Cinco formas de pisar fuerte

Son, sin duda, el mejor motivo para que se vaya el verano. Para abandonar las sandalias y las bambas -a diario- y darle personalidad a nuestra imagen. Ninguna parte de atuendo dice más de nosotros a pesar de su estacionalidad. Se trata de las botas. Hay una para cada tipo de persona. ¿Ya sabes cuáles son las tuyas?

 

 

  • Massimo Dutti. La quintaesencia de la marca y su nueva forma de entender la moda. Atrevida, artesana con estilo (todo esto ya lo tenía pero ahora parece haberse quitado su complejo Inditex). Napa cepillada. Detalles en los ganchos y el festón. Brogadas. Tapa naranja y suela cosida y pegada. Un lujo de artesanía por 145,00€. ¿Se puede tener más rebelde con causa?

  • Lotusse. Y donde Massimo Dutti se reivindica, Lotusse nos demuestra que no se le resiste nada. Su bota Dublín en negro es toda una declaración de intenciones para aquellos que buscan algo más fuerte y personal. La calidad -desde la goma de la suela hasta la piel de novillo curtida- es irrefutable. El proceso de fabricación (que incluye grandes cantidades de grasas y aceites para hacerlas waterproof) son premium y el resultado soberbio. 265€.

  • Tod’s. Los italianos se han sacado de la manga este botín de ante negro básico con el monogram grabado a fuego y su legendaria suela gomminos en una demostración de que su mezcla de tencnología y artesanía no entiende de estaciones. Menos es más. 310€.

  • Clarks. La Desert Boot de Clarks es lo que la gabardina a Burberry’s. No se entienden uno sin otro. Y los británicos son verdaderos maestros en reinventar un clásico con un siglo de vida. Su piel bovina no es la mejor de la lista -ni de lejos-, pero su entresuela y su suela son legendarios y su perfil nos lleva directamente a Piccadilly Circus. 120€.

  • Jimmy Choo. Os hemos prometido una oferta personal y variada y aquí viene nuestro invitado excéntrico (y caro). Se trata de unas botas suede de piel de antílope y goma lateral con suela del mismo cuero que la puntera (que lleva un brogado muy personal) y unos acabados perfectos. Para atrevidos. 750€.

 

La vida en colores

Como si se tratara del anuncio de una entidad bancaria nuestros mayores nos han enseñado siempre que las prendas de colores son para el verano y la primavera mientras que en la época más oscura del año el gris, el marrón, el marino y el negro son las tonalidades más adecuada. Una vez más nuestro estilismo se reformula para incorporar una paleta mucho más variada que nos dote de personalidad y alegría. ¿Acaso la vida es en blanco y negro?

  • Verde. Un color que pareció relegado al ostracismo perpetuo durante un lustro ha vuelto con fuerza para darle un toque más alegre a nuestro armario. Prácticamente en todas las colecciones en todas las gamas posibles, nos quedamos con el legendario British Racing Green y todas sus variantes. Perfecto para camisas, complementos, corbatas, etc, un toque diferente, por fin.

  • Granate. La otra nota de color, aunque esta “heredada” de otras campañas más recientes. Sin la excentricidad del rojo -mucho más veraniego- o el coral, este tono (burgundi, burdeos, granate y sus variantes casi imposibles de distinguir) son mucho más fáciles de combinar de lo que pueda parecer.

  • Azul. Puede parecer el más obvio pero no lo es. Ya no es el clásico marino. Toda una paleta de colores intermedios y estampados de toda clase para combinarse entre sí. Si no todos los negros son iguales, mucho menos los azules. La colección Blacksmith de H.E. es, sin duda, una de las que mejor lo trabaja.

  • Gris. Se acabó el marengo para todo lo que no sean prendas de abrigo. Los tonos vigoré y, sobre todo, los azulados son el complemento perfecto para el retorno del Denim. Una combinación perfecta que da mucha más luz de lo que pueda parecer a cualquier estilismo.

Los tonos mostaza y teja serán también el complemento de color perfecto para una temporada en que el calzado azul y en color cuero pugnarán por el protagonismo con los estampados de camuflaje y las estructuras más clásica (los clásicos jerseys de ochos se verán mucho). ¿Estáis preparados?

 

Domina el tiempo

Lo que comenzó como una característica de los relojes preparados para medir el tiempo en un intervalo, ha acabado convirtiéndose en una seña de identidad en los modelos más importantes de las casas relojeras de referencia. Se trata del cronógrafo, un instrumento de precisión que confiere una personalidad única a cada modelo y que resume la quintaesencia de la industria.

 

Es importante que no confundamos el cronógrafo (con su pequeña esfera que habitualmente sirve para medir intervalos inferiores a un segundo) y sus botones de arranque, parada y puesta a cero, con un cronómetro, es decir, con un reloj cuya precisión ha sido certificada por el COSC (Control Oficial Suizo de Cronómetros) después de haberse observado la precisión de su mecanismo y calibre en diferentes posiciones y temperaturas así como su comportamiento y sus diferencias en relación a los criterios y desviaciones máximas permitidas.

 

A continuación os presentamos diez de los mejores cronógrafos del mundo. Verdaderas joyas de la ingeniería, la joyería y el estilo.

 

 

  • Omega Speedmaster Professional. Sin cambios esenciales desde 1957, a lo largo de su legendaria historia ha disfrutado de varios calibres. Hasta 1968 del sólido 321. Para acompañar a los astronautas de la Misión Apollo escogieron el preciso 861. Desde entonces, y aunque en su caja han latido otros dos, el modelo ha sufrido muy pocas variaciones técnicas. El último en incorporarse, el calibre 9300 Co-Axial, y sus dos características sub esferas lo convierten en el cronógrafo más importante de la historia.

  • Breitling Navitimer. Si el anterior fue el primero en “pisar” la Luna, el Navitimer fue el primero en incorporar una regla de cálculo logarítmica que permitía hacer cálculos relativos a los consumos de combustible, distancia recorrida y operaciones matemáticas como reglas de tres, multiplicaciones, divisiones. etc. Las características subesferas y el cronógrafo de 1/4 de segundo, 30 minutos y 12 horas lo hacen inconfundible.

  • Zenith El Primero 410. La filial de lujo de LVMH se caracteriza siempre por sus diseños limpios. En este caso, su cronógrafo de fracción de segundo ubicado a las 9 viene acompañado de taquímetro, fecha y fase lunar y otras dos subesferas de precisión. Un ejemplo de orden e ingeniería que nunca pasan de moda.

  • Panerai Radiomir Chrono. Pura sencillez. Líneas limpias, inspiración en las creaciones de la casa suiza en los años 40. Sus dos esferas a las 9 y a las 3 y su calibre, uno de los más precisos del mercado son garantía de un reloj eterno ajeno a diseños y modas. Una leyenda limitada a 50 unidades.

  • TAG Heuer Carrera Calibre 16. La leyenda de Fangio no es lo único que se respira en esta joya con fecha a las 3, cronógrafo múltiple, bisel cerámico y construcción en acero y zafiro. La precisión de 1/8 de segundo lo colocan a la cabeza del sector y su forma lo hacen uno de los más deseados.

  • ORIS Williams F1. El homenaje de los suizos a la mítica escudería de Formula 1 Williams queda plasmado en este reloj con caja multipiezas y tres subesferas limitada a 500 unidades donde el logo de los británicos es un elemento ineludible de diseño. El empleo de materiales nuevos, más resistentes y ligeros se inspira en la propia casa y en el espíritu de la reina de las competiciones del motor.

  • Hublot Big Bang Steel. Su nombre evoca al principio de los tiempos y una explosión en el mundo de la relojería. Con una gruesa caja de acero satinado, enormes coronas, una esfera negro mate y su característica correa no metálica, este Hublot es un soplo de aire fresco por su diseño. Sin embargo, que la forma no nos haga pensar que en su interior no late lo mejor de la tradición suiza: un calibre HUB4100 con una precisión sorprendente y un cronógrafo desde 1/8 de segundo. Sin duda, destaca.

  • Rolex Cosmograph Daytona. Este Oyster Perpetual se diferencia de los demás por su origen (nació en 1963 para adaptarse a las necesidades de medición de los pilotos de la legendaria competición) y por su construcción -en oro blanco-. Su bisel (mide hasta las 400 millas o kms hora), su preciso cronógrafo -desde 1/8 de segundo hasta 12 horas- y la legibilidad de la esfera lo convierten en una de las joyas de la casa suiza. Una maravilla.

  • Audemars Piguet Royal Oak Offshore Chronograph. La versión deportiva (ellos lo llaman dinámica) del legendario Royal Oak incluye tres subesferas sobre un panel tallado y una caja mucho más grande de lo habitual en modelos de su categoría. En su interior trabaja el calibre del resto de la familia pero en una superficie más pequeña -había que adelgazar la versión para darle un toque más ligero en la muñeca-. Un reto de ingeniería superado con creces.

  • Cartier Rotonde Chronograph. Si Rolex nos presentaba una joya de diseño y materiales, la casa francesa nos muestra una joya aún más sofisticada gracias a su cronógrafo central. Su calibre 9907MC es uno de los cinco más precisos del mundo que, gracias a la disposición central de su cronógrafo y al liberar la esfera de diseños añadidos consigue una legibilidad increíble y un grado de sofisticación excelso. Un reloj casi tan valioso como el tiempo que mide.

 

El nuevo viejo Bilbao (en una copa)

El emplazamiento, aunque magnífico, es menos espectacular que el de otros establecimiento de la Villa. Cerca del Museo Guggenheim, entre la Gran Vía y el Museo de Bellas Artes. En el bajo de uno de esos edificios históricos que abundan en Bilbao pero que raras veces nos paramos a mirar. De hecho, desde fuera, podría pasar por uno de esos bares por los que el tiempo no ha pasado… ¡gracias a Dios!

Jigger Cocktail Bar, regentado por los hermanos Jorge y David Ríos, este pequeño rincón de la Villa es un oasis donde perderse, abandonar el frenesí diario y trasladarse a otra época donde los gentleman británicos degustaban cócteles de primera mientras hablaban de negocios con los colegas de la ciudad y añoraban sus estilosos bares londinenses. Un lugar donde sentirse como Humphrey Bogart en Casablanca o todo un James Bond disfrutando de un legendario Vesper (agitado, no mezclado).

Pero más allá de un ambiente espectacular y de una atención al cliente sobresaliente -desde los bartenders que denotan conocimientos sobrados sobre lo que preparan y lo que cada uno debe tomar (por favor, dejaos aconsejar), hasta los propios hermanos Ríos que no tendrán problema en departir con todos y cada uno de sus clientes, a los que hacen sentir como amigos en su propia casa- destaca lo que hace y cómo lo hacen.

El currículo les precede: David Ríos ha pasado gran parte detrás de una barra aprendiendo cada día hasta ser Maitre y Sommelier de establecimientos de la categoría del Hotel Sheraton Bilbao o del Mugaritz, uno de los mejores restaurantes del mundo. Por si fuera poco, su pasión por la coctelería le ha llevado a diferentes campeonatos hasta coronarse Mejor Bartender del Mundo por Diageo Reserve World Class 2013. Y todo ello, todo ese conocimiento, toda esa pasión y todo ese saber hacer los vuelca en sus cócteles -en su cuidada carta veremos un apartado World Class- y en cursos de formación Master Class que imparte por todo el planeta.

El GinTonic, el whiskey, los mejores vodkas, champagnes y cavas se unen a una interminable lista de vinos y de cafés (otro espectáculo más que recomendable por sabor y por cómo los preparan) que tienen su guinda -algo que no siempre se ofrece en locales de esta categoría- con una pequeña carta de cócteles sin alcohol que harán las delicias de todos los que quieren probar algo diferente y que mantiene la calidad de sus primos de más renombre.

Si a ello le unimos los espacios dedicados a las reservas (cuatro zonas dedicadas a catas, presentaciones, cursos, degustaciones o simplemente para estar tranquilos con amigos) o la posibilidad de llevar todo este saber hacer a tu casa, tenemos un espacio que Bilbao necesitaba. Una experiencia recomendable para todos por su ambiente acogedor y relajado regado de muy buena música.

 

Jigger Cocktail Bar está sito en Máximo Agirre 12,

su número de teléfono es 944.028.925

y su email (aceptan reservas) es jigger@jiggerbilbao.com

La Quinta Avenida en plena Gran Vía

 

 

77 tiendas (6 en América, 13 en Asia, 17 en el Estado y el resto en Europa) recibirán la nueva edición de la 689 5th Collection Limited de Massimo Dutti. Prendas de estilo clásico y atemporal -al margen de tendencias y construidas con tejidos nobles que les garantizan una larga vida- que han sido revisadas para dotarlas del estilo inconfundible de la casa.

 

Por suerte, la tienda que la casa catalana tiene en la Gran Vía de Bilbao ha sido una de las elegidas para distribuir la quintaesencia del estilo masculino. Nosotros nos hemos pasado ya por la tienda para mostraros nuestra selección de una colección que no tiene desperdicio. Doce prendas y complementos absolutamente indispensables.

 

 

  • Abrigo cruzado. Con doble botonadura y confeccionado en lana extrafina (90%) y cashmere (10%) tiene también pequeños detalles en piel. De corte estructurado y cuello clásico cuenta con varios bolsillos (dos de parche) y una única apertura trasera. Su tono gris lo hace mucho más versátil de lo que parece. 295€.

  • Americana lana seda. La prenda que define perfectamente la expresión británica “touch of class”. Elevará el nivel de cualquier estilismo gracias a su diseño jaspeado, su estructura, sus detalles contrastados en ante y su excepcional tejido en lana y seda morera. La doble apertura exterior hará que se ciña mejor al cuerpo, las mangas de cuatro botones le otorgan estilo y el bolsillo monedero en contraste redondean una prenda diez. 195€.

  • Jersey trenzado. Un fondo de armario ineludible. Su composición de lana y yak le otorgan un tacto sublime. Sus trenzas ornamentales y su cuello smoking le dan un toque único y sus puños y bajo acanalados mejoran su vestibilidad. 79,95€ por una prenda made in Spain.

  • Camisa cuello contraste. ¿Hay algo más neoyorquino que los whitenecks de Wall Street? Una reinterpretación de las clásicas camisas con el cuello blanco en contraste al resto de la prenda. Confeccionada en algodón de primera y con estructura, de corte entallado, refuerzos laterales y el emblema de la firma cosido a contraste es la camisa diferente que llevabas tiempo buscando. 59,95€.

  • Traje de cuadros. Aunque se venden por separado la americana y el pantalón son la suma de ambos la que da un estilismo superior. Un business look reformulado y moderno gracias a la caída que le otorga la lana Súper 120. Su estampado de cuadro ventana en azul sobre fondo gris oscuro, sus trabajados detalles (el mimo con el que se han rematado los botones y los bolsillos es sobresaliente) y su equilibrada vestibilidad -ni demasiado slim ni demasiado ancho- lo hacen uno de nuestros favoritos. 295€ la americana y 100€ el pantalón.

  • Camisa denim. Habitualmente las camisas vaqueras son un complemento perfecto en cualquier armario. Sin embargo, su grosor y sus acabados más robustos hacen que muchos prefieran dejarlas de lado. La colección NYC ha dado con la tecla con un modelo en tejido italiano (algodón 100%), corte slim, cuello clásico y refuerzos laterales. Una prenda que añade modernidad -probad a mezclarla con un traje- a una prenda fundamental. 49,95€.

  • Pantalón chino. Uno de los esenciales masculinos. Confeccionado en algodón noble con un 1% de elastano para mejorar su vestibilidad. De corte slim y bajos con interior en contraste, cuenta con el clásico bolsillo monedero, dos laterales y dos traseros con botón. Tan versátil como cómodo y básico. Perfecto para llevar con botas. 59,95€.

  • Pantalón tejano. La unión perfecta entre un estilismo urbano y un conjunto moderno. Un cinco bolsillos de algodón ligeramente elástico (cuenta con un 1% de elastano) de corte slim y cierre con cremallera -aunque para los puristas no sea bueno, para el resto de los usuarios es una bendición). Los ribetes y trabillas en contraste se suman al detalle de piel con el nombre de la colección y el escudo de Dutti.

  • Cinturón trenzado. Una revisión de los típicos cinturones de piel trenzados de la casa. Con un juego de cuero mucho más grueso y abierto, gana versatilidad gracias a una muy buena relación grosor-hebilla. También made in Spain, el tacto de su cuero es fantástico. 39,95€.

  • Blúcher picados. Piel de vacuno de primera con acabado pull up (aceites naturales); detalles de los picados, festón y ojetes metálicos; piso de cuero con cosido reforzado Goodyear; packaging que incluye dos bolsas individuales de viaje, un calzador, una bayeta y un cepillo… ¿necesitáis algún motivo más para haceros con unos? Espectaculares. 165,00€.

  • Portafolios. Del trío portafolios-portadocumentos-bolsa de viaje de la colección nos quedamos con este accesorio lleno de estilo y con un cuidado por el detalle propio de firmas de lujo. Su bolsillo externo con cremallera -os recomendamos que dediquéis un momento a disfrutar de los acabados de las cremalleras en los tres complementos- y el emblema de la casa grabado son sólo el primer paso para un interior dividido en dos, con múltiples huecos para tarjetas y dispositivos móviles (smartphones y tabletas). 99,95€.

  • Foulard 100% cashmere. Somos de los que pensamos que un hombre ha de tener siempre un foulard en su armario. Uno que destaque por su tacto, un diseño atemporal y combinable con cualquier conjunto de su armario. Este cumple con creces todos los requisitos. Con acabado deshilachado, diseño multiestampado y confeccionado 100% cashmere es de lo mejor que hemos visto en cualquier marca en tiempo. 99.95€.