Un año, doce imprescindibles

 

Hace justo hoy un año que comenzamos nuestra andadura en esto del estilo de vida. Doce meses en los que hemos aprendido con vosotros sobre la buena vida: dónde comer, dónde beber, dónde viajar, en qué viajar y cómo cuidarse. Nos propusimos “mirar lo que hacen los demás para hacer justo lo contrario”. Revisar nuestro día a día y cambiarlo todo para que nuestra esencia permaneciera. Y la verdad es que no sólo nos lo hemos pasado genial haciéndolo sino que hemos aprendido muchísimo de vosotros y de todos aquellos que se han acercado para enseñarnos otro modo de hacer las cosas.

 

Precisamente por eso os presentamos doce compañeros que hemos descubierto y que desde ahora son absolutamente inseparables para nosotros. Estos son nuestros doce imprescidibles:

 

 

  • Gastrobar Gozatu: estar en la calle García Rivero y destacar por la calidad de los pintxos, la atención al cliente y la variedad de la oferta no es fácil. Sin embargo, este Gastrobar lo consigue con creces y es una de nuestras referencias para entender el nuevo Bilbao. Indispensable.

  • Sanwicoffee: cristaleras en el bajo de un rascacielos vanguardista. Vistas a jardines. Cerca de uno de los museos más importantes del mundo. ¿Hablamos de una cafetería de moda londinense? No, hablamos de una nueva forma de hacer cocina -no todos queremos siempre dos platos y postre. Si a eso le sumamos las mejores tartas de la Villa, un lugar inmejorable.

  • Panko Bilbao: toda una carta de comidas, cenas y ¡desayunos! que giran en torno al mejor pan en kilómetros. Una maravilla para el paladar y la vista en un ambiente de primera. Además, su ubicación privilegiada lo coloca como el punto perfecto para empezar el día en la ciudad.

  • Jigger: resucitar una antigua cafetería de la calle Máximo Agirre y convertirla en uno de los templos de la coctelería no es fácil. Hacerlo con una carta con alcohol y otra sin ella, menos. David Ríos ha conseguido que Bilbao aparezca en el mapa del saber beber y lo ha hecho con el estilo único de los grandes. Una parada obligatoria.

  • Alhóndiga Bilbao: el nuevo centro cultural, deportivo y de ocio en el centro de la ciudad es también uno de los mejores lugares para relajarse y disfrutar de una película, un sobresaliente café en sus salones o unas bonitas vistas en el centro de la capital.

  • Scalpers Bilbao: la pequeña tienda que la firma tiene en la villa destaca por un diseño totalmente dandy y rompedor. El color negro del fondo destaca sobre los llamativos colores de las colecciones. Si le sumamos una sobresaliente atención al cliente y la calidad que siempre tienen las prendas de los madrileños estamos ante una de las tiendas de referencia en la ciudad.

  • Loreak Mendian: una de nuestras tiendas fetiche en la Villa por lo que significa. Por sus diseños, por su tendencia, por sus calidades y por su sentido del estilo. El cambio de local hace poco más de un año les ha venido de maravilla para poder diseñar uno de los más llamativos de la ciudad. Una maravilla.

  • Abricot: una tienda nada convencional en una época en la que los grandes de la moda se “inspiran” por sistema en las marcas menos populares y en las que saltarse las normas puede ser sinónimo de fracaso. Esta pequeña tienda no sólo ha conseguido crear su estilo propio gracias a firmas poco comunes sino que se nos antoja el lugar perfecto para dar el toque casual perfecto a cualquier armario. Su página en Facebook, por cierto, es absolutamente imprescindible.

  • Up Quality Fitness Club: sin duda el mejor centro deportivo de la ciudad. Su ambiente relajado, las sobresalientes instalaciones, el excepcional trato de los monitores y su emplazamiento hacen de él una club obligado para cualquiera que quiera seguir el clásico “mens sana in corpore sano”. No es un gasto, es una inversión imprescindible.

  • Bikila Bilbao: mucho antes de la moda del running y a pesar de la cada vez mayor competencia, la tienda de la mítica distribuidora de material de atletismo sigue siendo una de las referencias de la ciudad. A pesar de estar un poco a desmano, sigue siendo el lugar perfecto para que asesoren a novatos y para que los veteranos aprendan algo nuevo.

  • Aldo Image Group: ya no es sólo la calidad mayúscula de sus productos (uno de los tres únicos salones del Estado que comercializa Shu Uemura) sino el modo en el que tratan a sus clientes, la decoración y el emplazamiento de sus establecimientos y el cuidado de hasta el más mínimo detalle. No se nos ocurre otra opción en la ciudad.

  • KC Bilbao Chocolatier: ninguna despedida supera a una con chocolate… y el mejor de Bilbao, sin duda, es el de esta tienda mínima de inspiración francesa y con un gusto por el detalle -y los postres- a la altura de la propia capital gala. Os recomendamos sus tabletas de chocolate y naranja y sus especialidades de América.

 

i+Dandy, nuestro estilo

Cualquiera que se dé un paseo por el Diccionario de la lengua española de la Real Academia descubrirá que para los letrados el estilo es un “modo, manera o forma de comportamiento”. Un uso, práctica, costumbre o moda. En definitiva, un conjunto de características que nos individualizan y diferencian de los demás.

El estilo de vida, ese conjunto de expresiones que reflejan nuestra personalidad y nuestro modo de entender todo lo que nos rodea y la forma en la que nos interrelacionamos con nuestros congéneres es, pues, nuestra rúbrica, nuestro factor diferencial. El sello que impregnamos en todo lo que hacemos y que los demás dejan sobre nosotros.

Es esa idiosincrasia el objeto de nuestra web. Parafraseando a Alcaide (gracias Ana Santos por enseñarnos su gran texto) miraremos “lo que hace la mayoría de la gente para hacer justo lo contrario”. Porque el éxito nace de ser únicos y diferentes. De ver algo diferente a lo que lo ven los demás. De ofrecer a los demás lo que nadie más ofrece.

El estilo, en resumen, es ser original. Ver la realidad más allá de como lo ve la mayoría. Es ver todo con un nuevo prisma que nos permita ser creativos, arriesgarnos para salirnos de lo tradicional y convencional. Tener nuestro propio criterio. Nuestro propio sello.

En esta web hablaremos de estilo con mayúsculas. Más allá de la moda, de nuestro cuidado, de tecnología -indispensable en estos tiempos-, gastronomía, motor, viajes, grandes biografías, literatura, música, arte, cine y deporte. De saber vivir y disfrutar de nosotros mismos y de los demás. Porque no hace falta ser millonario para disfrutar del momento (Carpe Diem), sólo hay que ser auténtico.

Sólo tenemos una vida y no merece la pena vivirla si no es con estilo.