Los juegos de mesa también tienen sus propios premios (I)

Recuerdo cómo entré en esta afición tan querida y que, casi sin quererlo, me ha retenido y ocupado tanto tiempo. Hablo de los juegos de mesa… y no me refiero al Parchís, las Damas, el Monopoly o el Cluedo, juegos muy respetables también y de los que ya hablaremos más adelante, me refiero básicamente a los juegos de mesa contemporáneos (de finales de los 90 hasta hoy: Catan, Carcassonne, Pandemic, Terraforming Mars, Azul…).

Fue un mes de 2006 en Barcelona. Con mi mujer, que en aquel entonces era mi novia, entramos en una de las tiendas de la Cooperativa Abacus (son tiendas que venden material escolar, libros y algo de juegos y juguetes -en Euskadi intentaron establecerse como Tiendas Abac, pero creo que no funcionó-). Vimos en una estantería una caja de color azul claro y, sobre ella, una “mancha” de color rojo con algo escrito en blanco. Nos acercamos y la “mancha” roja era un peón con unos laureles en la cabeza y las inscripciones en blanco decían: “Juego del Año 2001”.

Carcassonne (Juego del Año 2001)

Hoy, 12 años más tarde, reconozco que compré aquel Carcassonne por la confianza que me inspiró ver aquel sello. Y por la molestia que entendí se tomó un grupo de personas en valorar y establecer que ése, mi Carcassonne, fue el mejor juego del año 2001 por encima de todos los demás… sin saber exactamente si los demás eran 10 o 10.000 juegos, no importaba, ése era el mejor seguro.

El peón con los laureles era el emblema del premio Spiel des Jahres, “Juego del Año” en alemán, un premio otorgado desde 1979 por un jurado que revisa los juegos publicados en ese país. Valoran cuatro criterios: idea de juego y originalidad de la misma, estructura y claridad del reglamento, presentación (ilustraciones y calidad de los componentes) y mecánica de juego.

Con el tiempo, y la evolución misma de los juegos de mesa, el premio se ha ido adaptando y ahora existen tres categorías: el Spiel des Jahres (Mejor Juego del Año), desde el 2001 el Kinderspiel des Jahres (Mejor Juego del Año para Niños) y desde 2011 el Kennerspiel des Jahres (Mejor Juego del Año para Expertos).

Spiel des Jahres (3 categorías)

Sigo creyendo en la utilidad de estos premios. De hecho, a mi me sirvieron para elegir uno de los mejores “juegos embudo” para entrar en la afición. Pero hoy en día, y como pasa con tantos otros premios como los Oscar por ejemplo, criticarlos se ha convertido en el deporte nacional, e internacional, de los aficionados de cada nicho.

Hoy os he explicado un poco por encima qué son los Spiel des Jahres. En el próximo post veremos la lista de todos los juegos de mesa premiados en los 38 años de historia de los galardones (incluiré enlaces al portal de la BoardGameGeek, la comunidad mundial de jugadores más importante, que tiene la mejor base de datos on-line sobre juegos de mesa -aunque está en inglés-). Y más adelante veremos qué otros premios se otorgan en el panorama lúdico y qué opinión me merecen.