El protagonista ,no invitado

telefono movilSi el dubitativo Alexander Graham Bell o el recientemente confirmado por el Congreso de EEUU, en 2002 Antonio Maccui, viesen como ha progresado y el protagonismo que ha alcanzado su denominado invento “teléfono”, se quedarían obviamente perplejos ante insólita inaudita en la sociedad mundial.
Este dispositivo que nació en el año 1.876, con el fin que las personas se comunicaran entre sí transmitiendo señales acústicas por medio de efectos eléctricos a distancia. Su evolución ha sido sorprendente e insolita.Desde un aparato arcaico colocado en la pared, plasmando así su status social. Por codiciado que resultaba poseer tal dispositivo.
Con el transcurso del tiempo, un siglo después, este artilugio se ha colocado en viviendas, empresas hasta lograr ser el compañero indispensable de todas las personas por su posicionamiento móvil.
Hoy día, se ha hecho imprescindible, en los negocios, y en la vida social.
En tos actos que se celebran en la sociedad hay protagonistas, por una parte los anfitriones y por la otra los invitados que acuden a dicha celebración. Así mismo, existe el “invitado especial., Aquel al que se le brinda el mayor tributo o agasajo en dicha fiesta. Con el devenir de los años, nada hacía pensar que el invitado especial iba a ser un protagonista de las altas tecnologías: “el smarthphone”. Si, un pequeño ordenador que todos as personas s llevan a todas sus actividades, y tiene la mala costumbre de asistir sin ser invitado y se pone a emitir sonidos con diferentes y múltiples melodías, que el propietario elige conforme su gusto o preferencia.
Desde música clásica, canciones y ruidos estrepitosos, así como diferentes himnos sean nacionales o de pueblos, así como de un determinado club de futbol. Incluso existe, con palabras groseras. El mercado es muy variado .Hay para todos los gustos.
Y así todos los individuos con su pequeño “juguetito”, en el bolsillo. Hay que destacar, que se accede con este dispositivo a todo lo que uno pueda imaginar, cuentas de correos electrónicos, páginas web, watshap, noticias, tiempo, y como no variados juegos. Así como conexión a diferentes emisoras de radio y canales de televisión. La actualidad informática en nuestras manos.
Posteriormente a los preparativos, llega el día de la celebración, y el invitado cuida con esmero que no le falte su detalle más preciado “teléfono”. Con el fin que cuando esta aburrido, se pone a trastear con él, a recibir y realizar llamadas y sus diversas opciones que le facilita su “teléfono”. Su juguetito útil, que pocas personas prescinden de él, (y al que lo hace, se le considera “raro”).
Contemplamos escenas que por cotidianas no nos sorprende; en el metro o el autobús, y la mayoría de sus viajeros con el telefonito, así asistimos a comportamientos y actitudes sorprendentes y de mala educación; en un establecimiento comerciales o empresariales, los empleados, con su teléfono y no realizando su actividad profesional.
Y lo curioso que no recibe invitación, pero siempre esta. Presente. En cuanto reclama la atención con su melodía, hay que callarse todos, y hacerle caso. En un cine, en una celebración eclesiástica, en la ópera, teatro, museo. Y en reuniones o conversaciones de mayor o menor s o menos transcendencia. Siempre prevalece.
Esta en todos los lugares y con todas las personas, demanda constantemente del dueño. Y lo peor de todo, que le hacen caso, todos dejan de hacer sus obligaciones para hacerle caso. Es increíble, pero es así. Y yo me pregunto, ¿el respeto a las personas presentes en esa celebración, en esa escena, donde esta? No existe.
Parece que va a ser necesario que su uso sea regulado, donde, como y con quien, dado que los seres humanos no saben controlar el uso de este juguetito, que exige constantemente atención. Lo obtiene, olvidando las demás normas de respeto y cortesía en la convivencia con las personas.
telefono movil

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*