Vuelta a los orígenes

 

Os presentamos la colección de Nivea for Men para cuidado personal masculino. Una gama de 40 productos pensados para protegernos de las agresiones en la piel provocadas por el medio (sol, frío, contaminación) y que, además de tener un precio de lo más competitivo se apoyan en la experiencia centenaria del laboratorio alemán.

 

Estas son nuestras apuestas:

 

 

  • Roll-on de ojos Skin Energy Q10: la tecnología Q10 desarrollada por Nivea permite recuperar la piel del contorno de ojos y minimizar las temidas bolsas. Su fórmula Skin Energy no sólo hidrata una de las zonas más delicadas del rostro, sino que aumenta su luz.

  • Gel limpiador Sensitive: para usarlo dos veces al día (a la mañana y a la noche) limpia perfectamente las impurezas acumuladas y permite que la posterior aplicación de otros productos sea mucho más efectiva. Indispensable.

  • Crema nutritiva intensiva: tanto por el frío (y las calefacciones) en invierno como por el sol en verano, esta crema intensiva será nuestra mejor aliada para proteger nuestra piel. Notaremos la mejora en pocos días… y ya no querremos dejarla. Ideal también como after shave.

  • Gel limpiador exfoliante: el complemento ideal al otro gel limpiador es éste exfoliante para usar una o dos veces por semana y mejorar nuestra sensación preafeitado. Pensada para pieles sensibles, su granos no son prácticamente abrasivos y respetan la estructura de la piel.

  • Gel de afeitar Sensitive: si el exfoliante nos ayudará con la barba más enquistada, este gel nos protegerá de la cuchilla. Una maravilla por tacto y sensación de frescor que además, huele de maravilla.

 

Los diez blogs de estilo que no te puedes perder

 

Puede que para muchos los blogs no seamos periodismo de raza pero las cifras son claras: en la red de redes hay más de 250 millones de bitácoras activas y muchas de ellas se han convertido en publicaciones de cabecera editadas por verdaderos expertos temáticos anónimos. El mundo de la moda, tan adecuado para potenciar la creatividad y el estilo personal de cada uno, es seguro el más fructífero.

 

Crean estilismos, copian y multiplican tendencias y, sobre todo, son un verdadero pulsómetro de lo que ocurre en la calle. Tanto o más que biblias como GQ, Esquire o Vogue. Así, aunque los blogs femeninos siguen siendo la referencia en materia de estilo os presentamos un buen puñado de bitácoras masculinas que no os podéis perder.

 

 

  • The sartorialist: la obra de Scott Schuman es todo un ejemplo de cómo personificar la moda. El modo en el que cubre el streetstyle y su impacto en el mundo de la moda es tal que tiene incluso libros publicados. Una referencia.
  • The bespoke dudes: Fabio Attanasio es un joven italiano que aplica a rajatabla el “made in Italy”. Los cortes de los estilismos que nos propone, los detalles, colores y accesorios nos muestran toda la esencia de la moda masculina del país mediterráneo. Sus entradas sobre sastrería a medida son todo un manual de cómo debemos tomarnos esta faceta de la moda masculina.
  • La Couleur Blanche: si James Bond siguiera un blog de estilo -en vez de protagonizarlo- sin duda sería este. El holandés Menco Nieuwenhuis es el manual de estilo del perfecto gentleman (y no sólo a la hora de escoger un traje). Sus estilos son clásicos, elegantes y atemporales -la antípoda del anterior- lo que ha hecho que este director de estilo de New Taylor, se haya convertido en una referencia más allá de sus fronteras. Indispensable.
  • The British Fashion Council: Londres es para nosotros la capital de la moda masculina -por mucho que les pese a los italianos-. Esta asociación se encarga de mostrarnos las creaciones de nuevos diseñadores británicos y, de paso, nos enseña que la cantera de las islas parece no tener fin. La organización, por cierto, es exquisita.
  • One Dapper Street: directamente desde la Gran Manzana, Marcel Floruss nos muestra la forma de ver el estilo masculino al otro lado del Atlántico. La mezcla entre el casual estadounidense y las reminiscencias de la moda más anglosajona se unen a la forma relajada de ver la moda clásica del país. Su guía de shopping crea adictos.
  • TSBmen: siglas de The Style Blogger, Dan Trepanier nos propone una bitácora sencilla con contenido práctico y combinaciones sofisticadas y elegantes para el día a día. Muy recomendable.
  • The Three F: Filippo Fiora y Filippo Cirulli son los creadores de un blog 100% italiano en el que se muestran outfits que mezclan estilos clásicos con patrones slim y accesorios coloridos. En sólo dos años han conseguido crear el sello más influente de Italia y uno de los de referencia en el continente.
  • The Gentleman Blogger: Matthew Zorpas nos pone sobre la mesa el manual de estilo del perfecto gentleman británico. Un ejercicio de elegancia -a veces con las estridencias de la moda, pero muy escasas- que son siempre un acierto a la hora de escoger estilismo.
  • He spoke style: la esquina en internet de Brian Sacawa destaca más allá de por sus estilismos impolutos, por sus consejos how to y su guía de sastres y tiendas. Una de nuestras referencias.
  • Les Fréres Joachim: los parisinos Swann y Loic Joachim nos muestran que la moda francesa masculina está muy viva. Su forma de mezclar clásicos con prendas de nueva tendencia (una mezcla entre smart cool) se adereza con complementos de todo tipo para conseguir looks muy personales. Diferente.
Y cómo nos ven ellas
 
Dos de nuestras recomendaciones las escriben chicas. Girl in Menswear (su eslogan reza “not just for girls. Not just menswear”), la creación de Sophia Marinho de Lemos, utiliza la ropa de hombre… en mujeres. Todo un ejercicio de imaginación que es digno de ver. Por otro lado, más clásico, What my boyfriend wore es un espacio que se autodefine como el diario de un dandy y que muestra tendencias casual indispensables.

 

Google Glass gana estilo

 

Los wearables son, probablemente, el mayor ejemplo de lo que la tecnología puede hacer en nuestro día a día en los últimos tiempos. Objetos comunes que se digitalizan para ofrecernos un sinfín de posibilidades hasta ahora impensables. Los pioneros fueron los relojes. Artículos de culto que llevan perfeccionando su funcionamiento y estilo desde 1884 y que después del amago de los relojes calculadora de los ’80 parecían ajenos a toda revolución técnica.

 

Ahora, las gafas parecen ser el nuevo objeto de deseo. Google apuesta por sus Glasses para introducirnos en una nueva etapa del siglo XXI, no obstante, se encuentran con el mismo pero que sus compañeros de muñeca. Convencernos de que no son un objeto exclusivamente para geeks y eso es algo que sólo se puede hacer con un buen diseño.

 

 

La clave está en Italia

 

Si la revolución tecnológica de este siglo parece tener su sede en California y su fábrica en Asia, no es menos cierto que uno de sus mercados claves será Europa. A pesar de la crisis es el continente más rico y el que más puede aprovechar las ventajas de digitalizar los útiles diarios. Además, en cualquier parte del mundo, el diseño es sinónimo de Italia.

 

Precisamente por eso, los de Mountain View se han ido hasta el Véneto, a la pequeña localidad de Agordo para encontrarse con los responsables de Luxottica. El líder mundial en diseño, manufacturado y distribución de gafas (de sol y graduadas) domina casi todos los mercados gracias a sus 12 marcas propias y 17 licencias. Es el punto en común entre Oakley, RayBan, Vogue o Arnette. También el de los mejores cristales polarizados del mercado.

 

Una sinergia en la que ambos ganan. Por un lado, Google consigue que sus equipos pierdan ese estilo ortopédico y anticuado. Por otro, los italianos, que llevan 20 años dominando el sector, se aseguran que, durante al menos otras dos décadas, nadie irá por delante en la tecnología de gafas inteligentes. Los consumidores ganamos, seguro, con la unión de dos firmas que aportarán todo su saber hacer a un dispositivo que puede revolucionar nuestra forma de ver.

 

Los nuevos modelos, que seguro serán más sutiles a la hora de incorporar la pantalla que nos da acceso a los casi ilimitados servicios de Google, estarán disponibles a partir de 2015, y, se espera, rebajarán el precio prohibitivo de las actuales que superan fácilmente los 1.000€.

 

Probablemente RayBan y Oakley -que ha apostado fortísimo por la tecnología para sus modelos deportivos- serán quienes más beneficiadas salgan de esta unión. También los modelos propios de Google que ya con su edición Titanio intentaron mejorar el diseño nada comercial de las primeras. ¿Estáis dispuestos a que vuestros complementos entren en el siglo XXI?

 

 

De como un movimiento se hizo leyenda

 

Cuando se presentó el escape CoAxial en 1999 se anunció como el primer escape realmente innovador en 250 años. El escape es el corazón de todo movimiento automático ya que es el encargado de transmitir la energía al oscilador, el encargado de mantener la frecuencia de la mecánica al convertir el movimiento rotacional en movimiento oscilatorio y es el responsable del característico tic tac de los relojes. Sin él, el péndulo, el encargado de mantener la escala de tiempo no recibiría correctamente la energía ya que todo el mecanismo la perdería abrupta y aleatoriamente.

 

Históricamente la industria helvética -la más reputada en relojería- se había apoyado en el escape de áncora en el que los dientes de la rueda del escape se resbalan a lo largo del plano inclinado de una paleta. El problema es que este sistema genera una gran fricción que exige una gran lubricación a la mecánica para que todo funcione correctamente.

 

El sistema CoAxial es mucho más complejo y está escalonado en tres niveles (rueda de escape, piñón de escape y piñón de engranaje) lo que permite que la energía se distribuya mediante impulsos radiales lo que minimiza la fricción lo que a su vez lo hace más eficaz (se pierde menos energía) y lo hace mucho más preciso que cualquier movimiento anterior.

 

 

Precisión absoluta

 

Existe en Suiza un organismo encargado de probar que los movimientos de los relojes puedan tener la categoría de “cronómetros”. Se trata del Contrôle Officiel Suisse des Chronomètres (COSC) y para poder recibir este certificado no se puede tener una variación mayor a -4 y +6 segundos diarios o, lo que es lo mismo, se exige una precisión del 99,99%, la mayor a la que puede optar un movimiento mecánico.

 

Cuando Omega sometió su tecnología a los exigentes test de estrés del COSC los resultados fueron sobresalientes con un resultado de -1 y +4. Los años de colaboración con el maestro relojero británico  George Daniels (a quien el Grupo Swatch, propietario de Omega, acabó comprando los derechos del escape) daban su resultado. Como él mismo explicó “los relojes con escape CoAxial no sólo tienen una precisión cronométrica mayor que los equipados con escapes de áncora sino que gozan con intervalos de mantenimiento mayores lo que extenderá la implantación de los movimientos automáticos en el siglo XXI”.

 

Fueron casi tres décadas de duro trabajo pero gracias a ellos los movimientos automáticos han llegado a una precisión sin precedentes.

 

Dale color a tus ojos

 

Ya os mostramos hace poco una buena colección de razones para no esperar al verano para ponernos nuestras gafas de sol. Pero, como sabemos que hay crisis y que el estilo no lo marca el precio de las prendas (si no nuestro propio sello) os proponemos otros dos modelos rompedores por estética, diseño… y precio.

 

 

Knockaround es, una vez más, la historia del sueño americano. Hay que ir hasta la soleada California en 2005 para encontrar el origen de este fabricante de gafas que no sólo ha conseguido escapar del universo Luxottica -de momento- sino que se ha convertido en toda una revolución entre los famosos de todo el mundo.

 

Su fundador, Adam “Ace” Moyer, era por entonces un estudiante de Arte en la Universidad de San Diego que echaba en falta en el mercado unas gafas que fueran mucho más relajadas (por diseño y por precio) que las estilosas lentes diseñadas en Europa y la Costa Este. El secreto reside en una estructura simple, realizada con materiales mucho más que decentes (no busquéis la fibra de carbono de Oakley, pero tampoco encontraréis el plástico barato que nos comercializan grandes textiles) aderezadas con cristales de calidad (protección certificada UV400) que, incluso, se pueden adquirir polarizados.  (Cuestan 20€ en versión normal, 25€ polarizada y 7€ los gastos de envío).

 

El catálogo, distribuido en España desde hace cinco meses por cuatro emprendedores que vieron el potencial del producto en cuanto se conociera en el mercado, no es el más extenso, pero sus Moonshine y Sunset son dos indispensables en casi cualquier evento social de día o de noche.

 

 

 

Sus grandes rivales son, sin duda, las gafas que ha hecho famosas el piloto Jorge Lorenzo (y una buena campaña viral que aúna la libertad y el estilo urbanita). Se trata de Hawkers, una empresa que compite directamente con la californiana por precio, estilo y diseño.

 

 

Polarizadas, con un chasis ligero, una lente certificada UV400 y un diseño rompedor, cuentan con patillas intercambiables, una caja, una funda y un pack de pegatinas (que nos tememos, acabarán pegadas en más de un pobre coche). Ya es más que las Knockaround que nos añaden una funda que a la vez hace de paño limpiador.

 

 

En definitiva, unos modelos que veremos mucho por la calle, y que, hasta que las grandes hagan algo, serán un amor que durará más de un verano.