Propuestas Desde la UE para el Empleo Juvenil

índice

Mañana Miércoles 17 de Mayo a las 19:00 horas en el CIS de Barakaldo, dará inicio una Charla-Debate muy apropiada para cuantos estén interesados en el Empleo Juvenil y las propuestas que hay desde la Unión Europea para planes dirigidos a su fomento, formación y desarrollo, es decir, cuantos estén interesados en saber qué ayudas y subvenciones existen en la actualidad para estos fines y de las que pocas veces los peatones son informados directamente.

Para la ocasión Hitzaren Etxea, junto a Barakaldo ciudad Hiria, e Inguralde, traen como ponente a STANISLAV RANGUELOV Coordinador de las políticas de empleo e inclusión social para España de la Dirección General de Asuntos sociales Comisión Europea, quien disertará sobre Empleo Juvenil y Propuestas desde la UE.

 

CIS- BARAKALDO Parque Los Hermanos S/N Metro: BARAKALDO, salida Elkano.

Conspiración Gin Tonic

Dan Brown ha visitado Madrid con motivo de presentar su última novela “Inferno” coartada para la que no ha escatimado publicidad en los medios. Pero no me lo creo…yo también he acordado varias citas con distribuidoras en la Capital durante estas fechas al objeto de dar cobertura al plan de tomarme unos cuantos cubatas “Low cost” haciéndome con la receta económica para publicarla en el “Financial Times” y ser nominado simultáneamente para el Nobel de Economía y el Pulitzer. Por consiguiente, me cabe colegir que tan renombrado especialista en Conspiraciones, anda como yo, tras la pista de idéntico tesoro intelectual, siendo como es de innecesaria su presencia en la Feria del Libro madrileña para garantizar el éxito de su obra.
Ignorante de este extremo todavía, la tarde del Sábado, en cuanto llegué al hotel pregunté por cómo se iba a las Cortes. El recepcionista, en vez de limitarse a responder, se desgañitó en disuadirme: que si era muy tarde, que si los fines de semana estaba cerrado, pasando incluso indisimuladamente al contraataque con interrogantes del estilo para qué quería ir allí, cuál era mi propósito…en ese momento, en una escena propia de Hitchcock, fui cogido en volandas por un grupo de conocidos recién entrados al vestíbulo quedándome atrapado en sus conversaciones sin remedio hasta el final de la velada. El caso es que, esa noche me fue imposible ir de marcha al Congreso como tenía previsto.
El Domingo era la jornada dedicada íntegramente a la tapadera en las casetas de El Retiro, postergando al Lunes mi secreto propósito. Esa noche, no pude conciliar el sueño dándole vueltas a los Gin tonics que toman nuestros Diputados entre sesión y sesión con la escusa de representarnos: Yo no quiero que me representen. ¡Soy mayor para tomar mis propios cubatas! No dejaba de repetir en mi mente…
Embriagado oníricamente, me desperté apelmazado. Mientras desayunaba, leo en la prensa que los Congresistas han dado marcha atrás en subvencionar los Gin tonics. Era como si alguien buscara desalentar mi búsqueda. Demasiada coincidencia… Guiado por un sexto sentido, decidí apearme en la estación de Sol para desde allí bajar por la Carrera de San Jerónimo sin levantar sospechas. En principio no había pérdida; una hilera de furgones policiales apostados cada cuatro pasos me iban indicando el camino cual Pulgarcito, pero casi me doy de bruces con Cibeles sin ver su característica fachada neoclásica custodiada por los leones. Incrédulo, volví sobre mis pasos fijándome bien en los detalles. Y ¡Efectivamente! Había pasado justo al lado, pero estaba rodeada de andamios, telares, vallas y toda suerte de obstáculos que ocultaban su presencia al viandante de tal forma que me había pasado desapercibida.
Inspeccioné la circunstancia por arriba, por abajo, por sus lados sin hallar modo civilizado de entrar, cayendo así en la cuenta del auténtico motivo que llevó a tantos miles de jóvenes y no tan jóvenes a rodear el Congreso y al Gobierno a ordenar tan grandioso despliegue policial para protegerlo, pues ni los primeros acudieron para reclamar mayor libertad en abierta contradicción con su manifestación, ni los segundos para defender la Democracia y la Ley a porrazo limpio, de lo que se ha tratado todo lo aparecido en los Noticiarios del mundo entero, no ha sido otra cosa que, el deseo de unos de acceder a la barra libre del Congreso y la inconfesable voluntad de los otros de reservase en exclusiva dicho privilegio.
Como quiera que mis idas y venidas por la acera atrajera las miradas de varios agentes, antes de que me interceptasen pidiéndome la documentación, ni corto ni perezoso me dirigí a uno de ellos interesándome sobre la entrada a la Cafetería para tomarme un Gin tonic a 3 euros. Yo esperaba las acostumbradas respuestas protocolarias como que para acceder debía estar acreditado, que sólo era accesible al personal autorizado, etc. Lo que me pilló por sorpresa fue que aquel agente negara la mayor “¡Señor! Nada de lo publicado es cierto. La cafetería no es barata”.
En ese instante sucumbía a la evidencia: Dan Brown había hecho los deberes y se me había adelantado.

Quiero afiliarme a un Partido

Imagen de previsualización de YouTube

Nunca me he sumado a nada de provecho. Mi trayectoria al respecto ha sido un auténtico despropósito desde temprana edad: Ya empecé mal durante la Primaria ingresando en el club de Ajedrez del colegio; Las cosas fueron a peor al hacerme socio de la Biblioteca Municipal, al adquirir la costumbre de suscribirme a distintas colecciones por fascículos, rematando la faena apuntándome a una filatelia. Tan inútil trayectoria se reforzaría en la juventud cuando me decanté por la rama de Letras en el instituto, y poco después estudiar la carrera de Filosofía y por si acaso, también la de Teología. Mi última perla en tan demencial secuencia ha sido intentar contactar recientemente con el Secretariado Gitano, pero no con el que recibe partidas reflejadas en el BOE, sino con el Alternativo. En consecuencia, hoy es el día en que veo cómo zoquetes de mi generación, disponen de amplios despachos ocupando grandes puestos ganando miles de euros sin dar golpe por haber escogido bien en la vida…

¡Sin dar golpe! Esa era mi meta existencial. Y sin embargo ¡Me siento un fracasado social! Por si me hubiera repuesto del Caso Urdangarín que me hizo lamentar no haberme ligado a la Infanta Helena cuando tuve la oportunidad, lo de esta pareja de la Fundación del PSOE me ha dado la puntilla: el Mulas percibiendo 6.000 euros mensuales por dirigir una revistita que no lee ni los que en ella escriben y su mujer Irene Zoe llevándose 3.000 euros por artículo y cobrando 1.00.000 euros, ¡más que el Presidente del Gobierno! por sólo un año al frente del Instituto Cervantes en Suecia.

¡No lo resisto más! ¡Me rindo! No sé que tengo que hacer para afiliarme a un Partido Político. Si he de ingresar en un centro de reeducación especial por una temporada y desdecirme de cualquier mía opinión anteriormente vertida en los medios de comunicación ¡estoy dispuesto! Me dan igual las siglas y el programa, que sean de derechas o de izquierdas, liberales o conservadores, nacionalistas o antinacionalistas…con tal de que dispongan de algún cargo, por pequeño y recóndito que este sea donde colocarme, en el mejor sentido de la palabra. A estos efectos soy fácil de contentar: me va igual de bien ser nombrado Director del observatorio de la Mujer -Canaria preferentemente- que responsable del Instituto ´Patafísico de Investigación. Creo estar bastante capacitado para cualquier puesto bien remunerado en el que no sea necesario trabajar y menos estar cualificado para ello, por lo que también podría llegar a ser, no sé, ¿Ministro de Trabajo y Seguridad Social tal vez?

Doy mi palabra de Honor, que este anuncio público va en serio. Estoy dispuesto a afiliarme a cualquier Partido Político de probada solvencia institucional como pueden ser el PP o el PSOE, o con positiva proyección de futuro en la obtención de subvenciones como parece que es el caso de UPyD o Bildu. Igualmente me veo capacitado para incorporarme de inmediato a formaciones de gran arraigo en las Arcas Públicas aunque sean de corto alcance geográfico como CiU o el PNV y hasta en entidades democráticamente deficitarias como IU u otras agrupaciones minoritarias y pintorescas que aspiren a ocupar cargos de responsabilidad a través de pactos del estilo de Equo. Me he mentalizado psicológicamente para ir en listas en cualquier convocatoria incluidas las Europeas, aunque preferiría quedarme de Asesor de una concejalía como el líder de las Juventudes del PP Carromero.

Como prueba de que este ofrecimiento público de mi persona, es un sincero intento por integrarme en un Partido Político que tenga a bien acogerme, estaré todo lo que resta del mes de Enero hasta el final de la Semana Santa sin decir “esta boca es mía” en lo que atañe a todo comentario ofensivo, peyorativo o perjudicial para cualquier formación política, parlamentaria o extraparlamentaria, salpicada o inmaculada en casos de corrupción.

Este también será el tiempo que esperaré a recibir y estudiar las potenciales ofertas o propuestas que pudieran surgir. Transcurrido el mismo, daré a conocer cuál será en lo sucesivo mi causa a defender y cuáles a atacar como todo buen demócrata de hoy en día. Y si en su defecto ocurriera que este llamamiento aquí publicado cayera en saco roto…entonces, ya os podéis ir preparando la ciudadanía, porque en ese caso, yo mismo crearía un Partido, un Sindicato, una Fundación, una Oenegé y si es preciso hasta una nueva Religión, cosa que a la larga os saldría mucho más caro en los presupuestos del Estado.

Las entidades políticas interesadas en incorporarme a sus filas como Militante que no como militonto, pueden ponerse en contacto conmigo directamente en mi blog “Inútil Manual” o si prefieren mayor privacidad, a través del medio que deseen.

Las otras caras de Bélmez

 

Que lo paranormal, oculto y esotérico está de moda no hace falta que lo diga nadie. Pero que ello sea de utilidad pública para sacar a la luz un fenómeno que de no ser por la extrañeza que causa debería requerir de la intervención de la Audiencia Nacional, como ha ocurrido con la SGAE para que se le preste la atención suficiente, nunca se me hubiera pasado por la cabeza. Y es que, el escándalo causado por la decisión del Ayuntamiento de Bélmez de construir un museo para el estudio de las famosas “Caras” que han hecho mundialmente conocida a la localidad, con la ayuda de la Diputación de Jaén y los Fondos Feder de la Unión Europea, cuyo montante total asciende a los 858.000 euros, ha puesto de manifiesto, el despropósito de otras subvenciones otorgadas a otros “Caras” estas si ocultas tras los partidos políticos infiltrados en nuestras instituciones trufadas de empresas públicas y oenegés advenedizas, auténticas tapaderas para la democrática sustracción de infinidad de euros de nuestras arcas públicas a los que difícilmente se les puede asignar rostro y mucho menos seguir el rastro, que ya se cuidan de no aparecer por ningún lado donde un foco pueda iluminarlos y una cámara retratarlos, mas siempre pululando entre bastidores, alrededor del hedor de la mierda que tanto gusta mostrar al Telediario, de ahí la necesidad de presentarnos siempre planos cortos de los cabeza de turco, por muy vistos que los tengamos, cuando son las otras caras, las que deberían interesarnos.

Es posible que gracias a las “Caras de Belmez” programas como “Tercer Milenio” de Iker Jiménez, puedan igualmente contribuir a desenmascarar esas otras “Caras” dedicando parte de su preciado espacio televisivo a investigar las tramas de triangulación financiera de los auténticos perceptores, donde A concede a B que a su vez contrata a C, verdaderas conspiraciones contra la población civil, dedicando sus esfuerzos periodísticos a la decodificación de los libros de cuentas de las organizaciones afines a la estructura partitocrática; haciendo un monográfico sobre los misterios escondidos tras las enigmáticas subvenciones publicadas por el BOE de las que se benefician mayoritariamente agrupaciones fantasma cómplices de la rapiña general; acudiendo de noche a Palacios y edificios como el Congreso de los Diputados o el Senado al objeto de escudriñar con infrarrojos sus sospechosas instancias donde a buen seguro algún que otro espíritu contrariado o alma en pena, masculla más de una psicofonía en la que se escuche a modo de lamento ¡Que hay de lo mio! ¡Que hay de lo mio! en justo reclamo de un antiguo favor tramitado y podrán observarse por sus paredes inquietantes ectoplasmas de reconocibles formas egipcias como queriéndonos decir las claves que abren las cámaras acorazadas de algunos bancos…No les faltarán funcionarios testigos dispuestos a declarar que en toda gestión municipal, en todo trámite de la Diputación, en toda recalificación urbanística, sentían cómo una presencia extraña les congelaba el sueldo empujándoles a hacer cosas horribles contra la sociedad, otros sencillamente reconocerán oír voces que les ordenaban llevarse esto y firmar aquello, o que una fuerza poderosa les tenía como hipnotizados, habiéndolos que no duden en admitir abiertamente, haber hecho tratos con oscuras entidades que les prometieron la multiplicación de sus euros y bienes tras leer “El guardián entre el centeno”, aunque también los habrá que juren y perjuren haber sido abducidos por extraterrestres interesados en nuestros impuestos como única explicación a que los mismos se hallan esfumado. Hasta es probable que por allí aparezcan videntes, futurólogos y chamanes asegurando saber con exactitud el lugar secreto en que se halla nuestro dinero destinado a absurdas subvenciones sin extrañarme lo más mínimo que Rubalcaba sorprendiera a la audiencia dando detalles de los fondos reservados, aseverando que él, si sabe a dónde han ido a parar nuestros impuestos y cómo hacer para recuperarlos.

Linces Pata Negra

Descubierto casi sin querer, agazapado en la fauna autótona de la Península Ibérica, el Lince Pata Negra, gusta pastar por estos lares sin ser molestado, lejos de cualquier supervisión democrática.

Si lo desean, pueden acceder en cualquier buscador de Internet al comunicado de la Agencia EFE sobre la solicitud de subvención que el Gobierno español acaba de presentar a la UE inscrita en el marco del proyecto LIFE para la conservación del lince ibérico cercana a los 50 millones de euros. ¡No tiene desperdicio!
A nada que sean personas sensatas, no podrán reprimir esbozar cierta maliciosa sonrisa, no sin experimentar a su vez, una creciente indignación al enterarse de qué modo se despilfarra el caudal público en tiempos de crisis. Y no lo digo por los pobres linces ibéricos de cuatro patas, sino por aquellos a los que Rodríguez de la Fuente denominaría amigos de la fauna autóctona, bien conocidos por todos…que no tienen ningún escrúpulo en tatarear el “Live is life” de Opus dándose la gran vidorra a costa de su extinción.
Estos otros linces ibéricos que felinamente han estudiado Subvenciología en las facultades de Génova y Ferraz, han digerido sigilosamente durante la última legislatura, varios proyectos similares encaminados, supuestamente, al mismo fin de nuevo esgrimido, cuyo importe supera ya, los 35 millones de euros; Todo para que en la actualidad, sólo dispongamos de doscientos ejemplares en Sierra Morena y otros sesenta en Doñana, a los que e les deberá otorgar la denominación de origen o cuando menos, la distinción de “Lince Pata Negra”. Porque a este paso, es probable que asistamos a la cotización del lince ibérico en bolsa que igual es el Plan ZP para pagar la deuda acumulada del Estado, pues hemos de saber que, ese Proyecto LIFE, tiene previstos unos 2.000 millones de euros, de aquí al 2013, para la conservación de la naturaleza.
¡Sí! La misma naturaleza, que primero nuestras grandes empresas se ocupan de explotar, contaminar y extinguir con la vista gorda gubernamental, para luego, dar cobertura legal justificadora a esta triangulación financiera consistente, en tomar el fin como medio, para camuflar el flujo de capital despojado a la ciudadanía, primero arrebatándole delante de sus narices el entorno y sus materias primas, para acto seguido, sustraerles, con la colaboración cómplice institucional, ingentes cantidades de los impuestos municipales, autonómicos, nacionales y europeos, en forma de ayudas supuestamente destinadas a reparar y reponer lo anteriormente usurpado. Que no hace falta ser un lince para intuir que tampoco sucede.