Cómo tener el look perfecto este otoño invierno

Cada temporada tiene sus características propias. Frente al color del verano la sobriedad tonal del invierno. Frente a los fittings slim del verano, las prendas más oversized en invierno. Frente a los tejidos ligeros del estío, las lanas y algodones otoñales. Os resumimos las claves para que este otoño invierno vuestros estilismos sean perfectos.

  • Un abrigo que lo tape todo. O muy armado u oversized. Una prenda con personalidad que se convierte en la estrella de los meses más fríos y que oculta el contraste interior con las prendas más sport.

 

 

  • El fular gana relevancia y tamaño. Los mankets, esas bufandas gigantes que apoyamos sobre los hombros se convierten en el complemento clave tanto en estilismos casual como en los más formales. Da igual el color o la estructura… el tamaño sí importa.

  • Las bandoleras y bolsos vuelven al pasado. Frente a las pieles perfectas o los tejidos técnicos de otros años -la verdad es que son los más útiles- ahora mandarán las bolsas de tamaño ostentoso confeccionadas con pieles envejecidas o estampados añejos. Son pura tendencia -no te durará toda la vida- pero el toque dandy está garantizado.

  • Mezclando épocas. Los jerséis retro (desde cuellos cisne muy delgados hasta cuellos redondo con toques marineros) se mezclan con el cuero más brillante y la piel de borreguito. No pierdas esta palabra de vista: shearling.

  • De tres en tres. Frente a otros años monocromáticos esta vez el otoño no quiere que nos olvidemos de los tonos veraniegos. Combinar colores es obligatorio y si es de tres en tres mejor: denota un estilismo más pensado y mucho más arriesgado.

  • Empieza la casa por los pies. Si los estilismos se vuelven más rudos y mucho más “masculinos” (al menos no parece que quieran dejar rastro de los metrosexuales de principio de siglo) el calzado debe ir a tono. Botas contundentes con suelas muy marcadas serán el calzado obligatorio.

  • La camisa pierde relevancia… mientras la gana el jersey. De todas las formas y colores. Con todo tipo de materiales y estructuras. Hay tantos como queramos y cada uno mostrará una faceta diferente de nuestra personalidad. Donde antes era obligatoria una camisa ahora gana relevancia el punto.

  • Estrecha aún más tu pantalón. Puede que en los estilismos más sport marquen tendencia los joggers -una suerte de pantalones de chandal abombados- pero en el resto de los escenarios mandan los pantalones casi pitillo bien remangados. Un toque que cada invierno se acentúa más.

  • Tu peinado también importa. Y si todo se vuelve más castrense y más marcado… desaparecen los pelos largos y las crestas. Peinados castrenses o que recuerden los sesenta. Barbas impolutas y masculinas al margen el pelo corto vuelve a ser la referencia. ¿Ves algún modelo de las fotos desarrapado?

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>