Cómo tener el look perfecto este otoño invierno

Cada temporada tiene sus características propias. Frente al color del verano la sobriedad tonal del invierno. Frente a los fittings slim del verano, las prendas más oversized en invierno. Frente a los tejidos ligeros del estío, las lanas y algodones otoñales. Os resumimos las claves para que este otoño invierno vuestros estilismos sean perfectos.

  • Un abrigo que lo tape todo. O muy armado u oversized. Una prenda con personalidad que se convierte en la estrella de los meses más fríos y que oculta el contraste interior con las prendas más sport.

 

 

  • El fular gana relevancia y tamaño. Los mankets, esas bufandas gigantes que apoyamos sobre los hombros se convierten en el complemento clave tanto en estilismos casual como en los más formales. Da igual el color o la estructura… el tamaño sí importa.

  • Las bandoleras y bolsos vuelven al pasado. Frente a las pieles perfectas o los tejidos técnicos de otros años -la verdad es que son los más útiles- ahora mandarán las bolsas de tamaño ostentoso confeccionadas con pieles envejecidas o estampados añejos. Son pura tendencia -no te durará toda la vida- pero el toque dandy está garantizado.

  • Mezclando épocas. Los jerséis retro (desde cuellos cisne muy delgados hasta cuellos redondo con toques marineros) se mezclan con el cuero más brillante y la piel de borreguito. No pierdas esta palabra de vista: shearling.

  • De tres en tres. Frente a otros años monocromáticos esta vez el otoño no quiere que nos olvidemos de los tonos veraniegos. Combinar colores es obligatorio y si es de tres en tres mejor: denota un estilismo más pensado y mucho más arriesgado.

  • Empieza la casa por los pies. Si los estilismos se vuelven más rudos y mucho más “masculinos” (al menos no parece que quieran dejar rastro de los metrosexuales de principio de siglo) el calzado debe ir a tono. Botas contundentes con suelas muy marcadas serán el calzado obligatorio.

  • La camisa pierde relevancia… mientras la gana el jersey. De todas las formas y colores. Con todo tipo de materiales y estructuras. Hay tantos como queramos y cada uno mostrará una faceta diferente de nuestra personalidad. Donde antes era obligatoria una camisa ahora gana relevancia el punto.

  • Estrecha aún más tu pantalón. Puede que en los estilismos más sport marquen tendencia los joggers -una suerte de pantalones de chandal abombados- pero en el resto de los escenarios mandan los pantalones casi pitillo bien remangados. Un toque que cada invierno se acentúa más.

  • Tu peinado también importa. Y si todo se vuelve más castrense y más marcado… desaparecen los pelos largos y las crestas. Peinados castrenses o que recuerden los sesenta. Barbas impolutas y masculinas al margen el pelo corto vuelve a ser la referencia. ¿Ves algún modelo de las fotos desarrapado?

 

Los diez de Dutti

Sin duda, si hay una firma en el panorama textil que más ha cambiado en los últimos años, esa es Massimo Dutti. A partir del aniversario de la casa catalana parece que un nuevo aire ha entrado en las tiendas y su centro de diseño y que han decidido dejar de estar a la sombra de su hermana mayor para ganar personalidad y determinación. Precisamente por eso os seleccionamos los diez imprescindibles de Massimo Dutti en una de las mejores colecciones que recordamos de los de Tordera.

  • Chaquetón plumas. Plumífero con capucha removible, aplique de pelo desmontable y detalles de piel que rematan el sobresaliente tejido técnico water resistant. El frontal abotonado, los bolsillos plastón, los puños con interior elástico y toques como el emblema bordado en su interior reformulan el concepto de plumífero como prenda tosca y sin estilo. 195€.

  • Chaqueta estructura. Chaqueta de punto con trenzas ornamentales y estructura confeccionada en lana y yak. Cuello esmoquin, cierre abotonado y puños y bajos acanalados para mejorar la vestibilidad. Su color beige es de los más acertados que hemos visto para una prenda de este tipo. 69,95€.

  • Camisa cuadros botonato. Un ejemplo de la personalidad de la marca. Puede parecer un concepto manido -pasa por una camisa escocesa clásica- pero su confección en mezcla de algodones, su cuello sardeneta, sus coderas contrastadas en tejido marrón con estructura de espiga y su fondo jaspeado se unen al tono chocolate para dar como resultado una camisa slim fit imprescindible. 39,95€.

  • Pantalón algodón estructura. Su espiga y su algodón denotan una calidad sobresaliente. Los detalles contrastados en piel se refieren al mimo con el que se ha pensado su diseño y el cierre de trabilla le da ese toque a medio camino entre el casual y el vestir. Slim fit. 59,95€.

  • Traje Personal Tailoring. Sin duda una de nuestras colecciones favoritas -sobre todo si la personalizamos- es la de Tailoring. En este caso han escogido por nosotros un confortable tejido de lana de alta calidad con estructura de cuadro ventana en color marino. Jamás sobrará en tu armario, digan lo que digan las modas. 329,95€.

  • Camisa estructura Limited Edition. Un modelo clásico en el que prima la calidad del tejido y el gusto por el detalle. Tejido italiano 100% algodón, corte slim, cuello clásico y refuerzos laterales. El emblema está bordado. 59,95€.

  • Botín picados cuero. En un universo dominado por Timberland y Panama Jack, los chicos de Dutti se han puesto manos a la obra para aquellos que quieren disfrutar de toda la comodidad de un botín -y su estilo desenfadado- sin olvidarse de la tradición más manufacturera. ¿El resultado? Unos botines en napa cepillada, brogados, con forro y tapa naranjas y piso de cuero enormemente confortables. 145€.

  • Gafas aviador. Todos las unimos al verano pero este modelo ligero, con cristal garantizado por INDO, las patillas y el puente forradas con piel bovina y construidas en acero son ligeras, resistentes y muy bonitas. 59.95€.

  • Portadocumentos en piel grabada. El accesorio imprescindible para nuestra tableta, smartphone y todo lo que necesitamos en nuestro día a día en piel bovina de alta calidad con el emblema de la firma grabada en su parte frontal. Con doble asa superior y cierre por cremallera, sus bolsillos exteriores tiene cierre automático gracias a unos imanes muy resistentes. 195€.

  • Bufanda cuadros. Una nota de color en un universo -el de los fulares masculinos- dominados por el gris y el marrón. Confeccionada con lana y cashmere, es tremendamente suave y muy combinable. Una nota personal en cualquiera de nuestros estilismos. 49,95€.

 
Massimo Dutti está sito en Gran Vía 31
su número de teléfono en 944.152.225
y su horario es de lunes a sábado de 10:00 a 20:30

 

 

¿Quién dijo que el surf es sólo para el verano?

Su sólo nombre evoca tablas de surf, playas, verano infinito y ropa cómoda pero la marca fundada hace 45 años por dos jóvenes surferos en Australia es mucho más que eso. Quiksilver también es sinónimo de estilo, calidad, saber hacer y espíritu joven. Os traemos una pequeña selección de su catálogo que no deberíais dejar pasar de largo.

 

 

  • The flannel. Una de sus prendas más famosas es esta camisa en algodón con patrón slim y bolsillos frontales perfecta para vestir como prenda exterior y por fuera del pantalón en un look casual pero cuidado. Esta combinación en negro, blanco y rojo es todo un manual de cómo hacer una camisa de leñador. 69,95€.

 

 

  • The chino. Lo que para Docker’s (y buena parte del mundo) son los khakhi’s para Quiksilver son sencillamente chinos. Pernera estrecha, caja baja, costuras interiores rematadas en contraste, algodón y elastano y una paleta de colores sobresaliente. Sencillamente geniales. 85€.

  • Conway. Por mucho que nos parezca que queda para el frío invernal, ya estamos en otoño. La mezcla de lanas nobles, acrílico (para aumentar la resistencia de la fibra) y nylon se une a un acertado diseño de jacquard con capucha y remates en cuero para una prenda atemporal, ligera, cálida y que es un básico en casi cualquier escenario. 249,95€.

  • Section. Un cinturón trabajado en piel de búfalo -conocida por su suavidad, resistencia y buena vejez- con un fino grabado del logotipo de la casa y una hebilla de 4 cms que hará que no destaque demasiado sobre el pantalón o el conjunto. 45€.

  • Heyden. Esta zapatilla vulcanizada mezcla cuero y nobuck (flor) con cordones de algodón encerado, suela de goma de caucho -se pega al asfalto- y una estructura vulcanizada que no sólo garantiza durabilidad sino respeto con el medio ambiente. El remate perfecto para un estilismo que no desentonará ni en la playa, ni en una cabaña en la nieve ni en la cafetería más cool de tu ciudad. 89,95€.

 

Quédate a cuadros

Da igual que sea un cuadro ventana, un príncipe de Gales o un escocés, las americanas de cuadros serán la referencia esta temporada: en lana, algodón o mezclas; más o menos gruesas; en marrón, azul o gris. Perfectas para el día a día y con carácter suficiente para no desentonar con cualquier conjunto más exigente. ¿Estás preparado para quedarte a cuadros?

 

 

  • El Ganso. Las características prendas subalpinas de la casa madrileña tienen este año en su colección una americana de patrón slim en tono gris con ojales frontales y felping en contraste en tono azulón y remates rojos. Un acierto que quedará bien tanto con jeans como con un pantalón de vestir. Perfecto para dar personalidad a cualquier combinación. 165€.

  • H.E. by Mango. La línea Tailored de la casa barcelonesa suele regalarnos joyas como esta americana slim fit en tono petróleo y con detalles muy cuidados como las solapas con muescas o los hombros especialmente estructurados (aunque se vende por separado podremos comprarnos un traje de tres piezas completo). Su lana aunque no es la mejor de esta lista es notable y su vestibilidad destacable. 140€

  • Purificación García. Una de nuestras firmas favoritas ha creado una americana de corte clásico en tonos azules y grises (con coderas a contraste en tweed azul marino) que interpretan perfectamente todo el espíritu de esta prenda. Solemne en cualquier situación y con personalidad para cualquier combinación. 395€.

  • Massimo Dutti. Aunque sobre el papel la fórmula es similar a la anterior (cuadros en gris y azul), la intensidad de los tonos y, sobre todo, las coderas en piel, la convierten en una propuesta mucho más moderna. Además, el clásico fitting de los de Tordera hacen de este súper clásico un must para esta temporada. Su mezcla algodón-lana garantizan calidad y una larga vida útil. 145€.

  • Hackett. Es casi imposible entender la unión de america, lana y cuadros sin los chicos de Jeremy. Tejida en Italia y con una composición lana-cashmere, su corte slim fit y sus bolsillos inclinados la hacen en un representante sobresaliente de cómo debería ser un blazier para el otoño. Sobresaliente.

 

La vuelta al cole

Suponemos que ya has ordenado el armario. También que has discernido qué es lo que vas a desechar del mismo (si está en buenas condiciones no dudes en donarlo y, si no merece la pena, tíralo o recíclalo como prenda doméstica). Saber qué sobra es sencillo: si llevas más de un año sin ponértelo o si nunca te lo has puesto, sobra. Si está desgastado, roto -y no tiene arreglo- o tiene un olor (agradable o no) que no se va ni con los lavados, sobra. Si te queda pequeño (y sabes que nunca volverás a caber en él), sobra.

Una vez hecho esto te recomendamos que sigas esta lista de indispensables en cualquier fondo de armario, son el mínimo con el que deberías empezar cualquier temporada sin importar las idas y venidas de la moda. Si ya lo tienes, manténlo, si no, ve comprándolo poco a poco. Es una inversión que no te fallará nunca.

  • Pantalones: son, sin duda, la parte más versátil del armario. Precisamente por eso, te recomendamos que nunca te falten un par de vaqueros (uno claro y uno oscuro) que te sienten bien. Ni muy estrechos ni anchos. Ni con rotos ni pintados. Recuerda, son un básico y bien cuidados te durarán toda una vida. Respecto a los pantalones algo “más vestidos”, la apuesta ha de ser siempre un par de chinos. Uno en una gama cálida (beige, mostaza, marrón) y otro en una fría (casi cualquier variante de azul nos vale, pero si es marino, mejor). Aplicamos lo mismo que con los jeans. Busca uno que te siente bien -un poco de elastano lo hará más inmune al paso de los kilos- y con el que te veas cómodo.
  • Camisas: por muy cómodo que te sientas en camiseta (sobre todo después del verano) es necesario que tengas dos o tres camisas en el armario. Nunca debe faltar una blanca. Tampoco una azul clara (de azul medio a azul celeste) y alguna con estructura. Los cuadros son más atemporales (sobre todo el Vichy) pero si eliges bien, unas rayas pueden ser tu salvación en más de una emergencia. Si te gustan escoge diferentes gamas con estampados sencillos para ir aumentando tu colección.
  • Camisetas: más allá del verano preferimos las camisas. Aún así, siempre es bueno que mantengas en el armario modelos básicos (sí, no pasa nada porque no tengan dibujos o grandes letras y logos) en tonos básicos como el negro, el marino el gris y el blanco. Quedarán bien con todo y en cualquier situación -que no requiera traje y corbata-.
  • Jerseys: aplicamos lo mismo que con las camisas y las camisetas. Es mejor que te decantes en este “mínimo” por los modelos más sencillos. Tanto con cuello redondo como con un cuello pico cerrado -pasan mucho menos de moda- sin ser demasiado gruesos ni demasiado finos, uno azul oscuro y otro gris son indispensables. A partir de ahí todos los demás suman.
  • Chaquetas de piel: da igual que sea negra o marrón. Has de tener una. Y si quieres que te dure, invierte en ella y evita aditamentos extravagantes: no necesitan parches. Tampoco bordados extraños. Ni un exceso de cremalleras. Si escoges con cautela y cuidas bien su cuero… tendrás una compañera inseparable durante años.
  • Cazadoras, parkas y abrigos: no debe faltarte un impermeable. Puede tener forma de gabardina, de cazadora o de parka pero es necesario que tengas una prenda que te puedas poner en cualquier época del año. Si es algo más larga, mejor, protegerá tus americanas y trajes. Para el frío, un buen abrigo de lana o un plumífero son las mejores soluciones.
  • Americanas: más allá de un traje, también te recomendamos que escojas una americana casual (da igual de lana o de piqué) en tonos grises o azules -son más fáciles de combinar- que pueda darte un toque más sofisticado cuando la ocasión lo requiera. Si nunca has tenido una, déjate asesorar por el dependiente.
  • Trajes: sí, tanto si trabajas con él como si no, has de tener un traje para “esas ocasiones”. Si aplicamos el sentido común, es mejor que no sea negro (en ocasiones es demasiado vestido y en otras se queda corto). Por eso un azul oscuro o un gris marengo nos parece la mejor elección. Si no te guías demasiado por la tendencia del momento -escoge un corte moderno pero tampoco demasiado acusado en el talle y busca un tejido sin estructuras complicadas- te durará unos cuantos años.