedor, sus sobresalientes materiales y, sobre todo, por su excelente relación calidad-precio. 100€.

  • Mizuno. El otro gran fabricante deportivo japonés el que más portadas acapara pero sí uno de los favoritos de los runners. En esta ocasión nos brindan un chubasquero técnico resistente al viento y la lluvia que destaca por su ligereza, su tejido reflectante y lo cuidado de todos los detalles. 70€.

 

Tiempo de cazadoras

Lo suficientemente casual como para imprimir un estilo diferente a tu imagen. Lo suficientemente formales como para sustituir a las americanas en los días de viento y lluvia. Prácticas, ligeras, abrigadas, de todos los colores. Son las cazadoras, las prendas exteriores indispensables en otoño y en primavera. Aquí os dejamos cinco que no podéis perderos.

 

 

  • Springfield. Las cazadoras tipo harrington destacan por su caja bien estructurada, su cuello armado y la ligereza de formas. En esta ocasión los diseñadores de SPF le han quitado el forro para que el resultado sea más similar al de un cortaviento con mucho estilo. Confeccionada en algodón y poliéster es perfecta para combinar con un jersey o camiseta. En azul marino y negro. 30€.

  • Zara. Si el chaleco es una de las estrellas de la temporada, una prenda exterior combinada que lo simule es un éxito garantizado. Su poliéster le permite resistir el agua y mantener el calor a pesar de su ligereza. Disponible también en gris, nos parece mucho más acertada este juego de texturas en negro. 40€.

  • HE by Mango. Como el otoño no se atreve a llegar aprovechamos para incluir esta cazadora de algodón canvas en azul petróleo, trabillas en los hombros y puños y bajos rematados además de dos bolsillos plastón que nos encanta por su sentido de lo casual. Mucho más fácil de combinar de lo que parece. 45€.

  • Levi’s. Si 501 es sinónimo de jean, The Trucker (sí, The Trucker) es sinónimo de cazadora vaquera. La hay slim y regular, con cuello de borreguito, tintada… De todas las formas posibles pero nosotros nos quedamos con la original. Algodón de 340 gramos sin lavar. Sólo botones y dos bolsillos interiores y dos pecheros. Nada más para confeccionar una leyenda que no podía faltar. 120€.

  • G-Star Raw. El toque exótico nos lo da esta cazadora ligera con capucha estructurada y puños con velcro que destaca por su construcción integral en nylon técnico y su estampado de camuflaje. Un concepto, el de cazadora, reformulado en su confección y en su imagen. 200€.