Elsa Pataky se corta el pelo

Ciertamente la publicidad ha desaparecido de RTVE. Pero no la propaganda y mucho menos la mierda de noticias que pasan por información a la ciudadanía.

El pasado Viernes, a eso de las 14:55h. esperando la llegada del Tontodiario al que soy tremendamente adicto desde la infancia, escuché de labios de la presentadora Anne Igartiburo en la despedida del programa, una primicia de ultimísima hora “Elsa Pataky se corta el pelo”. Hasta ese momento, no había prestado demasiada atención. Sin embargo, mi cerebro que procesa, según que datos, a la velocidad de la luz cuando algo le interesa, se puso en alerta por si sus palabras iban acompañadas de nuevos robaposados con los que adornar la llegada de los Reyes Magos y sobre todo, democratizaban, aunque sólo fuera iconográficamente un poco, el disfrute sexual de la belleza, en una sociedad tan injusta como es la nuestra al respecto, donde mucho se teoriza sobre la Democracia política, más todavía de la económica, aun de la cultural, cuando la que más importa al individuo y la especie pasa del todo desapercibida entre la mayor de las Tiranías, a saber: el determinismo genético. Como a un niño que pide un Scalextric y le dejan bajo el árbol unos calcetines ¡Así me quedé yo! No podía creérmelo. Según pasaban los segundos, mi indignación fue en aumento: Las imágenes eran acordes con la relevancia del comentario anunciado instantes antes ¡Elsa Pataky se corta el pelo! Y ¡sí! Aparecía con el pelo cortado…pero con la ropa muy larga.

Mientras el hemisferio izquierdo se reponía de las heridas emocionales provocadas por la frustración descrita, el derecho reflexionaba sobre lo indecente que resulta que nuestro Ente público más preciado, el único superviviente del antiguo Estado de Bienestar, le dedicase a semejante desperdicio mediático, más de cinco minutos ¡que se dice pronto!

En esto, sin salir todavía del asombro, en pleno estado de indignación, dio inicio el Telediario con el anuncio de la entrevista de vuestro Rey y Señor, Don Juan Carlos I, por si el lavado de cerebro colectivo programado de toda una semana hablando de ello mañana tarde y noche, nos había pasado desapercibida su familiar presencia campechana en la privacidad del salón de casa, donde como el peor de los parientes se ha sentado a la mesa justo a la hora de comer o cenar para contarnos sus chochadas y batallitas que todos sabemos son pura construcción de la memoria histórica; o sea, ¡Mentiras!

Mierda intelectiva y propaganda Goebbelsiana es lo que nos ofrece la programación televisiva. La primera la cuelan como entretenimiento y la segunda la pasan por información. No es preciso estar al corriente de los experimentos de control mental de “MK-Ultra”, ni de las investigaciones de Rogers para la persuasión y manipulación en masa de poblaciones enteras e individuos, ni de las técnicas que emplean las sectas destructivas para menguar considerablemente la capacidad cerebral de sus miembros, para entender que ni lo uno ni lo otro opera en nuestro beneficio personal ni en el de la comunidad de la que formamos parte.

Los programas de entretenimiento buscan precisamente eso ¡tenernos entre-tenidos! Las cadenas privadas mientras nos entretienen manteniendo baja nuestra capacidad de resistencia mental, aprovechan para llenarnos la cabeza de basura comercial a través de anuncios y técnicas subliminales que ni se imaginan. Pero, RTVE que se supone ha de prestar un servicio público, hace algo peor: aprovecha la programación de nuestro entretenimiento, precisamente para programarnos ideológicamente a todos los niveles de pensamiento y acción embotando nuestra sensibilidad durante todo un fin de semana sobre una matanza a miles de kilómetros de nuestras calles, activando nuestros miedos y fobias sobre el cambio climático, o provocándonos la curiosidad por temas tan irrelevantes como el aquí traído, porque una vez que conocemos que “Elsa Pataky se corta el pelo”, empezamos a preguntarnos si sólo se trata del de la cabeza.

De la media y la otra media

Imagen de previsualización de YouTube

Me llega el dato de que durante el pasado 2011 la ciudadanía ha visto más tele que nunca, concretamente unas cuatro horas diarias de media. Hechos los cálculos, viene a ser más tiempo que el dedicado de media a las vacaciones, exactamente dos meses.

Sorprendido por esta cifra media, pronto advertí la feliz coincidencia para un hombre de letras que el lapso que pasamos frente a la caja tonta, es justo la mitad del dedicado de media a dormir, o sea, ocho horas, por lo que sin necesidad de realizar más cuentas, sabemos que al sueño reparador le entregamos nada menos que cuatro meses del año. ¡Sin contar la siesta!

Nunca la expresión “Tempus fugit” me había calado tan hondo. Inquieto por averiguar en qué se nos va la vida media, me puse a contabilizar el tiempo medio de cuantas actividades o tareas cotidianas concurren en nuestra existencia, no media, sino entera. De este modo computé para la nutrición de entrada y salida, como mínimo un mes de media, se esté o no a régimen; En viajes interurbanos de media, se esfuma como mínimo otro mes, entre atascos y esperas. A ir de compras para levantar el país es fácil que se vaya otro mes de media con las rebajas, las ofertas y las liquidaciones constantes…Pero con tanta engañosa media, no me salen las cuentas para el ciudadano medio.

Es cierto que hay más de cinco millones de votontos que seguramente suben la Renta per Cápita de todos estos conceptos. Sin embargo, cuando se trata de contabilizar las horas trabajadas, nunca se hacen promedios, ni medias de este tipo para que se respeten en los convenios, de modo que, hay gente que no tiene tiempo, como se dice vulgarmente, ni para cagar la mierda media, mientras otros no tienen ni con qué limpiarse el culo de media.

Escuchando estas recurrentes encuestas, la pobre gente, esa que seguramente se pasa el día viendo la tele por no tener ni para salir en autobús, esa que duerme hasta la una del medio día por haber perdido toda esperanza de tener motivos para despertarse, esa gente, precisamente esa, llega a pensar que gana el sueldo medio anual de 22.500 euros, que tiene casa en propiedad de unos 90 metros cuadrados, que cada miembro de su familia se ha gastado sin comerlo ni beberlo literalmente durante la Navidad nada menos que 550 euros, que sale y vuelve de puente sin darse cuenta, que se va a esquiar…por decirlo de algún modo, que vive muy bien, comparado con Corea del Norte. Por eso triunfan programas como ¿Quién vive ahí? Sin embargo, la maniobra manipulativa, parece inocua para cuantos saben de qué va la historia, pues no les disgusta en absoluto que la media les mengüe sobre el papel sus ingresos, ni que les reduzca el terreno de su chalet en grandes titulares, ni los euros dedicados al ocio, las vacaciones, la educación de los hijos, etc. Casi puede decirse que les agrada escucharlo a menudo en el Tontodiario.

Por consiguiente, leyendo entre medias estas encuestas mentirosas, se deduce que, por una parte hay demasiada gente que dedica más de ocho horas al día a trabajar, sin contar desplazamientos, pues hay también demasiada gente sin hacer nada encerrada en sus casas; Segundo que del antagonismo en el cómputo temporal, no se desprende igual diferencia entre sus ingresos, pues generalmente, cuanto más se trabaja, más bajo es el salario percibido y en consecuencia debe haber otra masa ingente de ingresos, acumulada en muy pocas manos. Y tercero, las necesidades humanas, aunque en principio responden a biorritmos similares, se puede mantener científicamente que la media de los ciudadanos satisface sus necesidades vitales medias con mayor premura y menor coste energético que la otra no media.

RbCb El Tetragrama

Imagen de previsualización de YouTube

La primera vez que vi escritas juntas estas cuatro letras que no alcanzan el nivel de acrónimo por no ser siglas sino simples consonantes de un supuesto nombre, me recordaron al modo en como fueran bautizados aquella simpática pareja de androides R2d2 y C3Po de la “Guerra de las Galaxias”. A caso, supuse, ese sería el efecto perseguido por los asesores de imagen del hasta ahora fontanero segundón, auténtico Mario Bros plusmarquista del Socialismo español, el de transferirle por asociación fonético-visual dicha simpatía ya arquetípica entre los de mi generación;
Sin embargo, pensándolo mejor, los de mi generación, somos ya incorregibles y difícilmente treta semejante nos hará variar el voto; Seguramente, la artimaña debería responder a otro oculto propósito dirigido a mentes formadas en un ideario más abierto al cambio y la transformación. Meditabundo en esta reflexión, fue que caí en la cuenta de que RbCb podía recordar a aquel superpolicía de cuerpo metálico y cerebro orgánico, por lo de Robocop, que facilitaría asimilar sus virtudes a su trabajo como Ministro del Interior en el pasado y capacidad para vencer a cuantos se le enfrenten en el futuro inmediato, o sea, a los malos del Partido Popular y al anti-héroe, el fallido MR-12 que según el CIS pese a ganar por puntos el combate, goza todavía de menos simpatías, por lo que como dijera Unamuno ¡Vencerá! ¡Pero no convencerá!
También RbCb me recordaba a los compuestos químicos, como “Rubalcaba” al “Abracadabra” y al leguaje que se usa en publicidad para engañar a un público analfabeto en cuestiones científicas; Así, sería posible que la estratagema para vender la nueva imagen de este individuo sin escrúpulos ideológicos fuera presentarlo como el ingrediente secreto del nuevo PSOE con RbCb, capaz de dar la vuelta a las encuestas, limpiar las manchas de las pasadas legislaturas y con poder amnésico para cuantos lo voten.
Pero la fuerza de RbCb como marca política de la nueva esperanza socialista no descansa sobre una compleja fórmula, ni estrellas fugaces que necesitan de los focos para ser iluminadas, sino en aquel principio activo que no puede no ser y menos ser mencionado por mortales…RbCb, sería el nuevo Tetragrama sagrado con el que la Casa del Pueblo socialista ha establecido una nueva Alianza que les salve de la debacle electoral. En la tradición judía, “Yhvh” (Yahvéh) significa “el que es” o “el que será” Esta explicación concuerda con el significado del nombre dado en Exodo 3:14, donde dios mismo se presenta como “Yo soy el que soy”. Paralelo que no falta en Ruby quien se ha autoproclamado líder del PSOE – vaya otro tetragrama sagrado – sin esperar a que lo haga el Congreso del Partido, al más puro estilo napoleónico, actitud del todo acorde con el halo divino que le corresponde a quien no puede mencionarse por su nombre entero, que cuando no es Rubalcaba, es Alf, Fredo, Alfredo…diluyendo en el olvido el inconveniente perfil de ratoncito que le otorgaría ser conocido por Pérez, como en su día no auguraba nada bueno un Rodríguez en la Moncloa y parecía más gracioso un ZP.
Pero le he dado tantas vueltas a estas cuatro letras que empiezo a asignarles significados adversos a los que en principio suponemos le verían sus expertos en maquillaje político que lo han recomendado para su campaña; Así es: RbCb puede adoptar la nada gratificante expresión lingüística ¡Roba Cabrón! que efectivamente, precisa de alguna consonante de más para completar el significado, como a los artífices del nuevo Tetragrama les sobraba la L de “Líder” para que les cuadrara la divina similitud.

23-F La película

Imagen de previsualización de YouTube

No puedo menos que elogiar desde estas líneas el excelente trabajo realizado en la miniserie que sobre el 23F proyectó la Primera cadena de RTVE para orgullo y satisfacción de toda la población cinéfila amante de las superproducciones hollywoodiensenses, y el acierto del ente público en hacernos partícipes de tan magna obra maestra del séptimo arte, sin cuya benemérita factura, a duras penas podríamos legar a las generaciones futuras, como fueron las cosas, y como nos las han contado…¡Qué prodigio de dirección! ¡Qué supina realización! ¡Qué excelentes regidores! Estupendo reparto de consagrados actores y actrices que se han prestado a materializar la historia de España, exquisito atrezzo y decorados, guiones bien elaborados, cuidados en exceso y bien trabados, trama no por sabida exenta de emoción, bien conducida sin dejar cabos sueltos haciendo del argumento central algo acabado donde todo queda atado y bien atado sin margen a la interpretación….Ha sido una película tan buena, tan real, tan natural….que un poco más y me la creo.

Modulando el discurso

Imagen de previsualización de YouTube

Leyendo el otro día en prensa un titular que decía “Izquierda Unida modulará su discurso para no chocar con los sindicatos” me vinieron a la memoria las tesis de Gorgias para quien la realidad no existe y si existe, es incognoscible y si es cognoscible, es incomunicable…porque resulta que los sindicatos, días antes de hacerse la foto de la vergüenza afirmaron poco menos que lo mismo, o sea, que ellos, los representantes de los trabajadores, modularían su discurso para evitar un desencuentro total con el Gobierno que por su parte, modula lo que haga falta para caer bien en Europa que de oficio modula en función de lo que dicte EEUU. Lo curioso del asunto es que, el PSOE, el partido que apoya al Gobierno – o al revés, no sé…o a la inversa, tampoco sé- hace tiempo que venía modulando el discurso a ese respecto, para que el Presidente Zapatero tuviera más fácil a su vez, modular el suyo de cara a llevarse bien con la Patronal, para que los empresarios por su parte, no se decantaran abiertamente a favor de la oposición representada por el PP de Rajoy cuyo discurso, por cierto, se ha visto muy modulado para atraer a los descontentos del PSOE, o por lo menos no espantarlos como en la anterior legislatura. En cualquier caso, la Patronal también ha necesitado modularse ella misma ante la Gran Banca que modula por activa y por pasiva los biorritmos de toda la sociedad, mostrándose firme e inflexible en su dictado de limitar el gasto público, recortar los salarios, contener la inflación, flexibilizar el despido, liberalizar el horario comercial, continuar con los contratos basura, detraer el crédito, aumentar los tipos de interés, incrementar los avales y garantías de los préstamos, preservar su margen de beneficios, subir las tasas y comisiones a los clientes…sin que nadie se atreva a toser mientras se pronuncia.

Tras verificarse esta bochornosa secuencia, se entiende que los únicos que se han animado a seguir el ejemplo de las modulaciones discursivas, sean los proetarras de Batasuna, toda vez los proestalinistas de IU, los progalistas del PSOE y los profranquistas del PP han hecho lo propio, mientras el resto, entiéndase, las eléctricas, las petroleras, las empresas de construcción…ni se han inmutado por la situación y no tienen como la banca, la más mínima intención de modular los precios, de no ser que sea para aumentarlos.

Pero puestos a modular, para no ser menos, yo también voy a modular mi discurso y así les digo que, toda esta gente merece que les demos un buen baño turco con masaje terapéutico incluido que les deje la piel tersa y suave, los músculos bien tonificados, sin escamotearles una depilación integral de los pies a la cabeza, una manicura, una rápida lavativa y cuando se haya terminado con sus cuerpos, les cepillamos bien los trajes y les lustramos con fuerza los zapatos.