Con la casa a cuestas

Si no has tenido vacaciones este verano, seguro que te falta poco para comenzar a disfrutarlas. Y, seguro también, que si tienes suerte, abandonarás tu rutina diaria para irte a un destino donde desconectar de tu rutina diaria. Da igual si es una isla paradisiaca, un centro turístico o un pequeño pueblo costero a 10 kms de tu casa, lo importante es relajarse y, sobre todo, viajar con estilo.

 

Los más avezados saben que gran parte de la comodidad del viaje reside en la maleta. Un compañero del que nos acordamos pocas veces pero que tiene una importancia capital a la ahora de ahorrarnos dolores de cabeza en el destino… y el aeropuerto. Precisamente por eso os enseñamos siete modelos que destacan por su ligereza, robustez y estilo y que serán un compañero de viaje inmejorable durante muchos años.

 

 

  • Oakley Motion. Empezamos con un modelo nada convencional. Con capacidad de 45 litros (más que de sobra para una persona) cuenta con cremalleras con de apertura dividida, cierres de seguridad compatibles con los aeropuertos de Estados Unidos, asa telescópica trasera y está realizada en material textil de máxima durabilidad. Perfecta sea cual sea tu destino. 225€.

  • Samsonite Lite Spinner Zipped. La casa de las maletas es la más innovadora. Construida con Curv, es extremadamente ligera y resistente. Además, el material es reciclable y respetuoso con el medio en el proceso de fabricación. Sus cuatro ruedas multidirecionales y sus asas revestidas para facilitar el agarre se suman a cierre con clave homologado para entrar en Estados Unidos, cremalleras bloqueables con candado fijo y un volumen de carga de casi 40 litros. Sobresaliente. 360€.

  • Roncato Valigeria. Los italianos han creado una maleta de polipropileno, poliéster y nylon con 70 litros de capacidad (una de las más grandes de la lista) que destaca por sus formas rectas que ayudan al aprovechamiento del espacio interior. 100% reciclable, destaca por elementos de diseño como las asas con recubrimiento adherente, el frontal y las esquinas reforzados para soportar mejor los golpes y arañazos -inevitables- o sus cuatro ruedas multidireccionales. Disponible en nueve colores. 149€.

  • Travelite Reisegepäck. El enésimo producto alemán con nombre inpronunciable es también otro producto fiable, bien acabado y diseñado y con buena durabilidad. El asa telescópica, un peso en vacío de menos de 4 kilos (nada mal para una capacidad de 65 litros) y el sistema de cierre TSA homologado son los puntos fuertes de un accesorio con un diseño -muy- clásico. 110€.

  • Hugo Boss Perseus 2. Seguimos con alemanes pero esta vez con unos que saben, y mucho, de diseño. La segunda generación de la maleta Perseus mejora su diseño, sus materiales -policarbonato para el baúl y una aleación de aluminio para el chasis e incluso piel para los detalles- y su funcionalidad. En resumen, una maleta atemporal con un diseño 10 y plenamente útil. 399€.

  • Gucci. Seguimos subiendo la apuesta para encontrar a los italianos de Gucci. Construida con piel sellada y aluminio. Con doble cremallera, cierres magnéticos, detalles en piel y un diseño sobresaliente, puede que no sea la más versátil pero sí la que más estilo tiene. Para sibaritas que nunca van en clase turista. 2.250€.

  • Louis Vuitton Zéphyr 70. Otra firma de lujo pero, esta vez, especializada en este tipo de accesorios. Con 60 litros de capacidad, extremandamente resistente, un diseño de otro tiempo y un interior compartimentalizado al milímetros, esta maleta resume perfectamente el espíritu histórico de la legendaria casa gala. Incorpora una funda protectora, una funda para ropa, forros en poliamida y solapas para sujetar la ropa de vestir. Su estampado termograbado es personalizable al igual que multitud de sus detalles personalizados en piel. Una verdadera maravilla que además de lujosa es práctica. 3.150€.

 

Bilbao se hace mayor

Spainmedia es, sin duda, una de las editoriales que más ha apostado por Bilbao desde su llegada al mercado. La encargada de distribuir Esquire (no podríamos entender el estilo de vida sin esta Biblia), Harper’s Bazaar -referencia femenina- y Robb Report (una enciclopedia del lujo) presentó hace poco más de un año su última importación en nuestra Villa. Forbes, una de las cabeceras más respetadas en todo el mundo, hacía su aparición en castellano en la planta 24 de la Torre Iberdrola el 13 de marzo de 2013.

La relación, sin embargo, no se acabó ahí. El PremiumFest, una de las reuniones más relevantes de Europa sobre productos y servicios top tiene su sede en la Alhóndiga de Bilbao y cuenta con decenas de colaboradores y sponsors de la capital bizkaitarra.

Es por eso que quizá ahora no nos sorprenda -aunque si nos enorgullezca- que la casi centenaria revista haya elegido nuestra ciudad para presentar su primera City Guide del Estado. El libreto completa una extensa colección de guías que son ya una referencia tanto en Estados Unidos como en Europa sobre qué hacer, cómo hacer y dónde hacerlo en cada ciudad que es publicada.

Según la propia publicación, el motivo para escoger el hogar del Puppy es que se trata del destino idóneo para el “viajero que busca lo exclusivo, diferente y quiere una experiencia única”. Una ciudad de contrastes donde se mezclan tradiciones e innovación, naturaleza con urbanidad, espacios creativos e industriales, gastronomía clásica y de vanguardia, comercio especializado con firmas internacionales, museos y deporte (la cercana Getxo es la Ciudad Europea del Deporte 2014), etc. En resumen, una ciudad donde es fácil poner en práctica un estilo de vida completo.

Las 66 páginas analizan destinos gastronómicos, oferta cultural, opciones de shopping, acogedores cafés, hoteles ineludibles y lo mejor de la noche bilbaína para rubricarse en 20 puntos que nadie (ni turista ni autóctono) debería perderse. Nosotros ya hemos conocemos unos cuantos… ¿os atrevéis a recorrerlos todos y a (re)descubrir la ciudad?

La guía, presentada en el Hotel Domine y que tendrá como primeros puntos de venta los aeropuertos y estaciones de AVE y que estará disponible para el gran público con el número de junio de la revista (os recomendamos su análisis alternativo del Mundial).

La guía imprescindible de Bilbao

 

Bilbao ya no es una ciudad industrial. Su pulso diario late gracias al sector servicios. A la cantidad de oficinas, establecimientos comerciales, hoteleros, restaurantes, gastrobares y una nutrida variedad cultural y de ocio que conforman una oferta cada vez mayor y de más calidad que comienza a situarnos a la altura de los grandes referentes europeos y mundiales.

 

Sin embargo, el crecimiento exponencial de servicios que ha venido al amparo del efecto Guggenheim y de la reconversión industrial que se vivió desde los años ’80 nació huérfano de una plataforma -pública o privada- que supiera separar el grano de la paja y ser un altavoz viable y una guía sencilla de dónde hay que ir y dónde estar en el Botxo.

 

Pero el problema sólo duró hasta 2012 cuando se puso en marcha Very Bilbao la guía de estilo de Bilbao. Una iniciativa privada que se ha convertido en un referente para otras ciudades por su sencillez y, sobre todo, por lo completo de su catálogo.

 

Bien estructurada (seis pestañas encabezan su web: “compras”, “comer y beber”, “arte y cultura”, “dormir”, “salud y belleza” y “noche”) el usuario -tanto turista como nativo que quiera aprender más de una ciudad que siempre nos depara alguna sorpresa- no tendrá problema en encontrar lo que necesita en un par de clicks.

 

Su blog, su sección “son muy Bilbao”, la agenda, los favoritos, así como su patrón para visitar Bilbao y alrededores en función de los días que se tengan disponibles son una forma sencilla de entender la ciudad y hacerla a nuestra medida.

 

 

En definitiva, una forma imprescindible para entender el nuevo Bilbao (aunque no lo creamos no es el mismo que hace sólo un par de años) y convertirlo en nuestro Bilbao.

 

12 propósitos que deberías cumplir este 2014

Oficialmente hoy acaba la Navidad. Muchos de vosotros estaréis pensando en Semana Santa, el buen tiempo, la playa. Otros en las ganas de ir a la nieve. Casi todos en rebajar ese extra que le hemos dado a la báscula. Pero, lo que es seguro, es que absolutamente todos nosotros comenzamos el año lleno de ilusiones y expectativas. Buenas intenciones y propósitos que, esperemos, no se queden en el tintero. Desde nuestra bitácora os proponemos 12 causas para este nuevo año.
  • Aprende a comer: para nosotros la salud es lo primero. Y un factor fundamental en nuestra salud es lo que entra por nuestra boca. Por eso os proponemos que aprendamos a comer. Saber equilibrar la dieta, disfrutar de nuevos sabores y de elaborar nuestros propios platos. Comprender otras culturas gastronómicas (sí, aquí se come muy bien pero hay mucho más allá de nuestras fronteras) nos ayudará a descubrir los agridulces árabes, el picante indio, las especias orientales, las carnes del Este de Europa… y llevarnos todo este mundo a nuestra mesa. Una experiencia que con un poco de espíritu artesano, nos ayudará a disfrutar mucho más de nuestros ratos de ocio y, creednos, nos sorprenderá gratamente.
  • Baja tu grasa corporal: no todo en esta vida es adelgazar o tener figura. Un reciente estudio llevado a cabo por el equipo de Jamie Oliver mostró que hay un alto porcentaje de la población que cree haber huido de los problemas derivados del sobrepeso sólo con adelgazar (normalmente con dietas tan poco acertadas como la Dukan)… el problema es que mantienen altísimos índices de grasa corporal. Por eso unimos este segundo propósito al primero. Aprender a degustar una dieta variada rica en proteínas, con suficientes carbohidratos, vitaminas, etc… permitirá que nuestro cuerpo baje de un modo natural su índice de grasa corporal (ojo, la necesitamos para absorber las vitaminas A, C, D y E) y estar realmente sanos. No es estética, es salud.
  • Comienza un deporte nuevo: y como somos de los que creemos que los romanos tenían razón con eso de mens sana in corpore sano, os animamos a que escojáis un deporte que os llene -si no os divierte no tardaréis en dejarlo- y os pongáis en las manos adecuadas para practicarlo. Da igual que sea el tan de moda running, ciclismo, natación o tenis de mesa. Os ayudará a socializar, a conocer mejor vuestro cuerpo, a compartir vuestra afición con gente que ni siquiera conocéis ahora mismo y con la que tenéis mucho en común, a seguir una disciplina, a formularos retos y conseguirlos y a quitar horas muertas del sofá (tan necesarias a veces) y disfrutar del aire libre. Con estos tres primeros propósitos no tardaréis mucho en sentiros mucho mejor.
  • Dale color a tu armario: 2014 será el año del color. Los tonos verdes, teja, naranjas, rojos, etc… compartirán protagonismo con los clásicos azules, grises y marrones. El empuje de lo Brit hará que las firmas nos propongan nuevos estampados y combinaciones. Después de tanto tiempo de crisis (social y económica), ¿por qué no dejamos atrás los tonos sombríos y le damos algo de color a nuestro día a día? Nuestras apuestas pasan por superponer paletas de colores y mezclar el estilo más dandy con toques más casual que nos den como resultado un estilismo personal acorde a nuestros gustos.
  • Pásate a las americanas: es cierto que con el frío las prendas técnicas y de plumón son mucho más prácticas. También que una cazadora de piel tiene un toque personal que pocas veces igualará ninguna otra prenda. Pero también es cierto que combinar una americana con un jersey de cuello caja (una camiseta si hace calor) o una camisa básica, unos jeans y unas deportivas nos hará ir cómodos, no nos hará desentonar en casi ninguna situación y nos dará un toque más sofisticado que una cazadora. Empieza poco a poco y con básicas: las desestructuradas de piqué (en tonos grises o azules) son un fondo de armario imprescindible que agradeceremos en primavera y verano.
  • Realiza un viaje por carretera: hay muchas formas de viajar pero ninguna es tan especial como viajar por carretera. La unión entre hombre y máquina sólo se ve superada por los paisajes únicos que nos regalan las carreteras locales y comarcales. Esos pequeños rincones que nunca nos regalarán las autopistas ni los rápidos aviones. Un viaje sin prisas, a ese lugar soñado (Toscana, Escocia, la Selva Negra o la Ruta 66) en el que, como en tiempos pasados, lo importante no es el destino sino el viaje. Nuestra propuesta este año es aprovechar el recién pasado centenario de Aston Martin para alquilar uno -en el Reino Unido hay multitud de empresas de alquiler de clásicos- y recorrer la campiña inglesa durante la primavera. Inolvidable.
  • Actualiza tu montura: los estudios de Ganvam y Aniacam (asociaciones de vendedores y fabricantes de vehículos de motor) reflejan que durante la crisis casi medio millón de clientes al año han aplazado indefinidamente la renovación de su coche. Eso hace que, posiblemente, tengas un coche o una moto más antiguos de lo que te gustaría. La renovación de las ayudas, las necesidades de hacer caja de los concesionarios y los constructores así como la ingente cantidad de nuevos modelos hace que haya suculentas ofertas en el mercado. Sólo hay que tener en cuenta los kilómetros que recorremos al año (ante la duda, gasolina, por favor), y nuestras necesidades reales para tener un nuevo compañero de viajes.
  • Lee un libro: seguro que todos los años hacemos una enorme lista de propósitos con varios volúmenes en mente. Nosotros somos más realistas: internet, las redes sociales, tabletas, revistas, televisión y compañía hacen que cada vez nos cueste más sentarnos a leer un libro (en papel o formato digital) por eso os proponemos que hoy mismo escojáis uno de esos que comprasteis en 2013 (o 2012) y os pongáis hoy mismo a devorarlo. Todo es empezar. Nuestra recomendación, Solo de William Boyd.
  • Cómprate un vinilo: somos amantes de Spotify, iTunes y la música en formato digital que escuchamos a todas horas en nuestro iPhone, nuestro iPad y nuestro iMac. Pero también sabemos degustar el sonido limpio de un buen tocadiscos. Déjalo sólo para las grandes colecciones: Led Zeppelin, los Rolling, Queen y compañía. La cantidad de matices que oirás en cada una de tus canciones favoritas -y que hasta ahora, literalmente, no habías oído- hará que se te caigan muchos prejuicios sobre esta “arcaica” tecnología. Son caros, pero son una inversión.
  • Vete a un concierto: ahora que ya disfrutas de la gastronomía, el deporte, la lectura y la moda… le toca el turno a la música. El vinilo es un primer paso para que vuelvas a un concierto. La música en directo, el gentío, los bafles retumbando y tu cantante favorito a pocos metros. El Bilbao Live es una de las referencias pero tampoco descartes moverte a otra ciudad y de paso, hacer turismo. Beyoncé, Depeche Mode, The Lumineers, Imagine Dragons, Franz Ferdinand,  James Arthur, etc… ya tienen fechas para este año. ¿A qué esperas?
  • Cambia de perfume: la aromaterapia es el mejor ejemplo de lo que los perfumes pueden hacer sobre nosotros. Son nuestra seña de identidad y, aunque no lo creamos, marcan nuestro estado de ánimo. El inicio del año nos parece un momento inmejorable para decidirnos por uno diferente que haga que los recuerdos (recordamos más con el olfato que con cualquier otro sentido) sean imágenes del pasado… y afrontemos el futuro con nuevas sensaciones. Un pequeño detalle para empezar con fuerzas estos 365 capítulos de libro de 2014.
  • Estudia un idioma: da igual que escojas uno “útil” para el trabajo o uno que te gusta por simpatía cultural. Aprender chino, árabe, inglés (sí, aprenderlo), italiano, francés o alemán te ayudará a descubrir una nueva cultura y a cambiar muchos puntos de vista. Sin duda el propósito más ambicioso de los que hay en la lista por su dureza y la disciplina que requiere pero también será el que más satisfacciones os dé a largo plazo.
¿Cuál nos proponéis vosotros?

2014 en diez claves

Comienza un nuevo año y desde este rincón os desciframos las diez claves para disfrutar como nunca de estos doce meses.
  • Cine: si para el horóscopo chino es el año del caballo (y para los brasileños el del armadillo) para el séptimo arte es el año del cómic y de la ciencia ficción. Una vez más, la espectacularidad de este género arrasará en la gran pantalla. “Godzilla”, “Robocop”, “Noé”, “Lego, la película” (no podemos perdérnosla), “Yo, Frankenstein”, “Transformers 4” y el cierre de la trilogía “El Hobbit” competirán con la primera parte del final de “Los Juegos del Hambre” y las últimas creaciones de Marvel: “Capitán América” y “Guardianes de la Galaxia”. Nosotros nos quedamos con el regreso de otras sagas de culto: Sin City y “El amanecer del Planeta de los Simios”. En cuanto al cine menos espectacular, destacamos “El lobo de Wall Street” (Scorsese y Di Caprio), “Mandela, del mito al hombre” (cualquier cosa que protagonice Idris Elba nos parece digno de mención) y “American Hustle”, con Christian Bale, Jennifer Lawrence y Amy Adams en cartel.
  • Música: en la era del streaming y de las descargas (legales o no), los grandes discos siguen siendo noticia. El año será especialmente prolífico y destaca el regreso de Bruce Springsteen, Wu-Tang Clan, Neneh Cherry, Death Cab for Cutie, Lily Allen, Pharrell, Lana del Rey, Katy B, James Blake, U2, Robyn, Tailor Swift, Beck o Kanye West. Además, veremos el inicio de las giras mundiales de Lady Gaga y comprobaremos si Beyoncé conseguirá marcar tendencia con su lanzamiento sorpresa en iTunes (con récord de descargas incluidas). Por cierto… si hay suerte, Justin Bieber cumplirá su amenaza y se retirará.
  • Bilbao BBK Live 2014: cada año mejora su cartel, aumenta el número de asistentes y se multiplica su influencia en el circuito internacional. En pocos años el Bilbao Live se ha convertido en una referencia entre los grandes festivales europeos y este año no será menos si tenemos en cuenta que visitarán la villa The Black Keys, Franz Ferdinand, Imagine Dragons, MGMT, The Lumineers, Crystal Fighters, Phoenix, Jack Johnson, White Lies… y todavía queda cartel por cerrar. Tres días, 90 euros y muchas horas de música para reencontrarnos con los directos -la música en esencia-.
  • Deporte: para muchos 2014 será el año del Mundial (en fin). Este entrenamiento brasileño para las Olimpiadas tendrá paralizado medio mundo durante un mes, cierto, pero hay mucho más deporte -y mucho más interesante- en el calendario. Desde el MundoBasket 2014 hasta un Giro de Italia… que se estrenará en Irlanda del Norte. El Campeonato Europeo de Atletismo de Zúrich, comprobar si España sigue siendo una potencia en Triatlón, las nueva reglamentación de la Formula 1, el Mundial de Rallies más reñido de los últimos años, el pulso Márquez-Pedrosa-Lorenzo sobre dos ruedas, saber si Chris Froome podrá revalidar su Tour e incluso el Mundial de Hockey de Jaca nos tendrán ocupados muchos días. Eso sí, no olvidéis que mejor que ver deporte… es practicarlo.
  • Literatura: las cifras cantan. 2014 será, sin duda, el año en el que la mayoría abandonaremos el papel para pasarnos al formato electrónico. Desde las editoriales lo tienen claro, el eReader es más barato (a la larga), ocupa menos y potencia la lectura de contenidos. De entre los lanzamientos, después de la moda de las trilogías nórdicas y eróticas, nos llega otra saga que quiere aprovecharse del efecto Grey. Se trata de “Solo una noche”. No creemos que vaya a ser lo mejor del año -de hecho, estamos casi seguros de que no lo será- pero sí de que lo veremos, y mucho, en las librerías, metro, playa, etc.
  • Tendencias: sin duda 2014 será el año de los pequeños detalles. Prendas clásicas reinterpretadas para estar más en boga que nunca. Seguiremos con los patrones slim, entallados, que realcen nuestras formas y que caigan limpiamente. Materiales como el algodón y el lino se mezclarán con lanas finas y cashmere para dar un aspecto más natural en los conjuntos. También será el año de los complementos y los contrastes. Frente a un otoño dominado por el marrón (junto al gris y el negro), el verano nos traerá una explosión de color. El verde y el blanco acompañarán al sempiterno azul en una paleta donde poco a poco perderemos el miedo a los tonos cálidos y llamativos (rojo, naranja, teja…) y donde los conjuntos más elegantes compartirán hueco con las botas, las deportivas y los zapatos menos tradicionales. El año en el que el foulard se asienta como un complemento masculino en cualquier estación del año. Donde la marroquinería pierde su complejo tradicional para jugar con estampados y pieles nobles y donde los trajes se confirman como una buena mezcla con accesorios como calcetines, pañuelos o corbatas en tonos nada discretos. Las prendas denim, los cuadros y un look menos relevante serán perfectos para casi cualquier situación.
  • Viajes: fundamental para conocer otras culturas (y puntos de vista), viajar se nos antoja imprescindible cualquier año. Y, lejos de los destinos más manidos -aunque también inevitables- como París, Roma, Londres, Berlín, Amsterdam, Nueva York, San Francisco o Brasil (bendito fútbol), os proponemos descubrir las dos capitales europeas de la cultura. La primera, Umea, es una pequeña ciudad en el medio norte sueco con poco más de 100.000 habitantes que se la conoce como “la ciudad de los abedules”. La ciudad vivirá un año de música, exposiciones, juegos de luces donde compartirá título y relevancia con Riga. La capital letona es el centro cultural, educativo, financiero y casi político del mar Báltico y una de las ciudades sin la que es imposible comprender la historia continental: desde la creación de la Liga Hanseática hasta la caída de la URSS. Para los que Europa se les quede pequeña, nuestra propuesta, sin duda, Nueva Zelanda.
  • Arte, sin ir tan lejos: Bilbao volverá a ser uno de los epicentros culturales y artísticos europeos. Y lo hará, para nosotros, con dos obras que son absolutamente imprescindibles. La primera es una retrospectiva sobre Yoko-Ono (del 14 de marzo al 31 de agosto), una de las pioneras del arte conceptual. Una obra donde las ideas priman sobre los objetos y donde podremos ver una Yoko-Ono alejada de su enorme polémica y la sombra de John Lennon. Para los más clásicos, proponemos cruzar la acera para visitar desde el 6 de octubre una de las muestras más importantes del hiperrealismo organizada por el prestigioso Instituto para el Intercambio Cultural de Alemania y que incluye 66 obras llegadas de museos y particulares de todo el mundo. Un lujo a la vuelta de la esquina.
  • Televisión entre fogones: después de vampiros, zombies, cantantes que parecían zombies y protagonistas de realities que se comportaban como vampiros, la televisión se ha vuelto, literalmente, a la cocina para aprovechar el nuevo fenómeno. Después del éxito de pesadilla en la cocina -también la versión original estadounidense-, se dispara la apuesta por MasterChef, TopChef e, incluso las versiones para niños. Al menos, aprenderemos a cocinar y, si hay suerte, también a comer. Todo sea por la causa.
  • Tecnología: aunque las cifras digan que será el año de los smartphones y las tabletas (puede incluso que de los smartwatches y del 4K) 2014 será el año de la tecnología deportiva. Desde las bandas que tanto éxito cosechan entre los aficionados hasta el año del empleo de nuevas tecnologías en el textil deportivo, en la medición de tiempos, en el desarrollo de pulsómetros, etc. La edad de oro que esta viviendo -en parte gracias a la crisis- el deporte popular está permitiendo el desarrollo de la tecnología deportiva de “a pie” como nunca. La monitorización de tiempos, rango cardiaco, calorías, etc. está permitiendo que cada vez hagamos mejor el deporte (o eso debería). Una vez más la tecnología como medio y no como fin.