Curso: TECNICAS ORGANIZATIVAS DE ACTOS..

<a cartel 14

Curso:
“Tecnico Especialista en Protocolo, Relaciones Públicas e Institucionales”. (12ª promoción)
(Técnicas organizativas de actos)

Cuando cada año convocamos un nuevo curso, escuchamos como hay persona que se plantean que la palabra” Protocolo”, la asocian inmediatamente a las ceremonias obsoletas de las antiguas cortes palaciegas y lejos de poder necesitar su conocimiento y aplicación hoy en día; pero en nuestra sociedad se celebran a diario múltiples actos oficiales en diferentes sectores tanto institucional y empresarial, así como en los ámbitos deportivo y académico. Determinadas solemnidades; entrega de premios, un concierto honorifico, homenajes a personas o entidades, la investidura de un doctor Honoris causa, etc., en todos ellos asisten autoridades que ostentan una distinción, en función de su cargo. En estos eventos no se improvisa y todo esta estudiado para que las secuencias se desarrollen sin contratiempos y hasta el último detalle antes, durante, y después se contempla, no se debe dejar nada al azar: de estas tareas se ocupa precisamente el Protocolo.
Dado que hasta ahora no se ha considerado necesario e importante el estudio de la disciplina del protocolo, el resultado es el desconocimiento y confusión en su aplicación práctica.
El Protocolo tiene la misión de realizar el correcto orden de las diversas Autoridades e Instituciones existentes en Euskadi. No se puede ni se debe ordenar por el color político de los invitados o por una u otra preferencia decidida al azar como si de un juego se tratará. El Protocolo, exige respeto a los cargos que ostentan quienes representan a los poderes del pueblo vasco, elegidos por voluntad popular.
Por lo tanto el Protocolo es el criterio de representación y organización mediante el que las ceremonias se celebran para mayor honra y brillo de las instituciones y entidades. El valor simbólico del Protocolo nace del profundo respeto a los valores comunes de una sociedad.

La puesta en escena de un acto bien organizado requiere de una fase previa que es fundamental para su ejecución: el escenario y sus protagonistas, el anfitrión y sus invitados.

El objetivo básico inicial es conocer qué imagen queremos transmitir. A partir de ahí se deberá confeccionar la producción de las secuencias. Si se pretende divulgar el acto a la sociedad, debe cursarse invitación a los medios de comunicación. Sin ellos no podría existir un acto público. Y cuando llega el día señalado, como si de una obra de teatro se tratara, el jefe de protocolo con su makila ordena la ejecución de las diferentes secuencias, todas sucesivas y encadenadas, y previamente ensayadas con el fin que el acto resulte un éxito. Así se plasma la autentica profesionalidad y necesidad del protocolo como organización y orden. El protocolo es un arte, pero también una técnica.

Todas etas materias y disciplinas conjuntamente con las técnicas propias en la organización de actos, impartimos en el curso enunciado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *